Encod.org
Europe


MEMBRECIA DE ORO


MEMBRECIA ROJA


MEMBRECIA VERDE

High Supplies - Cannabis Seeds Shop
PARADISE SEEDS
Patrick Firnkes
Assonabis
Coffeeshop Pink
Asociación Hempower
Percy Grower
Tricomaria.com
DUTSI Cannabis Social Club
FAC
DOUG FINE
COL.CAN.CAN
Bushdoctor
Marco Bruni
Giacomo Oliva
ASOCIACION LLIURE ANTIPROHIBICIONISTA
Bart Behets
The Stoned Society
Ehkeef
Richard Rainsford
Jorge Roque
CASA MARIA
FEDCAC
AIRAM
ASBL SATIVA
LES AMIS DU CSCF
MOUNTAIN HIGH
SIBARITAS MEDCAN
SENSI SEEDS BV
BJÖRN SICKEL
ESTEBAN SÁNCHEZ
NORML FRANCE
SCALVENZI MATTEO
ACMEFUER
LUKAS HURT
MERES POUR LA MARIJUANA
DINAFEM SEEDS
KID DE WINTER
CANNABIS MAGAZINE
ORGANIC EARTH
HPP (ASSOCIATION FOR HUMANE DRUG POLICY)
KREATIV & KULTURVEREIN "LEGAL EUROPE"
CIPRIANO GIL
ASSOCIACIÓ KALI CLUB

MEMBERSHIP / ver todos

 
 
Boletin Encod 115
Publicado el 31 de agosto de 2014 por encod

Cuando el presidente Barack Obama se enfrentó la semana pasada con un video en you tube mostrando a un combatiente islámico que decapita a un periodista estadounidense, se perdió una oportunidad de oro para cambiar el curso de la historia. Podría haber utilizado este momento para mostrar que había aprendido la esencia de un mundo sostenible, en el que se evitan los conflictos y las guerras en todo momento. Pero no: anunció más bombas para eliminar a los terroristas, es decir, más de lo mismo. La similitud con la guerra contra las drogas es sorprendente: la miseria que ambas guerras causan se convierte en combustible para los motores de las limusinas de los que las dirigen: una élite de intereses públicos y privados. El show debe continuar.

Obama, el trabajador comunitario de Chicago, hubiera dicho: "OK, ya basta. Demasiada sangre ha corrido en el mundo, demasiado terror ha sido causado por los occidentales que dijeron que vinieron a proteger, mientras que todo lo que realmente protegieron fueron sus propias ganancias. Lo que ha sucedido es un error totalmente, vamos a encontrar una manera de asegurar de que nadie muere nunca más en este conflicto."

En comparación con otros desastres que están ocurriendo en el mundo hoy en día, la prohibición de drogas a veces parece un problema de lujo, un pequeño detalle en el que personas serias no gastan su tiempo. Está claro que no pasa nada, aparte de un debate académico acerca de si las drogas deberían ser legales o no. Aunque en realidad, la cuestión esencial es otra completamente distinta.

La cuestión esencial es ¿cómo vamos a abordar el tema de una manera sostenible? Hasta ahora, las drogas y la guerra contra las drogas han servido para aumentar y mantener la desigualdad: ya sea como una forma de "drogar a los pobres", o con el fin de reclutar a los clientes, ya sea para la industria de la prisión o de la salud. El propósito de la guerra contra las drogas es proporcionar una clase permanente de personas que son tratadas ya sea como delincuentes o como pacientes, pero nunca como ciudadanos normales con los mismos derechos y responsabilidades que los demás. Y como siempre el punto final es la producción de ganancias gigantes para los que están por encima de todo.

El principal desafío es desarrollar una relación soberana con las drogas - tanto en el sentido de países y comunidades que deciden su propia forma de tratar el tema, así como de los ciudadanos individuales que deben ser capaces de comportarse de manera responsable. Esto último significa que se invierte en la educación, la cohesión social y el empoderamiento de los más débiles - no precisamente son cosas que las sociedades occidentales de hoy en día saben hacer bien.

Entonces, ¿cómo será un mercado de drogas legalizadas? Los experimentos con la regulación del cannabis en los Estados Unidos, Uruguay y España han estado en marcha suficiente tiempo como para hacer una primera evaluación. Y como todavía estamos en un estado de guerra, debemos permanecer críticos de todas las fuentes de información, cualquiera que sea su origen. Debemos considerar que la principal fuente de información confiable debe ser las personas que se ven directamente afectadas por las políticas de drogas, y no necesariamente los académicos o los políticos.

En Colorado, según informes de la prensa, los precios de cannabis al parecer han subido tanto que el mercado negro aún persiste, alimentado por las personas que no lograron formar parte del grupo de empresas que se benefician de la industria del cannabis legalizado. El resentimiento en el ’barrio’ es más o menos así: "Nosotros, los latinos y los afroamericanos fuimo perseguidos ​​de manera desproporcionada en la guerra contra las drogas. Ahora todo se legaliza y quién se beneficia? Los ricos con su dinero para invertir y su falta de antecedentes penales y sus créditos de 800 puntos. Y aquí estamos de nuevo: en las afueras de la oportunidad".

Y en Uruguay el esquema de legalización recientemente anunciado refuerza la impresión de que los planes se veían mejor en la mesa de dibujo que en la realidad resultante. Muchas de las medidas anunciadas para registrar y controlar a la gente y las plantas parecen innecesarias y simbólicas, a menos que haya alguien fuera del escenario quiere monopolizar el mercado. Cuando Uruguay finalmente lanza la venta de cannabis, este se limitará al 15 por ciento de THC, y el gobierno se encargará de toda la cadena de suministro, incluyendo las semillas (sólo 5 especies serán permitidos). Eso podría ser aceptable hasta cierto punto.

Pero con la decisión del país para permitir que las empresas multinacionales de biotecnología operan en sus tierras y cultivan estas especies también abre la puerta a un estado policial de vigilar a sus ciudadanos que se verán obligados a consumir el cannabis "clonado" de Monsanto.

Y entonces ¿qué pasa con los acontecimientos en Barcelona, ​​España, donde el gobierno de la ciudad ordenó el cierre de 49 clubes de cannabis después de haber detectado abusos y graves violaciones al orden público? No está claro en este momento si los motivos por los que están siendo atacados los clubes son verdaderas o falsas, pero si los rumores son ciertos, algunos clubes lavaron millones de euros a través de empresas privadas, otros estaban comprando cannabis al mercado negro y algunos hicieron al revés: cannabis cultivado por los clubes en Barcelona terminó en los coffeeshops de Amsterdam.

Sin embargo, entre la libre empresa de Colorado y el modelo de control estatal de Uruguay, la libertad de interpretación de Catalunya sigue siendo la más preferible, ya que permite que los modelos a pequeña escala florezcan. Sólo en ese tipo de situación se puede salvaguardar la soberanía de la gente. Las personas deben ser conscientes del hecho de que hay códigos de conducta con las drogas, y que si los violan hay consecuencias. También deben ser conscientes del hecho de que el establecimiento de las drogas, que sea legal o no, las está utilizando. Finalmente tienen que entender que ellas mismas deben estar en control de sus propias vidas, ya sea cultivando su propio cannabis, insistiendo en un marco transparente para la producción y distribución de sustancias psicoactivas, así como aprendiendo cómo prevenir el estrés y la ansiedad de forma natural.

Es la espiritualidad, estúpido.

Eso es lo que Obama debería haber dicho.

Por: Joep Oomen (con la ayuda de Peter Webster)

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

La temporada recomienza en el próximo mes con dos eventos de mayor importancia:

Los días 12, 13 y 14 de septiembre Encod atenderá la tercera feria Expogrow en Irún, País Vasco, donde los Clubes Sociales de Cannabis de esencialmente España y Francia se reunirán y discutirán colaboración futura.

Y entre el 26 y el 28 de septiembre se realiza la Asamblea General de Encod en Goricko, Eslovenia. Los socios que no pueden estar presente, todavía pueden delegar su voz y voto a uno de los socios que participarán con un mensaje al secretariado antes del 15 de septiembre. Ver la lista abajo.

Austria: Erec Ortmann (socio individual)

Bélgica: Amigos de la Hoja de Coca, Trekt Uw Plant

Eslovenia: Areal Tribe, Maja Kohek (socio individual)

España: Acmefuer, Asociación Kali, EHKEEF, Urjogabardea

Finlandia: HPP

Francia: Cannabis Sans Frontières, Chanvre et Libertés

Italia: ASCIA, Colettivo Infoshock, PIC, Radio K

Países Bajos: VOC

República Checa: Legalizace.cz, Frantisek Pisarik (socio individual)


 
Boletin Encod 114
Publicado el 31 de julio de 2014 por encod

El uso de sustancias que alteran la consciencia en Grecia es tan antigua como la civilización helénica que va desde los Misterios de Eleusis a la reciente confrontación armada ocasional entre las fuerzas de seguridad y los cultivadores de cannabis en las montañas de Psiloritis de Creta. Los jóvenes de Zoniana parecen disfrutar el hecho de que un pequeño grupo de cretenses todavía es capaz de derrotar a la mayoría de los invasores extranjeros, tal como lo hicieron con los venecianos, los turcos e incluso los alemanes. La historia de estos tipos duros se ha convertido en el argumento del video inolvidable Fuma tu Mito en Grecia

Otro buen ejemplo se encuentra en las Ceremonias de Eleusis en el continente o el hecho de que Creta es considerada uno de los primeros sitios donde el uso de la amapola de opio se ha generalizado bastante después de la caída de la civilización minoica. Grecia se convirtió en un país exportador de hachís a lo largo del siglo 19 y aunque su uso sigue siendo muy criminalizada, permanece un rasgo común de los pueblos mediterráneos.

Hasta hace poco, Grecia conocía unas sanciones muy severas para todo tipo de drogas y una carga social y sanitaria masiva debido a la criminalización y la estigmatización del consumo de drogas.

Por otro lado la política de drogas parece ser la cenicienta política de algún modo minimizado por el curso principal de la continua batalla entre la coalición de izquierda Syriza y el actual gobierno que trata de cumplir con las restricciones económicas establecidas por la troika de la UE. Sin embargo, tanto en Grecia como en Chipre candidatos de los distintos partidos fueron elegidos en el Parlamento Europeo y podrían ayudar a realizar algunos cambios positivos.

Hace unos años pasó una ola de despenalización y una tendencia hacia la aceptación del consumo de drogas en el mundo de los trabajadores sociales y de salud provocó algún pequeño pero importante cambio en Atenas, la ciudad metropolitana con la comunidad más visible de consumidores de heroína en Europa. Hasta entonces, Grecia fue conocido por las leyes de drogas más draconianas de nuestro continente. Y como resultado de la crisis económica la situación ya mugriento había vuelto aún más dramática y los números mostraron un inquietante aumento de infecciones y enfermedades transmitidas por la sangre.

Una nueva ley emitida en 2013 todavía penaliza a los usuarios y les condena con 3 meses de prisión y € 1.000 de multa cuando se ven atrapados con pequeñas cantidades, incluso si estos son considerado para uso personal sin criterios objetivos para distinguirlos de otros tipos de uso (se deja a criterio del fiscal). Incluso si alguien es sorprendido con 5 gramos y declara ser un usuario por primera vez puede ser condenado de esta manera a menos que tenga antecedentes penales claros.

El cultivo de cannabis para uso personal se considera un delito menor y es procesado con 3 meses y € 1000 de multa. Recientemente hubo un caso de un paciente que fue sorprendido con muchas plantas de cannabis, pero no fue encarcelado ya que el fiscal reconoció sus necesidades terapéuticas. Por otro lado, el actual gobierno ha anunciado planes para introducir un nuevo proyecto de ley que acortara las penas para los traficantes a gran escala, los que deben pasar ahora sólo un tercio de la pena, mientras que los usuarios todavía se enfrentan a la persecución normal.

Actualmente, el consumo de cannabis con raíces culturales en Grecia y también de la parte helénica de Chipre es responsable para una parte consistente del espíritu nacional de ambos países.

La música rembetika, literalmente empapada de hachís, aún representa el alma más genuina de la música popular local y su característica falta de armonía se debe a sus melodías circulares orientales. Este género es el subproducto de la ’megali katastrofi’, la gran catástrofe, en referencia a la terrible consecuencia de las guerras turcas griegas y la retirada de la población de habla griega de la costa occidental de Turquía. Como resultado, la población metropolitana se duplicó en pocos meses, debido principalmente a los refugiados de Anatolia en lugar de las personas occidentalizadas que los nacionalistas griegos habían estado esperando ver llegar.

Aquí, en el mar Mediterráneo sudoriental, el rembete más famoso, Markos Vamvakaris, dedicó su canción más famosa de la clase política: "Markos el Ministro":

"Aquellos que se hacen primeros ministros sin duda van a morir. Las personas les persiguen a causa de las cosas buenas que hacen. Nuestro Kondylis está muerto. Venizelou se ha ido y se ha ido Demrziz cuando debería haber encontrado una respuesta. Creo que seré un candidato para convertirme en primer ministro. Así que seré capaz de dar un paseo todo el día, comiendo y bebiendo como loco. Así que me defenderé en el Parlamento y daré órdenes a todo el mundo. Dejaré que todos fumen el narghile y así todos estarán completamente colocados. "

El autor griego Ilias Petropoulos (foto) pasó algunos años en la cárcel durante la última dictadura a causa de una gran investigación que hizo de esta cultura underground. Se dio cuenta de que para muchos griegos existe una profunda relación entre la música, la danza y el fumar hachís. Finalmente Petropoulos escribió un libro, el santo hachís, que recuerda cómo este patrimonio cultural crea una especie de polarización frente a los poderes existentes.

"Estas fuerzas entrelazadas, que son difícilmente compatibles la una con la otra, pero que son complementarias y están en involución continua - en forma de cristal en algunos períodos y explosivas en otros. Los usuarios son las víctimas predestinadas. Nadie nunca ha pedido su opinión. Pero el último fumador de hachís sabe cosas que ni siquiera se imagina el más famoso de los profesores. Naturalmente, como todo el mundo, he aprendido las lecciones obligatorias sobre el tema, es decir, que el hachís es una droga satánico, que los que abusan de él terminan con perder su cuerpo, que el Estado debe bloquear el tráfico de hachís, que el sistema judicial protege nuestra hijos, que la policía no duerme con el fin de proteger a nuestro bienestar, y tantas cosas similares. Hace 20 años, cuando estaba escribiendo los tres párrafos sobre el hachís y la adicción a las drogas en Rembetika tragudia, yo estaba en una situación contradictoria, desde el punto de vista psicológico e ideológico. "

Para Petropoulos la cultura underground, el kosmos ipogeios, representa una fuente de valores, experiencias y conocimientos que están en oposición continua a la sociedad consolidada. "Me encantan los locos y los fumadores de hachís, los ladrones y las prostitutas porque luchan contra cualquier forma de poder, pero los amo aún más porque tienen éxito para sobrevivir a la policía, la ley penal, a pesar de la repugnante moral de los pequeños burgueses, pero sobre todo a pesar de su propia pasión llameante ".

Actualmente las políticas de drogas griegas están representadas en la obra de Okana, la organización nacional contra las drogas, que a pesar de su denominación oficial está implementando en realidad algunas medidas de reducción de daños muy interesantes con la apertura de la primera sala de consumo para los consumidores de heroína en el centro de Atenas. También como resultado de las epidemias en alza.

Otra evolución importante ha sido el cambio de paradigma en los servicios de drogas que han abandonado en todo el mundo la consigna de la guerra contra las drogas a favor de un trabajo más pragmático y de aceptación. Sin embargo, algunos términos siguen refiriendo a la fallida guerra contra las drogas, como por ejemplo el título de ’Departamento contra las drogas’ y denominaciones similares, que aún conservan algún tipo de complicidad con el régimen anterior basado en la propaganda y en la mentira.

No hace falta decir que Grecia debería ser el primero en experimentar algún tipo de progreso. Y del mismo modo, nuestros amigos y patriotas chipriotas quisieran entrar en el mundo post-prohibicionista. Todo depende de nosotros.

Por Enrico Fletzer

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

¿Cuáles son las perspectivas para la creación de la paz de drogas ahora que el mundo parece estar acercándose a la guerra? Los acontecimientos recientes en Israel y Ucrania podrían muy bien y rápidamente cambiar el marco geopolítico en que vivimos. Pase lo que pase, el llamado para más soberanía en la política de drogas en Europa - y menos obediencia ciega a los EE.UU. o la ONU - parece cada vez más legítima. En el otoño, comenzaremos nuestro trabajo hacia el Parlamento Europeo para obtener apoyo para esta posición.

Pero primero, vamos a celebrar nuestra Asamblea General anual, del 26 al 28 de septiembre, en Goricko, Eslovenia. Todos los socios de Encod son cordialmente bienvenidos a asistir. Durante tres jornadas, vamos a discutir algunos asuntos internos y propuestas de estrategias para lograr reforma en Europa. Por favor regístrese antes del 1 de septiembre. Ver aquí por una agenda y un formulario de inscripción.

Los socios de Encod que no pueden participar pueden dar su mandato a otros socios que si estarán presentes.


 
Boletin Encod 113
Publicado el 1ro de julio de 2014 por encod

Activistas, empresas, consumidores y productores de cannabis de toda Europa se reunieron en Amsterdam el 15 de junio para celebrar el Día de la Liberación de Cannabis, el festival gratuito anual organizado por la VOC (Unión por la abolición de la prohibición del cannabis). La política holandesa de cannabis sigue sufriendo las consecuencias de ’la ley de la desventaja de un buen comienzo".

La sexta edición del ’Día de la Liberación del Cannabis’ tuvo lugar por primera vez en el hermoso Flevopark de Amsterdam y atrajo a visitantes de Bélgica, Alemania, Reino Unido, España, Francia, la República Checa, Italia e incluso Dubai. Uno de los temas más discutidos fue la desaparición de la política de cannabis tolerante y pragmática de Holanda. En los últimos quince años las cosas han ido de mal en peor, con una disminución constante del número de coffeeshops de más de 1.500 en los años noventa a alrededor del 600 en la actualidad y las medidas represivas como el ’weedpass"y la propuesta de maximizar el contenido de THC a 15% .

¿Por qué un país que llegóa a ser (tristemente) famoso en el mundo por su política liberal de cannabis ha adoptado una política de tolerancia cero, con un enfoque del estilo ’guerra a las drogas’, mientras que el resto del mundo está yendo hacia la liberalización?

La respuesta puede encontrarse en la llamada ’ley de la desventaja de un buen comienzo’, concepto acuñado por el historiador holandés Jan Romein en 1937. Uno de los ejemplos Romein utiliza para explicar esta ley es la iluminación callejera de Londres, una de las primeras ciudades en el mundo en introducirla a gran escala. La electricidad aún no se había inventado, así que las primeras lámparas de la calle en Londres funcionaban con gas.

En el momento que otras ciudades siguieron este ejemplo, ya estaba disponible la electricidad, por lo que estas ciudades instalan farolas eléctricas desde el principio. La ventaja de Londres resultó siendo una desventaja cuando se trataba de la modernización de su sistema.

Es una sorprendente analogía con respecto a lo que ha sucedido con la política holandesa de cannabis durante los últimos quince años. En 1976, los Países Bajos fueron el primer país del mundo en despenalizar la posesión de pequeñas cantidades de cannabis para uso personal. Para hacerlo posible, se introdujo una separación entre los productos del cannabis y otras drogas ilegales en el ’Opiumwet’ (Ley del Opio, que trata de todas las drogas ilegales).

Esta separación llevó consigo una separación de los mercados de drogas. El objetivo era -y sigue siendo- crear una situación en la que las personas que quieren comprar cannabis pueden hacerlo en un entorno seguro, en el que no están expuestos a otras drogas ilegales con mayores riesgos para la salud, tales como la heroína o la cocaína.

Para comenzar hay que desmentir un error muy común, aún siendo difundida por el gobierno actual: los coffeeshops nunca fueron "planificados" por las autoridades. Las primeras directrices de la policía fueron dirigidas a los denominados "distribuidores caseros", que operaban en los centros juveniles como ’Paradiso’ y ’Melkweg’. Es sólo gracias a empresarios inteligentes que el coffeeshop como lo conocemos hoy en día comenzó a existir. Ocurrió más a pesar de que gracias a los gobiernos de la época.

Avancemos rápidamente hasta el año 2014. El mundo ha cambiado de manera espectacular. Atrás han quedado los días en que Holanda era el único país con una política liberal de cannabis. La lista de estados que han despenalizado o legalizado el cannabis parece crecer cada mes: Uruguay, Colorado, Washington, España, Bélgica, Portugal, la República Checa.... Aunque en Holanda todavía estamos luchando con farolas alimentadas con gas, estos países han elegido soluciones mucho más prácticas.

Con la propuesta del gobierno holandés de limitar la cantidad de THC en el cannabis que se vende en los coffeeshops al 15% parece que se ha llegado al punto más bajo en el declive de la política holandesa. La separación fundamental entre el cannabis por un lado y las drogas como la heroína y el crack por otro será abandonada si el gobierno sale con la suya. Cualquier hierba o hachís que contiene más de 15% de THC se considerará una droga dura. Los coffeeshops que ofrecen ’cannabis fuerte’ serán cerradas a causa del supuesto suministro de "drogas duras". Los cultivadores de cannabis ahora corren el riesgo de ser perseguidos de la misdma manera como los productores de metanfetamina y heroína.

El VOC está trabajando duro para convencer a los miembros del parlamento holandés que esta medida es tan peligrosa como absurda. El fundamento mismo de la política moderna de drogas holandesa está en juego.

Para empeorar las cosas, el "Raad van State ’, un consejo asesor importante del gobierno en asuntos legales, ha juzgado que es legítima la discriminación de turistas en los coffeeshops, mediante un verdicto largamente esperado, el pasado 18 de junio. El Consejo declaró que la prohibición el acceso de no residentes holandeses a los coffeeshops es una forma de discriminación, pero sin embargo, está permitido como instrumento para luchar contra el mal del ’turismo de drogas’.

El ministro holandés de Justicia, Ivo Opstelten, siempre ha sostenido que todos los coffeeshops, incluso los de Amsterdam, ’finalmente’ tendrían que prohibir el acceso a los no residentes. En este momento, sin embargo, sólo alrededor del 15% de todos los coffeeshops holandeses - aquellas en las tres provincias del sur - están obligados a negar a los no residentes. Esta "brecha Norte-Sur" parece contraria a una política nacional creíble y coherente. Algo que resume bastante bien la política de cannabis holandeses en el siglo 21: lo contrario de creíble y coherente.

La buena noticia es que la Ley de la desventaja de un buen comienzo ya no se aplica a los Países Bajos. Barcelona ​​tiene más de 250 Clubes Sociales de Cannabis, mientras que Amsterdam tiene solamente 200 coffeeshops. Uruguay ha legalizado el cannabis a nivel nacional. Nos han superado, la ventaja se ha ido para siempre. Y en estos días, las lámparas de la calle en Londres son alimentadas ​​por electricidad, ¿no es cierto?

Por Derrick Bergman

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

Cada socio de Encod está invitado a atender la Asamblea General en Goricko, Eslovenia, del 26 al 28 de septiembre. Por favor regístrese antes del 1 de septiembre si desean estar seguros de aprovechar de un apoyo para los gastos de viaje y estadía.

Fotos por Gonzomedia


 
Boletin Encod 112
Publicado el 30 de mayo de 2014 por encod

En noviembre de 2013, un ataque sin precedentes tuvo lugar a los growshops en la República Checa por la Brigada Nacional Antidrogas que está dirigido por los agentes de policía típicos de las campañas de "Reefer Madness". Desde entonces, la situación ha evolucionado y las últimas noticias respecto a las primeras decisiones judiciales son bastante inquietantes. También hubo cambios significativos en el código de la despenalización y en la ley sobre el cannabis medicinal - aquí encuentra el resumen de todo ello.

La República Checa ha sido siempre descrita como un paraíso para consumidores de cannabis por casi todos los extranjeros aficionados a cannabis que alguna vez han visitado este país en el corazón de Europa. Aunque las leyes de drogas siempre han sido similares a otros países europeos "liberales", el ambiente en general - una actitud simpática de la opinión pública y una actitud indulgente de las autoridades hizo que las personas cultivaban cannabis en casa y fumaban en las calles. Nadie tuvo problemas con eso y en la mayoría de los casos, la policía acaba de pasar y dejar las fumadores solo (lo mismo cuando veían accidentalmente algunas plantas en el jardín).

El gobierno también emitió un acto en 2010 que establecía las cantidades de todos los medicamentos que una persona podría poseer (y cultivar) sin cometer delito. En comparación con otros países europeos, era bastante "generoso" : 15 gramos de flores secas de cannabis, 5 plantas en crecimiento y, por ejemplo, en el caso de la heroína, la cantidad tolerada fue de 2 gramos.

Cuadrillas vietnamitas y confusión en la aplicación de la ley

Sin embargo, las cosas empezaron a cambiar hace dos o tres años, porque la policía estaba descubriendo lugares de cultivo cada vez más grandes, dirigidos mayormente por bandas vietnamitas que se trasladaron a la República Checa sobre todo desde Canadá y el Reino Unido durante los últimos 10 años con el fin de producir enormes cantidades de cannabis para su venta en Alemania y otros países de la UE .

En los últimos años también hemos visto un enorme aumento en el número de pequeños growshops que vendían productos legalesn desde libros sobre el cannabis, semillas, fertilizantes, macetas y lámparas. Todo lo que cualquiera podía comprar en cualquier supermercado grande. Era obvio para todos que estos growshops fueron visitados en su mayoría por personas interesadas en el cultivo de cannabis, pero seguían cumpliendo con las leyes vigentes en la mayoría de los casos. Todos los expertos en políticas de drogas confirmarían que la mayoría de los clientes de estas tiendas eran pequeños productores y personas enfermas que necesitan cultivar cannabis para su tratamiento.

El actual jefe de la Brigada Nacional Antidrogas Jakub Frydrych en repetidas ocasiones dijo que la policía no se centraba en los productores de pequeña escala y los usuarios individuales, sino en las bandas que normalmente compran sus equipos de otras fuentes criminales y que no iban a los pequeños growshops en los centros urbanos, etc. Este fue la inteligente forma de actuar de la policía de la que los checos estábamos orgullosos.

Sin embargo, desde principios de 2013 Frydrych comenzó a difundir la idea de que los growshops y la entera comunidad de consumidores de cannabis son una "amenaza significativa para la sociedad" y que los growshops están "extendiendo la toxicomanía " (un término muy vago en nuestro código penal), porque están vendiendo todo lo necesario para cultivar cannabis "bajo un mismo techo".

La Corte Suprema condenó a dos propietarios de un growshop a principios de 2013 por haber difundido la toxicomanía y aunque nuestra ley no debe ser (y nunca ha sido) basada en precedentes individuales (a diferencia de los británicos, por ejemplo), Frydrych y sus hombres han anunciado que esto les bastaba para empezar la acción y atacaron a cerca de 80 de los 100 growshops en noviembre de 2013. Los expertos públicos de drogas condenaron ello como una pérdida de dinero y recursos y la destrucción de negocios legítimos que no afectaría en absoluto a la enorme mafia.

La entera comunidad de consumidores de cannabis esperaban que el sistema de justicia llegaría a la conclusión de que la policía no puede crear sus propias leyes y que si iban a iniciar el enjuiciamiento de los comercios para la venta de fertilizantes y tierra, tendrían que intervenir a todos los supermercados del país. Por desgracia, la primera decisión judicial en febrero mostró que los jueces no entienden realmente el tema de las drogas - hasta ahora nadie ha sido encarcelado, pero los primeros cuatro o cinco acusados ​​recibieron entre uno y dos años de privación de libertad condicional y sus bienes fueron confiscados, lo que significa que su negocio fue destruido con eficacia.

Otro fallo de la Corte Suprema en abril de 2014 redujo los montos mínimos para la posesión de todas las drogas (el límite de cannabis está ahora a 10 gramos de flores secas y cero plantas en crecimiento cero, la heroína a 1 gramo etc) y uno de los jueces interpretó la decisión como un " paso importante en contra de la propagación del consumo de drogas y la producción en el país", que sólo muestra su total falta de comprensión de la cuestión.

La situación de cannabis medicinal

Desde el 1 de abril de 2013, el cannabis medicinal es legal según la legislación checa. Sin embargo, el ex jefe del Ministerio de Salud Leoš Heger y el Instituto Estatal de Control de Drogas hicieron todo lo posible para evitar que los pacientes reciban cualquier cantidad de cannabis, porque el ministro consideró todo el cannabis medicinal un engaño. Ahora después de más de un año, ni un solo paciente recibió un solo gramo de cannabis. Sin embargo , hay un nuevo ministro de salud desde febrero y él parece ser mucho más abierto a la idea de hacer accesible el medicamento lo más antes posible a todos los pacientes que podrían encontrar alivio adecuado en él.

Esperemos que con el cambio en la posición gubernamental sobre el cannabis medicinal, más sentido común llegará al Ministerio del Interior y el ministro reconsiderá los actos de la Brigada Nacional Antidrogas y su jefe Jakub Frydrych dejará de comportarse como Dios todopoderoso que conoce mejor que los médicos y expertos en drogas cómo abordar el problema de las drogas. Parece que aparte de él, todo el mundo en la República Checa y en la UE sabe que la represión, especialmente a la comunidad de cannabis, no es el paso en la dirección correcta - en realidad es todo lo contrario.

Por Lukáš Hurýsek

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

En las elecciones para el Parlamento Europeo, 19 diputados fueron electos que firmaron el Manifiesto de Encod por Políticas Seguras y Sanas en la UE. Vamos a empezar a contactar con ellos en junio y preparar una campaña de presión en curso para promover las iniciativas de reforma en el Parlamento Europeo a partir de septiembre de 2014.

Más detalles serán discutidos durante la próxima Asamblea General de Encod en Eslovenia en septiembre.

Desde el primero de junio de 2014, el secretariado de Encod estaría ubicado en una nueva oficina en Haantjeslei 213, 2018 Amberes.

Estaremos presentes en el Día de la Liberación de Cannabis en Amsterdam el domingo 15 de junio


 
Boletin Encod 111
Publicado el 30 de abril de 2014 por encod

En las próximas tres semanas los partidos políticos en 27 países harán todo lo posible para seducir a extremo a los ciudadanos a que voten en las elecciones al Parlamento Europeo. Su tarea no es fácil: desde la primera vez en que se organizaron estas elecciones (1979) la participación ha caído de 62 a 43 % en 2009. La creciente desconfianza hacia "Bruselas" y su capacidad para encontrar soluciones a los verdaderos problemas de la gente es como un virus que contamina a todos los involucrados con las instituciones europeas - incluyendo aquellos que desean reformarlos.

El Euro-escepticismo es una consecuencia obvia del hecho de que la Unión Europea comenzó como un sueño de los políticos, pero resultó ser una pesadilla administrada por tecnócratas. La forma en que Bruselas se ha ocupado de la cuestión de las políticas de drogas puede servir como un excelente ejemplo de este proceso. A principios de los 90 el presidente francés Mitterand hizo un esfuerzo para desarrollar una visión auténticamente europeo (y por lo tanto no estadounidense) sobre la política de drogas, que incluiría una fuerte implicación de los ciudadanos afectados. Unos años más tarde, la burocracia de la UE se las había arreglado para convertir esta visión en la denominada "enfoque equilibrado", basado en el consenso y sin visión, gusto, olor ni color, gris como el cielo sobre Bruselas.

Este "enfoque equilibrado" cubre una amplia gama de opciones a menudo contradictorias, pasando del ideal de la "tolerancia cero" en Suecia a los modelos en Portugal y los Países Bajos, donde la venta abierta de pequeñas cantidades de drogas se tolera. Los gobiernos de la Europa occidental están orgullosos de exportar programas de ’reducción de daños’ al Europa del Este, mientras que la principal fuente de los daños relacionados con las drogas (el hecho de que se producen, distribuyen y consumen ilegalmente ) permanecen intactos e indiscutibles.

Un número creciente de países europeos han regulado la importación y distribución de cannabis y sus derivados producidos por empresas privadas que trabajan con el permiso de sus gobiernos, mientras que los ciudadanos que cultivan para su propio uso (medicinal) corren el riesgo de ser criminalizados. En España y Bélgica, las autoridades miran por otro lado mientras que los ciudadanos toman la responsabilidad de establecer un modelo para la regulación del cannabis que tiene como objetivo la salud y la seguridad pública. Los Clubes Sociales de Cannabis son los conejillos de indias de la política de drogas de mañana. Si tienen éxito, las grandes empresas están listas a copiarlos; si no, la represión continúa.

Sin embargo, muchos europeos fijan su esperanza en la UE más que en sus propias autoridades nacionales a la hora de tocar las políticas de drogas. Después de todo fue el Parlamento Europeo que votó el conjunto de recomendaciones más radicales para poner fin a la guerra contra las drogas que jamás fueron aprobadas por un parlamento en Europa.

Si estas recomendaciones (formuladas en el informe Catania, con el apoyo de una mayoría de los eurodiputados en diciembre de 2004 ) se hubieran puesto en práctica, las políticas de drogas de hoy en día en Europa se habrían basado en la realidad y no en los juicios morales. Los gobiernos hubieran invertido activamente en la investigación y el uso de las plantas actualmente ilícitas con fines benéficos, y se hubiera creado ya un espacio legal para iniciativas de bajo umbral y de base tales como los Clubes Sociales de Cannabis.

Por otro lado, Europa ofrece una excelente oportunidad para comparar los resultados de diferentes políticas de drogas lo que puede resultar útil para desarrollar políticas de drogas más racionales. El hecho de que los enfoques más tolerantes no han producido mayores tasas de consumo de drogas es la mejor manera de desacreditar la teoría de la prohibición como una herramienta necesaria para la prevención de drogas. Lo que urgentemente se necesitaría agregar a esta conclusión son datos comparables sobre el gasto público relacionado con las drogas, por lo que los ciudadanos de países con políticas represivas pueden ver lo mal que se gastan sus impuestos.

El escepticismo puede ser una actitud comprensible y razonable siempre y cuando se refiere a las expectativas hacia la UE. No importa cuántas recomendaciones surgirán desde el Parlamento Europeo, son los gobiernos nacionales que son en última instancia responsables de las políticas de drogas, y el sometimiento de su base filosófica - la prohibición - al control de los parlamentos nacionales. Por lo tanto, las decisiones finales para desmantelar el aparato de guerra contra las drogas tendrán que ser tomadas a nivel nacional, probablemente después de una creciente presión de las autoridades locales que han comprendido el impacto devastador de la guerra en sus comunidades.

Sin embargo, es en el ámbito europeo donde la información pueda circular libremente independiente de las limitaciones ideológicas que a menudo caracterizan el debate político nacional. Quizás es precisamente porque los riesgos son menores que en las capitales de los Estados miembros, que diputados ambiciosos y dispuestos a luchar por una causa justa pueden tener mejor suerte en el esfuerzo de ganar los corazones y las mentes de sus colegas.

En las últimas semanas, Encod ha comenzado a identificar a los candidatos para las próximas elecciones al Parlamento Europeo que reafirman su apoyo al informe Catania y, una vez que han sido elegidos, continuarán a poner esta cuestión en conocimiento de las autoridades de la UE. Más de 40 candidatos de 12 países han firmado el Manifiesto por Políticas de Drogas Seguras y Sanas. Por lo menos los ciudadanos de Alemania, Bélgica, Eslovaquia,Eslovenia,Francia, Grecia, Irlanda, Italia, los Países Bajos, Portugal, República Checa y el Reino Unido pueden ahora votar por un candidato que se ha comprometido a colaborar activamente para poner fin a la guerra contra las drogas .

Precisamente porque el número de votantes el 25 de mayo será bajo, será más fácil obtener escaños. Así que los que quieren saber dónde poner una cruz el 25 de mayo, mantengan un ojo en el sitio web de Encod en las próximas semanas. También puede participar en la campaña usted mismo poniéndose en contacto con los candidatos de su país (ver mapa para los detalles).

Por Joep Oomen

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

Como muchos socios tambien el secretariado de Encod está ocupado de organizar la Marcha Global de la Marihuana. Se organizará por la novena vez en Amberes el 10 de mayo. También se prepara una mudanza de la oficina puesto que desde el 1 de junio se tiene que desalojar el local actual.

La Asamblea General de Encod será realizada desde el 26 al 28 de septiembre, 2014, en el Goricko Art Center, Eslovenia. Ver aqui por un formulario de inscripción.


 
Boletin Encod 110
Publicado el 31 de marzo de 2014 por encod

El filósofo alemán - americano Adorno dijo una vez que no "tenía miedo al regreso de los fascistas con la cara de fascistas, pero sí del regreso de los fascistas con la cara de demócratas”. El dicho bien puede ser aplicable al caso de los lobos en piel de cordero que acabamos de ver en acción durante la reciente reunión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU en Viena.

Qué debemos pensar de las declaraciones de Raymond Yans, jefe de la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), quien dijo que los tratados de la ONU jamás tuvieron la intención de prohibir las drogas, sino de medicalizarlas? O las de Yuri Fedotov, director de la Oficina de la ONU sobre las Drogas y el Crimen, quien caracterizó como "heroes" a las organizaciones de la sociedad civil que tratan de abrir el debate de las drogas?

En Viena, al parecer había un acuerdo general sobre el hecho de que la criminalización de consumidores de drogas es un insulto al sentido común. Sr. Michel Kazatchkine del programa de VIH de las Naciones Unidas declaró que la criminalización es el motor principal detrás de las pandemias de VIH y Hepatitis en Asia Central y Europa del Este. Parece una señal que indica en qué tiempos estamos viviendo, puesto que durante muchos años, la salud pública y las políticas de drogas pertenecían a dos campos opuestos al nivel de la ONU.

De hecho, el enfoque de la tolerancia zero y la prohibición está perdiendo terreno rápidamente a favor de un cambio de paradigma hacia lo que Sr. Fedotov ha nombrado un ’enfoque más equilibrado’. Desde lo que se escucha desde muchos países, la persecución criminal está siendo remplazada poco a poco por medidas administrativas y un enfoque altamente medicalizado.

Los que abogan por la línea dura aparentemente están en una crisis profunda. En su llamado "Diálogo Informal con la Sociedad Civil" Raymond Yans, como si fuera un representante del Politburo de la Unión Soviética de los años 50, leyó de un papel sus respuestas a preguntas cuidadosamente preparadas y no concedió una sola intervención de la sala. Un grupo de ONGs prohibicionistas hizo un último esfuerzo desesperado por ser innovador al presentar una nueva plataforma internacional en defensa de la prohibición de drogas bajo el nombre: El Futuro de la Política de Drogas. Sin embargo, la edad promedia de los que apoyaron esta iniciativa indicó claramente que representaron sobre todo el Pasado de la Política de Drogas.

La reunión de la Comisión de Estupefacientes también pudo verse como un paso hacia la próxima Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU, un importante evento concernando las futuras políticas de drogas en el mundo que tendrá lugar en 2016 en Nueva York. Es el lugar donde la guerra de propaganda contra las drogas logró tener su punto culminante en 1998, cuando el entonces director ejecutivo de la ONUDD Dr. Pino Arlacchi lanzó su notorio plan de diez años: ”Un mundo libre de drogas, podemos hacerlo!”. Hoy en día suena como un chiste malo, pero en ese momento estaba en serio.

Hoy los pocos que siguen siendo partidarios de la tolerancia zero están alrededor de figuras como la reina Silvia de Suecia quien anunció que organizará una reunión en Estocolmo para todos los que desean resistir los cambios. Nos debería preocupar? Probablemente deberíamos tener cuidado, como con los obstáculos que surgen inesperadamente en nuestro camino, recordando el famoso proverbio turco:”los lobos están ladrando pero la caravana continua.”

Podemos ver que los oponentes a las políticas justas y eficaces y de la regulación legal están en un estado de retirada estratégica aunque no abandonarán fácilmente sus posiciones. Este es el caso de algunos científicos dudosos que pretenden construir una especie de Comisión Global de Celebridades a fin de mantener una posición dominante sobre el futuro de las políticas de drogas globales. Algunos candidatos seguramente mantendrán que el cannabis produce huecos en el cerebro o los que siembran cannabis estarán cosechando opiáceos.

Muchos países aún no pueden implementar medidas de reducción de daño. Por supuesto Rusia podría aprender mucho de Crimea si sólo quisiera, tal como fue sugerido por el presidente de Encod Janko Belin en una carta abierta a Vladimir Putin.

Por otro lado, la regulación legal de mercados de drogas no fue tratado en la agenda oficial de la Comisión de Estupefacientes todavía. Una sesión de la Organización de Estados Americanos mostró que los países latinoamericanos no quieren dar ninguna prescripción pero sí desean aclarar el ideal de las diferentes posiciones que están presentes en el debate global de las drogas en las Américas. Al opuesto de la regulación del mercado de cannabis en Uruguay, una solución extrema sería la completa cesión de la soberanía sobre el tema de las drogas a los carteles criminales ya existentes.

Por supuesto estas simplificaciones son extremas, aunque la idea de la cesión de soberanía parece muy similar a la actual situación. Como puede ser que una sociedad moderna acepta que parte de su riqueza y su bienestar termina en las manos de criminales?

Fue exactamente ello el sentido del discurso que Encod presentó sobre el tema del blanqueo de dólares. Participando surante 180 segundos en la Mesa Redonda de la Comisión de Estupefacientes, el autor norteamericano Doug Fine dijo ”Durante este tiempo, el narcotráfico internacional ha generado 180 x 12.683 USD. Es 2 millones y 282 mil dólares. Una vez que esta reuninón habrá terminado “este beneficio criminal habrá tenido unas ventas totales de 9 mil millones, 862.300. 800 dólares.” Podríamos utilizar este argumento una y otra vez. La prohibición es una operación costosa e inútil y los que la mantienen deberían rendir cuentas.

No abandonemos la lucha!

Por Enrico Fletzer

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

Entre el 22 y el 25 de mayo, habrá elecciones para el Parlamento Europeo en todos los países de la UE. Encod mobilizará el voto para candidatos que se expresan a favor del Manifiesto por Políticas de Drogas Sanas y Seguras.

Todos aquellos que desean apoyar esta campaña son solicitados de enviarnos las coordenadas de los candidatos para las elecciones al PE en su país.

También pueden contactarles directamente y proponerles de firmar el manifiesto. Si recibimos su firma, comenzaremos a mobilizar a la gente de votar por ellos.

Pronto también tendremos noticias sobre la próxima Asamblea General de Encod, probablemente en septiembre en Eslovenia. Por favor guarda un ojo al sitio web...


 
Boletin Encod 109
Publicado el 1ro de marzo de 2014 por encod

En muchas maneras la Comisión de Estupefacientes de la ONU es la raíz de todos los males en lo que concierne a la prohibición de drogas. Los tres Tratados de la ONU sobre las Drogas (de 1961, 1971 y 1988) limitan gravemente a los estados miembros en el desarrollo de políticas de drogas que no se basen en la represión y la criminalización. Pero el ‘Muro de Berlín de la prohibición de drogas’ está comenzando a mostrar cracks y huecos, gracias a países corajosos como Uruguay y Bolivia, y estados americanos corajosos como Colorado y Washington. Bolivia legalizó el uso tradicional de la hoja de coca, los otros territorios mencionados legalizaron el cannabis. Con o sin el permiso de la ONU.

El año 2014 bien podría ser un año crucial, con muchos países del mundo mirando de cerca a Uruguay y los EEUU. Dentro de los EEU ya es visible el efecto domino. Toda una serie de estados está planificando referendums para legalizar el cannabis, para fines medicinales y recreativos.

El debate sobre el fracaso de la guerra a las drogas está creciendo en casi cada país europeo y sudamericano. La 57ª sesión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU del próximo mes, al contrario de ocasiones anteriores, promete ser un evento interesante, ya que debe reponder a estos acontecimientos. Tal como explica el presidente de Encod Janko Belin: “La Comisión de la ONU no puede seguir como de costumbre. Este año es diferente. El mensaje está claro: necesitamos cambios reales y ahora es cuando.”

Encod prepara varias acciones en Viena. En primer lugar, al llegar al centro de la ONU, los delegados gubernamentales serán saludados por los’Kaffeeschnüffler’ (’Esnifadores de café’). Estos esnifadores pertenecieron a un grupo de alrededor de 400 verteranos descapacitados del ejército, empleados por el rey de Prusia Federico el Grande durante la segunda mitad del siglo XVIII. Su trabajo fue de hacer respetar la prohibición de los granos tostados de café, una bebida ilegal en aquella época. Andaban por la ciudad esnifando si alguien estaba tostando o preparando café, para que pudiera ser detenido y encarcelado.

El rey de Prusia no fue el primero en tomar este tipo de medidas: a través de la Edad Media el café había sido prohibido por autoridades tanto musulmanes, cristianas y judías, quienes temían su efecto psicoactivo. El café fue considerado como un estímulo para espíritus rebeldes. El motivo de Federico fue más económico, puesto que su país, al carecer de colonias productoras de café, tuvo que importar el producto a un costo alto. Sin embargo, entre otros porque a Federico mismo le gustaba mucho el café, finalmente se suspendió la medida.

Puesto que virtualmente todos los delegados en la ONU estarán bebiendo café, no se perderán la ironía. Por ello, algunos socios de Encod también plantarán esquejes de cannabis en frente del edificio de la ONU, mientras que adentro, una delegación de cinco personas participará en los debates.

La delegación consistirá de Chakib El Khayari, un activista de derechos humanos y portavoz del movimiento por la legalización del cañamo en Marruecos, el escritor norteamericano Doug Fine (’Hemp Bound’, ’Too High To Fail: Cannabis and the New Green Economic Revolution’), Dionisio Nuñez, el ex-viceministro de la hoja de coca de Bolivia, el presidente de Encod Janko Belin y su coordinador, Joep Oomen. El viernes 14 de marzo, uno de ellos pronunciará un discurso de 3 minutos en la asamblea plenaria sonre el tema de "Medidas para luchar contra el Blanqueo de dólares y incrementar la cooperación judicial internationacional."

Pero el objetivo de la presencia de Encod en Viena es más que todo informar al mundo en directo sobre qué exactamente está pasando adentro. Por ello un equipo de períodistas trabajará día y noche para realizar entrevistas con delegados y elaborar informes de la reunión de la Comisión. Cada noche del 13, 14 y 15 de marzo, un centro de prensa alternativa que habrá sido establecido en Viena informará sobre los procedimientos, producirá notas de prensa, entrevistas y comunicados, y cubrirá todo por Twitter en directo.

Entonces, ponga atención al sitio web de Encod en marzo y difunde los videos You Tube y otra información que será disponible allá.

La prohibición de sustancias y plantas que las personas deseamos consumir es una idea muy errónea. El gran filósofo Spinoza ya lo comprendió cuando escribió estas líneas hace más o menos 350 años:

“Todas las leyes que pueden ser violadas sin hacer ningún daño a nadie serán ridiculizadas. Están tan lejos de contribuir al control de los deseos y la pasión del hombre que, al contrario, dirigen e incitan los pensamientos de los hombres hacia justamente estos objetos; porque siempre vamos hacia lo prohibido y deseamos las cosas que no nos dejan tener. El que intenta determinar todo por la ley fomentará el crimen en lugar de reducirlo. Además, a los hombres que buscan placer nunca les falta ingenuidad necesaria para desafiar leyes que regulan cosas que no pueden ser enteramente prohibidas.”

Por Derrick Bergman


 
Boletin Encod 108
Publicado el 31 de enero de 2014 por encod

En Italia, como en otros países europeos, hay una sensación de que pronto, algo podría estar cambiando en cuanto se refiere a la política de cannabis. Probablemente, esto se debe a la tendencia que está ocurriendo en las Américas, pero también a la crisis de los partidos políticos tradicionales en el viejo continente. Europa es también el lugar central para el desarrollo de los movimientos por los derechos civiles que luchan por un cambio, y las elecciones para el Parlamento Europeo serán una ocasión muy importante para una posible renovación de las políticas de drogas. Esa podría ser la razón por la que muchos antiprohibicionistas perciben que Encod juuega un papel clave para acabar con la prohibición a través de un proceso de cooperación internacional.

También estamos viendo cambios en Italia. El riesgo típico de Italia es que todas las cosas parecen cambiar, pero al final, nada cambia. Por ejemplo, podría limiitarse a una limpieza superficial en el sistema de prisiones en lugar de deshacerse de las leyes desfavorables. Probablemente es la estrategia del ejecutivo italiano para no actuar de verdad sobre las proscripciones que recibió del Tribunal de Derechos Humanos de la UE. Posteriormente , el país tendría un acceso sin problemas a la Presidencia de la UE a pesar de que continuarían las violaciónes estructurales de los derechos humanos en las comisarías de policía y las cárceles italianas.

Recientemente han habido muchas declaraciones a favor de la despenalización del consumo y el cultivo de cannabis provenientes de actores políticos inesperados como los liberales de derecha, e incluso de las filas racistas de la Lega Nord. La tendencia es positiva, ya que el Ayuntamiento de Torino votó una propuesta en relación con el cultivo de cannabis en casa y la despenalización que pronto será discutida en Roma, Milán y otras ciudades. Fue una votación muy divisiva. No solamente dividió a los demócratas, sino también a otros partidos. Diarios conservadores como La Stampa y el Panorama semanal han declarado que un abrumador 90 por ciento de sus lectores están a favor de la regulación del cannabis. El debate es bastante abierto, y incluye también los puntos de vista de algunos intelectuales famosos especializados en las historias de la mafia.

En Italia, el antiguo bastión de cáñamo de Europa Occidental, por fin existe alguna señal de optimismo. En Bolonia los ancianos lo llamarían el aroma del cañamo. Esto es particularmente cierto para los activistas italianos que están esperando el 11 de febrero, cuando el Tribunal Constitucional se pronunciará sobre la constitucionalidad de las leyes sobre las drogas que fueron adoptadas, lo que contradice el principio de la proporcionalidad en cuanto a la igualdad de cannabis con la heroína. Además, la ley se produjo en circunstancias muy dudosas. Se le podría llamar un lío jurídico, o peor aún, una estafa pura y simple ya que pertenecía a una maniobra para poner diferentes decretos en uno mismo, como en un truco de abracadabra .

Esa es la razón por las demandas de inconstitucionalidad que muchos tribunales han considerado legítimas. Este argumento en realidad puede ser utilizado por los abogados involucrados en los procesos relacionados con el cannabis. Por lo tanto el movimiento antiprohibicionista inmediatamente ha declarado la ley ilegal, véase el sitio web. Aquí, entre otros, usted puede encontrar el manifiesto de la manifestación del 8 de febrero: Cultivar el Futuro!

Al abolir la ley escandalosa basada en la histeria sobre el cannabis, las cosas volverían al régimen de 2006. Pero los avances tendrán que venir de las filas de los activistas, como la apertura de clubes de cannabis y de las políticas más dignas de drogas. Ese será el punto estratégico para destacar también en el seguimiento de la manifestación, con el foco principal en la libertad para cultivar y el derecho a la planta como patrimlonio de la humanidad.

El objetivo no sólo es una participación y registración masiva de grupos e individuos a nivel local e internacional. Está pasando una mobilización muy significativa ya que muchos autobuses e incluso aviones se han contratado para ir a Roma y así pueden participar amigos de cannabis procedentes de toda Europa. Pero también es necesario romper la censura de los medios que nos rodean. Vamos a tener que comportarnos y actuar como un gigante político que emerge de las alcantarillas después de haber sido considerado durante mucho tiempo como enfermo y criminal. Así que todos vamos a tener que hacer lo mejor posible, y no permitir que nadie dañe las perspectivas futuras. Delante siempre, atrás nunca.

El 8 de febrero la marcha por las calles de Roma será el primer momento importante de los esfuerzos colectivos encaminados a la abolición de una ley de drogas que va en contra del espíritu europeo. Estaremos mezclando música con discursos, con cerca de 12 grandes camiones que visitarán algunos sitios importantes a partir del mediodía, desde la plaza romana llamada ’La boca de la verdad’.

Según la leyenda, Virgilio produjo en ese sitio una serpiente de metal que muerde a todos los mentirosos que se atrevían a poner sus manos en el agujero. En este caso, el mentiroso principal, el Sr. Serpelloni del Departamento Antidrogas, insiste en decirle al mundo que en Italia los usuarios de drogas no van a la cárcel.

El mismo Departamento, directamente asociado con la oficina del primer ministro, probablemente todavía representa a los últimos guerreros antidrogas de Italia en la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas (Comisión de Estupefacientes), a celebrarse en Viena en marzo. El Sr. Serpelloni parece ser el único burócrata italiano que aún permanece en el cargo a pesar de todos los principales cambios políticos de los últimos meses. Casi como una figura religiosa, pero que al mismo tiempo pretende ser científico, como líder de la propaganda, pero también desafiando al dios barbudo Océano que indica en la vieja y la nueva Roma el lugar donde la verdad sigue siendo obligatoria.

La ruta prevista de la manifestación masiva pagará una visita a los ministerios de Justicia y de Salud y la antigua cárcel de Regina Coeli que se encuentra directamente sobre el Tíber y saludará a los condenados. La ruta tendrá un valor muy simbólico y persistirá en la conciencia colectiva.

Las leyes de drogas y la criminalización de los migrantes han contribuido a la actual sobrepoblación carcelaria. Más de 9.000 de ellos son presos de cannabis. En 2011 el 41,5 por ciento de la población carcelaria estaba allí por cargos de drogas: 27.947 de 67.394 en total. Acerca de la misma cantidad de personas que aún se mantienen en menos de células de 3m². Esa es la razón por la que la Corte Europea de Estrasburgo se ha pronunciado sobre el caso Torreggiani vs Italia, en que se considera reincidente al país en la administración de tratamientos inhumanos y degradantes. El gobierno está preocupado de que se le pasa la fecha límite de mayo para llevar a cabo todas las promesas que se requieren para dar a Italia aspecto democrático. También tenemos que garantizar que Italia no pasa el examen sin haber logrado las reformas estructurales necesarias con urgencia sobre las drogas y las políticas de inmigración.

De hecho, los costos de esta ley ilegal no son sostenibles. El parlamentario Daniele Farina, al presentar su propuesta de ley sobre la despenalización del cultivo de cannabis, declaró que en 2011 Italia gastó 2000 millones en la represión, de la cual el 48,2 por ciento se invirtió en las prisiones, el 18,7 en acciones de la policía y el 32,6 en el sistema judicial. Sin embargo, esta represión ha creado un mercado negro que genera un mínimo de 60 mil millones para las organizaciones ilegales. La Ndrangheta calabresal solo está en completo control del puerto de Gioia Tauro, que es probablemente el principal puerto de la cocaína para Europa.

Mauro Palma, de la junta directiva de la Comisión de Prevención de la Tortura, ha comparado recientemente Italia con Alemania. Este último país cuenta con cerca de 8.000 convictos por cargos de drogas en comparación con los 14.000 italianos de los cuales 9.000 para el cannabis. No hay que olvidar la discrepancia entre los 8.500 presos fiscales alemanes y el equivalente de 150 italianos, en un país donde la corrupción parece jugar un papel mucho más importante.

Por Enrico Fletzer

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

Fuera de Italia, el debate sobre la regulación del cannabis se está calentando también. En España, el gobierno conservador está planificando introducir una nueva "ley de seguridad pública", que aumentará las multas por posesión y cultivo de cannabis, en un esfuerzo por aplastar el creciente movimiento de los clubes sociales de cannabis.

La senadora francesa Esther Benbassa del Partido Verde ha anunciado una propuesta de ley que quiere poner el cultivo y distribución de cannabis bajo control del Estado.

En los Países Bajos, varios alcaldes están promoviendo un "Joint Regulation" del cultivo y la distribución de cannabis, desafiando abiertamente a la terquedad del ministro de Justicia, Ivo Opstelten, quien continúa ignorando lo inevitable : la necesidad de regular la puerta de atrás de los coffeeshops, después de casi 40 años de ’gedoogbeleid’.

El hilo común a través de toda Europa parece ser el temor de los políticos para decir la verdad acerca de un tema sobre el que todo el mundo ha escuchado mentiras durante muchas generaciones. Por lo tanto, el cambio tiene que venir de las acciones de los ciudadanos. Esperamos lo que sucederá en Alemania ahora que Georg Wurth, el director de la Asociación Alemana del Cáñamo, ha ganado un millón de euros durante un concurso de televisión, a fin de que lleve al activismo cannabico alemán a un nivel superior.

En los próximos meses, Encod participará en la marcha en Roma el 8 de febrero, y preparar varias acciones durante la reunión de la Comisión de Estupefacientes en Viena, del 13 al 21 de marzo, así como la campaña de las elecciones europeas, el 25 de mayo.

Se han formado grupos de trabajo donde este trabajo es realizado, todos los socios de Encod son bienvenidos a participar, por favor contáctenos si desea alistarse.


 
BOLETIN ENCOD 107
Publicado el 31 de diciembre de 2013 por encod

Cuarenta por ciento de todos los catedráticos de derecho penal en Alemania se declaran a favor de una reforma de las leyes de drogas

Los expertos legales generalmente están de acuerdo sólo en casos excepcionales y los profesores suelen salir al público sólo cuando presentan monografías científicas. Por lo tanto, es aún más sorprendente cuando 106 profesores de derecho penal de las universidades alemanas en conjunto presentan una resolución a los miembros del Bundestag (Parlamento alemán) - precisamente lo que ocurrió en el otoño de 2013. La razón de este acuerdo y la urgencia de una resolución, que fue firmada por casi el 40 por ciento de los profesores alemanes de Derecho Penal : " La necesidad de examinar la eficacia de la Ley de Estupefacientes."

Durante mucho tiempo, varios expertos legales han expresado regularmente en artículos o documentos técnicos su opinión de que el derecho penal no es el camino adecuado para resolver los problemas de salud y sociales relacionados con el abuso de drogas. El hecho de que ahora se hayan unido con el fin de hacer un llamado urgente al Parlamento como legislador ilustra claramente lo destructivo y contraproducente de que ha llegado a ser la "guerra contra las drogas".

De la introducción de la resolución:

" Los firmantes desean llamar la atención de los legisladores a los efectos secundarios perjudiciales no deseados y las consecuencias de la criminalización de ciertas drogas. Quieren recordar al Parlamento que tome en cuenta su mandato constitucional en general y los principios basados ​​en la ciencia de la legislación penal y política criminal en particular mediante el establecimiento de una Comisión de Investigación. Tanto desde una perspectiva científica, así como considerando los resultados de investigaciones empíricas, existe una necesidad urgente de revisar la idoneidad, necesidad y adecuación normativa del Código Penal de Estupefacientes y, a consecuencia, a partir de dicha evaluación, producir sugerencias para cambios legales. "

Los expertos justifican su llamada urgente de reformar las leyes de drogas, por un lado por el " fracaso del control represivo de la oferta y la demanda de drogas en el mundo" y por otro refiriéndose a los "excesos actuales de criminalización."

"La financiación del terrorismo talibán en Afganistán se deriva en gran parte del mercado negro de heroína y hachís. Miles de muertes en la actual "guerra de los cárteles de la droga" en México son en gran parte atribuibles a las batallas por los beneficios exorbitantes en el mercado negro. Este mercado negro genera una economía extrema y globalizada y como consecuencia, más delincuencia y un impacto desestabilizador en los mercados financieros globales, así como las economías nacionales. "

Otra razón de la iniciativa está en el hecho de que varios experimentos con el acceso liberalizado o la distribución de drogas anteriormente ilegales, por ejemplo en los Países Bajos, Suiza, España y Portugal, no ha dado lugar a la temida expansión del consumo. Incluso el gobierno de EE.UU. bajo Barack Obama ha aceptado, en relación con la legalización del cannabis como medicina, el cambio de paradigma de la "guerra contra las drogas" a "las estrategias de salud pública."

Debido a estos acontecimientos, dicen los profesores, hay una necesidad de una comisión de investigación del Bundestag, ya que los legisladores tienen la obligación de comprobar si "las leyes se aplican de acuerdo con el principio general de proporcionalidad de la Constitución y si se responde a cambios significativos en la realidad social y científica".

Por otra parte, el llamado al Parlamento se justifica con cinco afirmaciones:

1. Con la prohibición de las drogas el Estado abandona su control sobre la disponibilidad y la pureza de las drogas . Los efectos de las drogas no son el problema, sino más bien la política represiva en materia de drogas.

2. La prohibición fracasa en su objetivo sistemáticamente: prevenir el consumo nocivo de ciertas sustancias. De hecho, todos los estudios científicos pertinentes demuestran que es imposible que la prohibición pueda lograr este objetivo.

3. La prohibición es perjudicial para la sociedad: promueve el crimen organizado y aumenta el mercado negro. Asimismo, restringe los derechos civiles y corrompe el Estado de Derecho. La concentración de poder masivo en cárteles y mafias aumenta el riesgo de fracaso de la sociedad civil.

4. La prohibición es desproporcionadamente cara: los ciudadanos son víctimas de la delincuencia relacionada con las drogas, cada año miles de millones de dólares se gastan en la aplicación de la ley que podrían ser mejor gastados en la prevención y la atención de la salud.

5. La prohibición es perjudicial para los consumidores: son discriminados , perseguidos y expulsados ​​en carreras criminales . No hay protección de los consumidores ni protección de los menores. Se promueven formas de consumo riesgosos y los consumidores están expuestos a enfermedades peligrosas (por ejemplo el SIDA , hepatitis C).

Los profesores concluyen: "El Estado no debe causar daño a sus ciudadanos con su política de drogas. Por lo tanto, es necesario examinar los riesgos y beneficios de las políticas de drogas de manera imparcial y científica. Los científicos en el campo del derecho penal se sienten particularmente responsables para el cumplimiento de los principios teóricos del derecho penal y la moderación del Estado en el uso de la última solución: el control de la sociedad."

Para las personas que se ocupan de la política de drogas regularmente, estas declaraciones podrían no parecer noticia. Cabe destacar, sin embargo, el hecho de que ya no son - como sucede hace décadas y sigue sucediendo hoy en día - los jóvenes estudiantes en las universidades que exigen "Legalize It !" , sino por el contrario, son catedráticos de renombre y edad. Uno sólo puede esperar que los políticos, los Miembros del Parlamento legislativo, toman en cuenta este llamamiento urgente de los expertos legales y, finalmente, pongan manos a la obra. No sólo en Alemania, sino también en Europa y el mundo.

De: Mathias BROCKERS, periodista y escritor en Berlín. Escribió, entre otros, " El redescubrimiento del Cáñamo como cultivo agrícola" (con Jack Herer, 1993) y "La mentira de las drogas - ¿por qué la prohibición de drogas promueve el terrorismo y perjudica la salud pública" (2010).

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

En el primer mes de 2014, el secretariado se concentrará en tareas administrativas y los preparativos de la campaña en torno a la reunión de las Naciones Unidas en Viena en marzo.

También participaremos en un evento de la ACMEFUER Cannabis Social Club en Fuerteventura, España , el 18 y 19 de enero.

El Comité Ejecutivo y el Secretariado de ENCOD os desea a todos un muy Feliz Año Nuevo !


 
BOLETIN ENCOD 106
Publicado el 1ro de diciembre de 2013 por encod

Han sido tres meses muy ocupados para Encod: entre septiembre y noviembre estuvimos presentes en las ferias de cannabis en España, Austria y la República Checa y en la High Times Cannabis Cup de Amsterdam, como parte de la campaña ’Ayudanos a terminar la guerra contra las drogas’.

La campaña resultó ser una buena manera de conectar con los activistas para la reforma de las leyes de drogas de toda Europa y más allá y hacer llegar nuestro mensaje a una grande cantidad de empresas y ciudadanos. En pocas palabras : ahora que el final de la guerra contra las drogas parece estar acercándose rápidamente, tenemos que asegurarnos de que las nuevas formas de regulación o legalización de las drogas pondrán el interés de los ciudadanos en el primer lugar. En lo que se refiere al cannabis: la libertad de cultivar debe ser parte de cualquier tipo de regulación. El derecho de "cultivar su propia planta" impedirá que empresas o gobiernos logren obtener un monopolio sobre la producción. Es una gran noticia que el gobierno de Uruguay ha incluido el derecho a cultivar un número limitado de plantas de cannabis para uso personal en su nueva ley.

En la Expo Grow en Irun en septiembre pasado, Julio Calzada, director de la Junta Nacional de Drogas de Uruguay, presentó la nueva ley innovadora sobre el cannabis. Preguntado por el límite de 40 gramos de cannabis por mes, explicó que los consumidores medicinales tendrían la posibilidad de obtener más cannabis si lo necesitan. Agregó que para el límite para el uso no medicinal era 40 gramos para evitar que los uruguayos "se miraran fijamente al ombligo todo el día". Unas semanas más tarde Calzada anunció el precio al que el cannabis legal se venderá en Uruguay: un dólar USD por gramo. Como informó el diario británico The Guardian Uruguay será "el primer país del mundo en el que la venta de cannabis no sólo se convertirá en legal y controlada por el gobierno, sino también, con un precio de alrededor de USD $ 1 por gramo, probablemente el país con la marihuana más económica del mundo."

Cannafest en Praga proporcionó la oportunidad de aprender más acerca de la revolución cannábica en los Estados Unidos. Uno de los ponentes fue Steve d’Angelo, director ejecutivo del mayor dispensario de cannabis del mundo , Harborside Health Center en California. En su discurso hizo hincapié en el hecho de que la legalización del cannabis es inevitable, y planteó una serie de preguntas interesantes: "No es una cuestión de si o cuando, este proceso está ocurriendo ahora en los Estados Unidos. Es una cuestión de en qué se va a convertir la industria cannábica. ¿Cómo vamos a describir el cannabis? ¿Cómo vamos a comercializar cannabis? ¿Cómo vamos a enseñar a los niños sobre el cannabis? ¿Cómo se hará un uso responsable del cannabis? ¿A qué tipos de organizaciones debemos conceder licencias para la venta y cómo deberían venderlo? ¿Cómo debe ser cultivado y dónde? ¿Qué tipo de control medioambiental se debe implementar? ¿Qué tipo de envase, de etiquetado? ¿Debe ser examinado y en qué cosas deberían someterse a examenes? ¿Se debe cultivar orgánicamente ? ¿Qué significa ello? Todas estas preguntas ahora se están resolviendo. Estamos viendo el nacimiento de una nueva industria totalmente legal en los Estados Unidos".

Otro ponente estadounidense, Doug Fine, autor del libro de lectura obligatoria "Too High To Fail: Cannabis y la Nueva Revolución Económica Verde’, inició una gira de tres semanas en Europa en la Cannafest. El también está convencido de que la prohibición del cannabis será una cosa del pasado dentro de cinco años. ’Ya no podemos sostener esta tontería de valiosos recursos de la policía dedicados a erradicar una planta que es más segura que el alcohol", dijo a la audiencia en Praga. Fine trajo su mensaje de la próxima era de paz de drogas a cinco países, hablando en nueve eventos en la República Checa, Inglaterra, Irlanda, Bélgica y los Países Bajos. Al hablar de los retrocesos en Europa, como la represión a los growshops en la República Checa en la semana antes de la Cannafest, dijo que estos son ejemplos ’de los guerreros antidrogas que ponen minas en el puerto al retirarse. En otras palabras: las últimas medidas desesperadas de los políticos y los agentes legales que saben que han perdido la guerra contra las drogas, pero tratan de causar el mayor retraso y los mayores problemas que pueden.

Para Europa los cambios monumentales en los Estados Unidos y Uruguay son buenas noticias para una serie de razones. Primero prueban que la regulación e incluso la legalización es posible, a pesar de los tratados internacionales sobre drogas. En segundo lugar estos cambios demuestran que la regulación de las drogas ilegales produce mejores resultados en todos los sentidos, en comparación con la prohibición. Y por último pero no menos importante: los Estados Unidos ya no son "el matón" de la política internacional de drogas. Como Doug Fine lo puso: "Empezamos la guerra contra las drogas, lo siento, pero al menos la estamos terminando ahora". Hemos visto el debate sobre la prohibición del cannabis calentándose en Bélgica, el Reino Unido y los Países Bajos recientemente, con más y más científicos, profesionales de salud y políticos (locales) apoyando activamente la regulación o legalización.

En la reunión de Encod en el Parlamento Europeo el 6 de diciembre, activistas de toda Europa discutirán la campaña para las elecciones europeas de mayo del próximo año. También planificaremos la acción de Encod en la UNODC en Viena en marzo de 2014. Si queremos acelerar el inevitable fin de la guerra contra las drogas, necesitamos una organización sana y creciente. Así que si todavía no eres un socio de Encod, por favor considere asociarte. Y si ya eres miembro, trata de conseguir amigos y compañeros de trabajo a bordo. Juntos podemos poner fin a la guerra contra las drogas y trabajar en favor de políticas de drogas justas y eficaces en Europa.

Por Derrick Bergman


 
BOLETIN ENCOD 105
Publicado el 31 de octubre de 2013 por encod

Al contemplar escribiendo este boletín no puedo evitar de pensar en los grandes cambios en nuestra sociedad. Por un lado la tecnología de Internet capacita a personas en todas las partes previamente aísladas y distantes de este mundo así que nuevas ideas se están extendiendo con una velocidad que era inimaginable hace 20 años cuando ENCOD surgió como una plataforma política y activista en Europa. Por otro lado todavía hay sociedades que son rígidas y hóstiles a las personas que viven de acuerdo con sus creencias y consumo de sustancias ilícitas.

En los últimos años estamos asistiendo, tanto en América del Sur como del Norte, grandes cambios en la política y la legislación - pero, ¿cuál es el verdadero valor de estos cambios? ¿Son cambios hacia políticas más sensibles en materia de derechos y libertades humanas? Como sabemos de la historia, los cambios en la legislación de los Estados Unidos a menudo han sido promovidos por intereses comerciales. Cuando observo las campañas para el uso medicinal del cannabis, no puedo deshacerme de la sensación de que algo grave está faltando aquí: el asunto subyacente y fundamental - un compromiso básico para defender la libertad de autodeterminación de cada uno sin interferencia del gobierno. Y aquí nos encontramos con la esencia. Todas las sustancias o drogas actualmente ilícitas tienen un efecto diferente sobre el cuerpo y la mente y la mayoría de ellas se pueden usar también por sus propiedades medicinales. Es la lucha por el reconocimiento del valor medicinal del cannabis más una lucha por las ganancias legales y menos por los derechos humanos?

En California, en 2007 , la "Universidad Oaksterdam " se ha creado , una institución que no se dedica a la investigación del cannabis como medicina, pero sobre todo al cultivo de cannabis de manera industrial. En general, el coqueteo con la medicina es peligrosa si usted no es científico o médico. Afortunadamente, en Jamaica, dos universidades (Universidad de las Indias Occidentales - UWI y la Universidad de Tecnología - UTECH ) abrió un instituto de investigación para valorar los efectos médicos del cannabis para enfermedades como el glaucoma , como el alivio del dolor , etc.

En cuanto a América Latina, se observa una clara tendencia hacia la liberación del yugo de los grandes intereses corporativos - la gente en esta parte del mundo percibe muy diferente el actual régimen de la política de drogas también. Parece que ven en el otro lado de la pared de la prohibición un mundo mejor, y sobre todo, más justo para todos. En 2014 los uruguayos se les permitirá cultivar un máximo de seis plantas en sus hogares , mientras que los clubes sociales de cannabis, de 45 socios o menos, son autorizados para cultivar hasta 99 plantas para su propio uso. El penetrante aroma de la legalización está en el aire!

En Europa, han pasado 12 años desde que se despenalizó el consumo de drogas en Portugal. Los resultados son excelentes. En diez años, existe evidencia de que el modelo ha demostrado ser exitoso. Menos delincuencia , más estatus social de las víctimas de la guerra de drogas (en palabras adornadas, » los consumidores de drogas ") y una mejor salud entre ellos. Los jóvenes en Portugal ya no viven en el mundo como lo fue hace 10 años (si dejamos de lado la crisis económica actual).

En Croacia y Eslovenia, estamos siendo testigos de una especie de renacimiento de los valores. Por un lado es una respuesta a la crisis social, por otro es el resultado de varios años de redes e intercambio de ideas. En Eslovenia, actualmente hay varios grupos que tratan de establecer Clubes Sociales de Cannabis y por segunda vez en un año más o menos, existe una iniciativa para introducir una ley sobre el cannabis. Lo que falta es el deseo común de poner fin a todo tipo de prohibición y no sólo aquella que es injusta debido a la prevención del "uso médico" ( del cannabis , la coca u otras sustancias).

Queda mucho por hacer: la creación de conecciones entre todos los grupos diferentes y dispersas, llevando a cabo el apoyo mutuo, la autocrítica, cuestionando nuestras propias prácticas y estrategias de operación, la construcción de comunidades desde abajo y al mismo tiempo facilitar el camino para alcanzar los objetivos.

Pronto se realizará la presentación de los nuevos candidatos a las elecciones al Parlamento Europeo. Estas elecciones se llevarán a cabo en mayo de 2014. Esta oportunidad no se debe perder. En primer lugar debemos pedir a los candidatos cuáles son sus puntos de vista sobre la política de drogas punitivas en nuestros países. En segundo lugar, podemos identificar a los candidatos que apoyamos o incluso producir nuestros propios candidatos: en Eslovenia, uno sólo necesita 3.000 declaraciones de apoyo verificadas (firmadas) para convertirse en un candidato para el PE. Esperamos que logremos que unos candidatos se declararán de acuerdo con nuestras ideas y objetivos, y en los países en los que ello es posible conseguir el apoyo suficiente para elegir por lo menos uno de ellos. Incluso si el candidato no gana, nosotros de alguna manera lograremos nuestro objetivo: en cuanto más políticos hablan en contra de la guerra contra las drogas, mejor.

Janko Belin, društvo AREAL

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

El viernes 6 de diciembre de 2013, Encod organizará una reunión en el Parlamento Europeo en Bruselas. Todos los socios de Encod están invitados a asistir. El objetivo será elaborar una estrategia concreta para apoyar a los candidatos para las elecciones al Parlamento Europeo que se presentan como defensores de políticas de drogas justas y eficaces, y dispuestos a trabajar para ello una vez electos.

Todos están bienvenidos a participar en esta reunión. Es accesible a todos pero hay que reservar, por favor utilice el formulario de reservación. Si desea recibir el reembolso de sus gastos de viaje o ayuda con la búsqueda de alojamiento, por favor háganoslo saber lo antes posible, pero por lo menos antes del 15 de noviembre.

ENCOD participará también en el Cannafest en Praga del 8 al 10 de noviembre y el High Times Cannabis Cup de Amsterdam del 24 al 28 de noviembre.

Si usted tiene alguna pregunta por favor contáctanos.


 
BOLETIN ENCOD 104
Publicado el 30 de septiembre de 2013 por encod

Pocos meses después de que ENCOD presentó su Plan para la Revolución Verde , estamos listos para salir de las sombras. La tendencia internacional de la reforma de las políticas de drogas ha empezado y es irreversible. Uruguay , Washington y Colorado son sólo la punta de la montaña de hielo. En Europa, el modelo de los Cannabis Social Clubs está trasladándose de un país a otro. La gente está cansada de esperar a los políticos para lograr un cambio, por lo que toman las riendas ellos mismos. Debido a este progreso internacional estamos a punto de unir nuestras fuerzas y avanzar con nuevos enfoques.

Nuestra lucha ha entrado en una fase crucial. Recientemente varias regiones y países en todo el mundo han comenzado a implementar alternativas a la prohibición de drogas. El cambio está en el aire. Pero cómo serán las políticas de drogas del futuro? Tomarán en cuenta los intereses de los ciudadanos normales y corrientes?

Los próximos pasos importantes en la escalera hacia la legalización son la Reunión Anual de la Comisión de Estupefacientes de la ONU y las elecciones para el Parlamento Europeo.

Las Naciones Unidas han anunciado una sesión especial de la Asamblea General de la ONU en 2016, donde se discutirán alternativas a las actuales políticas de drogas. En los próximos años, la presión pública sobre el debate dentro de la ONU debería crecer. Encod prepara la organización de un evento público fuera del edificio de la ONU en Viena, durante la próxima reunion de la CND en marzo, 2014.

En mayo de 2014, tendrán lugar las elecciones para el Nuevo Parlamento Europeo. Como el interés público para estas elecciones tiende a ser modesto, es una interesante oportunidad para el movimiento para la reforma de las políticas de drogas de mobilizar el voto por candidatos que apoyan a la reforma. En los próximos meses Encod identificará a aquellos partidos y candidatos que se declaran a favor de terminar la guerra a las drogas. En diciembre de 2013, planificaremos un evento en el Parlamento Europeo para preparar los siguientes pasos.

Para poder realizar estas campañas, Encod debe crecer con más socios y patrocinadores. Hemos elaborado conceptos de campaña que se presentarán en las próximas ferias de cañamo que tienen lugar en el otoño. La próxima oportunidad será la CULTIVA Hempexpo 2013 en Viena

Entre el 18 y 20 de octubre la Feria de Cáñamo austriaca - CULTIVA - abrirá sus puertas de nuevo. Más de 100 expositores presentarán las últimas tendencias en el mercado de cáñamo. El jardín botánico en la única pirámide de Viena, de 42 metros de altura y 8000m2 de vidrio es el lugar perfecto para ello - al igual que en años anteriores.

Además de la feria, habrá muchas conferencias en numerosos temas con ponentes internacionales en el transcurso del Congreso de Cañamo en la Cultiva.

El uso de cannabis en la medicina, el cáñamo como materia prima o como alimento son sólo algunos ejemplos, así como los aspectos legales. ENCOD también participa en el congreso con la presentación del modelo de los CSC. David Rosse, de ENCOD Austria, hablará del trabajo de lobby para el cambio, sobre los Cannabis Social Clubs y la ley en Austria. Puede encontrar el calendario completo de congresos en: http://www.cultiva.at/index.php/en/congress

Además del stand en la feria, ENCOD alistará un bungalow en el que vamos a presentar nuestros conceptos para las campañas de presión. Nuestros socios, ciudadanos interesados, organizaciones y empresas son muy bienvenidos a visitarnos.

El hecho de que el cáñamo no sólo es una comida valiosa sino también deliciosa se demostrará por masterchefs en la cocina en vivo. Durante la feria numerosos DJs asegurarán un ambiente acogedor. En la noche todas las impresiones pueden ser ventilados en un ambiente relajado en la hoguera , por lo Cultiva 2013 será una fiesta para todos los sentidos.

Cultiva tiene un lema este año: " La conexión de los Balcanes " - desde la adhesión de Croacia a la UE esta región representa un interesante nuevo mercado para la libre circulación de mercancías producidas por la industria del cáñamo también. Esa es la razón por la cual Cultiva ha invitado a todas las tiendas relevantes desde Croacia a presentarse en la feria. El espíritu de los Balcanes se convirtirá no sólo por DJs famosos, sino también a través de conciertos en vivo: los Balcanes Tango Vibes y DelaDap realizarán actuaciones en tiendas, por lo que las condiciones climáticas no podrán influir.

También políticamente la situación actual es interesante en Austria. Desde las elecciones parlamentarias del 29 de septiembre hay 2 partidos políticos completamente nuevos en el parlamento de Austria. El asunto interesante es que ambos partidos son abiertos a nuevos enfoques en el tema del cannabis.

Uno de ellos es el „Team Stronach“ y el otro partido, más sorprendente, son los „NEOS“ que se separaron de los „Liberales“ y a los que se han juntado personas de otros partidos políticos. Ambos establecidos hace un año, nadie esperaba que los „NEOS“ ni el „Team Stronach“ ya podrían ser electos esta vez.

Parece que el gobierno será construído por los dos partidos mayores una vez más. Los socialdemócratas y los conservadores. Ambos tuvieron el peor resultado de la historia, pero todavía es suficiente para formar una coalición.

No podemos decir qué impacto tendrán los dos nuevos partidos sobre el gobierno, pero es un buen señal y estamos esperando de trabajar con dos nuevos partenarios en el parlamento. Una revisión completa sobre las elecciones austríacas y las consecuencias para la política de drogas seguirá pronto en hanfverband.at

Nos vemos pronto en Cultiva en Viena !

Por David Rosse


 
BOLETIN ENCOD 103
Publicado el 31 de agosto de 2013 por encod

Desde 1997, el movimiento cannábico alemán una vez al año se reúne en Berlín para celebrar la " Hanfparade " (Hanf = Cáñamo = Cannabis) y demostrar para la legalización del cannabis como recurso natural, medicina y droga recreativa. La Hanfparade 2013 se llevó a cabo el 10 de agosto tras el lema " Meine Wahl ? Hanf legal! " (Mi elección? Cáñamo legal!).

Al final muchos de los 6.500 participantes pensaron que la Hanfparade 2013 se terminó un poco demasiado temprano. Con una manifestación colorada y una marcha mucho más grande que en años anteriores, los asistentes de todas partes de Alemania dieron cara y voz al lema "Meine Wahl ? Hanf legal!". Algún veterano del movimiento alemán para la legalización consideró que era la mejor Hanfparade en 10 años.

El éxito de la manifestación según los organizadores se debe a los esfuerzos descentralizados de movilización, como explicó Martin Steldinger, CEO de la organización Jakis eV: "A pesar de que se lleva a cabo en Berlín, la Hanfparade es la propiedad de todos los cannábicos alemanes. Tomemos por ejemplo, los más de 40 videos promocionales hechos por personas de todas partes de Alemania para anunciar la manifestación". Son estos 40 clips que infunden respeto incluso a los escépticos de la Hanfparade. Sólo pocas personas esperaban tanto del " Evento pro-cannabis más importante de Alemania". Cinco bandas en vivo, 15 camiones, 24 cabinas de información, 30 altavoces y incontables rostros felices son el resultado de la marcha cannábica más larga en la historia de Berlín.

La longitud del camino, 7,5 kilometros a través de la capital de Alemania, fue uno de los pocos puntos de crítica. A pesar de que las dos paradas en frente de la oficina central del partido conservador (CDU) y el Bundesrat (Cámara de los Estados ) ayudaron un poco, la Hanfparade causó una gran cantidad de pies doloridos.

Sobre todo la última parte de la manifestación se llevó a cabo un poco de prisa. Los organizadores culparon a los participantes de ello. "A causa de un corto tiempo de lluvia la gente comenzó a caminar más y más rápido " explicó Martin Steldinger. "Cuando los chicos en frente comienzan a tener frío el resto de la manifestación tiene que seguir su ritmo . " Afortunadamente, la lluvia se detuvo tan rápido como comenzó y nadie tuvo que congelar en el mitin final.

Al igual que en 2011 esta última marcha será discutida ante los tribunales alemanes , porque la policía de Berlín prohibió varias partes de ella - especialmente los stands de alimentación y bedidas de cañamo. Un juicio de hace sólo unos meses fue ignorado por la oficina de la policía de Berlín por lo que los organizadores tienen que hacer una nueva demanda civil.

Debido a que este tipo de problemas siempre aparecen en los años electorales Martin Steldinger está viendo un trasfondo político en la decisión. "Siempre y cuando el partido conservador está a cargo del Ministerio del Interior se necesita un abogado para garantizar los derechos civiles en Berlín. Sobre todo si su objetivo no está dentro de su forma de pensar. " Otras manifestaciones como la Cristopher Street Day o las marchas sindicales nunca han tenido este tipo de problemas. "Después de 17 Hanfparades nadie en el equipo de organización cree que esto sucede por casualidad. "

La próxima Hanfparade tendrá lugar el 9 de agosto 2014 . Nos vemos en Berlín!

Por Steffen Geyer

NOTICIAS DE LA SECRETARÍA

En los próximos meses , vamos a participar en el Foro Social de Cannabis en la Growexpo en Irún, España

Estamos buscando a socios de Encod que quieran ser responsables de alimentar a Encod con la información sobre el activismo para cambiar las políticas de drogas en su país, y al revés. Estos "corresponsales nacionales" se convertirán automáticamente en miembros del Círculo Interno de Encod, que consiste de al menos un representante de cada país. Háganoslo saber antes del 9 de septiembre 2013 si desea ser incluido en el Círculo Interno.


 
BOLETIN ENCOD 102
Publicado el 1ro de agosto de 2013 por encod

“Quién cambiará el mundo? Los que lo detestan!”

Kuhle Wampe, Berlin 1932

La situación de los consumidores de cannabis en Italia es a menudo representado como sombrío y no favorable a la instalación de los Clubes Sociales de Cannabis. Sin embargo, recientemente se han producido algunos acontecimientos que indican que algo podría estar cambiando. No sólo el interés en el concepto de Cannabis Social Clubs está creciendo entre los escenarios alternativos y en algunos medios de comunicación. También vienen algunas señales del aparato legal, como las recientes sentencias de tres tribunales pidiendo al Tribunal Constitucional que se pronuncie sobre la legitimidad de las leyes contra las drogas pasadas hace siete años. Estas leyes se justificaron como un acto de necesidad y urgencia dentro de un decreto ómnibus para financiar los Juegos Olímpicos de Turín en 2006. Se ha reconocido que se formularon y aprobaron en circunstancias que subvierten la voluntad del pueblo italiano, que había expresado en un referéndum en 1993 que el consumo de drogas debe ser despenalizado por completo.

Muy nervioso por estos acontecimientos que desafian a sus principales actividades está el ex czar de drogas Carlo Giovanardi, co-autor de las leyes de drogas infames. Con una declaración impredecible en una entrevista a la agencia de prensa Dire el 16 de julio, Giovanardi hizo una concesión a la posibilidad de cultivar una planta de cannabis en casa: "En cuanto a la pequeña planta que no se cultiva en el sentido de una plantación, es decir la planta que uno tiene en el balcón, estoy totalmente de acuerdo, es posible discutir la despenalización. Pero no toques mis leyes para aquellos que venden las drogas. "

Al mismo tiempo Giovanardi advirtió a la Cámara de Diputados a no "tocar" la ley con respecto a la distinción de las sanciones relativas a las drogas blandas y duras. "Por el momento me gustaría invitar a la Cámara de Diputados para pedirles a los toxicólogos que les expliquen que los principios activos contenidos en la planta de cannabis y sus derivados hoy son totalmente diferentes de los de hace 30 años y que tienen devastadores efectos tóxicos en los que los consumen. " Por lo tanto ", continuó Giovanardi," la idea de dar diferentes sanciones a los relacionados con la cocaína, heroína o éxtasis que a los relacionados con el cannabis está completamente fuera de la realidad, precisamente debido a los efectos devastadores del uso de cannabis. Basta con preguntar a los familiares de las víctimas de accidentes de tránsito provocados por los que han pisado y asesinado bajo los efectos del cannabis ".

Esta declaración es una respuesta a la propuesta de ley de Daniele Farina, miembro de la oposición de izquierda en el Parlamento italiano y promotor histórico de las plantaciones de cáñamo y las fiestas tradicionales de cosecha en el centro social Leoncavallo en Milán. Al presentar el proyecto en la Comisión de Justicia, Farina anunció que "en el curso de 2011 casi 2 mil millones de euros se destinaron a la represión de drogas, con 48,2 por ciento invertido en el sistema carcelario, 18,7 por ciento en las actividades de la policía y 32,6 por ciento en los tribunales y prefecturas. Considerando que las ganancias del comercio ilegal asciende a poco menos de 60 mil millones de euros ". Mientras tanto en las cárceles ha aumentado el número de reclusos con más de un tercio - según Farina - condenados a causa de las leyes de drogas. En 2011 formaron el 41,5 por ciento, 27.947 de 67.394 reclusos.

El proyecto de ley trata de invertir la tendencia actual con dos iniciativas muy sencillas introduciendo la despenalización del cultivo de cannabis en casa ’para el uso personal o dada a terceras partes para el consumo inmediato, excepto los menores de edad y por último pero no menos importante la reintroducción de sanciones diferentes según las sustancias’.

Es difícil en este momento saber si el esfuerzo de la oposición de izquierda tendrá éxito debido a la gran coalición que gobierna el país. Inicialmente, la propuesta de ley fue co-firmada por algunos miembros del Partido Demócrata y otras fracciones parlamentarias importantes no se oponen abiertamente al proyecto.

Un punto importante es que en el transcurso de 2013 tres tribunales superiores y ademmás el Tribunal de Casación de gran alcance han declarado inconstitucional a la ley de Giovanardi por haber sido aprobada en circunstancias muy cuestionables. La consideran como un acto ilegítimo de necesidad y urgencia - como una cuestión de procedimiento ilegítimo - y también porque abolió la diferencia entre el cannabis y otras drogas.

Según muchos observadores, la forma en que el cambio radical de las políticas de drogas fue aprobada en 2006 constituye un embrollo, una verdadera estafa. Los miembros del Parlamento se vieron obligados a votar sobre una medida simple y económico, y dentro de esta medida, una rápida radical en las políticas de drogas se ha introducido casi sin ninguna discusión.

El fallo del Tribunal de Casación ahora es utilizado por algunas personas procesadas por cannabis en los tribunales ya que la ley debe ser objeto de revisión y las condenas aprobadas bien podrían ser anuladas.

Según el Sr. Saraceni, abogado reconocido y ex miembro del Parlamento, con el fin de eludir el referéndum popular de 1993 que despenalizó el consumo de drogas, los partidos de derecha propusieron primero introducir una pequeña corrección en otra ley a fin de permitir a que los presos reincidentes dependientes de drogas entraran en tratamiento. Entonces, como en una fórmula abracadabra más adecuada para un circo que una asamblea parlamentaria en un país occidental, se deslizaron 23 artículos en un mismo decreto que finalmente pasó sin pena ni gloria.

La estafa italiana es claramente una muestra de la estafa en general que es conocida como la guerra contra las drogas. Se recuerdan otros casos de la reclasificación del cannabis que pasaron en Gran Bretaña en contra de la voluntad de la mayoría de los toxicólogos, o el reciente esfuerzo de criminalizar el consumo de drogas en Brasil. Pero muy probablemente la maniobra italiana ha sido la más obscena.

El caso de necesidad y urgencia que fue invocado para aprobar las leyes de drogas más terribles de Europa occidental ha contribuido a saturar el sistema penitenciario con los consumidores y cultivadores de cannabis.

Para encontrar una salida a este embrollo es necesaria una movilización masiva para que la estafa llegue a su fin con una mayor defensa de los amigos de cannabis perseguidos que aparecen en los tribunales. Pero también un compromiso más abierto con los que no les gusta la opresión y que posiblemente podrían actuar para el cambio, juntando a tanto los activistas anti-prohibicionistas y las víctimas de este enredo.

Por Enrico Fletzer

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

En el próximo mes participaremos en la Hanfparade de Berlin, el 10 de agosto

Estamos buscando a socios de Encod que quieran ser responsables de alimentar a Encod con la información sobre el activismo para cambiar las políticas de drogas en su país, y al revés. Estos "corresponsales nacionales" se convertirán automáticamente en miembros del Círculo Interno de Encod, que consiste de al menos un representante de cada país. Háganoslo saber antes del 9 de septiembre 2013 si desea ser incluido en el Círculo Interno.


 
BOLETIN ENCOD 101
Publicado el 30 de junio de 2013 por encod

Del 21 al 23 de junio, la Asamblea General de Socios de Encod se celebró en Bermeo, País Vasco, España. La Asamblea contó con la presencia de más de 30 activistas de 10 países, todos trabajando para defender los derechos de consumidores y productores, y fortalecer políticas de drogas que benefician a la sociedad en su conjunto.

El escenario no podía haber sido mejor. Bermeo es una pequeña ciudad en la costa vasca, mantenido a salvo con sólo 3 policías de guardia por la noche. Urjogabardea, el Cannabis Social Club local, obtuvo la plena cooperación de las autoridades locales para organizar la Asamblea en un edificio comunitario en la plaza central de la ciudad.

Bermeo

El tiempo jugó a nuestro favor también. El 23 de junio, el día después de la noche más corta del año, en el pueblo de Bermeo tradicionalmente se queman las brujas, los malos espíritus que permanecen del pasado. Los pobladores creen que hacerlo les permite iniciar el nuevo año con energías frescas. Seguimos su consejo y desarrollamos muchas ideas y planes concretos para empezar a trabajar desde julio en adelante.

En primer lugar, pondremos nuestro enfoque a las elecciones para el Parlamento Europeo que se celebrarán en mayo de 2014. Ante el fracaso de la Comisión Europea de crear un verdadero espacio de diálogo con la sociedad civil sobre las políticas de drogas, vamos a dirigir nuestros esfuerzos a los que realmente representan a la sociedad civil en Bruselas. A finales de este año, tenemos previsto organizar una reunión en el Parlamento Europeo para defender políticas de drogas en Europa que promocionen la salud pública, los derechos humanos y la transparencia. Luego vamos a inventarizar las opiniones de los candidatos para eurodiputados sobre las actuales políticas de drogas y las posibles alternativas. Con los resultados, vamos a movilizar a la gente a votar. El sitio web de Encod se someterá a una cirugía estética en los próximos meses, por lo que podrá servir como instrumento de campaña.

En segundo lugar, vamos a dirigir nuestra energía hacia Viena. Lo más probable es que en 2016, cuando las Naciones Unidas dedicarán una sesión especial de la Asamblea General sobre el tema de las drogas, se puede producir una revisión seria del curso actual de las políticas de drogas, lo que permitirá que se hagan interpretaciones más flexibles de los convenios internacionales. Aunque Encod no hiciera nada, la guerra contra las drogas llegará a su fin. Pero si queremos estar seguros de que las políticas que se adoptarán posteriormente tendrán en cuenta los intereses de los consumidores y productores de pequeña escala, no podemos darnos el lujo de abstenernos de continuar la acción.

En los próximos meses, un equipo de personas lideradas por los socios de Encod basados ​​en Viena trabajará duro para convencer a patrocinadores que apoyen un evento en Viena durante los días de la CND en marzo de 2014. Esto puede ser una manifestación de masas o una acción silenciosa en frente del edificio de las Naciones Unidas. Por lo menos, la próxima Asamblea General de Encod tendrá lugar en Viena durante el fin de semana antes de la CND.

Socios de Encod en Bermeo

En tercer lugar, vamos a seguir promoviendo el Cannabis Social Club como modelo para organizar el mercado de cannabis en Europa. La buena noticia es que en varios países la existencia de los CSC en Bélgica y España sirve para inspirar a la gente. Una vez que ha dejado de ser delito penal el hecho de que una persona cultive por lo menos una planta, la lógica dicta que el clima político sea adecuada para abrir un Cannabis Social Club, con todos los beneficios que ofrece.

En Francia el movimiento CSC tiene que tomar una decisión: o bien salir a la intemperie o seguir bajo tierra hasta que existan suficientes clubes en todas partes. Francia tiene una de las leyes más estrictas de cannabis en Europa y después de una intensa presión del gobierno, cinco clubes fueron disueltos el 20 de junio de 2013. Ello deja la segunda opción, pasar a la clandestinidad.

En Eslovenia, un cambio de la ley permitió la creación del CSC. Sin embargo, los clubes están obligados a tener supervisión del ministerio de salud. Actualmente los clubes desean seguir siendo independientes.

Fredrick Polak renunció después de ser presidente de Encod durante 4 años

Alemania tiene la población más grande de Europa por lo que establever los CSC aquí sería un golpe grande para el movimiento. Entran en juego las diferencias culturales, porque la sociedad alemana no es una en que se toleran zonas grises en la ley (a diferencia de España, Holanda y Bélgica). Hay muchos productores subterráneas en todo el país, pero no es probable que salgan a la luz. La forma más probable de avanzar es que la gente elabore peticiones y presione a sus partidos políticos. Recientemente, un usuario medicinal ha pasado por los tribunales y se ha convertido en la primera persona a la que se deja cultivar su propio cannabis en su casa. Hay una condición, sin embargo: debe asegurar su casa a un costo de 14.000 euro. La forma en que el progreso se está haciendo en Alemania es lenta pero completa. Significa que si las leyes que permiten los CSC de operar serán creadas, serán muy claras y, sin duda, ofrecerán un marco sólido para otros países a seguir.

En el Reino Unido, muchos grupos dicen ser Clubes Sociales de Cannabis. Existen alrededor de 80 grupos en todo el país (aunque sea en Facebook). La policía dice que el cannabis es casi despenalizado, pero "casi" no es suficiente para convencer a la gente a salir a la intemperie con los clubes de cannabis. El gobierno ha dicho que van a reprimir esas organizaciones. Dejando el mercado a las organizaciones criminales.

Italia es un lugar oscuro para ser consumidor de cannabis. Los políticos italianos han instalado una de las leyes de drogas más estrictas de Europa y sus prisiones están sobrepobladas. Uno puede ir a la cárcel por posesión de montos superiores a 5 gramos, aunque sea para consumo personal. En este clima es imposible abrir un club social de cannabis, aunque los esfuerzos para crear uno para usuarios medicinales están en marcha.

En Austria se les permite a las personas cultivar para su propio uso. Esto abre la puerta al Cannabis Club. El principal partido político quiere despenalizar el cannabis. Los activistas están trabajando con abogados para buscar la cooperación con autoridades locales para obtener la apertura de los CSC y evitar la persecución de sus responsables.

El consejo de administración local de la ciudad holandesa de Utrecht aplaude la idea de los Cannabis Social Clubs, tanto que ha anunciado su deseo de iniciar uno en el futuro próximo. Se está buscando formas de asegurar que los fundadores de este club no terminen en la cárcel, ya que todavía es ilegal cultivar en los Países Bajos.

Mientras tanto, en Bélgica y en España, los Cannabis Social Clubs florecen, al igual que otras iniciativas que hagan uso del margen legal creada por ellos. Durante la Asamblea discutimos la posibilidad de convertir a Encod en una Federación Europea de CSC, pero rápidamente se descartó la idea. No podemos ni queremos desempeñar el papel de juez en este asunto. Damos la bienvenida a todas las iniciativas que deseen llevar cannabis desde los productores a los consumidores de una manera sana, segura y transparente, pero promovemos específicamente el concepto del Cannabis Social Club, el que definimos más concretamente en una nueva serie de principios. Entre otros esfuerzos vamos a reunir a abogados europeos interesados ​​en la elaboración de una estrategia exitosa para defender el concepto de CSC frente a un juez en su propio país.

El nuevo CE: Janko Belin, David Rosse, Has Cornelissen, Enrico Fletzer, Derrick Bergman, con Joep Oomen y Beatriz Negrety

Por último, la Asamblea General eligió a un nuevo Comité Ejecutivo. En los próximos dos años el CE estará compuesto por David Rosse (Austria), Derrick Bergman y Has Cornelissen (Países Bajos), Enrico Fletzer (Italia) y Janko Belin (Eslovenia). Desde ahora, la presidencia del CE será rotativa, cambiando cada 6 meses. Derrick Bergman ha sido apuntado como el primer presidente.

El CE será apoyados por un círculo interno de los socios de Encod - esperamos que entre al menos uno por país - que participará intensamente en una de las áreas de trabajo de Encod. En las próximas semanas, el CE elaborará una estrategia sobre cómo involucrar el círculo interior y todos los demás miembros en el plan de acción para el próximo año. A continuar.

Por Joep Oomen (con la ayuda de Bill Griffin y Peter Webster)

Fotos: Gonzomedia


 
BOLETIN ENCOD 100
Publicado el 31 de mayo de 2013 por encod

Las personas que están lo suficientemente locos para pensar que pueden cambiar el mundo, son los que lo hacen. - Jack Kerouac

Hace nueve años, en 2005, cuando organizamos el primera Legalize Cannabis Protestival en Atenas como parte de la Global Marijuana March, todo el mundo pensaba que estábamos locos. El consumo de drogas y la reforma de la política de drogas fueron un tema tabú que fue estigmatizado por una gran parte de la sociedad griega. Nadie quería hablar de ello. Nueve años más tarde, a raíz del noveno Legalize protestival que reunió a cerca de 30.000 personas, todo el mundo tiene la sensación de que somos lo suficientemente locos como para cambiar el mundo que nos rodea, lenta pero constantemente. La campaña "Coalición para cambiar las políticas de drogas" ha culminado este año en un punto máximo. Por desgracia, los políticos no lograron dar un salto de fe y apoyar una reforma política sustancial y progresiva. La sociedad griega, sin embargo, está lista para ello.

El movimiento antiprohibicionista tiene más de 25 años en Grecia y en 2013 casi logramos una victoria histórica. Casi, porque creímos por un momento que los políticos podrían por una vez tomar una decisión basada en datos científicos y mejores prácticas en la UE, en lugar de la ideología y el pánico moral. Por desgracia nos equivocamos. La nueva ley de drogas (4139/2013), que se introdujo a principios de 2013, no despenaliza el consumo de drogas, aunque el proyecto de ley inicial que se introdujo en 2011 en el Parlamento griego estaba sugiriendo ello. Después de dos largos años de deliberación, de campañas y de nuevas redacciones, la nueva ley fue debilitada drásticamente desde el espectro político conservador que tiene una mayoría frágil en el Parlamento griego en este momento.

Como resultado, los consumidores de drogas siguen siendo considerados como criminales que enfrentan 5 meses de prisión por posesión y uso personal de drogas, a pesar de haber asegurado el derecho al tratamiento. Si uno es consumidor de opiáceos puede ser dirigido a un centro de rehabilitación en lugar de a la cárcel, pero si uno es consumidor de cannabis tiene que declarar ante el fiscal y el juez que es su primera vez. Si no, será castigado y obligado a comprar su libertad, al final, con antecedentes penales marcados aunque se trata de un solo gramo. Sólo si tiene suerte, no pasará una noche en prisión.

Por otra parte, la nueva ley no especifica cantidades para uso personal, dejando la aplicación de la ley para abrir juicios personales. El auto-cultivo y la posesión de plantas de cannabis para uso personal son tratados de la misma manera, es decir, 5 meses de prisión (antes fue 1 año si estaba justificado el uso personal, o 10 años si este uso no estaba justificado).

Aunque hubo una menor racionalización de los castigos penales, de acuerdo con la legislación comunitaria (Decisión 2004/757/JAI del Consejo de la UE), Grecia todavía tiene uno de los regímenes más duros an cuanto a la penalización del tráfico de drogas, con penas que van de 10 años a cadena perpetua. Uno de los aspectos positivos de la nueva ley es que finalmente se desclasifica el cáñamo de las sustancias ilegales, y prepara el camino para su cultivo y procesamiento legal.

Por desgracia, la nueva ley perdió una oportunidad histórica para sentar las bases para una política de drogas justa, humana y eficaz durante un periodo de crisis multidimensional que ha empeorado las condiciones de vida de los consumidores de drogas y empuja a más personas al consumo problemático y la criminalidad. La nueva ley no aborda la corrupción o el uso excesivo de recursos para hacer cumplir la ley en lugar del tratamiento. Tampoco aborda la reducción del daño o la criminalidad. La nueva ley potencialmente contribuye a la descongestión temporal de las cárceles, pero sin duda no va a contribuir a la des-estigmatización de los consumidores o de la protección de la salud pública. El legislador y el Estado aún consideran que el uso de sustancias y la dependencia de ellos es una cuestión de seguridad pública y policía y no un problema de salud pública y dignidad. Es por eso que todavía gastamos en Grecia el 80% del total de los fondos relacionados con las drogas en la interdicción y sólo el 20% en el tratamiento y la prevención.

Por otra parte, no perdimos nuestra oportunidad de dar a conocer y calentar el debate público sobre el tema. Nuestro festival y campaña tuvo bastante atención de los medios de comunicación este año, tanto de manera positiva como negativa. El hecho de que realizamos tres eventos internacionales con 12 distinguidos ponentes de diferentes países de la UE y 12 reconocidos ponentes griegos, así como el hecho de que cuatro partidos políticos apoyan nuestra campaña dieron lugar a un aumento del apoyo de los los medios de comunicación y el público que no puede ser ignorado. Logramos difundir ampliamente el mensaje de que los consumidores no son criminales. Criminales son las políticas prohibitivas y represivas que no abordan la oferta y la demanda, sino que aumentan la corrupción, la ilegalidad, los daños y las ganancias del crimen organizado.

Hasta que brilla la verdad, siendo la mejor prevención, vamos a seguir cultivando nuestros derechos y libertades.

Por Michalis Theodoropoulos, CE ENCOD, Grecia

Noticias del secretariado

En los próximos meses, Encod organiza un taller sobre cómo configurar Cannabis Social Clubs en Berlín (8 de junio), y participar en el Día de la Liberación de Cannabis en Amsterdam (16 de junio).

Del 21 al 23 de junio, la Asamblea General tendrá lugar en Bermeo, España. Los tres temas principales de esta reunión serán la elección de un nuevo Comité Ejecutivo, la formación de una plataforma europea de Clubes Sociales de Cannabis y el siguiente paso hacia la creación de un Foro Auténtico de la Sociedad Civil sobre Políticas de Drogas en Europa.

En las próximas semanas, se pondrá a disposición de todos los miembros de más información sobre estos temas. Si no puede asistir a la Asamblea General en Bermeo, es posible que pueda seguir una transmisión en vivo del evento a través de Internet (por favor, háganos saber si desea recibir las instrucciones para asistir a esta transmisión en vivo). Los socios de Encod que no pueden participar pueden dar su mandato al voto a otro miembro que será en la Asamblea General, mediante un mensaje al secretariado

Esta es Encod nr boletín. 100. Damos las gracias a todos los que han hecho posible este logro.


 
BOLETIN ENCOD 99
Publicado el 30 de abril de 2013 por encod

Italia es la cuna del fascismo moderno y ha sido una influencia para el futuro político de Europa en varias ocasiones. Después de la reelección, el 20 de abril, del presidente del Estado Napoletano, de 87 años de edad, el futuro que tenemos por delante parece muy estéril. Muchos consideran que este es el resultado de un compromiso inmoral con Silvio Berlusconi, considerado por muchos como estrechamente vinculado a la mafia. En las primeras filas de la multitud que lo coreaba al lado del magnate de los medios de comunicación todavía vemos al Sr. Carlo Maria Giovanardi, el arquitecto de la legislación sobre drogas más estúpida y represiva de Europa occidental.

De hecho, la nefasta alianza del Partido Demócrata y el Pueblo de la Libertad, como se le llama el partido de Berlusconi, parece mantener en vida al viejo régimen sobre la base de dos terceras partes del sistema bicameral. En la re-elección del presidente del Estado, el Ejecutivo ha llevado a cabo toda una maniobra autoritaria. Hoy Italia apenas puede considerarse una democracia representativa por mucho tiempo más. No sólo la democracia, sino también el Partido Demócrata está bajo fuego.

A partir de este momento, una junta de tecnócratas bajo la supervisión del presidente del Estado y, posiblemente, de potencias extranjeras, fácilmente se percibe como un obstáculo a lo que mucha gente quiere: un cambio real. En Italia, no existe una oposición general, como en Grecia, pero un frente más fragmentado de ciudadanos individuales. Y esta oposición de fuerzas desorganizadas se percibe por el establecimiento italiano como el mayor peligro, ya que les recuerda a los movimientos autónomos dispersos en la década de los setentan los que no fueron orientadas a la reconstrucción de los partidos políticos.

Esta toma autoritaria es uno de los últimos esfuerzos para detener los movimientos democráticos que acompañan la caída de todos los partidos políticos y, especialmente, del Partido Demócrata, que han traicionado las expectativas populares. La próxima gran coalición es percibida por muchos como la más grande traición y por consiguiente, la mayoría parlamentaria puede reaccionar como una fortaleza asediada para contrarrestar las expectativas de la gente. La flor y nata de los políticos italianos se encuentra en el castillo.

Se espera que Beppe Grillo y la izquierda ecológica traten en los próximos días de recoger las piezas de un país roto, nacido de la lucha armada contra el fascismo y que llama una vez más a defender sus derechos. Las fuerzas alternativas y los grupos anti-prohibicionistas italianos en los próximos meses harán frente a enemigos poderosos en sus esfuerzos para lograr cambios positivos.

Estos esfuerzos se iniciarán con la conferencia de prensa del movimiento anti-prohibicionista en el Parlamento italiano el 02 de mayo, el cual debe ser considerado como un paso importante para abrir el debate y la movilización para la regulación y cooperación justa y democrática de drogas.

El periodista, Franco Arminio, señaló que en la elección del presidente del Estado los enemigos ni siquiera tenían que entrar en la arena. "La Italia fascista y clerical no combate abiertamente, es suficiente si se garantizan sus intereses. Si este trabajo se lleva a cabo por un ex comunista, así sea. La elección de Napolitano, así como se ha producido, es la página más oscura de nuestra historia, una celebración del 25 de abril (día de liberación nacional) caminando culo al revés: de la liberación a la momificación ".

En cuanto a las políticas de drogas dependerá de la presión popular si algunos cambios positivos se producirán. Han habido resultados positivos con algunos tribunales pronunciarse sobre el cultivo de cannabis en el sentido de que Italia debe seguir las directivas de la UE que consideran cada vez más que cultivar en su casa pertenece al área de la cuestión del uso personal. Las leyes italianas también han sido criticados a nivel europeo, ya que han eliminado la diferencia entre las diferentes sustancias, mientras que las cantidades límite de drogas se consideran ilegítimas. El país también ha sido acusado de seguir siendo incapaz de introducir la prohibición de la tortura dentro de la aplicación de las leyes sobre drogas.

El Sr. Grillo del movimiento 5 estrellas se expresó muy claramente sobre los efectos de las políticas de prohibición:

"Agosto es el mes de las apelaciones. Después de la primera en apoyo de la protección del Internet de acciones legales, hoy el nuevo recurso se refiere a la despenalización de las drogas ligeras. Demasiadas personas se detuvieron y no vuelven a casa nunca más después de haber fumado un porro, de Aldo Bianzino a Stefano Frapporti. En muchos países de Europa la marihuana es libre. En Italia existe la libre circulación de las drogas duras y la detención de personas pobres por la posesión de un porro. En Milán se estima que los consumidores habituales de cocaína son 150.000. El puerto de Gioia Tauro es la puerta de entrada de todo tipo de drogas en Europa. Con el fin de resolver la sobrepopulación en las cárceles sería suficiente despenalizar la marihuana. Con el fin de deshacerse del problema de los extraños suicidios y colapsos repentinos en las células es suficiente despenalizar la marihuana. Pido a todas las fuerzas y movimientos que quieran apoyar este llamamiento que aparezcan lo más pronto posible ".

Grillo es un amigo de librepensadores y, teóricamente, junto con la izquierda Ecológico y liberal de nuestro Parlamento podría acabar muy rápidamente con las más terribles reliquias del pasado. Sin embargo, es imposible predecir a través de la bola de cristal. Mucho dependerá de la reacción de las masas.

Para comenzar con los anti-prohibicionistas: han anunciado tres grandes manifestaciones en mayo, el mes del despertar antiprohibicionista en Italia debido a la tradicional Million Marijuana March de Roma y de otros eventos. Este año la carrera se iniciará en la Plaza de Partisanos y termina en la Plaza de San Juan. Será precedida por una conferencia de prensa celebrada en la Sala de Globe del Parlamento italiano. La atención se centrará en la necesidad de promover alternativas a las políticas de drogas fallidas que han sido particularmente agresivas en Italia.

La manifestación de este año no sólo promete ser mayor que nunca, pero también comenzará una discusión con algunas fuerzas políticas y sociales con el fin de favorecer la instalación de Clubes Sociales de Cannabis. Las tres manifestaciones masivas previstas en Roma, Pisa y Nápoles están destinadas también para deshacerse de las infames leyes de drogas, como es el caso de la recolección de firmas en curso para introducir el delito de tortura. Por último, pero no menos importante, por tercera vez, habrá una manifestación importante en el sur de Italia. El desfile de calle antiprohibicionista de Nápoles parece pasar por alto la brecha norte-sur en la península histórica.

El cannabis como droga recreativa es muy popular en Italia, a pesar de las leyes contra las drogas bárbaros actuales en un país donde muchos productores y consumidores se meten en problemas con la justicia. Algunos incluso han sido asesinados y torturados por el cultivo de algunas plantas y a pesar de ello, la facción prohibicionista está todavía bien organizada y bien financiada. Pero también ha comenzado a atraer una atención especial por la prensa italiana. Hágase la luz sobre las conexiones sesgadas de la ciencia y la prohibición que en Italia se tradujeron en un remake de las películas Reefer Madnes bajo la forma de muestras de neurociencia.

Algunos periodistas italianos revelaron recientemente la verdad acerca de la enorme cantidad de dinero gastado por el Departamento de Políticas Antidrogas de Italia. Más de 50 millones de euros han sido consumidos en operaciones extrañas y que, a pesar de la agitación política, sobrevivieron tres gobiernos italianos. Incluso pueden ser confirmados ahora, en este tipo de Jurassic Park.

La prohibición como medio de control y terror sigue siendo muy poderosa en nuestro país y los últimos de los mohicanos siguen luchando, a veces fingiendo tener una base científica que las políticas de prohibición nunca tuvieron. Hágase la luz sobre su complicidad en la guerra mundial de las drogas. Paremos el terrorismo pseudocientífica y la guerra contra nosotros. Depende de nosotros.

Por Enrico Fletzer

NOTICIAS DEL SECRETARIADO

En abril, Encod celebró su cumpleaños número 20. Esperamos celebrar nuestro 25o en un mundo que ha puesto punto final a la guerra contra las drogas. Para saber más sobre cómo nació Encod, leer el primer plan de acción a partir de 1995.

El mes que viene Encod participará en varios eventos relacionados con cannabis en Italia, España y Grecia, a fin de promover el concepto de los Cannabis Social Clubs y la reforma de la política de drogas en general, entre otros, como una respuesta a la crisis en diversas áreas.

El 25 de mayo, los socios de Encod están bienvenidos en el Día de la Liberación de cannabis en Antwerpen, Bélgica

Y, por último, a todos los socios de Encod se los invita cordialmente a asistir a la Asamblea General en Bermeo, España, del 21 al 23 de junio. Por favor regístrese antes del 15 de mayo si desea asegurarse de que puede beneficiarse de apoyo con el alojamiento y el viaje.


 
BOLETIN ENCOD 98
Publicado el 31 de marzo de 2013 por encod

En la Asamblea General Encod que tuvo lugar en junio de 2012 decidimos componer y elaborar un cuestionario para partidos politicos y candidatos que participarán en las próximas elecciones para el Parlamento Europeo en junio de 2014.

El objetivo del cuestionario es averiguar el nivel de conocimientos y posiciones sobre las políticas de drogas entre candidatos politicos que buscan ser electos en el próximo Parlamento Europeo, que iniciará su nueva legislatura en junio de 2014. Pero también puede ser utilizado para elecciones locales y nacionales.

El cuestionario puede ser utilizado sobre todo y mayormente por socios de ENCOD en sus países respectivos y por cada persona interesada a exponer las posiciones de candidatos individuales para ser electos (o parlamentarios ya electos), formar una opinion sobre el/la candidato/a, mantenerles responsable y comenzar un diálogo para influenciar sus posiciones, si es necesario.

CUESTIONARIO SOBRE POLÍTICAS DE DROGAS

Nombre del candidato/ parlamentario electo ……………………………..

Para ser electo/ ya sirviendo como ……………………………………………...

País……………………………………………………………..

Por favor responda a las siguientes preguntas / declaraciones con SI o NO, y añada sus comentarios si desea

Categoría 1: Sobre políticas de drogas internacionales

1. Estamos ganando la guerra a las drogas

2. Deberíamos continuar la prohibición de drogas tal como es 3. El tema de las drogas pertence al area legal y no de salud pública 4. Las personas que consumen drogas ilegales deberían ser castigadas

5. Cuánto dinero se ha gastado en la Guerra a las Drogas desde 1961 (cuando se firmó la Convención Unica de Estupefacientes por las Naciones Unidas?

1) Mil millón de dólares

2) 100 mil millones de dólares

3) 1000 mil millones de dólares

6. Está Usted de acuerdo con esta frase: "Aquellos que se aprovechan de la prohibición de drogas actualmente apoyan a mantener las ganancias de los carteles de drogas, financiar el terrorismo y la violencia relacionada con las drogas? »

7. Afganistán es el primer país productor de opio – apoya Usted la compra de la cosecha annual de los campesinos productores afganes de opio por un mon,to de approx. 600 million dólares a fines de sacar las ganancias de grupos terroristas (Taliban etc), reducir la producción mundial de heroína, proveer medicamentos anestésicos basados en el opio (morfina etc) para el 90% de los habitantes del mundo que no pueden tener acceso a ellos porques son comprados por el 10 %, que vive en las naciones más ricas?

8. Cuál país en el mundo occidental tiene las leyes antidrogas más duras y el mayor número de usuarios de drogas en la mayor parte de las categorías:

1) Reino Unido

2) Canadá

3) EEUU

Categoría 2. Sobre las leyes de drogas

9. Las leyes de drogas tienen un efecto directo sobre los niveles de consume de drogas

10. Se deberían construir más prisiones para acomodar los usuarios de drogas

11. Todo el consumo de drogas debería ser decriminalizado

Categoría 3. Conocimiento sobre drogas

12. El alcohol es más seguro que la marijuana

13. El tabaco es más seguro que la marijuana

14. De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud – cuál es la droga más peligrosa para los individuos y la sociedad?

1) Alcohol

2) Extasy

3) Tabaco

4) Heroína

15. Cuál droga es más segura y menos cara?

1) Cannabinoides procesados sintética- y farmacéuticamente (Sativex, Marinol)

2) Cannabinoides naturales (flores del cannabis)

Categoría 4. Reducción de daños

16. Deberían los gobiernos financiar e incorporar medidas de reducción de daños relacionados con el consume de drogas en sus políticas?

17. Deberían los gobiernos instalar un acceso de bajo umbral al tratamiento y la rehabilitación de drogas?

Categoría 5. Cannabis

18. Cannabis debería ser regulado de la misma manera como el alcohol y el tabaco

19. Las personas deberían tener acceso al cannabis medicinal producido por cultivadores autorizados

20. Las personas deberían tener derecho a cultivar un máximo de cinco plantas de cannabis para su autoconsumo para evitar la interacción con el mercado ilegal

21. Sabe Usted que son los "Cannabis Social Clubs" y sus objetivos?

Por supuesto este cuestionario es solo un modelo, todos pueden modificarlo o añadir otras preguntas. Si deciden utilizar el cuestionario, por favor mantenernos al corriente de sus experiencias. Posiblemente las utilizaremos para comenzar una campaña de consejo para votar en las elecciones para el PE en 2014.

Por: Boaz Wachtel

Informe del secretariado de ENCOD

El pasado mes, una delegación de los miembros del Comité Ejecutivo de Encod asistió a la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas en Viena. Se publicará un informe sobre sus experiencias pronto.

El coordinador de Encod estuvo en una mission en Bolivia para la Asociación ‘Amigos de la Hoja de Coca’. Se hicieron y mantuvieron contactos con campesinos productores de la hoja de coca, expertos civiles y oficales de gobierno. La impression de todas las entrevistas es que estamos en buen camino con la promoción de la importación de hojas de coca orgánicas a Europa, puesto que tanto el cultivo de coca orgánica y la búsqueda de formas para exportarla son importantes alternativas para los productores bolivianos de la hoja de coca, que se encuentran atrapados entre los narcotraficantes y los que supuestamente tienen que luchar contra éstos.

Una idea que surgió estos días es de organizer una visita de una gran grupo de personas de tanto Europa y Norteamérica a Perú y Bolivia en junio de 2014, a fines de llevar el mensaje que hay somos muchos en el mundo occidental que deseamos importar hojas de coca de una forma sana, y que queremos colaborar con todos en la region andina que quiere hacerlo una realidad.

Durante esta visita se organizarían encuentros con productores de la hoja de coca, fabricantes productos tradicionales de la hoja de coca, expertos científicos, activistas y oficiales de gobierno en Bolivia y Perú. Consideramos que la participación en este viaje costaría entre 1500 y 2000 euros por persona, así que advertimos a cada uno de ustedes que desea participar en esta acción de comenzar a ahorrar dinero.

En Francia, el establecimiento de la Federación francesa de Cannabis Social Clubs está provocando el debate. El 8 de abril, Encod está co-organizando la acción de protesta contra la criminalización del coordinador de los Cannabis Social Clubs franceses, Dominique Broc, en Tours.

Recibimos la confirmación de la Comisión Europea que Encod ya no es miembro del llamado ’Foro de la Sociedad Civil sobre la Política de Drogas en la UE’, ya que no cumplimos con nuestras obligaciones burocráticas.

Como respuesta organizaremos el primer Foro Auténtico de la Sociedad Civil sobre la Política de Drogas durante la pròxima Asamblea General de Encod a realizarse los días 21 a 23 de junio de 2013 en el País Vasco, España.

"El pueblo y sólo el pueblo es la fuerza motriz que hace la historia. " (Mao Zedong)

Más informaciones seguirán pronto.


 
BOLETIN ENCOD 97
Publicado el 3 de marzo de 2013 por encod

La prohibición internacional de drogas ha sido mantenida con tratados y convenciones internacionales, dentro del marco de la ’Guerra a las Drogas’ liderada por los EEUU. El reconocimiento de que esta guerra ha sido completamente perdida está generando una ola de reflexión sobre la prohibición y sobre estos tratados.

A pesar de la creciente evidencia que las actuales políticas no logran sus objetivos, la mayoría de las instituciones que ejecutan las políticas a nivel nacional e internacional ha intentado evitar el escrutinio público o el debate sobre alternativas. Así los que verdaderamente están aprovechando de la actual política son los asociados con el crimen organizado y los que están corrumpidos por él. Para aquellos que logran leer entre las líneas de tantos informes y declaraciones recientemente hechas sobre la política de drogas, es obvio que los días del sistema de clasificación de las drogas están contados. Pero todavía puede tomar diez años para ver un cambio real, resultados concretos de un lento cambio de paradigma que parte de la conclusión que la prohibición no disminuye el consumo de drogas y lo hace menos seguro, y que se deberían adoptar alternativas que efectivamente protegen la salud pública y cumplen con los principios de los derechos humanos.

Desde el Comité de Expertos de la OMS a la JIFE

Sigue creciendo la cantidad de datos que indican que los « cannabinoides » reducen el crecimiento de cáncer, inhiben la formación de nuevas globulinas que alimentan un tumor, y ayudan a tratar el dolor, el cansancio, la náusea, y otros efectos colaterales. Es más, como un misil buscacalor, el THC selecciona los blancos y destruye las células cancerinógenas mientras que deja intactas a las células sanas. Al contrario, las drogas convencionales de la quimoterapia son altamente tóxicas; dañan indiscriminatoriamente al cerebro y al cuerpo.

Este es bien sabido desde el 7 de octubre de 2003, cuando el gobierno de los EEUU, representado por el Departamento de Salud y Servicios Humanos, obtuvo un Patente USA (#6630507) sobre cualquier y todos los usos y aplicaciones de los cannabinoides como antioxidantes y neuroprotectores.

Es la tarea del Comité de Expertos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) dar una recomendación sobre la clasificación de cualquier sustancia revisada. El secretariado de la OMS prepara la documentación para la reunión, pero se supone que es neutral. En el caso del cannabis, su clasificación actual es en las Listas I (la más estricta posible), y IV. Existen varias soluciones para modificar la clasificación del cannabis. En teoría, también es posible que se haga una recomendación para moverlo a una de las listas de la Convención de 1972, o de eliminarlo de todas las listas, lo que podría generar el fin de la prohibición de cannabis.

Al otro extremo del Comité de Expertos de la OMS, tenemos la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), que es el cuerpo responsable de controlar la disponibilidad de una sustancia. En su informe lanzado en octubre de 2012, « Gobernando las guerras de drogas », Joanne Csete caracteriza la JIFE por su apoyo a políticas anticientíficas en todo el mundo y su rechazo a promover buenas prácticas en políticas de salud pública, particularmente en torno de la prevención de VIH/SIDA ». Ella presenta a la JIFE como « la más cerrada y menos transparente de todas las entidades bajo el auspicio de la ONU.’ »

ENCOD quiere que los gobiernos se sienten inconfortables con la situación en la que todos los políticos del mundo ha puesto sus pueblos. Ellos están ejecutando un sistema que causa muchos daños. Hasta que empiezen a buscar soluciones alternativas, no puede haber ningún avance. Al mantenerse la prohibición y al suprimirse o evitarse el debate sobre sus costos y beneficios, se puede argumentar con legitimidad que nuestros gobiernos y otros dirigentes están pasivos mientras que caen muchas víctimas entre muertos y prisioneros, sobre todo entre los adolescentes.

El mundo que queremos

"Como buscamos construir el mundo que queremos, intensifiquemos nuestros esfuerzos para adquirir un sendero de desarrollo más incluyente, equitable y sostenible, construído sobre el diálogo, la transparencia y la justicia social."

Secretario-General Ban Ki-moon
- Mensaje para el Día Mundial de Justicia Social 2013

Este es el « Mundo que queremos »

Queremos un fin a la guerra contra las drogas
- Queremos cambiar el sistema de control de drogas
- Queremos curar el planeta y las personas
- Queremos utilizar nuestros recursos no queremos que sean contaminados por un sistema político corrupto.
- Queremos sembrar las semillas de paz y libertad
- Queremos la libertad para todos los prisioneros de actual guerra a las drogas.
- Queremos parar la pena de muerte y toda la violencia relacionada al narcotráfico, simplemente con la regulación legal de los mercados de drogas
- Queremos asegurar que no habrá más sufrimiento por la falta de anestésicos
- Queremos beneficios del comercio justo, tomando el dinero de los bolsillos del crimen organizado y ponerlo en la economía real

ENCOD fue establecida en 1993 para promover diálogo entre las organizaciones de la sociedad civil y las instituciones europeas, a fines de establecer una estrategia común para tratar con el fenómeno de las drogas desde una visión inteligente y pragmática. El Manifesto de ENCOD ha sido firmado por más de 350 organizaciones de todo el mundo.

Vamos a juntar esfuerzos para hablar la verdad sobre las drogas.

Por Farid Ghehioueche

Eventos en Marzo

El 2 de marzo, el coordinador de Encod participará en Pisa en la Asamblea General de grupos italianos que planifican el establecimiento de un Cannabis Social Club para el uso terapéutico.

Desde el 11 al 16 de marzo una delegación de Encod atenderá a la reunión anual de la Comisión de Estupefacientes de la ONU en Viena.


 
BOLETIN ENCOD 96
Publicado el 1ro de febrero de 2013 por encod

El año pasado, ENCOD fue una de las organizaciones que luchan para asegurar de que el Foro de la Sociedad Civil sobre las políticas de drogas en la UE no termina en un fracaso total. Aunque decidimos romper el consenso final sobre las recomendaciones a la Comisión Europea, nos unimos a una carta de anexo que propone pasos hacia un enfoque más equilibrado con medidas de reducción de daños y una política de drogas basada en pruebas científicas.

Dentro del FSC, somos vistos como el "dolor en el culo", porque aseguramos que las voces de los sin voz pueden ser escuchados y representados, mientras que nos aseguramos de proporcionar todas las informaciones útiles de todas las reuniones a las personas organizadas a nivel de las bases. Cada uno de los ciudadanos, incluso los funcionarios públicos, es capaz de saber bien lo que ENCOD representa, leyendo su "Código de conducta". La falta de transparencia está debilitando las reglas democráticas.

El año pasado, ENCOD también estuvo entre las ONG que asisten a la Comisión de Estupefacientes, una serie de debates y cocktails en los pasillos, y como siempre en esta reunión de alto nivel desempeñamos el papel de "piedra en el zapato". Secuestramos las sesiones de la sociedad civil con propuestas como los "Clubes Sociales de Cannabis" y los "Amigos de la Hoja de Coca", formulando preguntas acerca del estatus legal actual de cannabis y su necesaria revisión, o insistimos a que Yuri Fedotov nos responde durante su conferencia de prensa a preguntas como: "está Usted dispuesto a presionar a Rusia por aplicar un enfoque humano a las drogas con programas de reducción de daños?" "Es que los estados de EE.UU. que han implementado leyes para el uso medicinal del cannabis están violando las convenciones de la ONU?" Y finalmente: "¿La JIFE solicitará a los EE.UU. que siguen aplicando fielmente las convenciones de la ONU, al igual que lo hicieron en contra de los coffeeshops en Holanda?"

En abril de 2012, por primera vez en una reunión oficial, el presidente de EE.UU. escuchó a sus colegas de Guatemala, Honduras, Colombia y México, que querían que considere que la guerra contra las drogas ha fracasado y que una política diferente tiene que ser diseñado. Incluso si Obama se negó a hablar de legalización, declaró que el debate estaba abierto.

Mientras todo el mundo se enteró del paso hacia atrás paso que se dió en Holanda mediante la implementación de un denominado "pase cannábico", ello también dió lugar a un fuerte movimiento de oposición a esta y otras medidas, con los alcaldes de algunas ciudades clave indicando que todavía permitirán a los turistas en los coffeeshops.

Este estado de desobediencia civil de la mente es también muy presente en Francia, con el lanzamiento de un movimiento de Cannabis Social Clubs el pasado mes de junio, y la obtención de más y más apoyo en los medios de comunicación. Desde la elección del presidente de Hollande en mayo, como nunca antes, la legalización del cannabis y la creación de salas de inyección han estado tan prominentemente en el debate público.

En el mes de octubre pasado, en el Parlamento Europeo de Estrasburgo, la importancia de cannabis para la industria farmacéutica fue expuesta y por primera vez, un gran número de investigadores científicos y de salud presentaron una visión general de los retos que tienen los laboratorios de todo el mundo para curar a los pacientes con cannabis ... aunque para cultivar una o varias plantas uno puede directamente y sin límites financieros ayudar a las personas que consumen cannabis como medicina.

Al mismo tiempo, se han emitido videos como "Si cannabis curara el cáncer?", "Too high to fail", "When we grow", y por último, "Rompiendo el tabú" , de libre acceso para cualquier persona en el internet.

Pero el cielo no es azul y agradable para todos. Creemos que aquellos que están privados de ella son prisioneros de la guerra a las drogas, tales como Michael Blanc en Indonesia, Dana Beal, Marc Emery, Chris Williams, Eddie Lepp, Roger Rev. y tantos presos en los EEUU, Roar Mikalsen en Noruega. Los recordamos, nos extrañan y seguimos insistiendo a las autoridades competentes para que sean inmediatamente liberados.

En este desorden mundial el banco HSBC anunció que ha negociado una multa de 1,9 mil millones de dólares para evitar un juicio en los EE.UU. sobre el blanqueo de dinero a gran escala para los cárteles de drogas. ¿Es que todo el mundo sabe que este banco, que es administrado principalmente desde Hong Kong, se estableció allí en 1865 con el fin de financiar el comercio en el Lejano Oriente y se asoció inicialmente con las ganancias del contrabando de opio?

Ello en cierto modo es la prueba de lo corrupto que es el sistema económico global. Definitivamente "la prohibición es una broma" interpretada por "bafiosos" o "manqueros" algo entre mafiosos y banqueros. Entonces, la "legalización" (o regulación legal para aquellos que, como Barack Obama, no se atreven a pronunciarlo) es la única palabra que se puede utilizar para cortar la hierba bajo los pies de todos aquellos narcotraficantes que se aprovechan de la prohibición impulsada por el dinero de los contribuyentes.

Que el 2013 será el primer año de nuevas medidas de regulación locales basadas en un enfoque humano y científico!

ENCOD mantendrá sus metas altas y fuertes, con nuestro Manifiesto de Políticas de Drogas Justas y Eficaces, con el apoyo de más de 350 organizaciones en todo el mundo, que en sí mismo podría representar un foro internacional de la sociedad civil alternativo y genuina

Que en el año 2013 la fuerza de todas las diferentes redes que participan en el movimiento de reforma de las políticas de drogas (como TNI, IDPC, DPA, ICOS, LEAP, NORML, Beckley, Akzept, HCLU etcétera) pueda lograr resultados concretos, tales como la campaña "Rompiendo el Tabú", uniéndose y juntando sus esfuerzos!

ENCOD trabajará dura e inteligentemente con este objetivo en los próximos meses, simplemente porque "la unión hace la fuerza, divididos caemos".

By Farid Ghéhiouèche

Este boletín ha sido escrito bajo título personal y no cuenta con el aval de todos los miembros del Comité Ejecutivo

Eventos en febrero

Visitantes a la Spannabis, Barcelona - 15 a 17 de febrero 2013, están bienvenidos en el stand de ENCOD (nr. 135)


 
BOLETIN ENCOD 95
Publicado el 31 de diciembre de 2012 por encod

Los Mayas tuvieron razón finalmente. El mes de diciembre de 2012 tiene todo el potencial de ser recordado luego como un mes bisagra en el pasaje hacia una nueva era. Ver al 2012 en el espejo retrovisor asícomo mirar al futuro en 2013, existe una cantidad sorprendente de señales que indican que el mundo que conocemos está llegando a su fin. Ello no necesariamente significa que nos espera el Armageddon. Quedan algunas oportunidades para que el ser humano evite la destrucción total y construya un futuro sostenible para las nuevas generaciones. Para saber cuáles son, basta hacer una lectura decente de los aprendizajes del pasado.

La crisis medioambiental nos enseña que un sistema que maximaliza las ganancias pone en peligro la relación entre hombres y naturaleza. El deseo de los hombres de dominar la naturaleza a fines de satisfacer sus propias necesidades y codicias personales, ha creado un monstruo, siendo corporaciones enormes que casi sin control chupan la sangre de la tierra: recursos naturales tales como petróleo, bosques y agua. Obviamente, la planeta está preparando una corrección hecha por la naturaleza de este desbalance hecho por el hombre.

La crisis política nos enseña que el mundo occidental se parece cada vez más a un pueblo Potemkin, construído para impresionar. América del Norte y Europa adoran ser considerados mundialmente como los campeones de la democracia, pero la forma en que sus políticos han manejado las vidas de aquellos que les han democráticamente elegido y quienes pagan sus salarios, es escalofriante. La implosión del capitalismo ’king size’ está en camino y sobre todo afectará a los que vivimos en occidente. Nos hemos acostumbrado a pensar como individuo y posiblemente nos costará bastante encontrar respuestas colectivas a nuestros problemas.

La crisis moral nos enseña que los que están en el poder no tienen respuestas a los señales más alarmantes de la disfuncionalidad en nuestra sistema: la reacción inequivoca de los jóvenes a la falta de perspectivas que el futuro les ofrece, como el abandono escolar, el suicido o hasta multiple homicidio. Que hubiera pasado si Adam Lanza, el asesino de la escuela de Newtown, hubiera consumido cannabis? Hubiera estado en todos los medios. Actualmente, no ha habido casi ninguna reacción a la sugerencia que Lanza, debido a una desorden mental, bien puede haber sido consumidor de drogas psiquiátricas totalmente legales. La única respuesta del presidente Obama a la conclusión que su gobierno no ha sabido proteger sus ciudadanos más vulnerables, es comenzar un debate modesto sobre el control de las armas. Sin embargo casi cada homicidio multiple que ha sucedido en los Estados Unidos en las dos últimas décadas está relacionado con la medicación psiquiátrica. Entre los efectos más comunes de drogas psiquiátricas están explosiones violentas y pensamientos suicidales. Pero nadie nunca cuestiona el derecho de empresas farmacéuticas a comercializar estas drogas a niños y jóvenes como si fueran dulces.

Mientras tanto, la opinión pública sigue invadida por mensajes que el cannabis es peligroso. Es muy posible que Adam Lanza no hubiera actuado de esta forma si hubiera fumado cannabis, como es bien sabido que incrementa la habilidad de una persona de desarrollar empatía y poner sus problemas en la justa perspectiva.

La crisis ética nos enseña que donde la salud pública está en manos de corporaciones privadas que venden productos dañinos mientras que se sigue prohibiendo alternativas naturales con una trayectoria de miles de años, hay algo fundamentalmente malo con nuestro concepto de salud, y pagaremos el precio por ello.

En este escenario, qué podemos esperar de la última campaña para la reforma de la política de drogas que fue lanzada en diciembre, con el bien escogido título: ‘Rompiendo el Tabú?’ Será una campaña sostenida por (ex-)presidentes, multibillionarios, empresarios y representantes de la élite cultural más efectiva que las de los activistas callejeros que han tratado de hacer lo mismo en los últimos 25 años? La respuesta solamente puede darse en parlamentos y gabinetes, pero sorprendentemente, la mayoría de los que se encuentran allí dentro, al escuchar la palabra política de drogas ponen su cabeza en la arena y no responden a nada, sin tener en cuenta quien lo diga.

A veces las excepciones confirman la regla. La disputa entre el primer ministro del Reino Unido David Cameron y el vice primer ministro Nick Clegg es una de esas excepciones. Por primera vez un desacuerdo sobre el curso de la política de drogas en tan alto nivel ha filtrado al dominio público. Los activistas británicos pueden poner sus esperanzas en la espina de Nick Clegg, una parte crucial del cuerpo de un político. Pero tal como en el resto de Europa, los cambios reales no caerán de arriba como un regalo de navedad. Requieren el trabajo duro de personas en el terreno que están directamente involucrados en el nudo del problema y crean soluciones desde abajo.

Y así surge la pregunta: cómo debemos los activistas utilizar nuestra energía en 2013? Debemos continuar a satisfacernos con las llamadas mejoras en la política de drogas descritas como reducción de daños, mientras que el simple hecho de cultivar una sola planta de cannabis sigue siendo un crimen? Debemos continuar a aceptar la credibilidad de los llamados foros de diálogo con la sociedad civil tales como los que se organizan en la ONU y la UE, mientras que el único propósito de estos eventos es silenciar a las voces críticas?

Irónicamente, los únicos verdaderos pasos adelante que hemos podido celebrar este año son los de los estaos americanos donde los ciudadanos han utilizado su derecho a votar para hacer cannabis tan legal como el alcohol y el tabaco. En Europa no tenemos la misma opción. A fines de forzar a nuestro sistema político a abandonar la prohibición, tendremos que construir la alternativa en su cara. Estableciendo clubes que organizan un circuito cerrado entre productores y consumidores de cannabis (u otras sustancias como las hojas de coca) no solamente es una forma de ayudar a personas en sus necesidades más urgentes – también demuestra que la legalización es un concepto holístico. No es solamente el tabú sobre drogas que debe ser roto, sino también el dogma del mercado libre como única manera para manejar las transacciones económicas. ERllo no significa que las drogas no pueden ser producidas y distribuídas por empresas comerciales, pero deben operar dentro de un marco de transparencia y control social.

En el próximo año, en el que Encod celebrará su 20o cumpleaños, veremos una creciente tensión entre por un lado, la necesidad de invertir en acción directa tal como la campaña de los Cannabis Social Clubs y por otro, la cantidad de tiempo que gastamos en los llamados diálogos con las autoridades en Viena y Bruselas. Cómo podemos hacer uso óptimo de nuestros mejores recursos para desarrollar e implementar una estrategia común y coherente que hace mejor uso de las opciones que nos ofrecen nuestras llamadas democracias? Mientras tanto tenemos que realizarnos que la política de drogas que deseamos solamente puede hacerse realidad después de que el mundo tal como lo conocemos ha terminado.

Feliz Año Nuevo!

Por Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 94
Publicado el 30 de noviembre de 2012 por encod

El pirámide de daños y beneficios de la política de drogas

El estatus quo en el debate de la política de drogas es el resultado del hecho de que la prohibición de drogas y el tráfico ilegal de drogas de ninguna manera son fuerzas opositoras. Se sostienen mutuamente. Se trata de dos instrumentos del mismo imperio que domina la política y la economía, con dos importantes accionistas: la industria criminal y la industria de la seguridad, profundamente arraigada tanto en los sectores público y privado.

La ilegalidad de las drogas es una herramienta útil para el control represivo de cientos de millones de ciudadanos, la violación de sus derechos humanos, la militarización de sus sociedades, la dominación de su cultura y la destrucción de sus recursos naturales. Todo esto a base de argumentos que parecen bienintencionados en los ojos de la opinión pública, como la protección de la salud y la seguridad del planeta.

Desde hace muchos años, las autoridades políticas, legales y de salud que se ocupan de la cuestión de las drogas en Europa han comenzado a entender que la prohibición es contraproducente. Al igual que los caminantes en cuerda floja, están guardando el equilibrio entre la ley y la aplicación pragmática de la ley, porque es prácticamente imposible perseguir a un fenómeno tan masivo como el consumo de drogas. Sin embargo, la cuestión es cuando esta tensión conducirá a la reforma legal. De momento ningún país europeo parece dispuesto a ir más allá que ajustes meramente cosméticas.

Mientras tanto, los que más sufren de la disfuncional política de drogas son los ciudadanos normales y corrientes, sin acceso a los niveles donde se toman las decisiones. Mientras que las autoridades permanecen en el debate sobre la conveniencia de tener o no un debate sobre las drogas, estos ciudadanos se convierten cada vez más en arquitectos de las futuras políticas. Sin embargo, desmantelar el estatus quo toma su tiempo.

Marisol Touraine

En Francia, el debate sobre la situación legal del cannabis recobró vida recientemente por el ministro de Educación nacional Vincent Peillon, quien argumentó a favor de un nuevo sistema de regulación de las drogas en reacción a dos grandes casos de corrupción. Después de las palabras de Peillon, muchos periodistas y políticos expresaron su apoyo, pero el primer ministro Ayrault decidió cerrar la discusión. Sin embargo entonces, la ministra de Salud, Marisol Touraine, comentó que la apertura de salas de inyección estaría entre sus principales preocupaciones.

En Italia, un encuentro nacional de activistas para la reforma de las políticas de drogas se llevó a cabo en una enorme fábrica ocupada perteneciente a la empresa multinacional de origen americano J.Colors, en Pisa. Pocos días antes la policía antidisturbios de Milán había interrumpido una fiesta rave ilegal, atacando a los visitantes en medio de la noche. Pero el tema principal de la reunión se refería a la posible organización de los Clubes Sociales de Cannabis en Italia, comenzando posiblemente con grupos de pacientes cultivando para uso propio.

En España, activistas para otras políticas de drogas dan la alarma sobre el impacto de los grandes recortes en los programas de drogas como consecuencia de las medidas de austeridad. En su análisis de las nuevas medidas, ENLACE, la Federación de Organizaciones Andaluzas de la sociedad civil que trabajan en la reducción de daños, lamenta el hecho de que las organizaciones de la sociedad civil serán los más afectados: "Realizamos una labor necesaria, profesional y de calidad, sino, creando redes en los barrios y pueblos, con trabajo de calle. Sin embargo, cada año nos encontramos con menos apoyo de la Administración. Muchas trabajadoras y trabajadores han estado meses y meses sin cobrar, muchos han tenido que poner dinero de sus bolsillos para adelantar las cantidades adeudadas por la Administración ".

En la República Checa, la modificación de la ley para permitir el uso médico del cannabis va para la tercera lectura en el Parlamento. Cuando se haya aprobado irá al Senado y luego al presidente para que él pueda firmarla. La ley prevé que el cannabis medicinal debe ser plenamente accesible a los pacientes con el mejor control posible y el seguimiento científico por el Instituto Estatal para el Control de Drogas. El cultivo de cannabis por parte de los pacientes debería ser posible a partir del 1 de enero de 2014.

En Alemania, las expectativas y las discusiones sobre la legalización y la despenalización del cannabis están desarrollando en una dirección positiva, pero las reacciones de las autoridades son decepcionantes. Ninguna propuesta ha sido seriamente tomada en consideración.

Aún no está claro cuál será el futuro del weedpass ahora que un nuevo gobierno holandés ha llegado al poder. Los respônsables para el ministerio de seguridad y justicia siguen siendo las mismas personas, y están tratando de mantener en curso la mayor parte de sus planes. Afortunadamente, existe una resistencia generalizada y fuerte desde las ciudades más grandes, y también de muchas otras de tamaño medio, y todavía no está claro cuál será el resultado. En las próximas semanas los verdictos en una serie de casos judiciales contra los coffeeshops se harán públicos. Esto puede influir en el curso de la política de drogas holandesa. Ministro Opstelten (Seguridad y Justicia) sigue diciendo que sus políticas son nacionales, pero que las autoridades locales podrán hacer ajustes. Así que simplemente no sabemos cómo terminará todo esto.

Mientras tanto, las políticas de drogas en Bélgica están siendo reformuladas desde abajo: el Cannabis Social Club Trekt uw Plant está incrementando rápidamente su membresía. Alrededor de 300 belgas tienen ahora la posibilidad de obtener una planta de cannabis de la organización, y varios grupos están a punto de iniciar otro CSC.

El ejemplo de los CSCs en Bélgica y España sigue inspirando a activistas de otros países en busca de un horizonte más allá del estatus quo actual. A principios de noviembre, un taller sobre cómo crear un CSC tuvo lugar en Ljubljana, Eslovenia. Por el momento, los activistas eslovenos cannabis están todavía muy involucrados en las actividades de libre Bozidar Radisic, pero cuando esa batalla habrá terminado, la puesta en marcha de un CSC podría ser el próximo paso.

El 30 de noviembre, el concepto de CSC se explicará durante la fiesta de la cosecha del Centro Social de Turín, Italia, y el 1 de diciembre, la Asamblea General de la Federación Francesa de CSC se llevará a cabo en París.

Por Joep Oomen (gracias a Enrico Fletzer, Farid Ghehioueche, Fredrick Polak, Hanka Gabrielova, Ingrid Wunn y Peter Webster)


 
BOLETIN ENCOD 93
Publicado el 31 de octubre de 2012 por encod

La Unión Europea sostiene entre sus principales objetivos la protección a la salud de sus ciudadanos. Después de años de activismo por grupos de pacientes y profesionales, algunos países europeos han aprobado un acceso parcial legal al cannabis medicinal y los cannabinoides. Este es el caso de Alemania, Finlandia, Austria, Suiza, Países Bajos, España e Italia. Sin embargo, la forma legal de obtener cannabis medicinal, aunque teoréticamente posible, es a menudo difícil, si no imposible, para la mayoría de la gente.

El acceso al cannabis medicinal en Italia no es fácil, no sólo debido a las leyes restrictivas, sino también a los obstáculos culturales y políticos, por no hablar de los costos. Médicos italianos sugieren que el paciente debe probar todos los medicamentos posibles antes de que recomiendan el tratamiento de cannabis. Algunas instituciones o profesionales ayudan a los pacientes sólo cuando están en una situación terminal. Esa es una actitud cínica, inhumano y, en algunos casos, representa una tortura para muchos pacientes.

El personal médico en muchos lugares de trabajo evita lo que ellos cronsideran como áreas controversiales. Un buen ejemplo de esta actitud es el procedimiento de aborto en los hospitales públicos de Italia. Aunque el aborto es totalmente legal, se ha vuelto muy difícil, si no imposible, en algunas regiones.

En Italia supuestamente existen las mejores normas de cannabis medicinal que sin embargo están dentro de una de las peores legislaciones de drogas en Europa. La posesión de 0,5 gramo de THC o el cultivo de unas pocas plantas de cannabis puede ser castigada con prisión de 6 a 20 años. Dos sucesivos gobiernos de derecha declararon la guerra a los consumidores de cannabis que ahora representan el 75% de los casos penales juzgados. Esto a su vez ha producido la situación deplorable de que el 40% de la población penitenciaria es el resultado de la infame ley Fini-Giovanardi contra las drogas.

El derecho a la salud se basa en el artículo 32 de la Constitución y este principio ha sido confirmado para el cannabis en el Decreto de la Sra. Livia Turco emitido el 18 de abril de 2007. Este decreto considera el THC entre las sustancias de valor terapéutico y apto para la prescripción médica, lo que permite que las farmacias distribuir preparaciones galénicas, así como la importación de preparados de cannabis producidos fuera de Italia.

Pero estas pautas generalmente no han sido respetadas y hay muchos problemas para obtener recetas. De hecho, la mayoría de los políticos, el público en general e incluso la gran mayoría de los consumidores de cannabis siguen pensando que el cannabis medicinal es ilegal. Incluso los médicos tienden a ignorar que los cannabinoides médicos importados favoritos son sólo las flores de cannabis.

El ministro de Salud Andrea Riccardi quiere que el debate sobre las políticas de drogas se celebrará en un gobierno legalmente elegido, pero el personal de su Departamento Antidrogas continúa en el mismo camino antiguo, recientemente con la publicación de un manifiesto ideológico antidrogas firmado por muchos médicos y de advertencia sobre los peligros del cannabis ilegal. Esto suena como una advertencia a los profesionales que pueden no ser conscientes de la actual situación legal de cannabis medicinal.

En el mercado italiano es teóricamente posible que los pacientes obtengan la mayoría de los cannabinoides legalmente producidos en el planeta. Aunque no son producidos en Italia, productos sintéticos y naturales, así que las flores secas femeninas con un contenido bien definido de componentes activos, deben estar disponibles.

Los gastos de los productos de cannabis pueden ser reembolsados ​​por el Servicio Nacional de Salud siempre que hayan sido recetados por un médico del hospital, cuando el presupuesto de la institución lo permite y si se consume a nivel hospitalario. Es completamente a discreción del cirujano determinar qué patologías y síntomas califican el paciente para recibir cannabis.

El acceso comienza dentro de 3-4 días después de la solicitud en el caso de las preparaciones galénicas y sólo después de 2-3 meses para los productos del cannabis importado de otro país. En este punto, el farmacéutico ofrece la prescripción directamente al cirujano o incluso al paciente, después de efectuarse el pago del precio de venta al por mayor solicitado por el productor. El paciente pagará mucho menos que el precio de la farmacia en el país productor: en el servicio de salud italiano no se aplica ningún sobrecargo. En Alemania, por ejemplo, flores de hierba de cannabis pueden costar mucho más que en el país productor, pero eso no es el caso de Italia.

Por desgracia para la mayoría de los pacientes calificadas es muy difícil encontrar la manera de obtener productos de cannabis medicinal. Hay algunas organizaciones como el PIC, los pacientes impacientes que usan cannabis, pero tienen una estructura muy básica y no pueden llegar a la mayoría de las personas que necesitan ayuda para hacer frente a un proceso burocrático muy complicado.

A falta de un régimen de importación más eficiente o la producción italiana de productos de cannabis medicinal, por lo menos es posible importar cannabis medicinal que cuesta menos que el pagado en el país de producción. Entonces, ¿no sería mejor seguir importando cannabis medicinal relativamente barata? Dejar todo como está ahora y trabajar para que el personal médico sea más sensible a la cuestión en vista de su actual reserva?

En este punto, un miembro de los pacientes que utilizan cannabis impacientes contestó que "sí, en teoría desde el punto de vista de la libertad de acceso, sería mejor que todo se queda como está, con todas las posibilidades terapéuticas ya factibles en el plano nacional, pero sólo en el caso de que los cirujanos realmente prescriben los fármacos y sus preparados, y los hospitales no impedirían la aplicación de las normas actuales. Desafortunadamente no es el caso, y es necesario legislar sin ambigüedad una ley que no sería necesaria si todo ya podría funcionar como debiera. Es necesario compensar décadas de campañas y políticas anti-marihuana que han tenido influencia subconsciente sobre el personal médico y los ciudadanos, y el intento de "normalizar" a nivel cultural, el uso médico de los derivados del cannabis".

Es difícil influir en los médicos, sin embargo. Nadie puede decir, ni siquiera con una ley, lo que deben prescribir si no quieren hacerlo. Muchos parecen tener miedo de la evidencia clínica y las preferencias de sus pacientes terapéuticos. Las fuentes normales de información para los médicos son los vendedores de las compañías farmacéuticas que empujan a prescribir un fármaco u otro, y el cannabis no está entre ellos. Uno podría sospechar que la prescripción de cannabis sería mucho más fácil si hubiera un vendedor farmacéutico que propondría el producto a los cirujanos.

¿Cuáles son las perspectivas del derecho de uso de cannabis para pacientes italianos?

Si los políticos y los médicos no permitirán el acceso al tratamiento con derivados del cannabis para los enfermos que tienen o podrían tener algún beneficio terapéutico, sin prejuicio ni una exclusión a priori de categorías de pacientes, el problema permanecerá. No se puede pedir a un paciente, que quizás haya comprobado personalmente la eficacia de esta sustancia para sus síntomas, estado general de salud y calidad de vida, renunciar o esperar el tiempo necesario para la investigación o la política. Él / ella sólo tendrá éxito mediante la organización de uno mismo o en grupo, ya que es su derecho.

Por Enrico Fletzer

Informe del secretariado de Encod

En octubre se publicaron folletos de la campaña Cannabis Social Clubs en esloveno e italiano, además del inglés, francés y alemán.

Con motivo de la Conferencia sobre el uso de cannabis en la medicina en el Parlamento Europeo el 19 de octubre, Encod emitió un comunicado de prensa.

También enviamos una carta urgente que requiere apoyo a las medidas de reducción de daño en la estrategia de drogas de la UE junto a las autoridades europeas. Esta carta puede ser copiada y pegada por los socios que desean ponerse en contacto con las autoridades en su su / país.

El Comité Ejecutivo se reunió tres veces a través de Skype. Entre otros, adoptó un código de conducta para los representantes de Encod en las reuniones del Foro de la Sociedad Civil. Con estas pautas en mente, Fredrick Polak asistió a la reunión del grupo central de la CSF, que tuvo lugar el 22 de octubre. Publicará un informe completo sobre esta reunión en los próximos días.

En el mes que viene, Encod participará en la conferencia sobre Cannabis Social Clubs en Eslovenia en la Universidad de Ljubljana el 8 de noviembre, y en el Cannafest en Praga 9-11 de noviembre.

Ningún miembro de Encod ha aplicado al Fondo de Acción Encod para pequeños proyectos, Semillas para la Paz de Drogas


 
BOLETIN ENCOD 92
Publicado el 1ro de octubre de 2012 por encod

De los Estados Miembros de la UE, Eslovenia ocupa el tercer lugar por el número de agentes policiales por habitante (luego de España y Grecia). De acuerdo a las estadísticas policiales, la mitad de las investigaciones criminales se refiere en asuntos relacionados con las drogas – 80% debido al cannabis! La mayoría de los consumidores condenados está por tráfico, porque la policía, fiscalía y los cortes en Eslovenia hacen lo que les da la gana. Ello se deduce de los informes de la policía que demuestran que hasta un 30 % de los casos son ofensores persistentes. En realidad son solamente consumidroes de drogas acusados de crímenes en lugar de ofensas.

La relación promedia entre crímenes y ofensas de drogas en la UE es entre 5-10% crímenes (tráfico) y 90-95% ofensas (tenencia). En Eslovenia la situación es alarmante – el promedio nacional es 30% crímenes y 70% ofensas. Pero las variaciones entre los departamentos de policía por lo menos son sospechosas. El departamento de policía de Murska Sobota (en la región de Pomurje, nordeste de Eslovenia) tiene el promedio de 70% crímenes y 30% ofensas (gráfico nr.1).

Gráfico nr. 1 – Relación entre crímenes (azul) y ofensas (rojo) por departamento de policía 2003-2010 (Fuente: Ministro de asuntos interiores - Policía)

Es alarmante que el departamento de policía de Murska Sobota registra las tasas más altas de crímenes relacionados con las drogas en Eslovenia. El promedio nacional es de 5 crímenes y 9 ofensas por cada 1000 habitantes, mientras que el departamento de policía de Murska Sobota tiene un promedio de 10 crímenes y sólo 4 ofensas por cada 1000 habitantes. Podemos concluir que el departamento de policía de Murska Sobota está aumentando artificialmente su éxito en la investigación de los crímenes relacionados con las drogas, lo cual es evidente en el gráfico 3. y 4.

Gráfico nr. 2 – Promedio de crímenes relacionados con las drogas (azul), ofensas (rojo) y datos combinados (verde) por 1000 habitantes 2003-2010 (Fuente: Ministro de asuntos interiores - Policía)

Gráfico nr. 3 – Promedio de crímenes y ofensas relacionadas con las drogas por agente de policía 2003-2010 (Fuente: Ministro de asuntos interiores - Policía)

Es evidente a partir del gráfico nr. 4 que el departamento de policía de Murska Sobota ha aumentado artificialmente el éxito de la investigación de los crímenes relacionados con las drogas.

Gráfico nr. 4 – Número de crímenes y ofensas en el departamento de polcí de Murska Sobota 2002-2011 (Fuente: Ministro de asuntos interiores - Policía)

También es evidente a partir del gráfico nr. 4 que el departamento de policía de Murska Sobota por un lado no registra ninguna ofensa relacionada con las drogas y por el otro tiene los mayores índices de crímenes relacionados con las drogas en el año 2005. A partir de 2008 los crímenes relacionados con las drogas disminuyeron rápidamente. El departamento de policía de Murska Sobota ha registrado sólo 34 crímenes y 35 ofensas en el año 2011. Pero esto no es compatible con los informes anuales del departamento, que ha estado reclamando desde hace años que los crímenes relacionados con las drogas van en aumento. En 2010, el departamento de Murska Sobota incluso estableció un grupo especial destinado a combatir el narcotráfico.

Gráfico nr. 5 – Número de crímenes y ofensas relacionadas con las drogas en la primera mitad de 2011 (Fuente: Ministro de asuntos interiores - Policía)

Es evidente a partir del gráfico nr. 5 que el número de crimenes relacionados con las drogas registrados en el departamento de policía de Murska Sobota también ha disminuido drásticamente en el año 2011 (34), pero, además, que hay sólo unos pocas ofensas (35). Sin embargo, el departamento de policía de Murska Sobota persiste en el fortalecimiento de la estrategia contra las drogas.

Gráfico nr. 6 – Número de crímenes y ofensas relacionadas con las drogas en Eslovenia 2003-2011 (Fuente: Ministro de asuntos interiores - Policía)

Es evidente en el gráfico nr. 6 que la relación entre los crímenes y las ofensas relacionadas con las drogas en Eslovenia es relativamente estable y real.

Pero no debemos olvidar que cada año Eslovenia gasta 300.000.000 € en criminalizar a los ciudadanos porque consumen cannabis. Este importe incluye policía, fiscalía, tribunales, expertos, testigos, defensores, informantes, helicópteros, etc

Por Božidar Radišič

Informe del secretariado de Encod

En septiembre se publicó la convocatoria de los socios de Encod para aplicar al Fondo Acción Encod para pequeños proyectos, Semillas para la Paz de Drogas, y elaboramos folletos para la campaña de los Clubes Sociales de Cannabis en inglés, francés y alemán.

Estuvimos presentes en el primer Foro Social Internacional del Cannabis celebrado en el marco de la Feria de Cañamo Expo Grow en Irún (España), a la que asistieron representantes de clubes de cannabis de los EE.UU., Francia, Bélgica y España, los que organizan el mercado del cannabis de una manera transparente. El siguiente paso en la campaña de CSC será durante los eventos en Ljubljana, Eslovenia el 7/8 de noviembre y la Feria de Cannafest en Praga, República Checa, los días 9-11 de noviembre.

El ComitéEjecutivo se reunió dos veces a través de Skype. En las próximas semanas una directiva será elaborada para los representantes de Encod en el Foro de la Sociedad Civil de la UE. Los ingredientes básicos reflejarán la necesidad de aumentar la transparencia del FSC y sus miembros (refiriéndose a las normas para las ONG), la participación de los miembros en la organización de sus reuniones y la necesidad de crear un espacio para la discusión de alternativas a la prohibición.

En el mes que viene la CE espera elaborar una versión definitiva de las cartas de abogacía que fueron aprobadas durante la última Asamblea General, y que pueden ser utilizadas por los socios de Encod en contacto con sus autoridades. De la misma manera se comenzará con las actividades de campaña alrededor de la elección de un nuevo Parlamento Europeo en junio de 2014.

Por Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 91
Publicado el 31 de agosto de 2012 por encod

Un fantasma recorre Europa, el fantasma del Club Social de Cannabis. Tanto la necesidad de romper las cadenas de la prohibición y someter la producción y distribución del cannabis a un régimen de control más transparente y responsable están forzando a los ciudadanos de toda la UE inventar soluciones a problemas que los políticos son incapaces de resolver.

En España y Bélgica, las autoridades judiciales toleran la presencia de los Clubes Sociales de Cannabis que proporcionan cannabis a sus miembros en un modelo sin fines de lucro. Los políticos locales están adoptando este modelo como base para una regulación definitiva del mercado de cannabis. Gracias a informes positivos en los medios de comunicación, la opinión pública parece haber aceptado esta silenciosa legalización. Pero los políticos nacionales están todavía dudando. Como siempre en Europa, los ojos y oídos están puestos en lo que decidirán los países grandes.

En ese sentido, los acontecimientos en Francia son interesantes. En el año 2011, el tema cannabis apareció regularmente en la campaña de selección pública del candidato presidencial para el Partido Socialista. El asunto polarizó los medios de comunicación y el interés público. Tres días antes de la primera vuelta presidencial en mayo de 2012, en uno de sus últimos intentos por evitar su derrota, Sarkozy atacó a Hollande, advirtiendo que si «los socialistas vuelven al poder van a legalizar el cannabis». Posteriormente, tres días antes de las elecciones parlamentarias de junio, la nueva ministra de Vivienda hizo una declaración a los medios como líder del Partido Verde, explicando que su fuerza política tiene como objetivo «no sólo despenalizar el consumo de drogas, sino también legalizar el cannabis».

En varias ocasiones durante su campaña, el Presidente Hollande dijo que «se opone a la despenalización, y una solución al problema de las drogas debe encontrarse a nivel europeo». Antes de las elecciones, era una manera de evitar las críticas de derecha, así como para establecer el reto a otro nivel, más allá de las fronteras nacionales. Pero desde que está en el poder, una iniciativa podía esperarse para poner estas palabras en práctica.

También pasaron dos cosas interesantes. Seis días después de la elección de Hollande, el 12 de mayo, la Marcha Global de Marijuana en Francia reunió a más de dos mil personas en París y varios centenares en decenas de ciudades. Y el 16 de junio, surgió la iniciativa de crear el primer Club Social de Cannabis francesa. Somos dos meses más tarde ahora, y un importante movimiento está creciendo alrededor del CSC, aumentando el debate al nivel de una alternativa concreta para que la puedan implementar los políticos.

Así, en el próximo Congreso del Partido Socialista, se presentará una resolución con el fin de facilitar Clubes Sociales de Cannabis y otra para hacer disponible el cannabis medicinal de manera legal. Se espera que el ex ministro del Interior Daniel Vaillant y varios otros personajes bien conocidos votarán a favor de la regulación del cannabis.

Además, han tenido lugar dos iniciativas importantes para abrir el debate francés sobre las drogas. Una carta abierta de un policía a la Presidencia ha marcado el establecimiento de un sucursal francés de LEAP (Law Enforcement Against Prohibition). Y se formó una amplia coalición de organizaciones que trabajan por la reducción de daños en torno a una petición grande para una «nueva política sobre las adicciones» . La propuesta de crear salas de inyección segura, la que fue enterrada por el anterior gobierno ha sido relanzada y podría ser que estas salas estarán disponibles en unas pocas ciudades francesas en el futuro próximo.

En Alemania, la canciller Merkel organizó una reunión a principios de julio con los animadores de la petición sobre la regulación del cannabis que había sido firmada por más de 70 000 personas. El 11 de agosto, la Hanfparade para la ’Libertad, Salud y Justicia’ trajo a miles a Berlín, mientras que varios otros desfiles para la regulación de cannabis están previstos en septiembre.

En los Países Bajos, el 18 de agosto, se puso en marcha una «gira de bus por el cannabis» en 23 ciudades, entre otras iniciativas para apoyar la convocatoria de un voto por el cannabis en el día de las elecciones generales, el próximo 12 de septiembre. Estas elecciones son cruciales para el futuro de la "Wietpas", la restricción del acceso a los coffee shops a los residentes holandeses. Esta medida se ha introducido en el sur de los Países Bajos el 1ero de mayo, y está previsto que se extienda al resto del país el 1ero de enero de 2013. Si el futuro gobierno holandés confirma esta agenda, Amsterdam se inundará por vendedores callejeros que se lanzarán a los millones de turistas que visitan la ciudad no sólo por sus museos y excursiones por los canales. Si decide abolir la "wietpas" y de nuevo se abrirán los coffeeshops en el Sur a los residentes extranjeros, ello podría ser el comienzo de un reglamento definitivo de la cadena de cannabis en los Países Bajos.

En Eslovenia, al final de agosto, se organizó un congreso internacional sobre las aplicaciones positivas del cáñamo y la marihuana, con la participación de un gran número de expertos internacionales. Como una modificación en la ley de drogas a principios de este año abrió la posibilidad teórica de un Club Social de Cannabis, los activistas eslovenos están explorando las formas concretas en que el sueño podría convertirse en realidad.

Fuera de Europa, señales similares indican la tendencia que se podría describir como: todo el mundo está harto de la prohibición, pero nadie se atreve a ser el primero en legalizar. En EE.UU., iniciativas electorales en Arkansas, Colorado, Massachusettes, Montana, Oregon y Washington pondrán la regulación del cannabis en la agenda. El presidente de Uruguay ha anunciado una iniciativa legislativa a principios del año próximo, que, así se espera, llevará al primer "modelo estatal" para la producción y distribución de cannabis.

El reto para los activistas de cannabis es claro. Una verdadera reforma de las políticas de cannabis tiene que crecer de abajo hacia arriba. Al definir y gestionar su propio modelo de organización de la cadena de cannabis, los ciudadanos tendrán que tomar la iniciativa y mostrar el camino a la mayoría de los políticos y científicos que aún se encuentran encerrados en el marco prohibicionista. Con cada paso que dan, los activistas deben darse cuenta de la gran responsabilidad que está sobre sus hombros: si se equivocan, ya sea prohibicionistas o compañías farmacéuticas lo utilizarán como un argumento para fortalecer la prohibición total o hacer una excepción para los derivados farmacéuticos del cannabis.

En los próximos meses, ENCOD planifica promover ampliamente el modelo de los CSC con un folleto recientemente actualizado en diferentes idiomas, y una participación en eventos en España, Bélgica, Francia, Eslovenia y la República Checa. Del 14 al 16 de septiembre, el modelo CSC se explicará en detalle en el primer Foro Social Internacional de Cannabis adjunto a la Expo Grow de Cáñamo en Irun (España). El 26 de septiembre, el CSC belga Trekt Uw Plant presentará su solicitud al gobierno municipal de Amberes para facilitar un invernadero en que podrá cultivar para sus 300 miembros. El invernadero se mantendrá por 12 empleados a tiempo completo, y producirá más de 100.000 euros en alquiler anual para la ciudad de Amberes.

El 19 de octubre, ENCOD participará en un simposio sobre Cannabinoides en Medicina que se organizará en el Parlamento Europeo en Estrasburgo, Francia. Esto con el fin de dejar claro que sea lo que sea la opinión del sector de la salud pública sobre el cannabis, se debe tener en cuenta lo que los pacientes necesitan y dicen. A principios de noviembre Encod cooperará con un eveno en la Facultad de Ciencias Sociales en Liubliana, con la intención de explicar y apoyar el modelo de CSC en Eslovenia. Y del 9 al 11 de noviembre, estará presente en la Feria Internacional de Cañamo en Europa del Este, Cannafest en Praga.

Además, el secretariado de ENCOD está involucrado en otras actividades también. Debido a la pérdida de nuestro webmaster Cristian, otras personas tuvieron que ser encontradas para tomar la iniciativa en el rediseño de la página web de Encod. En este nuevo sitio web, será incluido un inventario de los socios de Encod. El Comité Ejecutivo está considerando una iniciativa sobre las cartas de abogacía que se discutieron en la Asamblea General. Con el apoyo de Encod, la Asociación ’Amigos de la Hoja de Coca "está planeando varios eventos en los próximos meses, que serán anunciados en su nueva página web. Y por último, pronto anunciaremos la puesta en marcha del Fondo de Acción de Encod, donde los socios de Encod pueden solicitar apoyo para las pequeñas acciones encaminadas a empujar el debate sobre las políticas de drogas en su país.

Por: Farid Ghehioueche y Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 90
Publicado el 1ro de agosto de 2012 por encod

El último cambio importante en la política de drogas holandesa ocurrió en 1976, cuando una nueva legislación estableció la distinción entre drogas blandas y duras, y despenalizó la posesión y la venta de pequeñas cantidades de cannabis a los adultos. Al principio sólo generó la disposición de cannabis en ocasiones especiales y en centros juveniles populares como Paradiso y Milky Way en Amsterdam. Más tarde, los promotores de cannabis entendieron que la nueva legislación permitió también la venta de pequeñas cantidades para uso personal en lugares como un café: surgieron los "coffeeshops". En el transcurso de los años, el gobierno instaló un sistema de regulación, en el que la mayor parte de las decisiones cotidianas fueron tomadas por las autoridades locales, conocidas como el Triángulo: alcalde, fiscal del distrito y jefe de policía.

Desde entonces, cientos de cafeterías comenzaron a existir e hicieron un buen negocio. En los primeros años después de 1976, poco a poco se hizo evidente que, si bien el consumo de cannabis aumentó, se mantuvo cerca o por debajo del promedio de la UE, que también ha aumentado.

Durante los últimos diez años, sin embargo, el clima político cambió gradualmente a un enfoque prohibicionista más estricta. Los sucesivos gobiernos incrementaron fuertemente y endurecieron la aplicación de la prohibición del cultivo de cannabis, que se había aflojado un poco cuando la política se dirigía todavía a la normalización, para permitir el suministro a los coffeeshops.

En el momento de escribirse esto, el gobierno holandés está preparando una serie de medidas que dificultarán el funcionamiento de los coffeeshops. Estos deben convertirse en clubes cerrados con menos de 2.000 miembros, y serán accesibles sólo a los ciudadanos holandeses y extranjeros que viven en los Países Bajos. Sólo a los miembros de un club se les permitirá entrar, y la distancia entre coffeeshops y escuelas se ampliará a 350 m. Y, por último, el cannabis con un mayor contenido de THC del 15% se considerará una droga dura, lo que significa que el ’gedoogbeleid’, la política de la tolerancia, ya no se aplica. Estas medidas sólo harán la gestión de los coffeeshops más difíciles y finalmente imposible.

Uno de los partidos de gobierno, el Partido Demócrata Cristiano, abiertamente dice que su objetivo a largo plazo es cerrar los coffeeshops, mientras que el mayor partido conservador liberal VVD no es claro acerca de sus objetivos finales. Afirma que sólo desea restablecer la seguridad y evitar molestias de los visitantes extranjeros a los coffeeshops. El partido populista PVV, anti-inmigración y anti-Islam, liderado por Geert Wilders, está a favor de un enfoque más duro, incluso cuando el líder del primer partido populista holandés, el asesinado Pim Fortuyn, ha sido siempre completamente abierto acerca de su convicción de que todos las drogas deberían ser legales.

La gran diferencia entre los Países Bajos y el resto del mundo sigue siendo que se permite la venta de pequeñas cantidades de cannabis a los adultos, sin el riesgo de problemas jurídicos para los compradores. Por lo demás, la política holandesa de drogas ha sido en gran parte similar a la de otros países de la UE, lo que incluye un abrazo a principios de las políticas de reducción de daños.

Desde el comienzo del expermento de los coffeeshops, los Países Bajos han sufrido una serie de ataques internacionales sobre esta política. Estas críticas vinieron de distintos países, y nunca dieron lugar a una acción concertada y fundada de las Naciones Unidas o la Unión Europea, ni siquiera cuando la JIFE regularmente estereotipó y criticó la política de cannabis holandesa en sus informes anuales. Los partidarios de la política de cannabis holandeses interpretaron esto como una consecuencia de las estadísticas positivas sobre los niveles de consumo de cannabis y otras drogas en los Países Bajos, y de la ausencia de argumentos para una aplicación más estricta de la prohibición.

El hecho de que desde el año 1976, el nivel de consumo de cannabis en los Países Bajos ha aumentado de una manera similar como en los países de nuestro entorno (ver los informes anuales del OEDT, del Instituto Holandés Trimbos o del informe Reuter-Trautmann, de la CE) debe ser interpretado como evidencia de que la prohibición que en general aún se aplica estrictamente en casi todos los demás países, no ha llevado a niveles más bajos de uso, y por lo tanto, no es necesaria. Ya alrededor de 1995, los Países Bajos podrían - y deberían - haber argumentado en la ONU y la UE, con el apoyo de muchos años de datos estadísticos, que los niveles de uso, abuso y uso problemático de cannabis en los Países Bajos se mantuvo bastante constante en el nivel promedio de la UE. Esto debería haber dado lugar a una revisión de las convenciones internacionales sobre drogas, debido a que su supuesto básico, que la prohibición es necesaria para proteger la salud pública e individual de las drogas, había sido falsificada por la experiencia holandesa con los coffeeshops.

Los sucesivos gobiernos holandeses no se han atrevido a tomar ese camino, pero en cambio han pedido sin convicción a los demás estados miembros de la UE si tenían un interés en seguir el ejemplo de los coffeeshops holandeses. No es de extrañar que las reacciones a ello fueron de silencio o de "ningún interés".

Muy gradualmente, la situación empeoró, no con respecto a la salud pública, pero en dos otros campos. En las regiones fronterizas holandesas el turismo ha crecido, no sólo de Bélgica y Alemania pero también de otros países más lejanos, Francia, Italia y otros. Las molestias que surgieron no deberían haberse visto como un motivo para medidas que restringen el acceso a los coffeeshops por los extranjeros. Estas pueden ser manejadas por medidas prácticas tales como han sido tomadas por la municipalidad de Venlo en la frontera alemana, donde dos coffeeshops fueron transferidos a un aparcamiento abandonado para camiones, cerca a la frontera y a la autopista desde los centros fuertemente poblados de la región Ruhr.

El segundo problema fue en el área de la producción de cannabis, que sigue siendo ilegal, después de la reforma de 1976. Desde el año 2000 el gobierno ha incrementado y endurecido la aplicación de la prohibición del cultivo de cannabis, bajo el pretexto de que la mayoría de esto fuera destinada a la exportación y no a nuestros propios coffeeshops. Sólo se disponía de estimaciones de esta afirmación, que comenzó a tener una vida propia. En los medios de comunicación había más atención a la creciente criminalidad en el cultivo del mercado de cannabis, y menos para los esfuerzos por explicar que se trataba de una consecuencia directa de la decisión oficial para acabar con la oferta.

Uno de los aspectos interesantes de la despenalización es que pocos problemas necesitan surgir cuando la oferta se deja en paz. Esto incluso se puede ver en ’The Wire’, la famosa serie de televisión estadounidense sobre el mercado de drogas en Baltimore. Cuando el sistema de justicia no está agresivamente tratando de "luchar" o "reducir" las drogas, el mercado gris / negro sin problemas puede llevar a cabo su función: la producción y distribución de cannabis, sólo sin las garantías de calidad que deben ser requeridos.

Sin embargo, un aspecto inevitable y, finalmente, un problema serio de una política que se limita a la despenalización de la posesión para uso personal es que todo lo demás sigue siendo ilegal. Esto significa que grandes cantidades de dinero se realizan en el cultivo y las empresas minoristas que operan en la zona gris / negra. Cuando el gobierno holandés aumentó gradualmente y endureció su política de reducción, ello puso en marcha el endurecimiento y la profesionalización de la oferta de manera igual. El resultado no es una reducción de la disponibilidad del cannabis, pero un aumento de la violencia y la criminalidad, que ahora se toma como argumento para una política más dura.

La lección es que la despenalización puede ser útil para el corto plazo, en la primera fase de la transición a una regulación jurídica plena. El lapso de tiempo que resulta puede ser utilizado de manera constructiva para la elaboración de los reglamentos necesarios, sin producir problemas nuevos e innecesarios. Cuando la despenalización permanece encendida durante mucho tiempo, y no lógicamente convierte en la regulación legal completa del mercado de cannabis, la ilegalidad de la oferta puede causar problemas graves que pone en peligro todo el sistema y da lugar a un retorno a la era pre-Reducción de Daños .

Esto ya se mencionó en el Informe del Comité Especial del Senado Canadiense sobre Drogas Ilegales "Cannabis: Nuestra posición para una Política Pública de Canadá", publicado en 2002. Mediante su investigación exhaustiva de la Comisión del Senado ganó el entendimiento de que la descriminalización (también llamada despenalización) no es preferible a la regulación legal, ya que la despenalización combina las desventajas de ambos sistemas. La experiencia holandesa confirma esta posición, especialmente en el largo plazo.

Todavía tenemos esperanza de que la razón vuelva a nuestros políticos, para que estos últimos se encargarán de un mercado regulado legal para el cannabis.

Por Fredrick Polak

De: "Entkriminalisierung von Drogenkonsumenten - Legalisierung von Drogen", (Decriminalización de consumidores de drogas - Legalización de drogas) Ralf Gerlach, Heino Stöver (Editores) ©2012 Fachhochschulverlag, ISBN 978-3-943787-03-0


 
BOLETIN ENCOD 89
Publicado el 30 de junio de 2012 por encod

Del 22 al 24 de junio, 35 socios de Encod de 11 países asistieron a la Asamblea General de 2012 en T Klooster, Amberes. Durante tres días, la Asamblea discutió las fuerzas, debilidades, oportunidades y amenazas de Encod después de casi 20 años como coalición de ciudadanos por las políticas de drogas justas y eficaces. Y no olvidamos de tomar algunas decisiones sobre cómo enfrentar los desafíos de los próximos 12 meses.

Como de costumbre, la reunión comenzó con una ronda de testimonios de la situación actual de la política de drogas en los países presentes: Noruega, Alemania, Países Bajos, Bélgica, Reino Unido, España, Francia, Italia, Eslovenia, Israel. El color de muchos de ellos se puso negro y a lo mejor gris, con algunos puntos blancos en España y Bélgica, y ello sólo en el caso de políticas de cannabis, mientras que parece haber una creciente aceptación de la disponibilidad de cannabis medicinal por toda Europa. Sin embargo, las políticas de austeridad amenazan a los programas de reducción de daño, continúan existiendo situaciones miserables, la era de la tolerancia zero todavía no ha terminado, como resulta de la introducción del weedpass en los Países Bajos.

Danny Freeman, Bélgica

Lo más destacable del primer día fue la presentación de Chakib el Khayari, presidente de la Asociación de Derechos Humanos del Rif, encarcelado entre 2009 y 2011 después de haber expuesto las alianzas entre oficiales del Estado y narcotraficantes en Marruecos. Desde 2008, Chakib ha iniciado el debate sobre la legalización de cañamo/cannabis para fines industriales y medicinales. Y a pesar de la represión contra él, en realidad este debate ha ganado fuerza e impacto.

Hoy día, 3 de los partidos más grandes del país abiertamente apoyan esta propuesta, tal como es el caso del asesor de seguridad del rey de Marruecos. Chakib propuso a Encod acompañar la introducción de las posibilidades técnicas y comerciales del cultivo de cañamo en Marruecos. Siempre que la parte más importante de los beneficios de este proceso queda en las manos de los productores marroquíes, ello puede implicar un paso enorme en el cambio de curso de la política de drogas, no sólo en Marruecos, sino a nivel internacional.

Cocina popular, viernes por la noche, en T Klooster

Las actividades fundamentales de Encod fueron discutidas el sãbado: las acciones de lobby en los encuentros de tanto la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas en Viena y el Foro de la Sociedad Civil sobre Políticas de Drogas en la UE en Bruselas, y la promoción de los Clubes Sociales de Cannabis como un modelo para la regulación del mercado de cannabis en Europa (fuera de los Países Bajos).

Fredrick Polak (Países Bajos) y Max Plenert (Alemania)

No fue difícil hacer las conclusiones. En las cumbres internacionales y europeas sobre la política de drogas, las márgenes en las cuales pueden darse pasos por delante son extremadamente angostas. A los representantes de los gobiernos y hasta de muchas ONGs les cuesta pensar fuera de la caja prohibicionista. Todo lo que podemos hacer es estar al lado y observar a la tortuga gigante moverse. Rápidamente nos pusimos de acuerdo que no servía para nada ignorar tales encuentros, pero decidimos de limitar nuestra presencia a lo que es prácticamente factible y estratégicamente necesaria. Para las próximas ediciones de estos encuentros, se formularán unas condiciones concretas las que nuestra participación intentaría cumplir. Esperamos que ello facilitará la posibilidad de los socios de Encod de seguir y compartir las experiencias de los delegados de Encod es estas reuniones.

Ingrid Wunn, Alemania

Surgieron vibraciones más positivas durante el debate sobre el progreso de los Clubes Sociales de Cannabis. Tanto en España como en Bélgica, este modelo parece ahora haber sido reconocido como una alternativa legítima al mercado ilegal, orientada a la protección de la salud y la seguridad pública. En España, los clubes han profesionalizado rápidamente, y ahora planifican la organización del primer Foro Social Internacional de Cannabis en la feria de Expo Grow en Irún, País Vasco, del 14 al 16 de septiembre, 2012. En Bélgica, Trekt Uw Plant ha doblado su membrecía desde la exclusión de los residentes belgas de los coffeeshops tras la frontera con los Países Bajos. El 18 de junio, el primer Club Social de Cannabis de Francia fue establecido en Tours, y una iniciativa similar está siendo preparada en Eslovenia.

Jaka Bitenc y Janko Belin, Eslovenia

En el próximo año Encod realizará una inventarización de los datos disponibles y necesarios sobre el funcionamiento de los clubes de cannabis tanto en España y Bélgica, mirando a las pruebas de que este sistema puede contribuir a una reducción del mercado ilegal. También elaboraremos una estrategia común por la defensa legal de esta iniciativa que puede ser utilizado por los abogados en cualquier país europeo. Promoveremos activamente el modelo en países en los que los activistas nos solicitan hacerlo, y produciremos materiales de información. Finalmente promoveremos la cooperación técnica transnacional entre clubes en temas como la organización y el intercambio de material genético.

Jan Bojer (Noruega)

El domingo, la asamblea tomó decisiones sobre una serie de propuestas de actividad que habían sido presentadas por los socios. Según orden de apariencia:

El sitio web de Encod será rediseñado en octubre de este año, por el webmaster.

En los próximos meses, se distribuirán peticiones entre los socios de Encod sobre los temas de necesidades urgentes en la área de la reducción de daños (especialmente en el caso de las prisiones).

Haremos una inventarización de los socios de Encod, sus habilidades y capacidades, así que esa información podrá ser compartida con otros socios y el gran público, y podrá hacerse un uso más optimo de la red.

Comenzaremos a preparar una campaña en torno a las elecciones para el Parlamento Europeo en 2014. Queremos informar sobre el comportamiento de los partidos en el debate sobre la política de drogas e iniciar una discusión pública en torno a este tema. En Francia y el Reino Unido, algunos socios de Encod consideran presentar su propia lista.

En los próximos 6 meses Encod apoyará los eventos organizados por la Asociación Amigos de la Hoja de Coca para informar sobre los valores medicinales, culturales y alimenticias de la hoja de coca y promover su modelo de comercio justo para crear un circuito cerrado entre consumidores europeos de la hoja de coca y productores andinos. En esta campaña esperamos colaborar con socios de Encod en varios países, asicomo con las poblaciones y embajadas peruanas y bolivianas.

Pausa en el jardín del T Klooster

Finalmente se decidió de crear un fondo de Encod. gracias a los diferentes proyectos de Encod (tales como Trekt uw Plant en Bélgica y VOC en Holanda) el peso adminitrativo sobre el presupuesto de Encod ha sido reducido. Significa que cada año, algún dinero puede sobrar después de que todas las necesidades de Encod han sido llenadas.

Decidimos que este dinero puede ser utilizado para apoyar acciones locales de los socios de Encod. Para este objetivo, se elaborará un procedimiento para la aplicación y selección.

Las fuerzas de Encod están en su diversidad y su independencia. Somos una auténtica coalición de ciudadanos que no dejan utilizarse fácilmente para intereses de corto plazo. Sin embargo, nuestra debilidad está en el aparato fragil con demasiadas tareas para demasiado pocas personas, que también tienden a sobre-estimar sus propias capacidades y subestimar lo que se requiere para lograr éxito.

’Nada es realmente cierto, ni tampoco esta frase’ (Palabras del escritor Frederik van Eeden, en las calles de Amberes)

Nuestras oportunidades están en la coherencia entre el activismo de base y esfuerzos de lobby enfocados con acciones concretas que no solamente demuestran la alternativa a la prohibición sino también ayudan a las personas en sus necesidades diarias (CSC y Amigos de la Hoja de Coca).

No tenemos amenazas. La prohibición de las drogas está lista para ser abolida como uno de los programas sociales más absurdos de la historia humana. El llamado entre el público general para que se consideren alternativas más justas y eficaces sólo se fortalecerá en los años venideros. Junto con otros, deberíamos procurar que estas alternativas sean lo más convencedores posible. Si fracasamos, sólo tendremos a nosotros mismos a culpar.

Por Joep Oomen

Fotos por Maja Kohek, Eslovenia


 
BOLETIN ENCOD 88
Publicado el 31 de mayo de 2012 por encod

A raíz de la decepcionante sesión de 2012 de la Comisión de Estupefacientes de la ONU en Viena y el 50 aniversario de la firma de la Convención Única sobre Estupefacientes (1961), hay una reacción social generalizada, científica y política en favor de la reforma y modernización del sistema de control de drogas mundial .

El sistema de control de drogas mundial ha sido destinado, supuestamente, para hacer del mundo un lugar más seguro y saludable gracias a la "eliminación o significativa reducción" de la oferta y la demanda de drogas ilícitas. Como se indica en muchos informes y sobre todo el "Informe Reuter-Trautmann", que fue financiado por la Comisión Europea, cincuenta años de prohibición han traído exactamente lo contrario: el aumento de la demanda y la oferta. Dado que las políticas prohibicionistas han fracasado en sus objetivos primarios, con costos que exceden los beneficios en gran medida, hay una necesidad urgente de reformarlas en favor de una regulación legal.

Incluso unos anteriores funcionarios de alto rango de Estados Unidos, cuyos predecesores iniciaron esta política criminal, declararon recientemente que la guerra contra las drogas ha fracasado, generando un alto costo para la sociedad y la economía (aumento de los encarcelamientos, muertes, daños a los usuarios, criminalidad relacionada con el abuso de drogas y costos de la represión), mientras que genera ingresos extraordinarios para el crimen organizado y promoviendo corrupción en el estado mayor y la sociedad.

Los efectos de la prohibición son inmensos. El Informe de 2011 del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT) señala que Europa se enfrenta a nuevos retos con respecto a los patrones de consumo y tráfico de drogas, mientras que "existen indicios preocupantes de la evolución del mercado de drogas sintéticas y, en general, en el caminola manera en que los consumidores de drogas ahora consumen un conjunto más amplio de sustancias. El consumo simultáneo de varias drogas, incluyendo la combinación de drogas ilícitas con el alcohol y, a veces, con medicamentos y sustancias no controladas, se ha convertido en el patrón dominante de consumo de drogas en Europa. "

De acuerdo a los datos oficiales del "Informe Mundial de Drogas 2010 de la ONUDD", desde 1998 la producción mundial potencial de opio ha aumentado en un 78%, mientras que la producción de cocaína y cannabis muestran una tendencia creciente cada año. En Europa, el número de usuarios de cocaína se han duplicado durante la última década, mientras que se estima que a nivel mundial entre 155 y 250 millones de personas (3,5 a 5,7% de la población de 15-64 años) utiliza sustancias ilícitas al menos una vez en el año 2008. El informe estima que hay 5 millones de usuarios de cocaína y 3,5 millones de usuarios de opiáceos en Europa, mientras que entre 16 y 38 millones de personas en el mundo eran consideradas usuarios de drogas problemáticos en 2008, representando un 10% a 15% de todas las personas que consumían drogas en ese año. Los consumidores de cannabis a nivel mundial se estiman en 190 millones y en Europa alrededor de 30 millones de personas. Según el mismo informe, el volumen anual de negocios del mercado mundial de drogas ilícitas se estima en 400 mil millones de dólares, mientras que el volumen anual de negocios del mercado de cannabis en Europa supera los 35 mil millones de dólares.

De acuerdo con un informe de 2008 del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT), el coste de la prohibición, es decir, el gasto público relacionado con la implementación de políticas de drogas a nivel europeo llega a 34-40 millones de euros anuales (el 90% que representa el control y la ejecución y sólo el 10% de la salud y prevención). El mismo informe señala que a nivel europeo el 60% de los usuarios de encarcelados por delitos de drogas son consumidores de cannabis acusados de posesión.

En mi propio país, Grecia, los efectos de la prohibición y las políticas represivas de drogas en la última década son más que abrumadoras. El consumo simultáneo de varias drogas es un problema fuera de control y se espera que aumente de manera espectacular debido a la crisis económica en curso, debido a un aumento del consumo entre los jóvenes y grupos marginales (es decir, desempleados) y la disminución de los gastos relacionados con la salud pública. En 2011 casi la mitad de la población reclusa fue encarcelada por delitos relacionados con drogas y la mayoría de ellos por posesión y uso, mientras que hubo un aumento dramático en un 1000% de los casos de VIH / SIDA entre los consumidores de heroína. Una nueva droga sintética (Shisa) hecha de detergentes químicos ha prevalecido sobre todo entre los consumidores de opiáceos inmigrantes en los centros urbanos, seis mil personas están en la sala de espera para los programas de metadona de la red Reitox, mientras que los usuarios problemáticos de heroína registrados superan 27.000 personas, viviendo en pésimas condiciones.

Hace unos meses casi tuvimos una victoria, pero el sistema político inestable y las medidas de austeridad no dejaron que suceda. Después de siete años de intensa campaña de lobby obtuvimos la introducción de un nuevo proyecto de ley de drogas en el Parlamento griego que no ofrecía soluciones permanentes, pero que sin embargo estaba moviendo en la dirección correcta, ya que despenalizaría el uso y la posesión de todas las drogas y haría que el cultivo propio de cannabis para uso personal sería considerado como un delito menor. Desafortunadamente, una minoría conservadora se opuso ferozmente plenamente y aunque el proyecto de ley pasó la Comisión del Parlamento, no llegó a la sesión plenaria. Después de las próximas elecciones todos esperamos una coalición de gobierno progresista que desbloqueará la nueva ley de drogas.

Nuestras demandas son más cruciales que nunca.

- Poner fin a la criminalización, marginalización y estigmatización de los consumidores de drogas

- Experimentar con modelos alternativos de regulación legal de las drogas, especialmente por el Cannabis (la mejor práctica de Clubes Sociales de Cannabis tal como se aplica en Bélgica y España debe ser promovida).

- Ofrecer salud pública y servicios de tratamiento a las personas necesitadas.

- Asegurar la disponibilidad de una variedad de modalidades de tratamiento, incluyendo programas de tratamiento con heroína, intercambio de jeringuillas y otros programas de reducción de daños.

- Proporcionar información científica objetiva sobre la prevención y reducción de daños

- Remplazar políticas de drogas y estrategias impulsadas por la ideología y la conveniencia política, con políticas fiscalmente responsables y estrategias basadas en la ciencia, la salud, seguridad y derechos humanos - y adoptar criterios adecuados para su evaluación.

En América Latina últimamente existen muchas iniciativas de anteriores y actuales jefes de estado, promoviendo un modelo de regulación legal con el fin de combatir la delincuencia organizada. El presidente de Costa Rica ha declarado recientemente que la legalización de las drogas en América Latina podría dar disminuir la violencia y la criminalidad, siguiendo el ejemplo del presidente de Guatemala.

Los presidentes de México y Colombia también han expresado opiniones a lo largo de esta línea. Los presidentes de Guatemala, Costa Rica y Panamá celebraron una histórica cumbre sobre la legalización de las drogas, y por primera vez, los jefes de Estado regionales se reunieron para discutir de forma explícita poner fin a la guerra contra las drogas tal como la conocemos.

Para concluir, las reacciones espasmódicas de represión, como la introducción del pase cannábico en los Países Bajos últimamente, representan claramente los signos de una bestia moribunda. Hasta que brilla la verdad, la cual es la mejor prevención, vamos a cultivar nuestros derechos fundamentales y luchar por lo obvio.

Por Michalis Theodoropoulos

Miembro del Comité Ejecutivo de ENCOD, asistente de eurodiputado del Grupo de los Verdes en el Parlamento Europeo


 
BOLETIN ENCOD 87
Publicado el 1ro de mayo de 2012 por encod

Desde finales de 2010 algo está moviéndose en la discusión a favor o en contra de la legalización del cannabis en Alemania. Mientras nuestros países vecinos (Bélgica, República Checa, Dinamarca y Polonia) están despenalizando el consumo de cannabis e incluso el cultivo para el consumo personal, y mientras que los argumentos a favor de la legalización son convincentes y racionales, el Gobierno alemán (formada por democristianos y liberales, CDU / CSU / FDP) rígidamente rechaza cualquier propuesta de reforma de la política de cannabis. Sus argumentos no son científicos, sino ideológicos: el cannabis y todo lo relacionado con esta planta debe seguir siendo prohibido y reprimido.

En el estado federal de Alemania, hay más de 3 millones de consumidores regulares y más de 12 millones de ocasionales de cannabis. Cada año aproximadamente se abren 100.000 casos criminales por el simple motivo de consumo de cannabis. Aunque muchos de estos casos son posteriormente abandonados, ya que se refieren a pequeñas cantidades, sin embargo, la policía se apodera del cannabis y se ha hecho una denuncia. En algunos estados se imponen sanciones muy graves por delitos puramente relacionados con el consumo, incluso en el caso de pequeñas cantidades. Los consumidores corren el riesgo de perder su licencia de conducir y están expuestos a allanamientos y otros tratos humillantes.

En diciembre de 2010 la Asociación Alemana por el Cáñamo puso en marcha una petición en internet por la despenalización del consumo de cannabis. En la petición se exigió el fin de la persecución y la discriminación de los consumidores de cannabis y de introducir el sentido común en la legislación alemana de cannabis.

Se propusieron los siguientes cambios legales:

1. La posesión de pequeñas cantidades de cannabis para consumo personal (hasta por lo menos 30 gramos) no deben ser castigados.

2. El límite para la llamada "pequeña cantidad" debe ser igual en todos los estados de Alemania.

3. Crecer unas cuantas plantas para el consumo personal debe ser despenalizado. Un reglamento debe ser creado para establecer las normas relativas a "pequeñas cantidades", con el fin de crear un marco legal para el cultivo colectivo, tales como los Clubes Sociales de Cannabis que se encuentran en España.

4. La introducción de un límite lógico y científico para la presencia de THC permitida al conducir un vehículo, tal y como es el caso con el alcohol.

5. Cuando la policía decide procesar a la posesión de pequeñas cantidades de cannabis, el procedimiento no debe incluir un registro domiciliario, ni la toma de fotografías o fingerpirints.

La petición reunió más de 30.000 votos.

Algunos periódicos publicaron informes y retomaron nuestros argumentos. Mientras tanto, el portavoz en materia de la política de drogas del Partido de la Izquierda (Die Linke), Frank Tempel, presentó una solicitud para la legalización de la posesión de 30 gramos de cannabis para el consumo personal y también para permitir el cultivo para el consumo personal.

El Partido de la Izquierda también propone establecer Clubes Sociales de Cannabis, donde los consumidores pueden hacer crecer sus plantas en conjunto o dar la orden a alguien para hacerlo para ellos. El Partido de la Izquierda también pidió un límite científico para el THC al conducir un automóvil.

Esta aplicación resultó de una audiencia pública en la Comisión de Salud Pública que se celebró en enero de 2012, con el título: "¿Qué tan peligroso es el cannabis?". Varios expertos fueron invitados. Algunos de ellos, especialmente los de la Policía Alemana, la oficina del fiscal público y el Prof. Dr. Thomasius de la Clínica Universitaria de Hamburgo rechazaron la propuesta. Sin embargo la Dra. Nicole Krumdiek (Schildower Kreis) y Georg Wurth (Asociación Alemana por el Cáñamo) defendieron la demanda.

En el otoño de 2011, Maximilian Plenert (Asociación Alemana por el Cáñamo) participó en el intento de Angela Merkel para obtener la participación pùublica en el debat sobre la crisis. Muchos veedores fueron interesados en su demanda por la legalización del cannabis pero Merkel respondió de una manera estúpida.

Recientemente, los participantes en una votación por Internet lograron que la propuesta de la Asociación Alemana por el Cáñamo en cuanto a la legalización del cannabis apareciera en el "Diálogo del Futuro", que fue iniciado por Angela Merkel. Terminó en segundo lugar en la lista de temas a ser discutidos. Ahora estamos a la espera de una reacción de Merkel y el Gobierno alemán.

En el primer fin de semana de mayo, habrá la “Global Marijuana March 2012” en Francoforto y la “Hanftag” en Berlin. Todos trabajamos duramente para traer mucha gente a las manifestaciones mostrar su opinión. En Berlín Steffen Geyer, un activista cannábico alemán, comienza su ”Cannabiskultour” a través de Alemania. Quiere informar y convencer más gente en el país de apoyar nuestra lucha por la legalización del cañamo para medicina y placer.

Por Ingrid Wunn

PS de Encod: A partir del 1 de mayo, el gobierno holandés aplicará nuevas medidas para el acceso a los coffeeshops en el sur de los Países Bajos. Del 1 de enero de 2013, estas medidas se extenderán al resto del país. Las personas que no residen en los Países Bajos no se les permitirá entrar en los coffeeshops, y los residentes holandeses necesitan registrarse como socio permanente del shop, que se debe transformar en un club cerrado. Encod y varios de sus socios holandeses se oponen a estas nuevas medidas, que pueden llevar al fin del modelo de los coffeeshops tal como ha existido desde 1976. Junto con 19 coffeeshops y la organización de consumidores WeSmoke, hemos iniciado [un juicio contra el Estado neerlandés> article3690], con el fin de denunciar el carácter discriminatorio de estas nuevas normas. El 1 de mayo, juicios similares se pondrán en marcha a nivel local en Maastricht y Tilburg. El 17 de junio, en el Día de la Liberación de Cannabis en Amsterdam, miles de activistas se reunirán y movilizarán a una campaña que finalizará el 12 de septiembre de 2012, cuando se celebrarán elecciones parlamentarias en los Países Bajos. Esperamos que sea los jueces sea el nuevo gobierno holandés retirarán estas nuevas medidas tan pronto que posible.


 
BOLETIN ENCOD 86
Publicado el 1ro de abril de 2012 por encod

El año pasado la discusión pública sobre las políticas de drogas en Noruega se ha desarrollado de manera sorprendente. Las actitudes públicas por lo general siempre fueron extremadamente restrictivas, y las únicas personas que desafiaron la política prohibicionista hasta hace poco eran unos pocos abogados y consumidores de drogas. Sin embargo, ha llegado una tendencia hacia políticas de reducción de daño para consumidores de drogas duras: programas de intercambio de jeringuillas y de sustitución con metadona o subutex han sido establecidos en varias ciudades, y la capital Oslo hasta ha abierto una controversial sala de inyección.

Se han multiplicado los señales de cambio, sin embargo. El activista incrediblemente energético Arild Knutsen, jefe de la Asociación por Políticas de Drogas Humanas (Foreningen for Human Narkotikapolitikk), ha cambiado las actitudes de mucha gente en torno del tema. También obtuvo mucha atención cuando hace algunos años el conocido investigador de cannabis Willy Pedersen, quien había sido un prohibicionista prominente, anunció que había cambiado de opinión y ahora está a favor de la distribución legal de cannabis. Pedersen también ha criticado la prohibición de khat y la criminalización de consumidores de drogas en general en Noruega.

Tal como en otros lugares la élite política está compuesta de personas que han crecido después de que las drogas se hicieron comúnmente disponibles, y algunos políticos han admitido que en el pasado han experimentado con ellas. El primer ministro, Jens Stoltenberg, del Partido Socialdemócrata ha admitido ser un fumador de cannabis en su juventud, y su hermana Nina es una conocida consumidora de heroína. En repetidas ocasiones ella ha pedido que se reforme la política de drogas. Su padre, Thorvald Stoltenberg (foto) ex canciller, ha sido un destacado partidario de las políticas de drogas alternativas. Era presidente de una comisión de alto nivel que en 2010 en un informe al Parlamento de Noruega exige un enfoque liberal, incluyendo la despenalización del consumo y la posesión de todas las drogas, y para los ensayos con la prescripción de heroína a personas con una larga historia de consumo. Incluso más recientemente, fue miembro de la Comisión Mundial sobre las Drogas que, como todos sabemos, pidió un cambio total del régimen de control global en su informe del año pasado.

A pesar de que las recomendaciones de la comisión de Stoltenberg fueron rechazadas con gusto por todos los partidos políticos, ha habido un debilitamiento notable de las actitudes y del lenguaje. Los partidos políticos y especialmente sus organizaciones juveniles han comenzado a considerar de una manera crítica el escenario de la guerra contra las drogas.

Estos cambios de actitud se hicieron evidente cuando la conservadora revista Minerva dedicó su última edición en 2011 a la reforma de la política de drogas, con el lema "legalizar las drogas" en primera página. En adición a varios artículos bien informados sobre las políticas de drogas y el movimiento de reforma internacional, habían encontrado parlamentarios de todos los principales partidos dispuestos a defender cambios radicales en el enfoque público a las drogas. Minerva está asociada con el principal partido conservador, Høyre, que es muy prohibicionista. La hipocresía de esta actitud fue demostrada, sin embargo, cuando uno de sus principales guerreros de las drogas, Henning Warloe, recientemente admitió ser consumidor de cocaína y anfetaminas.

Los debates sobre las alternativas al prohibicionismo osificado han durado hasta 2012. Varios periódicos importantes han publicado artículos destacados y artículos de opinión que piden el fin del prohibicionismo y experimentos con mercados regulados de drogas. Algunas secciones locales del Partido Socialista (SV) y del Partido Liberal (Venstre) están pidiendo la legalización de todas las drogas. Incluso la organización juvenil del Partido del Progreso, de extrema derecha, ahora exigen la legalización del cannabis. El Partido del Progreso promueve una economía libertaria, y los representantes son conocidos en el extranjero por defender modelos liberales de políticas de drogas. En su discurso para Noruega, sin embargo, han sido firmes defensores de la prohibición, pidiendo penas de cárcel cada vez más altas, y rechazando cualquier discusión de alternativas. Por ello no fue ninguna sorpresa que los funcionarios del partido denunciaron inmediatamente la decisión del partido juvenil.

La situación actual en Noruega (como en otras partes) es por lo tanto, que el prohibicionismo se mantiene arraigada en el establecimiento político, pero que las rupturas en las fortificaciones son cada vez más prominentes. Los viejos políticos son generalmente incapaces de cambiar su actitud, y los políticos más jóvenes no están dispuestos a gastar su capital en lo que ellos perciben como un perdedor de votos. Tiene que haber un cambio perceptible en la opinión pública antes de que los políticos van a cambiar. Como siempre, el público debe actuar, y la política seguirá.

Por Jan Bojer Vindheim


 
BOLETIN ENCOD 85
Publicado el 29 de febrero de 2012 por encod

Cien años después de que se firmó la Convención Internacional de Opio de La Haya, el marco internacional de la política de drogas funciona como el cerebro de un reptilo primitivo. Desde Mexico a Paquistán, pasando por los territorios de ‘paco’ en Sudamérica, ‘Krokodil’ en Rusia y ’Yaaba’ en el Sudeste de Asia, los cárceles de Estados Unidos y los campos de labor forzoso de China, todo lo que esta llamada política por un mundo libre de drogas ha conseguido es un desbalance desastroso entre la salud pública y la interdicción policial. La guerra a las drogas es un crimen contra la humanidad y la biodiversidad. Un remedio está en camino? Puede elaborarse una droga contra la guerra?

En teoría, la política de drogas es un asunto de soberanía nacional de cada estado, pero la Convención Única de la ONU de 1961 establece los principios de cada estado miembro de la ONU que la adoptó. Ello significa que si un país decide implementar una nueva estrategia basada sobre otra política que no sea la prohibición, en primer lugar debe dirigir una solicitud a la ONU, por lo menos para un período de experimentación.

Por otro lado, dentro de las fronteras de la UE, cada estado miembro puede hacer su propia política, pero se supone que la Comisión de la UE promueva una estrategia común, a través de la Unidad del Grupo Horizontal de Drogas, a través de una consultación cosmética de tanto el Parlamento Europeo (cuyas recomendaciones son jamás tenidos en cuenta) y el llamado Foro de la Sociedad Civil (que hasta ahora no ha sido capaz de producir ninguna opinión coherente).

Por otro lado existen autoridades locales y regionales que deben tratar con la realidad cotidiana en las calles. A veces se desarrollan políticas alternativas muy específicas y, luego de muchos años de esfuerzos para ser oficialmente reconocidas, de repente se difunden ampliamente. Actualmente es el caso de varias medidas de reducción de daño muy conocidas.

Paradójicamente, el gobierno federal de los EEUU - el promotor y patrocinador de la guerra a las drogas de la ONU desde sus primeros días - actualmente se encuentra en un dilema interno completo, porque en grandes partes de su territorio se han adoptado leyes que permiten la producción y distribución de la marijuana medicinal, contradiciendo su categorización como "sustancia mórbida con ninguno o muy poco interés medicinal”.

Sin embargo, cuando se trata de legislación, sólo se puede progresar dentro del marco de la ONU. En realidad cada estado miembro ha entregado su soberanía a la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes (JIFE), la agencia que decide, basado en recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, sobre la inclusión o exclusión de sustancias de las listas mundiales de drogas controladas.

La Oficina de la ONU sobre la Droga y el Delito (UNODC) es el cuerpo gobernante que realiza los encuentros anuales de la Comisión de Estupefacientes, de la que ejerce el secretariado permanente. El lazo entre la JIFE y el aparato mayor de la ONU es la UNODC. Visto de cerca, la JIFE es una comisión de trece miembros "independientes", mientras que la Comisión de Estupefacientes de la ONU consiste de delegaciones de por lo menos 53 países.

Ello significa que 350 millones de personas en todo el mundo que consumen drogas ilícitas están siendo secuestrados por las decisiones de menos de 1000 "delegados" dirigidos por 13 "expertos", quienes, en densa cooperación con organizaciones regionales e internacionales relevantes, y con el pleno apoyo de las instituciones internacionales financieras y otras agencias relevantes, están haciendo decisiones finales y comprometederas luego de una mal llamada consulta a la "sociedad civil".

En sus propias palabras, la próxima 55ta sesión tomará en cuenta los logros esperados identificados en el borrador de la estrategia para el período de 2012 a 2015, adoptará un presupuesto de programa bienal para 2012-2013, y preparará el marco estratégico para el período de 2014 a 2015. Quizás se planificará una nueva Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU en 2014. En otras palabras, no se debe esperar nada nuevo.

Sin embargo, debido a la crisis económica, el enfoque de la "regulación de las drogas" está obteniendo cada vez más atención. Desde que la Comisión Global sobre la Política de Drogas en su informe de junio pasado recomendó al secretario general de la ONU Ban Ki Moon a cambiar el curso de la política de drogas, varios países como Colombia, México y Guatemala están pidiendo la "legalización". Incluso dentro de la UE durante los últimos seis meses Grecia y Polonia han decriminalizado el consumo de drogas, y en el futuro próximo, el gobierno del País Vasco en España está planificando instalar una regulación para los Clubes Sociales de Cannabis.

Desde un punto de vista polémico esta crisis económica sólo es otra oportunidad para el crimen organizado mundialmente para blanquear sus fortunas, actuando de salvador de emergencia del sistema económico (tal como fue reconocido por el anterior director del UNODC Antonio Maria Costa), asícomo de sus inversiones en paraísos fiuscales a fines de hacer más seguro su negocio.

Entonces, cómo se beneficia la población si es el crimen organizado que domina la economía mundial, y está ocupándose de la política? La situación en México es el destino final de la actual "guerra a las drogas" mientras que la política de Portugal ha mostrado dentro de una década que las alternativas de esta política puede obtener resultados concretos.

Es por ello que, casi sin recursos pero con muchas buenas intenciones, Encod está convocando a la primera « Cumbre de la Paz de Drogas» del 9 al 16 de marzo en Viena.

El sábado 10 de marzo, una marcha irá por Viena para exigir el fin a la guerra a las drogas y cambiar el sistema de control de drogas impuesto por la ONU. Al mismo tiempo una delegación de Encod asistirá la reunión de la ONU y difundir nuestras próximas propuestas para las políticas de drogas alternativas, tales como los « Cannabis Social Clubs », y los « Amigos de la Hoja de Coca », o apoyar a las de otros, como la propuesta de la "Amapola como Medicina".

Por Farid Ghehioueche


 
BOLETIN ENCOD 84
Publicado el 31 de enero de 2012 por encod

En Italia la guerra a las drogas ha sido bastante efectiva en masacrar a algunos sectores de la población, incluyendo a muchos que se encuentran en prisiones y en otros lugares de nuestro sistema penal. La ley Fini-Giovanardi de 2006 ha eliminado cualquier diferencia en la política con respecto a la heroína o al cannabis. Esta última sustancia desde entonces ha llegado a ser la más atacada, a la que corresponde el 70 % de todas las persecuciones por drogas. las imágenes de horror de algunas de las víctimas de abusos han circulado en los medios de comunicación del mundo y los problemas de sus familias ahora constituye una parte importante de nuestro trabajo político. Además, nuestro sistema carcelario está a punto de explotar y grandes áreas de Italia están bajo la influencia de organizaciones criminales.

Probablemente, estas son las razones por las que los grupos de reforma a la política de drogas en Italia consideran la 55a reunión anual de la Comisión de Estupefacientes de la ONU (a celebrarse desde el 10 al 16 de marzo, 2012, en Viena) como el punto de partida de un viaje que llevará la humanidad hasta el fin del mundo prohibicionista.

Ahora podemos ver que las personas que se resisten a las siniestras tendencias en nuestro mundo son precisamente los que serán capaces de cambiarlas, y que esta masa crítica puede llegar a ser una mayoría. Al final de cuentas, la injustica tiene nombre y dirección y es el Vienna International Center en la Wagramstrasse. La democracia en la política de drogas ha sido abandonada por la mayor parte de las instituciones públicas incluyendo la Unión Europea y las Naciones Unidas. La política de drogas ha sido convertida en un área libre de ciencia.

Mi país ha sido recientemente afectado por una especie de golpe de estado que ha vaciado nuestra democracia, poniendo nuestro país bajo la vigilancia del Banco Central Europeo y creando una régimen de economía de shock controlada por la prohibición, la industria farmacéutica, la mafia, el vaticano y otros grandes poderes.

Italy parece completamente incapaz de resolver muchos dilemas, tales como las prisiones sobrepobladas. La administración no quiere normalizar los mercados de las drogas, que figura entre los más ricos de Europa. Una medida que, de acuerdo al profesor Marco Rossi de la Universidad de Roma, podría tener beneficios increíbles para nuestro presupuesto. Pero tal acción podría resultar demasiado razonable, visto que el gobierno hasta decidió a dejar la idea de poner impuestos a decenas de miles de instituciones católicas comerciales mientras que un gran número de prisioneros de la guerra a las drogas están encerrados en celdas de menos de 3,5 metros cuadrados, solamente la mitad del espacio al que según la ley tienen derecho.

El miedo es una de las armas más poederosas del sistema. En Italia ha llegado a ser un “virus que produce enfermedad y beneficios” gracias a los 4000 nuevos casos de VIH. Ello representa una oportunidad de oro para la industria farmacéutica, tal como fue denunciado por dr. Agnoletto de la Liga Italiana anti-Sida Lila quien dijo a la prensa que las medidas de reducción de daño han sido ignoradas a fines de asegurar los beneficios financieros.

No es de sorprender que muchas ONGs están involucradas en estos asuntos y que grupos poderosos internacionales han hecho posible la nominación de Andrea Riccardi como Ministro de Integración y Políticas de Drogas en el nuevo gobierno italiano. El resulta pertenecer perfectamente en este enredo, siendo fundador de la Comunidad de St. Egidio, la sede informal de las Naciones Unidas en Roma y conocido internacionalmente por su fuerte involucración en África.

Su empresa lanzó el programa ’Sueño, Fortalecimiento de Medicinas contra la Malaria y Desnutrición’, cuyo centro en Malawi ejecuta la circuncisión en niños masculinos. Reclama que su política de circuncisión ha reducido con 60% el riesgo de transmisión de la infección VIH porque "someter a niños a la circuncisión hoy significa tener mucho menos personas en riesgo de ser infectadas por el VIH mañana.”

Todos saben que los instrumentos más eficaces de prevención están siendo ignorados al propósito por la Iglesia católica y que anualmente 5,8 millones de personas se infectan con el VIH o mueren del SIDA también debido a los esfuerzos de la Iglesia Católica para frenar cualquier paso para mejorar la educación sobre el sexo y las drogas.

De acuerdo a la empresa de Riccardi, la circuncisión representa "otro pedacito de la rompecabezas para apoyar al sueño de hacer crecer una generación sana en África y construir un futuro en el que la infección del VIH será derrotada.” Suena justo como los otros programas religiosos amoyados por la Comunidad en las reuniones de alto nivel de la ONU.

Lo interesante es el fortalecimiento proclamado de las drogas farmacéuticas está acompañado por una mezcla de "asistencia armada". De acuerdo al periódico ’Il Manifesto’, Sr. Riccardi ha ”logrado desde el principio combinar armas y solidaridad facilitando que las empresas italianas pueden vender grandes cantidades de armas a los mismos países involucrados en las acciones de ayuda humanitaria". Esa estrategia de apoyo mutuo permite a la industria de guerra a que anuncia públicamente que "la solidaridad no tiene límites. Ni geográficos, ni políticos, ni religiosos".

El proyecto también está financiado por los bancos más importantes involucrando el comercio de armas, mientras "Sueño" también se patrocina por Glaxo, Boehringer, Merck y Farmindustria. Todas ellas pertenecen a las 39 empresas que piusieron pleito contra el gobierno de Sud África cuando éste motivó a las empresas locales a producir medicinas de bajo costo contra el SIDA.

El caso de Italia y su relación a África demuestra como la guerra a las drogas está conectada a través de sus consecuencias llamado ’inesperadas’ con los muchos intereses de la cooperación internacional, la industria farmacéutica, y la industria de guerra a fines de aumentar el sufrimiento y el dolor y no para reducir las causas.

Por: Enrico Fletzer


 
BOLETIN ENCOD 83
Publicado el 31 de diciembre de 2011 por encod

Israel tiene un programa nacional único para el cannabis medicinal con 7500 pacientes legalmente autorizados para comprar 30 gramos de Cannabis de Grado Medicinal (MGC) por mes de 8 proveedores aprobados. La evolución del programa desde el "Qué? Marihuana para enfermos? - estás loco!" hasta el tema actual de "Mira, las vidas de los pacientes están transformándose" fue, y sigue siendo , una lucha de activistas a regañadientes que ahora se ha transformado en un amplio programa estatal. En el camino hemos tenido que educar a los actores involucrados, formular un modus operandi en constante evolución y proteger este programa frágil contra los constantes ataques de maleantes. La historia moderna del Cannabis Medicinal en Israel comienza hace 16 años, pero sus raíces están plantadas en culturas y farmacopeas antiguas locales e internacionales .

Durante 1995 participé (con Shlomi Sandak) como un representante público en "el Comité para examinar el estatus legal de cannabis". El comité fue nominado por el jefe del Comité de Drogas del Parlamento, Rafel Eitan, conocido por su dureza y rigidez. El resultado, en mi opinión, fue predeterminado por él y el comité fue nada más que una maniobra para calmar la creciente presión pública que hicimos a través de manifestaciones y presencia en los medios de comunicación.

El comité hizo dos recomendaciones:

1) No cambiar el estatus legal de cannabis y seguir la criminalización de consumidores de cannabis

2) Permitir y regular el acceso al Cannabis Medicinal para pacientes severamente enfermos.

La segunda recomendación fue extremadamente positiva e importante. Lo que sirvió fue que apareció en el mercado una pastilla de THC aprobada por la FDA (Marinol o Dorabinol) que fue estudiada extensivamente en los EEUU y probó que el THC es beneficioso para dos indicaciones mayores: para la reducción de nausea y vomitos debido a la quimoterapia y para aumentar el apetito. Lo que fue necesario ahora fue proveer el acceso a los pacientes a las flores de cannabis y no las pastillas que los pacientes odiaban tomar debido al costo, el retraso del efecto y los altos niveles de psicoactividad.

El primero de noviembre de 1999 el Ministerio de Salud estableció un comité de consejo con la tarea de : "Establecer normas para el consumo medicinal de cannabis". Inicialmente el ministerio autorizó a los enfermos cultivar 5-6 plantas pero pronto resultó que muchos estaban demasiado enfermos para cultivar y atender las plantas.

El tiempo iba lento dentro del Ministerio de Salud (MDS). Cada paciente al hacer la aplicación debían presentar una recomendación de un especialista en su campo y muchos médicos se negaron hacer esa recomendación. A medida que más pacientes se acercaban al ministerio y muchos fueron rechazados casi llegó a pararse el programa. La decisión final para aprobar las solicitudes fue en las manos de un hombre - el vice director del MDS.

La infame Convención de Drogas de 1961 estipula que a fin de consumir drogas ilícitas tales como cannabis para usos medicinales, el país firmante debía establecer una agencia especial con el monopolio de regular todos los aspectos del consumo medicinal de una droga ilegal – siendo la producción, distribución, importaciones y exportaciones etc. Recién en 2003 el gobierno holandés estableció legalmente la "Agencia" y la selección de cultivadores asícomo la exportación ha llegado a ser posible.

No antes de 2007 el MDS acordó proveer (para un cultivador sano sin registro criminal) una licencia para cultivar 50 plantas pero a condición de que entregara el Cannabis Medicinal a pacientes sin cobrar. El cultivador inició el cultivo del CM en la propiedad de sus padres en la Galilea y su madre – una profesora de biología, llegó a ser el guardián del jardín. El inicialmente distribuyó el cannabis de su apartamento en la planta baja de un edificio a Tel Aviv. El MDS luego proveyó licencias para un total de 17 otros cultivadores. Algunos jamás llegaron a funcionar debido a la inversión requirida, así que hoy continúan dólo 8 cultivadores serios. La libre distribución fue posible para un tiempo corto pero el modelo de "distribución gratuita" no fue sostenible puesto que cuesta mucho dinero producir CM orgánico y estandardizado. Fueron necesarias donaciones para mantener a los cultivadores.

Después de 18 meses de "cannabis libre a los pacientes" el MDS permitió a los cultivadores de cobrar approx. 100 dólares por approx. 40 gramos por mes. Esa cantidad que posteriormente fue reducido a 30 gramos debido a temores que el cannabis medicinal se desviara al mercado negro. Lentamente el número de pacientes había aumentado – las historias personales y los informes en los medios difundieron el mensaje sobre los múltiples beneficios del CM. En 2009 el MDS nos autorizó abrir un centro de distribución. Un grupo de voluntarios comenzó distribuyendo el cannabis en una sala pequeña de 16 metros cuadrados. Mientras que el cannabis y el entrenamiento fueron gratuitos, los clientes compraban papeles, maquinas de enrollar y vaporizadores. Para la mayoría de ellos, fumar cannabis fue una experiencia completamente nueva. Les enseñamos cómo enrollar un porro, inhalar y exhalar, como no quemar la garganta y cuáles son los efectos colaterales. Les hicimos conocer unas especies diferentes así que podían encontrar las que mejor sirven para sus síntomas. También se repartían galletas y aceite para gotas debajo de la lengua para los que tienen un problema con fumar. Los pacientes estuvieron muy agradecidos por el cambio que el cannabis produjo en su vida.

El estado, por su parte, trató de ir adelante con la regulac ión del programa desde que expandía muy rápidamente. La autoridad de control de drogas recibió un mandato del MDS para publicar una licitación para establecer las directivas para la selección de cultivadores, la calidad y el precio. Esa movida fue bloqueada por los cultivadores que presentaron juicios con el argumento que de acuerdo a las Convenciones de la ONU, el sólo cuerpo que tiene la autoridad para regular el consumo medicinal de drogas prohibidas es una "Agencia especial" y que esa agencia no había sido establecida en ese momento por el gobierno.

Hace algunos meses, el gobierno israelí tomó una decisión histórica para oficialmente formar y financiar esta "agencia superministerial especial, consistiendo de representantes del MDS, la policía, el Ministerio de Agricultura, la autoridad de control de drogas y el Ministerio de Seguridad Interna. Esta agencia de gobierno tiene el monopolio para regular todos los aspectos del programa de CM incluyendo la publicación de licitaciones de cultivadores, la distribución, la importación y la exportación. Se supone que comenzará en el curso de 2012.

Por Boaz Wachtel


 
BOLETIN ENCOD 82
Publicado el 30 de noviembre de 2011 por encod

El 25 de octubre de 2011 la Comisión Europea publicó “hacia una respuesta más fuerte europea a las drogas”, una “Comunicación de la Comisión al Parlamento y al Consejo Europeo.”

La comunicación de la CE puede ser resumida de la siguiente manera: “Necesitamos más de lo mismo, y no hace falta más explicación.”

Pienso que debemos protestar contra ello por varias razones.

La CE simplemente anuncia su decisión que la “respuesta a las drogas” debe ser más fuerte y mejor coordinada entre los países de la UE. Este texto no explica porqué la “respuesta europea” debería ser más fuerte, y no, en cambio, diferente .

Lo más notable de esta “comunicación” es que, aunque contiene algunos datos del OEDT, no se menciona el Informe Reuter/Trautmann, entitulado “Informe sobre los Mercados de Drogas Ilícitas 1998 – 2007”. Este informe detallado, encargado por la CE y pagado por los ciudadanos europeos, concluyó (en mi resumen) que los esfuerzos internacionales para luchar contra las drogas han producido daños serios en todo el mundo, sin que haya signos de algún efecto positivo en compensación.

Tal como muchos otros adictos, la CE opera desde una posición de rechazo a la realidad, como si ninguna persona sana argumentara por la regulación legal, y como si no hubiera razones para considerar las alternativas.

Los autores de la comunicación han hecho un trabajo muy pobre en analizar la situación actual. Como consecuencia de su desesperada dependencia de la prohibición, lo que han producido es un nuevo ejemplo de una política que está desconectada de la realidad.

En los últimos años un número creciente de antiguos jefes de estado y funcionarios de alto nivel expresaron públicamente su opinión que la guerra a las drogas debe ser remplazada por un sistema de regulación legal. Ello también sucedió dentro de la CE misma. No veo ninguna razón para evitar el hecho penible que Carel Edwards, el antecesor de la Sra Dana Spinant (Jefe de la Unidad de Coordinación en materia de Drogas de la Comisión Europea), se adhirió a una de las más importantes organizaciones que abogan el fin de la prohibición, Law Enforcement Against Prohibition. LEAP es una organización internacional, que comenzó en los EEUU entre actuales y anteriores agentes de policía y funcionarios del departamento de Justicia.

Esta comunicación no es una iniciativa del personal de la CE. Ellos saben que no existen argumentos convincentes para que se intensifique la guerra a las drogas. Solamente puede ser una iniciativa de la responsable Comisaria, Viviane Reding, y/o de la Comisión Europea entera.

Una razón puede haber sido el reciente cambio en la responsabilidad para redactar la nueva estrategia de drogas. La estrategia de drogas para el siguiente período no será escrito por la CE, sino por el Consejo. El Consejo será presidido por Dinamarca en la primera mitad del año próximo, y por Chipre desde el 1 de julio.

También la Comisaria es, o debería ser, consciente del hecho de que será cada vez más difícil evitar un debate abierto sobre las políticas alternativas a la prohibición. Si la CE no da una opinión ahora, solamente tendrá una oportunidad más tarde en el proceso, pero la CE quiere dirigirlo tal como está acostumbrada hacerlo.

En su intento de informar el PE y el Consejo, la CE debería haber dicho lo siguiente:

Sentimos que es nuestro deber confrontarles con la severa reducción de la credibilidad de la actual política de drogas. La más reciente prueba, tal como esperamos que han notado, es el informe publicado por la Comisión Global de la Política de Drogas en junio de 2011. En noviembre de 2011 las conclusiones de este informe fueron suscritas por nuevos grupos de personas, muchas de ellas con experiencia en la responsabilidad por las políticas de drogas. El informe tiene una lista corta pero muy relevante de referencias, que demuestra claramente la falta de resultados positivos de la política de drogas de la ONU, que forman la base de la política de drogas de la UE.

Tenemos que informarles que la demanda por el debate y por una revisión de las políticas de drogas prohibicionistas cobrará más fuerza, y está basada en mejoras pruebas que una prolongación de estas políticas. El Foro de la Sociedad Civil sobre Drogas de la Comisión Europea, que ojalá apoyará un debate sobre la política de drogas de la UE, no puede acordar con esto. Estará dividido, tal como sucede en el mundo real.

Probablemente, palabras similares fueron pronunciadas en reuniones cerradas y en contactos privados.

La “comunicación” de la CE es una especie de ataque preventivo para intentar de forzar al Consejo Europeo a acordar rápidamente y sin reflexionar con una estrategia más intensiva. En la comunicación la CE anunció un cuestionario público en su sitio web, que ya ha empezado. Contiene más que todo cuestiones administrativas, pero también deja espacio para comentarios. Parece que la CE quiere que el Consejo toma una decisión antes de publicarse los resultados del cuestionario y de la contínua consulta de la sociedad civil.

Es bien sabido en Bruselas, y en otros lugares también, que la demanda por una política de drogas diferente está creciendo, especialmente entre las personas que saben más sobre ello que la mayoría, y que será más difícil de evitar este debate dentro de la CE. La proyectada “respuesta más fuerte” causará aún más daños "no intencionadas" y no será fácil repararlos.

ENCOD está planificando protestar contra el plan de la CE, con organizaciones amistosas y con la ayuda de miembros del parlamento Europeo.

Todavía esperamos que lograremos organizar el debate muy necesitado sobre políticas alternativas sobre las drogas en la UE.

Por Frederik Polak


 
BOLETIN ENCOD 81
Publicado el 31 de octubre de 2011 por encod

Qué es lo que el placer y el dolor tienen en común? La actual política de drogas. La prohibición ha arruinado la vida de millones de personas, sociedades enteras están sufriendo. Es tiempo de remplazar enfoques punitivos con nuevas formas de tratar las drogas y las políticas de drogas.

A fines de 2011, parece que los valores que hemos conocido durante muchos años han comenzado a cambiar completamente. La crisis financiera es una oportunidad para arreglar muchas ineficiencias en el sistema político, entre otros la política de drogas. Está ahora completamente evidente que esta política no está basada en pruebas científicas y técnicas, sino en el deseo de mantener y ejercer un control punitivo sobre ciertos placeres. Si, placeres! En el flujo de discursos sobre la política de drogas hemos completamente ignorado esta verdad fundamental. Parece que algunas personas no quieren que otras gozan del placer, incluso si esta actitud causa sufrimiento y guerras.

Ahora es tiempo de actuar. Mundialmente se ha hecho claro que las actuales políticas de drogas necesitan ser redefinidas. Hasta hace poco fueron sobre todo anteriores políticos los que abogaban por una reforma de la legislación. En las últimas semanas el actual presidente de Colombia ha comenzado hacerlo. Pero estos llamados encuentran dificultades. Los prejuicios de siempre hacia los consumidores de drogas en general, que son mantenidos en vida por actores públicos y hasta ONGs que están trabajando con enfoques llamados ’holísticos’, fortalecen la percepción de que la prohibición es la única respuesta.

Durante la sexta sesión del Foro de la Sociedad Civil de la UE sobre la Política de Drogas que se realizó en Bruselas entre el 10 y 13 de octubre no fue posible ningún consenso entre los participantes, precisamente por este "abismo" fundamental entre los enfoques hacia las políticas de drogas que están basadas sobre conceptos totalmente diferentes. La causa más importante del mal entendimiento es que las ONGs prohibicionistas simplemente no pueden comprender que algunas personas deliberadamente optan por consumir drogas y lo hacen de una manera responsable.

Para estas ONGs el consumo de drogas es una enfermedad o condición que debe ser prevenido. Ellas simplemente se niegan a escuchar a personas que les explican que su motivo primordial de tomar drogas es de hacer la vida más placentera y para algunos, más aguantable. Cierran sus ojos y oídos cuando se les presenta las pruebas de que el cannabis y otras drogas son extremadamente útiles para tratar y prevenir enfermedades.

Las ONGs prohibicionistas representan una pequeña minoría de personas que están concernadas por el tema de las drogas. Han sido seleccionadas deliberadamente por la Comisión Europea a fines de participar en el Foro de la Sociedad Civil, a fines de evitar que el CSF logre un consenso. Así la Comisión puede continuar a dividir y reinar, mandando mensajes como la Comunicación ’Hacia una Respuesta más fuerte a las Drogas’. En este preámbulo de la anunciada Estrategia de Drogas de la UE para 2013-2020, la Comisión se compromete a fortalecer las políticas que sabemos no están funcionando, desde que fue probado por el informe de investigación que fue publicado por la Comisión Europea en 2010 . Por otro lado, existen estudios que demuestran que el monto total de ingresos que podrían ser generados por una combinación de una descriminalización de las drogas (causando una reducción significativa en la interdicción) y la regulación legal del mercado de cannabis en la UE se estima entre 35 y 60 mil millones de euros (o sea entre 70 y 120 euros por cápita por año). A los burócratas en Bruselas les importa un pito. Su único objetivo es guardar el costoso y dañino estatus quo.

La actual crisis global es más que todo una crisis de valores. Si queremos poner orden en el mundo nuevamente tendremos que cambiar nuestras estrategias a temas generales. Es tiempo de realizar un llamado local para enmendar las leyes de las drogas. La política y la legislación con respecto a las drogas deberían ser modificadas a fines de verdaderamente servir a la gente. En particular, la nueva legislación debería ser basada en hechos, no en el deseo de reprimir.

En mi propio país, Eslovenia, cambios importantes están por llegar. El 15 de octubre, varios grupos, individuos y ONGs ocuparon la plaza de Ljubljana donde está situada la bolsa de acciones. Poco tiempo después comenzaron a organizarse talleres por trabajadores sociales y estudiantes. Un taller que ha sido organizado regularmente se llama "Desintegración de la Prohibición". Los resultados de estos talleres fueron juntados y unidos en un "Manifesto para las nuevas Políticas de Drogas en Eslovenia". El 27 de octubre, entregamos este Manifesto al Ministro de Salud, Sr Marušič.

Otra parte de la protesta fue un acto de consumo colectivo público. No fue intervenido por la policía, que solamente mantuvo una presencia vigilante. Nuestra demanda a los legisladores es de descriminalizar el consumo de drogas y anular todas las sanciones contra las personas que en el pasado fueron penalizadas por haber consumido drogas o poseído pequeñas cantidades. La dignidad debe ser retornada a las personas que han sido marginalizadas por la prohibición de drogas. Deben ser capaces de reintegrarse en sus comunidades.

Llamamos a todos los activistas y profesionales en el campo de la política de drogas a promover activamente los cambios legislativos. Ahora es tiempo de redefinir el mundo.

Por: Janko Belin


 
LOS COFFEESHOPS DE MAASTRICHT CIERRAN LA PUERTA A TURISTAS QUE NO SON BELGAS NI ALEMANES
Publicado el 4 de octubre de 2011 por encod

La apacible Maastricht no sólo es famosa por el tratado de la Unión Europea sino también por ser la ciudad holandesa más cercana a Bélgica y Alemania donde se vende cannabis legalmente en establecimientos autorizados.

Atrapada en una pequeña península entre sus vecinos, recibe al año dos millones de visitantes atraídos por el denso humo de sus coffee shops. Así, y pese a los 250 millones de euros de ganancias que generan estos establecimientos, el número de turistas de la droga ha llegado a hartar a los 120.000 habitantes del municipio. Cansados de los atascos y broncas nocturnas, las autoridades locales han decidido poner fin a la avalancha y, desde el sábado 1 de octubre, el acceso a estos bares está limitado a holandeses, belgas y alemanes. Nada de franceses, españoles o italianos que se han demostrado más revoltosos y, además, vienen a contaminar con sus vehículos y malos humos la pacífica vida de la ciudad holandesa más antigua.

El Ayuntamiento cuenta con jurisprudencia reciente que autoriza la limitación, en base a que el hachís no es un bien sujeto a la libre circulación europea. Sin embargo, en esta ocasión la argumentación de las autoridades locales para hacer la distinción entre aptos y persona non grata se centra en que los visitantes de los países vecinos acuden a la ciudad en transporte público, por lo que generan menos perjuicios. "El Ayuntamiento asegura que serán cerrados coffee shops si las molestias no disminuyen, pero ha aparecido una encuesta que dice que los clientes que vienen de los países limítrofes utilizan a menudo los transportes públicos y no causan problemas de circulación", argumenta el presidente de la Asociación de coffee shops oficiales de Maastricht, Marc Josemans, para defender la discriminación.

Además, se ha aprobado un plan de deslocalización de los locales hacia las afueras de la ciudad, empezando por los míticos Smokey, Mississippi y Missouri en 2014. Les seguirán otros cuatro bares, que se repartirán en los verdes campos holandeses y permitirán a los amantes de la hierba estar en contacto con la naturaleza. Pero eso supone otro punto de conflicto entre vecinos. Los cinco municipios belgas colindantes han anunciado que llevarán el plan a los tribunales para evitar que se acerque peligrosamente los coffee shops a sus tierras. Temen no sólo una llegada masiva de jóvenes ansiosos de nuevas experiencias, sino también otras formas de criminalidad, accidentes de tráfico y escándalos. El plan de la ciudad del Mossa contempla la instalación de cámaras de seguridad en la autovía de entrada, lo que hace temer a los modestos alcaldes belgas el desvío desorientado de los visitantes por las carreteras de su comarca.

Mientras los tribunales deciden sobre la guerra vecinal creada por la capital de Limburgo, los amantes de la marihuana todavía podrán disfrutarla bajo techo en poblaciones cercanas como Geleen, Sittard, Heerlen, Eygelshoven y Kerkrade, que, sin tener un pasado tan relumbrante en la historia como Maastricht, seguirán dando a sus visitantes libertad para soñar con la hierba.


 
BOLETIN ENCOD 80
Publicado el 30 de septiembre de 2011 por encod

El 15 de agosto de 2011, se inició una petición exigiendo cambios legislativos inmediatos para facilitar el acceso al cannabis medicinal e investigaciones relacionadas en la República Checa. El objetivo de la petición es obtener la atención de los legisladores y oficiales gubernamentales y obligar al Ministerio de Salud a tomar medidas a fines de asegurar el acceso al cannabis medicinal para enfermos en la República Checa.

Hay muchos enfermos que consumen cannabis en lo que se podría llamar auto-terapia, pero haciendo ello están violando la ley. La ley determina la tolerancia zero para el cultivo o la posesión de cannabis. Cultivar 5 plantas o poseer 15 gramos es el límite para la cantidad que es sancionada con multas. Más se clasifica como un acto criminal. Esta situación implica que no hay espacio para el uso o la investigación del cannabis medicinal.

El uso de cannabis medicinal por enfermos en la república Checa fue discutido seriamente por primera vez en un seminario científico celebrado en el Parlamento en Praga el 8 de abril de 2010, bajo auspicios del diputado Ivan Langer y el décano de la Universidad de Carlos, Tomas Zima. También asistieron representantes de la Sede nacional Antidrogas de la Policía Checa, el Instituto Nacional para el Control de sustancias farmacéuticas y el Servicio de Inspección y Control de Sustancias Narcóticas del Ministerio de Salud. Estos representantes, junto con especialistas, enfermos y los demás asistentes coincidieron que se necesita flexibilizar o anular las restricciones para el uso científico y medicinal de cannabis.

El uso de cannabis para fines medicinales y científicos está conforme con las Convenciones de la ONU, que definen las condiciones de prohibición de ciertas sustancias psicotrópicas, incluyendo el cannabis. El seminario produjo pasos concretos que deberían ser tomados por las autoridades competentes a fines de crear el marco legal para facilitar este uso.

Para facilitar el acceso al cannabis medicinal en la República Checa es necesario que se ajuste la Acta nr.167/1998 sobre las sustancias adictivas, la que prohibe el cultivo de cannabis con un contenido de THC de más de 0.3%. En la primavera de este año, se inició un proceso para enmendar esta Acta, como parte del Plan Legislativo del Gobierno para 2011. Durante este proceso parecía que el Ministerio de Salud había olvidado completamente los resultados del seminario del año pasado, los que sugirieron un escenario para permitir el acceso al cannabis medicinal.

Esta falta de acción de oficiales y políticos responsables es altamente alarmante. La petición solo es una reacción natural de las personas que necesitan cannabis como medicina, los médicos y los científicos que están conscientes de su potencial, y la sociedad civil concernada. La República Checa no conoce el instrumento del referendum y la petición no es un documento legal, pero sí da una posibilidad a la gente para visibilizar el problema, y aumenta la presión sobre los politicos de resolverlo.

Se invita al publico de firmar la petición on-line en www.lecebnekonopi.cz. Luego de cinco semanas, la petición ha recibido más de 7200 firmas. ONGs como Konopa y Legalizace.cz están trabajando muy intensivamente en la diseminación y la promoción de la petición.

La petición ha sido firmada por el Presidente de la Cámara de Diputados Ms. Miroslava Nemcova y el Primer Ministro, Petr Necas. , expresó su apoyo a los objetivos de la petición en una carta. Un mes después del inicio de la petición el Consejo Gubernamental para la Coordinación de la Política de Drogas estableció un Grupo de Trabajo para el acceso al cannabis para usos terapéuticos y para la investigación.

El Grupo de Trabajo incluye expertos del Ministerio de Salud, Ministerio de Justicia, Instituto Nacional para el Control de Drogas, y otras instituciones. El Grupo ha recibido el mandato para proponer los cambios legales necesarios con respeto a la Acta nr. 167/1998 u otras leyes. En otras palabras, para resolver cómo, a quiénes y bajo qué condiciones el tratamiento y la investigación del cannabis serán posibles en la República Checa.

Una posibilidad es establecer el cultivo controlado en el país, la otra es facilitar la importación desde el extranjero, sea en materia prima sea en productos farmacéuticos terminados. El Grupo hará un llamado a todos los profesionales médicos solicitándoles de identificar todos los diagnósticos en los que el tratamiento con cannabis puede ser útil. En cambio, los legisladores en el gobierno y el Comité de la Cámara de Diputados deben tratar de buscar todas las leyes que serán afectadas por la liberación de cannabis para fines medicinales.

“Yo por mí, me gusta cuando se trabaja rápidamente, así que espero que las propuestas serán presentadas pronto, así que las discutiremos y las terminaremos antes de Navedad. La calidad del resultado dependerá de la velocidad con que el gobierno, la Cámara y el Senado lo hará pasar,” dijo Dr. Tomáš Zima, Presidente del Grupo de Trabajo, quien también co-organizó el seminario parlamentario en 2010.

Por Hana Gabrielová


 
BOLETIN ENCOD 79
Publicado el 1ro de septiembre de 2011 por encod

De acuerdo al Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanía el número de consumidores regulares de cannabis en Europa está entre los 12 y 24 millones. Si, tal como han indicado algunos observadores, su consumo promedio asciende a 1 gramo por día, la demanda anual de cannabis o derivados en Europa fluctúa entre 4 y 8 mil toneladas. Sin embargo, tomando en cuenta las cifras producidas por el economista holandés Adriaan Jansen quien ha estudiado el sector legal involucrado en la producción y distribución de semillas y otros materiales utilizados en el cultivo de cannabis, la producción anual de cannabis en Europa se situa entre 300 y 560 toneladas. Ello quiere decir que la mayor parte del cannabis consumido en Europa todavía continúa siendo importada desde fuera.

En los últimos años la legislación o por lo menos la práctica política concernando el consumo de drogas ha sido flexibilizada en varios países. La experiencia de países en los que se definió tal flexibilización a través de una concreta modificación de la ley (Holanda en 1976 y Portugal en 2001) demuestra que las políticas moderadas no han causado una explosión de los niveles de consumo. Así, estas políticas han falsificado la teoría según la cual la prohibición es necesaria para minimizar los niveles de consumo de drogas.

En la mayor parte de Europa, el consumo de cannabis ha dejado de ser una actividad criminal. Sin embargo cultivar la planta continúa siendo ilegal. Ello significa que el mercado europeo se provee todavía primordialmente de importaciones. A largo plazo, esta es una situación insostenible. Cada economista será capaz de explicar que la producción doméstica de una comodidad, sobre todo cuando puede tener lugar en un contexto reglementado, será siempre más barato, más fácil y por ello más atractiva que la importación. Por ello, tarde o temprano, el tsunami verde se extenderá sobre Europa, y desparecerá la prohibición del cultivo de cannabis, por lo menos para uso personal.

En los 18 años pasados, Encod y sus socios hemos tratado de establecer diálogos sobre el curso de las políticas de drogas con autoridades a nivel local, nacional e internacional. La esperanza fue de hacer la toma de decisiones sobre la política de drogas más democrática y transparente, pero en realidad ha ocurrido lo contrario: en la última década han sido construídas varias redes de especialistas de élite, que se aprovechan cada una, sea en términos financieros, de prestigio o de ego personal, de la escasa margen de diálogo con la "sociedad civil" que algunos gobiernos y burocracias internacionales (como la UE y la ONU) han creado.

La mayoría de estas redes dicen trabajar para la reducción de daños y riesgos relacionadas a las drogas, pero lo que no suelen mencionar es que estos daños son creadas primordialmente por las autoridades. En un ambiente en el que las drogas están prohibidas, las medidas de reducción de daños a lo mejor se pueden caracterizar como el envío de una enfermera después de haber completado un bombardeo.

Abogar por la reducción de daños sin referirse a la causa principal de esos daños parece ser ingenuo, por lo menos. También podría ser que detrás de este argumento, se encuentra otra agenda.

Uno de los más importantes patrocinadores del movimiento para la reducción de daños, la reforma de la política de drogas y hasta la legalización del cannabis es George Soros, una de las personas más ricas del mundo. Soros ha construído su fortuna especulando en contra de las economías y divisas de países enteros. Sería algo ingenuo pensar que su interés en la política de drogas está fundado sobre motivos puramente humanitarias.

Como parece ocurrir tantas veces cuando un individuo o una empresa acumula mucha riqueza, el bienestar general del público puede verse afectado en la búsqueda de mantener y expander esa riqueza. Los motivos de aquellos que poseen mucho deben por eso ser monitorados de cerca si queremos proteger los intereses de las personas.

Últimamente se ha publicado que Soros ha invertido una suma considerable en Monsanto, una de las mayores empresas multinacionales agroindustriales en el mundo. Monsanto nos ha traído cosas como la Agente Naranja (utilizada para desfoliar los bosques de Vietnam durante la guerra), Glyfosato (utilizado para fumigar los campos de coca y cannabis en Colombia, Méjico y Marruecos) así como las semillas Terminator (que produce plantas cuyas semillas son estériles, así que los productores están obligados de comprar semillas cada vez) o las semillas Traitor (que producen plantas con enfermedades que solamente pueden ser curadas con productos de Monsanto).

En los últimos años Monsanto ha cobrado interés en los esfuerzos de empresas farmacéuticas como Bayer y GW Pharmaceuticals en su afán de patentar especies de cannabis que son utilizadas en la producción de sustancias farmacéuticas (tales como Sativex, que cuesta 100 euro por una botella conteniendo 10 doses) o de plantas de cannabis genéticamente modificadas a fines de reducir los niveles de THC y quién sabe más.

Es la combinación de codicia y tecnología de modificación genética dentro de actores como Monsanto que puede producir un resultado muy desfavorable si logran el control sobre el mercado de cannabis. Es posible un escenario en el cual los productos del mercado negro, con orígen y calidad desconocida, serán remplazados por productos farmacéuticos de alto costo, que pueden producir toda una serie de efectos genéticamente controlados que nada tienen que ver con la sustancia como tal. Siempre que George Soros no retira públicamente su dinero de estas actividades, su apoyo a la reforma de la política de drogas debe ser considerado con escepticismo.

Nuestro verdadero problema no es la prohibición. Es la filosofía que pretende ignorar la relación entre los seres humanos y la naturaleza, porque su objetivo es controlar tanto a los seres humanos y la naturaleza. Nuestra lucha debe ser hacia la reinstalación de esta necesaria relación entre persona y planta, sin la interferencia de intermediarios que no actúan en el mejor interés del ciudadano. por supuesto que pueden existir objetivos comerciales, pero deben ser transparentes siempre. Los ciudadanos deben poder ver de qué manera se calculan los precios y cómo se preparan y se toman las decisiones.

Debido a la distorsionada realidad creada por la prohibición universal de las drogas en 1961, es muy poco probable que el actual establecimiento político promoverá algún tipo de legalización por su propia iniciativa. Y si lo hace, tenemos que ser muy cuidadosos en celebrar el paso, porque bien puede ser un caballo de troya para grandes intereses financieros escondidos detrás del establecimiento médico. Por ello debemos luchar desde la realidad local, creando islas de resistencia que se benefician óptimamente de las márgenes de tolerancia hacia el cultivo para consumo personal.

Estas islas, siendo los coffeeshops en Holanda, o los Cannabis Social Clubs en otros países, pueden llegar a ser un modelo para todos los que desean terminar la prohibición de las drogas desde abajo, bajo control de los ciudadanos mismos, y no de gobiernos u otros actores que pueden ser instrumentos de empresarios quienes intentan a dominar el mercado mundial para alimentos y medicinas.Es decir, monopolizar la relación entre seres humanos y naturaleza.

Por Joep Oomen

Este boletín ha sido escrito bajo título personal y no cuenta con el aval de todos los miembros del Comité Ejecutivo


 
BOLETIN ENCOD 78
Publicado el 31 de julio de 2011 por encod

Pensaba siempre que estaba relativamente bien informado sobre los detalles políticos a nivel nacional e internacional en el tema del cannabis luego de 30 años de experiencias personales con el uso recreacional y luego medicinal del cannabis.

Pobre de mi. Cuando me adherí a TUP (Trekt Uw Plant, el Cannabis Social Club de Bélgica) y cuando aprendí todo sobre ENCOD, a cuyo Comité Ejecutivo tuve la suerte de juntarme, tuve que admitir que realmente había sido ingenuo y hasta ignorante con respecto a lo que realmente estaba pasando.

Pero también me di cuenta que ello vale también para para millones de ciudadanos en todo el mundo.

Siendo nuevo en la organización me gustaría tocar algunos puntos que uno quizás no espera encontrar en el boletín mensual.

En primer lugar quisiera expresar mi gran admiración y respeto para los miles o decenas de miles de personas y organizaciones que han estado trabajando con todo corazón durante años a fines de defender sus intereses propios y, más allá, sus derechos y los derechos de sus co-ciudadanos. Cada uno de ellos en su propia manera.

Nuestros intereses comunes están relacionados a la noción ’drogas’, particularmente las víctimas de la ’guerra a las drogas’: los que están encarcelados, los que sobreviven con VIH/SIDA, los que están criminalizados por la prohibición de drogas, …

El pasado mes me ahogué en informes y archivos para clarificar mi comprensión de lo que está pasando en el campo de la política de drogas oficial, no solamente en Europa, pero globalmente.

En varios informes relacionados con las drogas, la ’salud pública’ vuelve constantemente como el tema central. Los partidarios de la prohibición suelen justificar su posición indicando que el daño a la ’salud pública’ explotaría si ’se soltaran las riendas’. La experiencia, sin embargo, nos ha enseñado que la ilegalidad de las drogas es un factor bastante nocivo a la salud de todos y por lo tanto a la ’salud pública’. Además la prohibición obstruye a los remedios evidentes para problemas de ’salud pública’.

Mucha gente y organizaciones han estado comunicando y debatiendo la estrategia global para convencer las autopridades nacionale e internacionales para considerar la legalización y parar la criminalización, la estigmatización y la marginalización. En otras palabras, terminar la guerra a las drogas.

Estas personas tratan de proponer una política de drogas justa y eficaz con atención proporcional a la prevención, la información, la transparencia y el control (solamente para mencionar unas características). Este esfuerzo civil ha sido sustentado muchos años. De nuevo, todo mi respeto para ello.

Para convencer a los políticos de la necesidad de una política de drogas diferente uno podría presumir que sería suficiente analizar y resumir todos los comunicados de prensa, declaraciones e informes de los últimos meses en un texto claro y presentable; que ello les llevaría a la evidente conclusión de que se necesita urgentemente un cambio de políticas. Los blogs y foros en Internet, las redes sociales, todo indica que el público está listo.

Pero en ese caso, lo que haríamos es repetirnos.

Lo que descubrí durante mi mes de estudio de la situación actual es que durante 20 años, varios prominentes miembros de nuestra sociedad han hecho declaraciones, hasta televisadas, en las que han advertido la sociedad de los peligros de una continuación de la prohibición y la ’guerra a las drogas’. Estas declaraciones pueden ser interesantes para los medios de comunicación, pero jamás han causado cambio alguno.

Lo que quiero decir es que el diálogo tiene que suceder. Cada punto de vista debería ser respetado, pero cada diálogo ultimamente necesita generar acción, tarde o temprano.

Cada vez que pensamos que se ha tomado un paso hacia una política de drogas modernizada, cada vez que vemos una luz al finzal del tunel, un ajuste de último momento obliga a las nuevas políticas de servir unos intereses de índole ideológico de ciertas organizaciones o grupos de interés, resultando en una neutralización factual del cambio de actitud que esperábamos. Y muchas veces debemos comenzar todo de nuevo.

No tengo una solución para estos reveses, aparte de mi convicción que no todas las acciones deben estar paradas mientras que se negocia.

Como estos 20 años de negociar han mostrado que la determinación y el coraje de los políticos para avanzar hacia el fin de la guerra a las drogas es y seguirá siendo altamente insuficiente, me pârece obvio que la ciudadanía debe tomar control del asunto.

Es comprensible pero también lamentable que sigue siendo difícil mobilizar más consumidores de cannabis en diferentes países europeos para que funden Cannabis Social Clubs (CSC) como una forma para dar voz a los ciudadanos involucrados, mostrando su solución para regular y aceptar el consumo de drogas en la sociedad.

En mi punto de vista, estas asociaciones organizadas desde la base son un importante punto de lanza para adquirir paz en la ’guerra a las drogas’.

Por Louis Everaerts.


 
BOLETIN ENCOD 77
Publicado el 1ro de julio de 2011 por encod

La Asamblea General de Encod que tuvo lugar desde el 24 al 26 de junio 2011 en Praga (República Checa) produjo una rica y profunda análisis de las capacidades y perspectivas del movimiento de ciudadanos europeos para poner fin a la guerra de las drogas. Más de 20 socios de 10 países compartieron sus experiencias en los contextos locales, nacionales e internacionales, y diseñaron una estrategia común para los próximos 12 meses.

La pregunta central en la agenda fue: "cómo podemos nosotros como coalición de ciudadanos hacer el uso más eficaz de nuestros limitados recursos para desafiar la prohibición de drogas?" Aunque el clima de la política de drogas en los diferentes estados europeos es extremadamente diverso y difícil de comparar, la posición desde la que actúan los socios de Encod para influenciar este clima es la misma. La prohibición de drogas no es solamente un fracaso, es una política criminal que deliberadamente perjudica a interesas públicos tales como la salud, la paz, la cohesión social y el respeto a derechos humanos. Debido al hecho de que el establecimiento político en el mundo occidental depende de la prohibición como pilar básico de esta estructura de poder, se necesita una reforma genuina de esta estructura para abolirla. Esta reforma sólo puede ser iniciada por un movilmiento de ciudadanos. Mientras tanto, gobiernos y fuerzas económicas poderosas harán esfuerzos para neutralizar su fuerza.

Un ejemplo de cómo las iniciativas de ciudadanos pueden dirigir el debate sobre la política de drogas es la formación de los Cannabis Social Clubs, asociaciones que proveen en el uso personal de cannabis de sus socios. En España y, a un nivel más reducido, Bélgica, los Cannabis Social Clubs son una historia de éxito. Han probado que es bien posible regular el mercado de cannabis para adultos en una forma transparente, protegiendo el derecho de los consumidores de obtener un producto limpio sin tener que recurrir al mercado ilegal. Sin embargo, debido a la falta de un marco legal claro que define los márgenes en los que estos Clubes pueden operar, algunas personas cuyo único objetivo es generar beneficios legales están utilizando el concepto para instalar clubes falsos. Parece que intereses poderosos financieros están detrás de una estrategia para explorar varias formas para administrar un Cannabis Social Club en España, con el propósito de establecer empresas privadas de gran escala que eliminarán el concepto de los clubes de pequeña escala.

Por otro lado, el gobierno holandés ha descubierto al concepto de club. En su afán de limitar el acceso a los coffeeshops a residentes holandeses, ha propuesto un plan para convertir los coffeeshops con dueños privados en clubes cerrados abiertos sólo a socios. El municipio de Utrecht ha comenzado un procedimiento para establecer un experimento científico con un Cannabis Social Club, que funcionaría al lado de los 14 existentes coffeeshops. Así que mientras en España unos empresarios están trando de convertir a los Cannabis Social Clubs dse asociaciones en empresas privadas, las autoridades hacen exactamente lo contrario. Ambos esfuerzos tratan de ganar control sobre el mercado de cannabis, sin necesariamente defender a los intereses del consumidor.

En los próximos meses, un grupo de trabajo compuesto por socios de Encod analizará la posibilidad para crear un código de conducta europeo para los Cannabis Social Clubs, que estaría basado en la intención original de la iniciativa: facilitar a personas adultas la creación de un circuito cerrado y sin fines de lucro entre la producción, la distribución y el consumo de cannabis. La idea sería formular una definición de los Cannabis Social Clubs que suscriben a este código de conducta a fines de hacer una clara separación entre clubes reales y falsos. Así, los actuales y futuros Cannabis Social Clubs pueden convencer a la opinión pública y a las autoridades locales y nacionales para que dejen de ser escépticos con respecto a la propuesta de los CSC a primera vista.

Nuestras experiencias en los dos foros internacionales en los que Encod intenta alzar la voz de los ciudadanos, el Comité de ONGs en las Naciones Unidas en Viena y el Foro de la Sociedad Civil de la UE en Bruselas, fueron largamente discutidas en la AG. Decidimos formar un grupo de trabajo especial que preparará nuestra presencia en la Comisión de Estupefacientes de la ONU en Viena en 2012, esta vez en una forma no convencional. Mientras tanto, estamos dispuestos a juntarnos a las iniciativas que otros pueden tomar para establecer una manifestación pública frente al edificio de la ONU.

La decisión de si, y bajo que condiciones deberíamos quedar en el Foro de la Sociedad Civil de la UE, tomó más tiempo. La gran mayoría de participantes estuvo de acuerdo con la conclusión de Fredrick Polak quien defendió la decisión de quedarnos, mientras que varios coincidieron con las observaciones críticas de Joep Oomen quien sugirió que Encod debería suspender su presencia en el CSF hasta que cambiaran las circunstancias. Se encontró una solución en el acuerdo que para las próxiomas sesiones del CSF, deberíamos ejecutar una estrategia de la "piedra en el zapato". Nuestros representantes no solamente continuarán el enfoque diplomático en un intento de poner la regulación de drogas en la agenda de la Unión Europea, también pondrán énfasis en la falta de transparencia, la democracia y la eficacia del CSF.

Los representantes al CSF serán asignados por el nuevo Comité Ejecutivo que fue elegido sin mucha discusión. Mientras que Fredrick Polak y Jorge Roque continuarán como miembros del CE, Marisa Felicissimo y Pedro Quesada renuncian y serán reemplazados por Hanka Gabrielova (República Checa), Boaz Wachtel (Israel), Janko Belin (Slovenia) y Louis Everaerts (Bélgica). Felicidades a ellos, y a todos los socios de Encod members por tener un nuevo grupo de activistas con experiencia quienes dirigirán la organización durante los próximos dos años.

La Asamblea General dió una calurosa bienvenida a la decisión tomada por el gobierno boliviano el 23 de junio para renunciar a la Convención Única de la ON, y volver a suscribirla con una reserva a todos los artículos en los que está mencionado el consumo tradicional de hojas de coca. La semana anterior durante un evento co-organizado por Encod en Amberes, Bélgica, se ha creado una nueva asociación con el objetivo de establecer un circuito para la distribución a pequeña escala y basado en el comercio justo de hojas de coca cultivadas orgánicamente y sus derivados tradicionales para los consumidores en Europa. Como los Cannabis Social Clubs, la importación legal de la hoja de coca a Europa puede llegar a ser una alternativa al mercado ilegal, porque ofrece una salida legal para los productores y al mismo tiempo demuestra a los ciudadanos europeos como se puede consumir cocaína de una manera responsable, sin causar daños a uno mismo u otros.

Otras actividades que Encod llevará a cabo en el próximo año incluyen la organización de una audiencia pública sobre el tema de la hoja de coca en el Parlamento Europeo, campañas de apoyo para los prisioneros de la guerra a las drogas y – si las condiciones permiten – una campaña paneuropea para el retiro de la Convención Unica de la ONU en 2012, un siglo después de que empezó el trabajo preparatorio para esta Convención durante la Conferencia Internacional del Opio de La Haya. Entretanto haremos todo para asegurar nuestra presencia en las ferias de cañamo que serán organizadas por toda Europa.

El año próximo, la Asamblea General tendrá lugar en Amberes, Bélgica, en la nueva sede de Encod. Espero ver a muchos de Ustedes allí.

Por Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 76
Publicado el 1ro de junio de 2011 por encod

La prohibición mundial de drogas no tiene base empírico ni científico. La mayoría de los políticos no se preocupan por esta falta de pruebas. Ellos continúan haciendo lo que todavía consideran lo más seguro para ellos: agarrarse a la prohibición de drogas. pero precisamente ello está comenzando a cambiar, y no sólo en unos pocos países.

Muchos activistas norteamericanos están convencidos de que después de la pequeña derrota en el referendum de este año en California para legalizar cannabis para uso recreativo, el mismo tema retornará en varios estados en las elecciones de 2013, y entonces es muy probable que dos o tres estados votarán en favor. Por supuesto ello no implicará el fin de la batalla, porque recién en ese momento la verdadera lucha con el gobierno federal va a comenzar. Se ha sabido que en una reciente reunión en Washington DC, un alto funcionario del gobierno estadounidense ha declarado que en el tema de la legalización del cannabis no se trata de SI sino de CUANDO se realizará. Por supuesto, Obama no iniciará un debate sobre este tema hasta que su segundo período está garantizado.

En mi país, los Países Bajos, la política progresiva de cannabis en vigencia desde 1976, ha sido exitosa para la salud pública. Desafortunadamente, el crecimiento y la oferta del mercado de cannabis no han sido descriminalizados, y en esos 35 años el mercado negro ha crecido considerablemente. Junto con el "turismo de drogas", la puerta de atrás criminal de los coffeeshops ahora ha sido utilizada por el gobierno holandés como argumentos para una nueva política que parece estar dirigida a gradualmente sofocar los coffeeshops. Todavía hay esperanza que este plan gubernamental no se implementará. Muchas de las grandes ciudades son muy radicales en su resistencia al gobierno. Hace pocos días, después de la publicación del nuevo plan, el partido liberal progresista de oposición D66 modificó su posición y ahora está en favor de la regulación legal de no sólo cannabis, sino de todas las drogas. La situación en Holanda jamás etuvo tan mal como para estimular una resistencia fuerte, y ello ahora está cambiando. Ello puede ser el comienzo de un debate serio.

El 2 de junio la Comisión Global sobre la Política de Drogas presentará su informe sobre el estado de la guerra a las drogas. Estoy escribiendo esto pocos días antes de esa fecha, pero ya es de conocimiento público que solicitarán un fin a la guerra a las drogas. Esta comisión comenzó con tres ex-presidentes latinoamericanos y ahora cuenta con una lista impresionante de políticos altamente respetados como miembros, todos con cargos terminados (a excepción del primer ministro griego Papandreou). Es una prueba de la situación imposible en la que se mantienen a los políticos de todos los países.

Sólo Bolivia está trabajando abiertamente para escaparse de este sistema opresor. Su propuesta para retirar la hoja de coca de las listas de drogas prohibidas fue rechazada por la Comisión de Estupefacientes de la ONU, porque casi 20 paùises se objetaron. Bolivia estaba considerando presentar el caso ante el ECOSOC, lo que sería de acuerdo al procedimiento formal, pero se espera que Bolivia renunciará su adhesión a las convenciones de drogas, y luego aplicar para la re-accesión con una "reserva" relacionada a la hoja de coca. Para ser re-aceptada como miembro en estos nuevos términos, no más que un tercio de los estaods miembros pueden objetar. Esto es un riesgo por supuesto, pero si Bolivia tiene éxito, abrirá el camino para otros países con planes para políticas más liberales.

Acontecimientos muy interesantes han tenido lugar en Portugal desde su descriminalización del uso y posesión para uso personal de drogas. Ello ha sido la política portuguesa durante más de 10 años ahora, y la situación ha mejorado en todos los importantes rubros. Similares pasos se están dando en Argentina, Brasil y hasta en Polonia, que solía ser uno de los países europeos más conservadores.

El model del club para el cultivo y uso de cannabis, tanto recreacional y medicinal, el que ha surgido en España, ahora está extendiéndose y organizándose cada vez mejor. En Bélgica, lo mismo está pasando en una escala más pequeña. Esta solución sólo es posible en países en los que se ha descriminalizado o legalizado formalmente el cultivo y la posesión de pequeñas cantidades para el uso personal. Entonces es un objetivo tangible para el activismo político: en cada país debemos exigir que el gobierno por lo menos tolera el cultivo personal y el sistema de los clubes.

Al nivel internacional, en la UE y la ONU, existen dos maneras posibles para obtener cambio: a través de la "Sociedad Civil" o a través políticas nacionales y gobiernos. Dentro de la UE hay un fuerte apoyo a la Reducción de Daños, pero solamente en cuanto concierne la reducción de daño a la saluid pública - en su definición más literal. en cuanto a los demás daños serios que son causados por la prohibición y la guerra a las drogas - los que suelen llamarse ’consecuencias no-intencionadas" - la UE sigue la línea de la ONU. Porqué no existe ningún debate en la UE sobre la manera en que la guerra a las drogas está evolucionando? Los estados miembros no lo quieren. Muchos detalles de la política de drogas están siendo discutidos, pero la pregunta central no se toca.

Debemos exigir a nuestros partidos y gobiernos nacionales para que realicen una profunda revisión de la política de drogas, incluyendo sistemas alternativas de regulación que no estén basados en el código penal. Ello está sucediendo regularmente con peticiones y declaraciones, probablemente con algún resultado, pero no ha generado cambios políticos significativos.

Si uno de los países grandes declara que está a favor de una reconsideración de la política de drogas, ello significará el fin de la prohibición dentro de pocos años. Alemania está mejor situado para hacerlo, pero no resulta probable que ello ocurrirá pronto. Si unos pocos países se agrupan y lo proponen, puede generar un debate.

El otro camino posible a este debate es a través de la Sociedad Civil. Encod está representado en tanto la UE y la ONU, como ONG (Organización No-Gubernamental). El colectivo de ONGs que atiende estas reuniones se considera ser representativo de la Sociedad Civil, o simplemente dicho: aquellos ciudadanos de Europa que se han organizado para expresar sus opiniones en este tema específico. Mucho de ello también está siendo discutido en partidos políticos, pero en ONGs, los ciudadanos están unidos sobre temas que piensan importantes, sin tener conección directa a la política. Espero que discutiremos más este tema durante la Asamblea General de Praga.

Por Fredrick Polak


 
BOLETIN ENCOD 75
Publicado el 1ro de mayo de 2011 por encod

En junio de 2010 se produce en España una nueva reforma del Código Penal, sustituyendo regulaciones que estuvieron en vigor durante casi 30 años.

Según el nuevo código el consumo y tenencia de drogas en lugares públicos no está penalizado pero sí está prohibido por normas administrativas (Ley 1/1992 del 21 de febrero de protección de la seguridad ciudadana). Su contravención supone sanciones pecuniarias con posibilidad de ser sustituidas por el sometimiento de un tratamiento de la adicción..

Lo que sí está penalizado es el tráfico de las mismas, ocupándose de su regulación los artículos 368 y siguientes del Código Penal: se persigue a quienes “ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas.”

El castigo previsto para estas conductas ha sido continuamente denunciado por los juristas por su gran desproporción, pudiendo ir las penas desde 1 a 20 años. La frontera entre tenencia para el propio consumo y la tenencia para el tráfico es muy difusa, corriendo el peligro las personas consumidoras de verse envueltos en procedimientos penales e, incluso, llegando a ser condenadas por ello.

Otra de las consecuencias de la actual regulación del delito de tráfico de drogas es el hecho de que las cárceles españolas están llenas de personas que pertenecen al último escalón de las redes mafiosas: las mulas del tráfico internacional (procedentes sobre todo de Latinoamérica) y los vendedores de drogas al por menor (drogodependientes o personas que pertenecen a entornos de exclusión).

1º.- En el artículo 368 se establecen las conductas y penas del tipo básico.

a) Prisión de 1 a 3 años y multa del tanto al duplo del valor de la droga, en caso de cantidades pequeñas de sustancias de las que no causan grave daño a la salud, por ejemplo, hachís o marihuana. (Artículo 368 CP).

b) Prisión de 3 a 6 años y multa del tanto al triplo del valor de la droga, tratándose de cantidades pequeñas de sustancias de las que causan grave daño a la salud, por ejemplo, heroína, cocaína, crack, etc. (Este es el supuesto para el que ha habido rebaja de pena, pasando el máximo de 9 a 6 años). (Artículo 368 CP).

La federación ENLACE venía realizando una serie de propuestas de reforma desde el enfoque del derecho penal mínimo y el principio resocializador. Una de nuestras propuestas estaba relacionada con la regulación del delito de tráfico de drogas, demandando una regulación más ajustada y proporcionada de esta materia.

Tenemos que decir que la mayoría de nuestras propuestas no han sido acogidas en el texto definitivo, pues la reforma ha seguido la corriente regresiva iniciada hace más de una década, caracterizándose por su punitivismo, la idea de la neutralización del delincuente como fin principal de la pena y el populismo penal, entre otras.

El nuevo Código se ha endurecido el castigo para determinadas conductas como por ejemplo respecto a los hurtos o la ocupación; se han creado nuevos tipos penales, conductas que antes no estaban penalizadas y que a partir de ahora constituyen infracción penal, por ejemplo, en relación al tráfico ilegal de órganos o a las organizaciones y grupos terroristas; y, por otro, ha aumentado el plazo mínimo de prescripción para los delitos, situado a partir de ahora en cinco años (antes tres).

Realmente, la relativa al tráfico de drogas, era una reforma muy necesaria, pues encontrábamos a muchas personas en prisión, fundamentalmente las denominadas mulas, que procediendo de entornos de exclusión social y pobreza, y normalmente de otros países. Antes tenían que cumplir hasta nueve años de prisión por cantidades relativamente pequeñas de droga que podían portar en su cuerpo, en su ropa o en su bolso, por ejemplo 300 gramos. También encontrábamos numerosas personas cumpliendo estas duras condenas por menudeo. Y frente a esto, los dirigentes de las redes mafiosas que las explotan, o nunca son condenados, o cumplen condenas poco mayores, con lo que la desproporción y la injusticia de este sistema era evidente.

La reciente modificación legal no va a excarcelar a los grandes narcotraficantes (la mayoría ni siquiera está en prisión), sino a personas procedentes de entornos de exclusión, que son explotadas, no toman decisiones en estas redes mafiosas y han cometido estos delitos en su modalidad menos grave.

Consideramos más adecuada la regulación actual por estar más acorde con el principio de proporcionalidad, permitiendo que el castigo para quienes realizan pequeñas conductas de tráfico no resulte excesivo en relación con las personas responsables de que estas actividades sean llevadas a cabo a gran escala.

Federación Enlace


 
BOLETIN ENCOD 74
Publicado el 31 de marzo de 2011 por encod

Los recientes eventos en el mundo árabe nos están mostrando que cuando el pueblo se une, es capaz de volcar los regímenes más poderosos y represivos, hasta de manera pacífica. Hay una posibilidad de que "la lección de Egipto" puede ser aplicada al régimen global de la prohibición de drogas? Los esfuerzos de Encod y otros actores no-gubernamentales que desean desafiar la actual política de control de drogas, algún día tendrán éxito?

Si la última reunión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU (CND) en Viena debe dar una indicación confiable sobre el actual estado de cosas en el debate sobre la política internacional de drogas, no tenemos ninguna razón para ser pesimistas. Tal como lo describió Michael Krawitz, Director Ejecutivo de los Veteranos de los EEUU para el Acceso al Cannabis Medicinal: "El debate global sobre la política de drogas es como una tortuga gigante. Si estás al lado y la miras, no la ves mover. Pero si te alejas por un tiempo y vuelves, no está en el mismo lugar".

Cuando Encod atendió a la reunión de la CND por primera vez, en el año 1995, claramente no pertenecíamos al espacio. Las reuniones fueron dominadas por hombres en trajes negros, que en ningún momento cuestionaron la Convención Única. Hubo casi ninguna atención de los medios de comunicación, y las pocas ONGs que tuvimos un mensaje crítico fuimos considerados como elementos extraños. Para nosotros era impensable dirigirnos a la reunión de la CND, lo más que podíamos alcanzar era un lugar en el llamado Comite de ONGs de Viena sobre las drogas, donde nos convertiríamos en el sal para la sopa de más que todo ONGs prohibicionistas que consistieron de las esposas de los funcionarios que trabajan en la Oficina de la ONU de Drogas y Delito (ONUDD).

El actual estado de las cosas se caracteriza mejor por la discusión sobre la hoja de coca. En enero de 2011, 18 países, entre ellos los EEUU, el Reino Unido, Francia y Alemania, presentaron una objeción a la propuesta de enmienda del gobierno boliviano a la Convención Única, que el consumo tradicional de la hoja de coca no sería más prohibido. Aparentemente su motivación no tiene nada que hacer con la naturaleza de la hoja de coca o sus efectos sobre la salud humana. Está exclusivamente basada en la importancia de mantener la "integridad" de la Convención de la ONU. La posición de estos 18 países es admitir implicítamente que el proceso de enmendar el texto de la Convención inevitablemente llevará a su desmantelamiento. Su mensaje al mundo es que prefieren que la Convención de la ONU sea violada a que sea modificada o discutida.

En la CND de este año, el debate más interesante tuvo lugar en los llamados eventos paralelos en los que pudo haber una directa interacción entre las ONGs e los delegados gubernamentales podría tener lugar. Las reuniones oficiales (Sesión Plenaria y Comisión del Todo) no ofrecieron ninguna perspectiva nueva y tranquilamente pudieron ser ignoradas. Las voces que representan el Comite de ONGs de Viena sobre las drogas durante su reunión con el nuevo Director del ONUDD Yuri Fedotov fueron sobre todo de los que defienden la reducción de daño y las políticas orientadas hacia la aceptación de las drogas. Los "elementos extraños" de este año fueron los grupos prohibicionistas fundamentalistas, que continúan de difundir mensajes como ’los niños necesitan ser protegidos de la legalización de las drogas".

Por supuesto la interacción entre gobiernos y sociedad civil no automáticamente produce comprensión mutua o consenso. Lo siguiente es un corto resumen de una conversación con François Poinsot, representante del gobierno francés en Viena.

Pregunta: En 2009, Francia no apoyó la introducción del término "reducción de daños" entre los objetivos de las políticas de drogas de la ONU, sigue pensando así?

Respuesta: Francia cree que la reducción de daños es un elemento crucial en las políticas de drogas. Pero no queremos facilitar el uso, así que no permitiremos salas de inyección segura.

P. Qué concluye Usted del hecho que el consumo de cannabis en Francia es mayor al de Holanda, donde cannabis es abiertamente disponible a adultos?

R. No estoy seguro que los bajos niveles de consumo en Holanda son un resultado de sus políticas. Es verdad que en Francia el cannabis es banalizado. Existe una contradicción entre la ley y la realidad. pero la ley es necesaria para hacer eficaces a las campañas de prevención.

P. Porqué Francia ha objetado a la demanda del gobierno boliviano de enmendar la Convención Única a fines de levantar la prohibición el consumo tradicional de la hoja de coca?

R. No cuestionamos el valor de la coca en la región andina, pero tenemos miedo de que las hojas de coca serán convertidas en cocaína. Bolivia debería presentar un modelo sobre cómo organizar un mercado legal para las hojas de coca, así que lo podemos considerar.

P. Habrá algún movimiento en las políticas de drogas de Francia en los años a venir?

R. En Francia somos legalistas, nos gusta preservar la ley. Pero pueden haber tendencias que depienden del contexto político. Bajo el presidente Chirac se prefirió el enfoque médico, bajo Sarkozy el énfasis es en la seguridad pública. Pero el mensaje fundamental sigue siendo el mismo : prevención.

También entre otros delegados gubernamentales, fue difícil observar una convicción real de que la prohibición de drogas ha tenido éxito. Las resoluciones que fueron preparadas por la Comisión del Todo para ser aprobadas el último día por la Sesión Plenaria se refirieron básicamente a temas técnicos. La línea política del nuevo director de la ONUDD Yuri Fedotov no está clara, pero en su primer encuentro público con las ONGs mostró más respeto que su antecesor Antonio Maria Costa.

Ni una sola vez se mencionó oficialmente que este año se celebra el 50ta Aniversario de la Convención Única de la ONU de Estupefacientes. Cuando distribuímos nuestro anuncio del funeral de esta Convención resultó como estuvimos exprimiendo un sentimiento compartido entre todos los participantes.

Hasta nos permitieron dirigirnos a la Sesión Plenaria, el 25 de marzo. Las delegaciones de más de 150 países escucharon cuando la delegada de Encod Beatriz Negrety explicaba las razones "Las Naciones Unidas deberían empezar a diseñar una nueva estrategia para controlar el fenómeno de las drogas. Una estrategia basada sobre experiencias locales y pruebas científicas, no sobre principios morales completamente desconectados con la realidad. Como ciudadanos del mundo afectados y preocupados por el tema de las drogas, exigimos que las Naciones Unidas sustituyan la Convención Única con un acuerdo global que permita a los pueblos diseñar e implementar sus propias políticas.."

En la tarde del mismo día tuvo lugar una ceremonia frente al edificio de la ONU donde quemamos la Convención Única. Las cenizas fueron conservadas en una urna y luego presentadas en la conferencia de prensa de Encod que se realizó el día siguiente en el café Landtmann, Viena. Aquí, tanto el doctor Kurt Blaas de la Asociación austriaca para cannabis como Medicina y Michael Krawitz comentaron los acontecimientos prometedores con respecto al uso del cannabis para fines medicinales. Estos acontecimientos fueron facilitados entre otros por una creciente aceptación de este uso por gobiernos occidentales.

Como siempre los más interesantes avances en la política de drogas son el resultado de las iniciativas de ciudadanos: la reducción de daños, las salas de consumo seguro y los cannabis social clubs todos han sido aplicados de manera clandestina durante algún tiempo antes de que serían abrazados como enfoques legítimos. Esta lección debería funcionar para la hoja de coca también. Podría ser útil de tratar y establecer un Club Social Europeo de la Hoja de Coca.

Encod continuará conectando personas y organizaciones que desean adaptar la política de drogas a la realidad, y no al revés. los miembros del Comité Ejecutivo y del Secretariado continuarán representando la organización en la ONU y la UE, pero al mismo tiempo, las estrategias prácticas para la acción común puede desarrollarse. La buena noticia es que en nuestra nueva oficina principal - ubicada en un antiguo monasterio en el centro de Amberes - seremos capaces de organizar seminarios y reuniones sin gastos mayores, incluyendo lugares para dormir para varias personas. Este edificio se maneja por un grupo de artistas y personas sin techo, así que la teoría se combina con la práctica.

Con Michael Krawitz de los EEUU, discutimos la necesidad de intercambiar experiencias entre los Clubes Sociales de Cannabis de diferentes países, y elaborar un código de conducta sobre cómo operar. Así que quizás más tarde este año, podemos anunciar la primera Convención Global de Ciudadanos sobre el Cannabis. Empujemos a la tortuga...

Por: Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 73
Publicado el 28 de febrero de 2011 por encod

Una análisis realística de costos y beneficios de las actuales políticas de drogas demuestra que la prohibición no sólo es inefectiva en la solución de problemas, también genera significantes costos humanos y económicos que promueven la exclusión y la estigmatizción de consumidores.

Cuando pensamos en cómo cambiar este escenario, es importante tener en cuenta el model de sociedad que deseamos y cuáles son las herramientas necesarias para hacer la diferencia. En muchos países del mundo, y durante muchos años, las decisiones concernando la política de drogas han estado en las manos de los dirigentes políticos y orientadas por acuerdos y convenciones internacionales que no toman en cuenta la participación de importantes actores tales como consumidores, productores y trabajadores de salud.

Un modelo diferente para tomar decisiones y una reforma real de la política de drogas son temas que no se refieren solamente a la administración pública, ni a un partido político específico o las responsabilidades de ciertos dirigentes políticos. Es la sociedad como tal que debería guiar su propio proceso de cambio.

No es posible diseñar una política pública efectiva, justa, eficaz, de alta calidad si no existe una fuerte participación de los ciudadanos involucrados. Tampoco es posible ser protagonista de cambios si la gente es enajenada por el actual estatus quo que muchas veces alimenta la sociedad de miedo y "verdades" predefinidas.

En la mayor parte de los países europeos y hasta a nivel de la ONU y la UE, han sido establecidas consultas formales o informales con la sociedad civil. Sin embargo el terreno de la política de drogas sigue siendo muy poco permeable para nuevas ideas procediendo de la sociedad civil. Cualquier persona que ha seguido los esfuerzos de consulta realizados por gobiernos y cuerpos multilaterales o internacionales coincidiría con que algo falta en el terreno de la política de drogas.

Si por un lado reconocemos que las consultas con la sociedad civil en el terreno de las drogas existen, por otro, el resultado de este diálogo y su impacto sobre el cambio actual puede ser cuestionado. Dos mayores factores contribuyen a la falta de eficiencia. Uno es el formato de la consulta, que muchas veces reúne grupos con puntos de vista opuestos que tienen que obtene un consenso "final" en una recomendación única. Ello sería el equivalente de un gobierno que decide consultar a grupos de interés sobre una nueva regulación de tabaco y que requiere que expertos de salud y representantes de la industria tabacalera encuentran consenso sobre una serie única de rcomendaciones. En la realidad, el resultado suele ser el "mínimo común denominador" sin impacto alguno.

El segundo factor podría ser descrito como sigue: gobiernos democráticos que actuan de una manera transparente y participatoria deben consultar a la sociedad civil, pero realmente quieren escuchar? Hoy, hasta las democracias más consolidadas están siendo perjudicadas por poderosos grupos de lobby. El discurso político sigue siendo gravemente dominado por un "modelo de dos sectores" - el estado y el mercado - reduciendo seriamente la capacidad de la sociedad civil para influenciar las decisiones importantes.

Podemos coincidir o discrepar en cuanto a las perspectivas o las formas para obtener nuestros objetivos. Algunas organizaciones o activistas quieren continuar trabajando al lado de los gobiernos que buscan cambios graduales a través de diálogos y proyectos comunes, mientras otras organizaciones prefieren trabajar independientemente, causando presión a ser llevada por la oposición, o implementando soluciones que desafían la ley. Tener diferentes posisiones está bien, el error sería de hacerlas absolutas e ignorar la realidad.

Al diseñar nuevas políticas de drogas todos debemos colectivamente tomar responsabilidad para el cambio. La activa participación de la sociedad civil en una variedad de sectores y niveles es esencial en este proceso. El debate público debería ser informado por los datos científicos que ayudan a clarificar ideas en la búsqueda de estrategias para el cambio. Es importante recordar que somos capaces de posicionarnos con autonomía, como actores comprometidos a identificar y tomar decisiones, provocar rupturas, crear nuevos discursos y posibilidades, no para adaptarse, sino al contrario, ser activamente insertados en el mundo.

Todos sabemos que los ciudadanos deben ser escuchados porque son ellos que deben liderar el proceso que determina sus propias condiciones sociales y sanitarias. Actualmente esta voz solamente es escuchada efectivamente donde los gobiernos consideran que la participación de la sociedad civil no es sólo un tema de derechos e igualdad, pero también la mejor forma para enfrentar el desafío de promocionar el uso eficaz de recursos invertidos en la política pública.

Un compromiso significativo de la sociedad civil es el verdadero sentido de la democracia, y cada uno de nosotros necesita recordarse diariamente de esta verdad.

Por Marisa Felicissimo, Miembro del Comité Ejecutivo de ENCOD y Michaela Bitarello, Psicólogo, PhD


 
BOLETIN ENCOD 72
Publicado el 1ro de febrero de 2011 por encod

Vivimos en una época en que las drogas que son producidas en los países occidentales están permitidas, mientras que los drogas que originan de países no-occidentales están prohibidas. Se publicita el alcohol como una droga fantástica en todo el mundo, mientras que las campañas de publicidad y marketing para el tabaco hacen olvidar a todos que el cancer de pulmón es una de las causas más importantes de muertes asociadas con las drogas.

La salud jamás ha jugado un papel en las políticas de drogas. Los países occidentales han sido capaces de diseñar la legislación mundial de drogas de tal manera que solamente sus propias drogas podrían ser legales, y las drogas de otras culturas deberían ser prohibidas. La droga occidental alcohol causó grandes desastres en las Américas, donde comunidades locales fueron completamente destruídas por el "aguardiente". Muchos fueron adictos, andaban borrachos todo el día, pero las autoridades jamás decidieron de controlar o prohibir esta droga. Hace un siglo y medio, Gran Bretaña libró dos "guerras del opio" para obligar a China a consumir opio de sus colonias en la India.

Hoy día, las drogas están prohibidas de acuerdo a un imperativo económico, que implica limitar la oferta e incrementar el precio. Las organizaciones criminales saben muy bien como tomar ventaja de estas políticas.

Este mes fuimos confrontados con la noticia de que varios países occidentales han objetado contra la propuesta del gobierno boliviano para terminar la prohibición del consumo tradicional de la hoja de coca. Estos países temen que si loes permiten a los bolivianos de masticar su hoja de coca, ya no tendrán razón para erradicar los campos de coca. Pero porqué no persiguen las industrias que producen sustancias químicas como el permanganato de potasio u otras que son cruciales para obtener cocaína de la hoja de coca? Porque estas industrias están situadas en el mundo occidental y no se quiere que pierdan dinero y creen mayor desempleo.

El ataque a la hoja de coca es un acto de racismo y falta de respeto a tradiciones y creencias culturales y relgiosas. Los países occidentales podrían entender esto si vieran cómo sus campos de vino o tabaco fueran fumigados por países extranjeros.

Cuando se prohibieron las drogas esta política pareció una manera de controlar las mentes criminales. pero mientras haya demanda habrá oferta, y tan pronto que surge la prohibición algunos vivos analizan la situación y encuentran la manera aprovecharse.

Hoy, los países occidentales se presentan como víctimas de países productores de drogas y de traficantes que han sido capaces de saltar sobre los muros fuertes y vender drogas a las personas inocentes. Pero la verdad es muy diferente.

Los países occidentales han creado las convenciones de la ONU. Ellos son responsables por el hecho de que los países productores de drogas violan los derechos humanos de sus ciudadanos, luego de haber sido presionados por los países occidentales por no hacer más para parar la exportación de drogas. Ellos son responsables por el "genocidio cultural", los intentos de destruir la cultura milenaria de la hoja de coca, haciendo creer a la gente que es más facil perseguir una cultura ancestral en Sud América que permitir que las empresas químicas euro-americanas pierden dinero!

Tal vez es hora para nosotros los activistas de dejar la lucha por una sustancia particular y luchar por una "Nueva Cultura de las Drogas". Podríamos reclamar que pertenecemos a una nueva tribu, una minoría en el mundo, pero una que existe en todas partes del planeta, una tribu no conectada con intereses religiosos o económicos, una tribu empujada por el idealismo y seguramente muy diferente de la mayoría, pero una tribu que cree en su propio estilo de vida y luchará por él!

Por Jorge Roque


 
BOLETIN ENCOD 71
Publicado el 2 de enero de 2011 por encod

En las últimas semanas, hemos tenido algún problema encontrando la respuesta a la pregunta si Encod debería o no - y en caso que sí, en qué condiciones - continuar a participar en el Foro de la Sociedad Civil sobre las Políticas de Drogas en la UE. No es ninguna sorpresa. Esta pregunta está profundamente relacionada a otra, siendo la pregunta qué papel debería jugar Encod: el de un grupo que aboga por otras políticas o el de un movimiento político que las propone con fuerza? Para responder esa pregunta es necesario daber algo sobre los orígenes de Encod.

En 1991, la Comisión Europea inició el proceso que supuestamente debería llevar a una política de drogas uniforme en toda Europa. El autor de este concepto fue el presidente francés François Mitterand, cuyo sueño era una Europa que determinaría sus propias políticas de drogas independientes de aquellas de los Estados Unidos. Durante dos años, varias conversaciones tuvieron lugar con cientos de expertos académicos y organizaciones trabajando en el terreno de las drogas en toda Europa. Como resultado, se puso en claro que para repetir buenas experiencias y evitar las malas, la política europea de las drogas debería estar basada en los hechos, no en la ideología. El primer pilar de esta política debería estar establecido por la colección y la comparación de los datos estadísticos, el segundo por un diálogo abierto y transparente con la sociedad civil afectada e involucrada.

En marzo de 1993, la Comisión Europea organizó un seminario en París para crear una plataforma europea de ONGs trabajando en el campo de las drogas que serviría como contraparte en el diseño y la elaboración de una política de drogas europea. Como resultado de este seminario, se fundó Encod.

En noviembre de 1993, se estableció el Observatorio Europeo de Drogas y Toxicomanía en Lisboa. Con un presupuesto anual de aproximadamente 10 millones de euro, el OEDT desde entonces ha producido un gran número de informes con datos estadísticos sobre casi cada aspecto del tema de las drogas en Europa.

De estos datos, se podía sacar una importante conclusión: la teoría que la prohibición de las drogas es necesaria para reducir la demanda y la oferta de drogas había sido falsificada. En países donde la prohibición había sido flexibilizado, la oferta y demanda no habían incrementado. Lo que es más, fue exactamente en estos países que se podían observar los pocos éxitos en la lucha contra los problemas, tales como una reducción en las enfermedades y las muertes relacionadas con las drogas.

Sin embargo, mientras que las estadísticas a nivel europeo indicaban que la prohibición es la mala respuesta a los problemas de drogas, las autoridades europeas hacían todo para evitar el debate sobre esta conclusión. A pesar de varios compromisos para establecer una consulta adecuada con la sociedad civil afectada e involucrada, hechos en las estrategias, planes de acción y otras declaraciones oficiales sobre las drogas desde 1993, las autoridades de la UE todavía no han hecho un serio esfuerzo para ponerla en práctica.

En los únicos dos cumbres de la UE sobre las drogas a los que Encod fue invitada, en febrero de 2000 y mayo de 2004, nuestra contribución fue limitada a una sesión de 5 minutos, luego de la que algunos representantes gubernamentales abiertamente expresaron sus quejas sobre el hecho de que "se había invitado a los partidarios de la legalización".

Luego decidimos realizar una campaña intensiva hacia el Parlamento Europeo, con éxito. En diciembre de 2004, el PE aprobó una serie de recomendaciones hacia la nueva Estrategia de Drogas de la UE incluyendo el establecimiento de un mecanismo concreto para el diálogo con la sociedad civil a fines de incrementar su papel en la política de drogas. Este llamado fue fortalecido durante una Audiencia Pública organizada por Encod organised en colaboración con la Comisión de Libertades Civiles del Parlamento Europeo en mayo de 2005.

Como respuesta al informe del PE, Carel Edwards, jefe de la Unidad Anti-Drogas de la Comisión Europea, escribió el 17 de diciembre de 2004 que “el diálogo comenzará en 2005, bien preparado y estructurado. Creo, sin comprometerme, que lo podremos hacerlo en la segunda mitad del año próximo."

En enero de 2006, la Comisión Europea organizó una conferencia sobre la "Sociedad Civil y Drogas". Aproximadamente 60 participantes, entre ellos 17 miembros de Encod, juntos presentaron un mensaje claro a la Comisión Europea: "Considerando el gran impacto público e interés del fenómeno de las drogas entre el público europeo, es urgente necesario elaborar un plan sólido para un diálogoi sincero y constructivo entre las autoridades y las Organizaciones de la Sociedad Civil sobre el diseño y la implementación de las políticas de drogas en el nivel tanto nacional como europeo". La respuesta del representante de la Comisión Europea, Francisco Fonseca, fue que "en 2007, será creada una línea presupuestaria para facilitar los esfuerzos para incluir las demandas de los ciudadanos y sus organizaciones en las políticas y estrategias europeas sobre las drogas."

La primera parte de esta promesa se cumplió. Desde el mes de septiembre de 2007, la Comisión Europea tiene el mandato de invertir 1 millón de euro por año en el diálogo con la sociedad civil sobre las políticas de drogas. Pero no está claro todavía en que se gasta este dinero.

El único resultado visible de este presupuesto ha sido la creación del llamado Foro de la Sociedad Civil sobre Políticas de Drogas en la UE. Pero lo que está ocurriendo en las cuatro sesiones de este Foro que han sido organizadas difícilmente puede llamarse un diálogo.

En primer lugar, quedan muchas preguntas sobre la representatividad de cada una de las 26 organizaciones que participan en este foro. La Comisión no está dispuesta de compartir los motivos por los que estas organizaciones han sido seleccionadas. Es imposible saber a quienes estas organizaciones realmente representan, y en lo que se basan sus opiniones. Algunas de ellas parecen no tener miembros o reglas sobre la toma de decisiones, y parecen ser mantenidas por una o dos personas con acceso a un patrocinador exclusivo.

La parte león de estas organizaciones está formada por los llamados "proveedores de servicios", profesionales trabajando en salud que reciben su financiación de autoridades locales, nacionales o europeas para programas destinadas a tratar o prevenir problemas de salud relacionadas al consumo de drogas. Como tal, no está en su caracter criticar a autoridades. Se puede preguntar hasta qué nivel los que dependen en fondos públicos pueden representar a la sociedad civil.

El resto de los miembros del FSC se comparte entre organizaciones que abogan por la mantención de la prohibición de drogas (entre otros relacionadas a la Iglesia de Scientología) y organizaciones que abogan por la reforma de la política de drogas.

La Comisión Europea ha organizado el FSC de tal forma que se evita un debate sobre el surso fundamental de las políticas de drogas de la UE. cada esfuerzo en esta dirección se ha silenciado por los representantes de la Comisión, argumentando que "los Estados Miembros jamás aceptarían ninguna recomendación en este aspecto". Ningún representante de los Estados Miembros jamás ha estado presente en las sesiones, o mostrado algún interés en sus conclusiones.

Por supuesto no hay nada de quejarse sobre las condiciones materiales en las que toman lugar las sesiones del FSC (de un día y medio), con participantes viajando a Bruselas en primera clase, permaneciendo en cuartos de hotel de 250 euro/noche, y los programas impresas sobre papel brillante. Pero estas condiciones no pueden compensar por el hecho de que es imposible obtener alguna declaración coherente del FSC con respecto a la dirección que deben tomar las políticas de drogas de la UE, para no mencionar la realización de algún tipo de progreso en la dirección de un diálogo real.

Las sesiones del FSC cuestan aproximadamente 50.000 euro cada una. Ello significa que en los pasados 4 años, se han utilizado 950.000 euro/año que deberían haberse empleado en un diálogo con la sociedad civil sobre las políticas de drogas, para objetivos distintos. La Comisión aún no ha podido explicar cuales. Uno de estos otros objetivos ha sido la organización en 2009 de una llamada Acción Europea sobre las Drogas, una campaña de propaganda para advertir a los ciudadanos europeos sobre los peligros causados por las drogas, diseñada únicamente a petición de gobiernos, sin consultación alguna con organizaciones de la sociedad civil.

En varias ocasiones Encod ha tratado de obtener explicaciones de la Unidad Anti-Drogas de la Comisión Europea sobre el futuro del diálogo. No hemos recibido ninguna respuesta clara, aparte de la declaración de que "la Comisión Europea ha limitado el mandato para actuar en el terreno de la política global de las drogas. Los Estados Miembros tienen autonomía para decidir cuáles son las políticas de drogas que deseen adoptar."

Entonces aquí estamos, casi 20 años después de que se lanzó la primera idea de una política de drogas europea. Mientras que son abundantes las pruebas que resultan de la comparación de los datos para que esta política debe basarse en un fundamento diferente que la prohibición total, las instituciones de la UE han puesto todos sus esfuerzos en asegurar el estatus quo y evitar el debate.

Con el foro de la Sociedad Civil en su constitución actual, sin transparencia sobre los participantes, la estructura, la manera en que está financiada, el objetivo y el impacto esperado sobre la política de drogas en la UE, no hay esparanza para mejorar. Si continuamos participando en esta forma corremos el riesgo de hacernos cómplices a este estatus quo, siempre que la Comisión Europea puede mantener que ha consultado a la sociedad civil "afectada e involucrada". Mientras en realidad, el FSC es una forma costosa de decir a la sociedad civil, "representada" por organizaciones ambiguas y profesionales de salud buscando subsidios de la UE, que no tendrá ningún impacto sobre la política de drogas.

Mientras tanto, en los últimos pocos años Encod se ha convertido de un grupo de lobby de unas pocas ONGs en un movimiento de personas que deseen desafira la prohibición de drogas de forma concreta, en palabras y acciones. En una reunión del Comité Ejecutivo a fines de diciembre decidimo de postponer la decisión final sobre nuestra participación en el FSC a la Asamblea General de Encod en junio de 2011. Mientras tanto, trabajaremos en una lista de pros y contras con respecto a la decisión, que será presentada a todos los socios de Encod en la primavera, así que todos pueden hacer una decisión informada sobre este asunto.

La gran pregunta sigue siendo cómo influenciar el nivel de los gobiernos nacionales. Sabemos todos que desde la Audiencia Pública en el Parlamento Europeo de 8 de diciembre que la UE no se opondrá a ninguna iniciativa de un país nacional para tomar el próximo paso en la reforma y el relajamiento de leyes prohibicionistas de drogas. Por ello se necesita una estrategia coordinada entre Encod y sus socios. Utilizemos el año 2011 para este fin.

Feliz año nuevo!

Por: Joep Oomen (con la ayuda de Peter Webster)


 
BOLETIN ENCOD 70
Publicado el 30 de noviembre de 2010 por encod

Desde diciembre de 2007, ENCOD ha participado en el llamado "Foro de la Sociedad Civil sobre las Drogas en la Unión Europea", una reunión anual de 26 organizaciones que han sido seleccionadas por la Comisión Europea. Han tenido lugar tres sesiones de este Foro en Diciembre de 2007, Mayo de 2008 y Marzo de 2009, y la cuarta sesión está por realizarse en Diciembre de 2010.

En enero de 2011, organizaciones pueden hacer una nueva aplicación para ser parte del FSC durante los próximos dos años. Los representantes de Encod que están más involucrados en el FSC (Presidente Frederick Polak en un lado, coordinador Joep Oomen en el otro) tienen una opinión fundamentalmente diferente sobre la pregunta si Encod debería tratar de renovar su membrecía al FSC o no.

En este boletín, ambos puntos de vista son presentados. Más tarde este mes, todos los socios de Encod serán solicitados de votar sobre este tema.

DEBERÍAMOS QUEDARNOS

Durante los preparativos de la próxima reunión del Foro de la Sociedad Civil, FSC, nuestro primer objetivo fue de poner la “regulación en la agenda”. Hubo mucha resistencia contra esta propuesta, pero durante la reunión del llamado grupo núcleo tuvo el pleno apoyo de INPUD y fue aceptado por los demás grupos.

Mi opinión es que significa un importante paso hacia adelante el hecho de que este tema está ahora en la agenda del FSC. Será discutido en un taller y los resultados serán presentados en la sesión plenaria del FSC.

Es la primera parte de lo que queríamos. No veo lo que ganamos haciendo lo que Joep quiere: salir del FSC. Porqué deberíamos salir ahora, cuando hayamois ganado la lucha sobre el tema de la "regulación en la agenda"?

Los temas que Joep menciona como sus motivos para salir del FSC (la falta de representatividad de los miembros del FSC, la pregunta a quién y a qué representan, la situación financiera, la dominación de la Comisión Europea sobre el proceso entero) son preguntas relevantes, pero se refieren sobre todo al procedimiento. regularmente denunciamos estas prácticas, pero es una pérdida de tiempo dedicar demasiado atención e estos asuntos. No son las razones justas para salir del FSC.

En primer lugar, Encod debe tratar de abogar y promover políticas de drogas justas y eficaces, tal como dice nuestro nombre. En la próxima reunión del FSC no necesitamos ganar aprobación inmediata. Queremos tener un serio debate en el FSC sobre la regulación - incluso cuando será seguramente imperfecto. Vamos a necesitar toda nuestra energía para asegurar que el debate sobre la política de drogas será conducido de la buena forma, así que se pueden hacer conclusiones significativas.

El resultado del próximo FSC debería ser que este tema debe ser sujeto de mayoir estudio y discusión, con el propósito de incluirlo en las recomendaciones del FSC a la próxima estrategia de drogas de la UE.

Después de la reunión del FSC del 13 y 14 de diciembre, necesitamos tener claridad sobre nuestros objetivos y estrategia, porque tenemos que decidir si queremos continuar nuestra participación en el FSC o abandonarlo.

Creo que el factor decisivo debe ser: continuará el FSC discutiendo el tema de políticas alternativas así que este será el inicio de un debate o un estudio serio. En caso que sí, sería tonto salir del FSC. Si nuestra demanda no será aprobada, siempre podemos tener un debate sobre lo que sería la mejor política.

Poir ello, propongo que rápidamente después de la reunión del FSC el 13 y 14 de diciembre, mandaré un corto informe sobre la reunión, las consecuencias y sobre nuestras opciones.

Tenemos que decidir sobre el curso de nuestra política en los próximos años, y es una buena cosa que todavía tenemos algún tiempo para pensarlo. Mientras tanto, nuestros socios pueden discutir los asuntos en el sitio de Encod o en la lista encod_es.

Frederick Polak

DEBERÍAMOS IRNOS

Durante años, Encod propuso a las autoridades europeas abrir un diálogo sincero y abierto con los ciudadanos afectados por las políticas de drogas a fines de introducir algo de sentido común en los círculos oficiales que deciden sobre la política de drogas en la UE. Más que todo gracias a nuestro lobby, el Parlamento Europeo en 2007 ha instruído a la Comisión Europea dedicar 1 millón de euros por año para organizar un diálogo con la sociedad civil sobre las políticas de drogas. después de tres años he llegado a la conclusión que la Comisión Europea ha secuestrado esta idea, convirtiéndola en un instrumento completamente simbólico diseñado a silenciar en lugar de fortalecer la voz de los ciudadanos. Porqué?

1) El Foro de la Sociedad Civil es un juguete de la Comisión Europea

La Comisión ha utilizado la mayor parte de los fondos para el diálogo para sus propios proyectos, tales como campañas de propaganda contra las drogas, diseñadas sin ninguna consulta con las organizaciones de la sociedad civil. El resto es utilizado para organizar una reunión por año, de un día y medio para aproximadamente 40 personas, organizada en los entornos más lujosos. Los participantes en estas reuniones han sido seleccionados con criterios que jamás han sido publicados, la agenda de estas reuniones hja sido determinado por la Comisión, y sus representantes juegan un papel dominante en la dirección de las conversaciones. Ellos son los únicos responsables para el informe final, que luego es enviado al llamado Grupo Horizontal de las Drogas, que coordina las políticas de drogas de los 27 Estados Miembros.

Desde el comienzo, la Comisión Europea ha hecho todo lo posible para evitar un debate significativo sobre la política de drogas en el marco del FSC. Cada esfuerzo para discutir el nudo del asunto, si las políticas de drogas actuales en Europa son justificados por la realidad, ha sido anulado por los representantes de la Comisión. En sus informes sobre el FSC, la Comisión siempre da una falsa imagen de consenso y acuerdo con las políticas actuales, con el fin de complacer a los Estados Miembros, algunos de los que han expresado sus preocupaciones con la existencia del FSC.

2) Los miembros del FSC no son representativos de la Sociedad Civil Europea

Las organizaciones que forman parte del Foro de la Sociedad Civil no tienen la obligación de presenter prueba alguna de que efectivamente representan a los que dicen que representan. Algunas investigaciones rudimentarias por Encod ha mostrado que dos de los actuales miembros del FSC en realidad representan a autoridades locales (las que no cumplen con los criterios de una organización de la sociedad civil), mientras que hay un número considerable de organizaciones en el FSC que no resultan tener ningún miembro.

Por ejemplo, un miembro del FSC, resulta ser una oficina de un hombre que dice representar a una red de 12 psiquiatras europeos de los que por lo menos uno ha fallecido en 2004.

Existe una representación sobredimensionada de organizaciones de salud (trabajadores sociales, especialistas de tratamiento etc.) en el FSC, sobre todo debido al hecho de que estas organizaciones ya reciben regularmente subsidios de la UE para sus proyectos y así han desarrollado una relación privilegiada con la Comisión Europea. Su participación es motivada por la búsqueda de mayor financiación de la UE, porque esto es lo que esperan las personas que representan. De esa manera, no tienen ninghún interés inmediato de criticar la Comisión Europea o confrontarla con los efectos terribles de las políticas que defiende.

3) El Foro de la Sociedad Civil jamás tendrá impacto alguno

El mayor desafío en la política de drogas europea es la elaboración de una Estrategia de Drogas Europea de 5 años. El Foro de la Sociedad Civil producirá una serie de recomendaciones sobre la nueva estrategia, que será preparada por la Comisión Europea en 2012. estas recomendaciones serán hechas en vano.

En 2008, la Comisión Europea produjo un informe de una evaluación profunda hecha por los investigadores prominentes Peter Reuter y Franz Trautmann (Informe sobre los Mercados Mundiales de Drogas Ilícitas, 1998-2007). De acuerdo al informe los esfuerzos de control represivo han tenido efectos mínimos sobre el mercado mundial de drogas ilícitas, cuyas ventas anuales se estiman en 300 mil millones de dolares. Al mismo tiempo la prohibición es una causa mayor en el incremento de la violencia, corrupción, daños ambientales y de salud. estos problemas son responsables por la muerte, la enfermedad y el serio deterioro de los niveles de vida de millones de personas, consumidores, sus entornos y la sociedad en su conjunto.

A pesar de haber pagado por este informe, ni la Comisión Europea ni los Estados Miembros realizaron esfuerzo alguno para discutir sus conclusiones o las preguntas que podrían ser justificadas por ellas. No tenemos conocimiento de ningún debate parlamentario que haya tenido lugar en alguno de los 27 países de la UE sobre las conclusiones del informe Reuter/Trautmann.

Es extremadamente improbable que alguna recomendación para la reforma de la política de drogas que surja del Foro de la sociedad Civil, en el remoto caso de que sus miembros actuales se pusieran de acuerdo con tal texto, generaría mayor impacto. El propósito del Foro de la Sociedad Civil no es tener impacto alguno. Está diseñado como una fachada vacía para legitimizar la llamada "consulta con la sociedad civil" sobre una política que jamás es sujeto a la consultación con miembros de parlamento, ni hablar con personas que tienen experiencia en el campo.

4) El FSC es una lujosa sala de chat

Las tres sesiones del Foro de la Sociedad Civil que han tenido lugar hasta ahora han sido encuentros completamente ineficaces y costosos (estas reuniones cuestan 60.000 euros cada una) entre un grupo de personas arbritariamente elegidas sin ninguna agenda clara ni un método para medir el éxito o el fracaso del diálogo. Parecen estar diseñados básicamente para complacer a los egos de los participantes, no para hacer algún progreso, tan urgentemente necesario, en el debate europeo de las drogas. Salgamos, y rápido.

Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 69
Publicado el 31 de octubre de 2010 por encod

Cada día se producen, se consumen y se abusan nuevas drogas en todo el mundo. Cuando llega una "nueva" droga y se hace popular en un país, la tendencia es de considerar su prohibición. Los casos de las "euforias legales" y los hongos en los Países Bajos son ejemplos de nuevas prohibiciones. Drogas o sustancias que jamás fueron categorizadas como controladas bajo las Convenciones de la ONU son añadidas por gobiernos locales en un esfuerzo siempre motivado por el temor al nuevo y al desconocido, y fortalecido por la constante necesidad de políticos de apoyo de los medios y la opinión pública.

A pesar de este clima de prohibición, están ocurriendo liberalizaciones específicas en las leyes de drogas. El uso médico de "drogas ilegales" tales como el cannabis, y el uso sacramental de plantas psiquedélicas tales como la ayahuasca están siendo reglementadas en un número crecientye de países. El uso médico y las potencialidades terapéuticas de sustancias consideradas ilegales fueron discutidas en declaraciones anteriores de ENCOD. Ahora discutiremos unos acontecimientos en la legislación de drogas con respecto al uso ritualizado de "drogas" psiquedélicas, enfocando en el ejemplo de la ayahuasca.

La ayahuasca (“vino para el alma”), un té psiquedélico hecha de plantas indígenas de la Amazonía, es una mezcla que contiene inhibidores MAO y dimetiltriptamina (DMT), dos sustancias que cuando son ingeridas oralmente generan una sinergia bioquímica capaz de producir profundas alteraciones de conciencia ([Enteógenos e Inteligencia Existencial: El Uso de Plantas Maestras como Herramientas Cognitivas - Kenneth W. Tupper).

El Santo Daime (“Santo Dame”) es uno de tres grupos religiosos (iglesias sincréticas) originalmente de Brasil que utiliza el té de ayahuasca durante ceremonias que pueden durar de entre 6 y 12 horas.

Mientras que la mayoría de los approx. 4000 miembros de Santo Daime están ubicados en Brasil, en este momento existen ceremonias de Santo Daime casi en cada continente habitado. Desde que llegó por primera vez en Europa durante los años 1980s, la iglesia de Santo Daime (junto con otros grupos religiosos organizados alrededor de la ayahuasca) ahora ha extendido a por lo menos 15 naciones de la UE .

La expansión transnacional de estas religiones de la ayahuasca presenta un desafío a las naciones europeas mientras luchan para mantener los principios de la libertad religiosa; de hecho, de acuerdo a las actuales leyes de drogas poseer y/o ingerir la principal sustancia química psicoactiva presente en la ayahuasca (dimetiltriptamina, DMT, que también está en la lista de sustancias controladas bajo la Convención de Sustancias Psicotrópicas de la ONU, de 1971).

En 1987 el consumo religioso de la ayahuasca por personas no-indígenas fue legalizado en Brasil (Edward MacRae – El desarrollo de las políticas públicas brasileñas sobre el consumo medicinal de la ayahuasca en Labate & Araújo - El Uso Ritual de la Ayahuasca). En los Estados Unidos los cortes superiores han juzgado siempre a favor de grupos religiosos que consumen ayahuasca, y recientes decisiones en Canadá han previsto una excepción legal para las iglesias de Santo Daime que operan allí. En el momento, el único país europeo que ha legalizado ayahuasca para fines religiosos es Holanda, donde la iglesia de Santo Daime ganó el derecho a consumir el té en 2001.

En cambio, en 2005 Francia llegó a ser la única nación cuyas cortes se han opuesto a estos derechos religiosos para consumir ayahuasca. Est último mes de septiembre de 2010, dos miembros de la iglesia de Santo Daime fueron detenidos en Inglaterra y la policía confiscó una gran cantidad de ayahuasca. Mientras que los miembros británicos de la Santo Daime se referirían al té como el "sacramento santo", la policía inglesa lo considera como una captura de "drogas ilícitas de Clase A".

A estas alturas, el futura de la ayahuasca en Europa es insegura. Los gobiernos parecen dudar si quieren forzar la persecución total de la Santo Daime, por temor a debilitar sus propias políticas que buscan asegurar los derechos de sus ciudadanos a la libertad religiosa. El grano del asunto está en la falta de conocimiento, por la que tanto el público en general como los legisladores europeos permanecen efectivamente ignorantes de los hechos en torno a la ayahuasca, Una relativa novedad comparada a sustancias "psiquedélicas" más familiares.

La forma de ver dominante de los códigos legales occidentales, que en su mayoría han concluído que tales sustancias son "halocinógenas", implicando que las experiencias que resultan son una distorsión de la verdadera naturaleza de la realidad y la conciencia, contrasta profundamente con la perspectiva de los dedicados a Santo Daime. Los últimos conciben la ayahuasca como un “enteógeno” que expone dominios espirituales que normalmente permanecen invisibles, una sustancia que puede revelar "lo divino de adentro". Este desacuerdo sobre la terminología marca el dilema ideológico del que deben empezar los futuros debates sobre el lugar de la ayahuasca en una Europa post-secular.

Justo como otros psiquedélicos, el consumo de la ayahuasca trae riesgos consigo. También está bien reconocido que si la ayahuasca se consume en entornos seguros y estructurados, tales como las ceremonias de la ayahuasca, los riesgos son menores y hasta hay beneficios potenciales. En la luz de numerosas publicaciones científicas (Referencias científicas e información sobre las ceremonias de la ayahuasca en Europa fueron dadas por Marc Blainey, antropólogo y candidato PH.D. en la Universidad de Tulane, Nueva Orleans, EEUU), y en nombre de los derechos fundamentaes a la religión y la cultura, está extremadamente claro que estas sustancias requieren una clasificación más matizada bajo la ley (Mercados de Drogas Reglementados en Práctica – Psiquedélicas – en TRANSFORM – Después de la Guerra contra las Drogas: propuesta para una Regulación).

Por Marisa Felicissimo

PS: Taita Juan Bautista Agreda, un shamán colombiano, fue detenido el 19 de octubre de 2010 en el aéropuerto internacional Bush en Houston, Texas, EEUU. Tuvo con él la medicina de la ayahuasca para realizar ceremonias en Oregón leer aquí sobre su caso y cómo puede ayudarle.


 
BOLETIN ENCOD 68
Publicado el 1ro de octubre de 2010 por encod

El concepto de drogas desde un punto de vista jurídico, no es tema pacífico. Ello se deriva de los intereses económicos y sociales que a lo largo de nuestra historia moderna han provocado una interpretación sesgada, la cual promueve determinadas sustancias legales, mientras otras, al ilegalizarse, han pasado a formar parte de la clandestinidad y la economía sumergida.

La “Guerra contra las drogas” tiene su origen cuando a principios del S. XX EEUU comienza su particular cruzada contra el cannabis. A partir de ahí, las Convenciones y Tratados Internacionales han ido dibujando un panorama de persecución y criminalización que aún no ha cesado en nuestros días.

Para llevar a cabo estas políticas, se requiere la creación de todo un aparato represor dedicado fundamentalmente a la persecución de la producción, el comercio y el consumo de algunas drogas. Siguiendo las políticas marcadas internacionalmente, cada país está destinando gran parte de sus fondos públicos a perseguir y criminalizar, en detrimento del desarrollo de políticas eficaces de prevención, tratamiento y reducción del daño. Sin embargo, toda esta inversión dirigida a acabar con la sustancia, no está consiguiendo cumplir los objetivos manifiestos de proteger la salud de la ciudadanía, mediante la reducción de la oferta y la demanda de ciertas drogas; muy al contrario, las incautaciones sólo alcanzan pequeños porcentajes de las drogas que realmente circulan en el mercado negro.

Esto ha traído como consecuencia directa que llevemos más de 20 años con las cárceles llenas de personas dependientes a drogas ilegalizadas o personas que están por delitos relacionados con dichas sustancias. Y sin embargo, los datos oficiales sobre consumo y tráfico de drogas no arrojan resultados que animen a seguir en esta dirección. Se puede decir sin miedo a equivocarse, que la actual política sobre drogas ha fracasado y no ha hecho más que agudizar los problemas existentes con la estigmatización y marginalidad que generan.

Hay que ser coherentes y plantear alternativas. Para que el actual consumo de drogas no siga causando tanto estrago en las personas, sus familias y barrios, es necesario controlar el consumo desde una perspectiva plural. La puesta en marcha de Centros de Encuentro y Acogida, que incluyan salas de consumo higiénico, la dispensación controlada y el control de la calidad de la sustancia misma ó la educación en el conocimiento y prevención, son algunos de medios necesarios para combatir problemas de drogas.

A pesar de poner en peligro todos esos principios jurídicos y derechos individuales propios del Estado de Derecho, esta forma represiva de regular las drogas no beneficia a las personas drogodependientes ni a quienes entran en contacto con las drogas ilegales por primera vez, pues, sabemos que la clandestinidad de la sustancia lleva al/la consumidor/a a acercarse al mundo delincuencial y a exponerse a las redes mafiosas sin escrúpulos, además de no contar con las medidas sanitarias mínimas con las que cuentan otras sustancias legales, lo que acarrea otros tantos problemas sanitarios como todos/as conocemos.

Para obtener la suspensión de sanciones un consumidor necesita someterse a tratamiento. En relación al tratamiento, concluimos lo siguiente:

1.- El tratamiento puede consistir en “visitas concertadas y periódicas al centro o servicio determinado”, por tanto, no tiene por qué tratarse de un tratamiento en régimen de internamiento, sino que, por el contrario, puede consistir en tratamiento en régimen ambulatorio. En la práctica ello no está ofreciendo problemas en su aplicación.

2.- La duración del tratamiento, debe establecerse según las indicaciones de los/as profesionales/as especialistas en la materia y no, de manera unilateral, por la administración competente, desoyendo a los/as expertos/as.

El consumo o tenencia para el consumo de drogas no debe perseguirse ni penal ni administrativamente, pero en caso de perseguirse, nos parece acertado ofrecer la posibilidad de librarse de la sanción a aquellos/as consumidores/as que se comprometan a abandonar el consumo. La finalidad de la suspensión debe ser claramente resocializadora, buscando mediante la flexibilización de la aplicación de la Ley para favorecer a quien consume determinadas sustancias nocivas para su propia salud.

No obstante abogamos por la derogación de esta norma sancionadora de manera que no se persiga más a las personas por el simple hecho de ser consumidoras de drogas ilegalizadas, pues el hecho de portar sustancias para el autoconsumo o consumirlas sin molestar al resto de los ciudadanos/as no merece el menor reproche.

Por: Federación Enlace

Este boletín es un resumen de un artículo publicado en el sitio web de la Federación Enlace


 
BOLETIN ENCOD 67
Publicado el 1ro de septiembre de 2010 por encod

Si el propósito de la política de drogas es hacer que sustancias tóxicas están a la disposición de todos los que las quieran en una próspera economía de mercado controlada por bandas de criminales y asesinos, las actuales medidas son muy eficaces. Sin embargo, si el propósito es reducir el monto de drogas consumidas y limitar el daño asociado con la adicción, es tiempo de deshacerse de la política actual. Ha fracasado. 


De: The Guardian

Estamos dispuestos a suponer que todo comenzó con buenas intenciones. La otra cara de las buenas intenciones es que pueden ser traicioneras. La política de drogas basada en el código penal ha tenido y sigue teniendo muchas consecuencias dañinas y pocas, si alguna, positivas. Es por ello que Encod, desde su nacimiento, ha hecho campañas para un cambio radical en la política de drogas.

En 2008, la Comisión Europea inició un proyecto de gran escala para evaluar los efectos del "sistema global de control de las drogas". La razón para ello fue que la ONUDD (Oficina de las Naciones Unidas para las Drogas y el Delito) no tenía ningún plan para una evaluación independiente del resultado de la UNGASS de 1998. El Informe sobre los Mercados Globales de Drogas Ilícitas 1998 – 2007, conocido también como el informe Reuter/Trautmann, fue publicado tan poco tiempo antes de la reunión anual de la Comisión de Estupefacientes en 2009, que no logró tener ningún impacto sobre el debate en esa reunión.

El Informe R/T puede ser resumido en una frase: la prohibición de drogas es una manera costosa de empeorar el problema, y de crear varios nuevos problemas serios al mismo tiempo. (Exactamente lo que nosotros y otros hemos estado diciendo durante años)

Se podría esperar que la Comisión Europea, la autoridad que había pedido el informe, promovería activamente la discusión sobre este informe importante. Por lo que sepamos, solamente ha habido una discusión interna - seguida por el silencio. No existe un reconocimiento oficial de la forma en que la Comisión valora el informe, ni de las conclusiones a las que han llevado los resultados del informe.

En febrero de 2010, Encod organizó una reunión pública sobre el informe en el Parlamento Europeo con el apoyo del eurodiputado Michail TREMOPOULOS. Allí no sólo suscribimos las conclusiones del Informe R/T, también añadimos una conclusión política: es inaceptable que la discusión y el estudio de sistemas regulatorios alternativos continúan siendo tabú en la arena política.

La política de drogas de la UE está paralizada, porque la UE adhiere a la ficción oficial de la ONU que la prohibición es la mejor política para disminuir los riesgos sanitarios y sociales de las drogas, y evita cualquier debate sobre políticas alternativas.

Cómo pueden ser cambiadas las convenciones internacionales de drogas? Existe una pequeña pila de literatura sobre las opciones existentes. Extraí lo siguiente de la Propuesta para la Regulación de Transform (2009):

La modificación, enmienda y denuncia son métodos oficiales, pero es menos probable que pueden ser útiles porque la mayoría de los estados miembros tendrían demasiadas posibilidades para resistir.

Lo más prometedor resulta ser lo siguiente:

De acuerdo a la Ley de Tratados (1969) todos los tratados dejan de ser vigentes cuando ha ocurrido un cambio fundamental desde el tiempo en que se firmaron (rebus sic stantibus). (Bajo el gobierno de Bush, los EEUU han utilizado esta opción para retirarse de los Tratados ABM e ICC, a pesar de protestas de muchos países amigos.) El texto con una posición alternativa sobre la Reducción de Daños que fue presentado en la reunión de la Comisión de Estupefacientes en 2009 por 26 estados miembros bajo liderazgo de Alemania puede ser el comienzo de un movimiento para ignorar los tratados sobre la base de que no existe más el consenso sobre los temas más básicos de la política internacional de drogas.

Otro punto en la agenda es la forma en que tenemos que discutir este problema de multiples aspectos. Después de todo, el fenómeno de las drogas no solamente tiene aspectos médicos o criminológicos, pero también sociales, culturales, psicológicos, legales, económicos, morales, educativos y más aún. Todos tienen que ser tomados en cuenta, pero a fines de poder decidir sobre un sistema de regulación, no todos tienen un idéntico peso en el balance. Seguramente se necesita discutir preguntas como : con cuál intensidad tenemos que tocar estos diferentes áreas? Y cuál debe ser su papel en el proceso de decisiones?

Una cosa está clara ya: no se debe hacer una conección automática entre la peligrosidad de una sustancia y el grado y caracter del control. Por supuesto, los riesgos para la salud de una sustancia o un grupo de sustancias deben ser bien conocidos a fines de poder determinar el mejor sistema de regulación. Pero ocurre demasiado que estos dos asuntos, la peligrosidad y el sistema de control, se confunden o se consideran como automáticamente conectados - excepto para dos de las cuatro drogas más peligrosas: alcohol y tabaco.

No podemos más aceptar el rechazo a los intentos de discutir los métodos y políticas alternativas. El tiempo ha llegado para que la sociedad civil, representada por las organizaciones que formen el Foro de la Sociedad Civil en la UE, para empezar a estudiar de fondo y debatir los sistemas alternativas de controlar las drogas.

Este es un llamado a todos los participantes en el Foro de la Sociedad Civil para participar en este proyecto. Por supuesto que los demás tienen la libertad de negarse a cooperar, pero no nos detendrá de llevar a cabo este plan. Opinamos que el financiamiento de este proyecto por la CE es un paso lógico, una obligación que surge naturalmente del informe R/T.

Por: Fredrick Polak

Opina Usted que ENCOD debería participar en este Foro o no? Por favor da su opinión en nuestra encuesta:


 
BOLETIN ENCOD 66
Publicado el 31 de julio de 2010 por encod

En la argumentación anti prohibicionista sólo se puede ir por una de estas pistas: defender el derecho al uso recreativo o el derecho al sólo uso terapéutico.

En los últimos años aparecieron muchos argumentos relacionados con el uso terapéutico para justificar la legalización de las drogas, principalmente la cannabis, pero también el MDMA, entre otros. Crece la importancia de la lista de enfermedades que éstas y otras drogas pueden curar, controlar o ayudar a aguantar. Es evidente que estos estudios son importantes, pero hay dos aspectos a considerar: primero, serán verdaderos los efectos y segundo justifican la conclusión de que utilizamos drogas porque estamos enfermos?

A pesar de que todas las drogas tienen usos terapéuticos y casi todas empresas farmacéuticas y los sistemas de salud las utilizan, la verdad es que no es el argumento medicinal que nos permitirá usar medicamentos legalmente. La morfina reduce el dolor, pero no podemos utilizar este dolor como excusa para disfrutar de esta u otra sustancia legalmente para fines que nosotros mismos elegimos.

Me sorprendió de manera positiva como algunos de los políticos y los funcionarios más importantes dentro de la política internacional de las drogas comprendan la necesidad imperiosa de cambiar el sistema y por lo tanto estudian cuidadosamente nuestros argumentos. Pero como éstos aún no han convencido lo suficiente como para iniciar el cambio de inmediato, ellos aún no asumen un apoyo eficaz a nuestra causa. Así que traté de entender por qué?

- Porque no hay todavia espacio para aceptar el uso de drogas responsable

- Porque la exención de los aspectos negativos no existen en ninguna sustancia

- Porque no necesitamos estar enfermos para que podamos usar drogas para los beneficios terapéuticos.

- Porque tenemos que tener la aceptación de la opinión pública, no sólo de los grupos minoritarios y directamente interesados en el tema.

- Porque no somos parte importante de la sociedad abierta y pública que lucha por sus derechos.

- Porque estamos muy divididos por núcleos pequeños.

- Porque ellos nos exigen más sobriedad intelectual que los demás.

- Por qué no se ha aclarado si la lucha por la legalización del derecho de uso de alguna droga es legítima en sí misma, o es sólo porque un medicamento específico es brillante.

- Porque exigimos que seamos personas capaces que estudiar, trabajar, tener amigos y familia, sin embargo queremos también utilizar nuestro soma favorito y esto es un derecho fundamental y extremadamente importante básico al hombre del siglo XXI.

Si somos demasiado entusiastas en el argumento esgrimido y avanzamos por caminos que todavia no son sólidos, incluso si lo pueden ser en el futuro, nos reprimen: "hay estos chicos con sus ilusiones, sus teorías son interesantes a flote como de costumbre, sólo podemos darle un poco, si no se destruyen ellos mismos."

El estudio de la argumentacion antiprohibicionista hace varios años que se reclama por todos, pero generalmente ocurre que es en última instancia realizada por una organización u otra. Esto lleva a que nos escuchen a todos, por lo que debería ser una prioridad analizarlo con los mejor especialistas de argumentación y contra-argumentación.

Quisiera terminar con dos elementos:

1- La importancia de asumir y desarrollar el concepto de "Recreativo":

La importancia de la recreación en el siglo XXI es fundamental. Sin embargo es un concepto que se escapa por la vergüenza y por la convicción dubiosamente utilitaria que las actividades de un individuo siempre tienen que servir a la comunidad entera. A diferencia de temporadas pasadas, la parte recreativa en el ser humano debe ser tomada con mucho más respeto y consideración. Que al final de este siglo ya puede considerarse el área más importante para el hombre.

Surge de la reducción de la energía destinada a sobrevivir, con carreras profesionales facilitadas por las máquinas, de los medios de comunicación en evolución hiperveloz. En un mundo que por tener los imperativos ecológicos tendrá que reducir la extracción de recursos y la minimización de los conceptos liberales de ambición y materialismo, mientras que va desarrollando un mayor equilibrio social.

El área recreativa individual será la unica en que el hombre tendrá la verdadera liberdad para realizar sus deseos y escapar a la obligacion de participar a la sociedad de consumo masivo.

2-Con el endurecimiento de la política proibicionista en la ONU, la eventual prohibición de nuevas drogas eventuales, la importancia de la solidez de nuestros argumentos será testada como nunca. Pero tendrá un desafío como nunca, porque una política dura termina con una política cínica de sonreír y burlarse de las decisiones. Por eso mismo tendremos que contraatacar con la dureza de nuestros argumentos.

Por: Jorge Roque


 
BOLETIN ENCOD 65
Publicado el 1ro de julio de 2010 por encod

No hace falta ser economista para saber que cuando una sustancia que tiene demanda se declara ilegal, su precio sube y su calidad baja. El número de proveedores incrementa, y es más difícil de controlar el mercado.

Se supone que los gobiernos se preocupan de la salud y el bienestar de sus ciudadanos. Pagamos por los servicios de salud para controlar todo lo que ponemos en nuestros cuerpos. Irónicamente, para la producción y distribución de sustancias que fueron declaradas ilegales por la Convención de Estupefacientes de la ONU en 1961, no existe ningún tipo de control. Esta medida fue justificada por la necesidad de proteger la salud pública, pero en los hechos ha tenido el efecto contrario. Entonces porqué continua la guerra a las drogas hasta hoy?

Continúa porque la mayoría de la gente no piensan lógicamente sobre las drogas; sólo reaccionan emocionalmente. Los políticos lo saben, y por ello prefieren callarse la boca sobre ello, así que evitan una posible pérdida de votos. Los periodistas lo saben, y por ello prefieren divertir más que informar. Hablan de drogas para provocar la curiosidad de la gente, pero ignoran la pregunta cómo se pueden reducir y evitar problemas.

Las personas que queremos mejores políticas de drogas debemos desmontar un concepto falso que ha sido puesto en nuetsras mentes desde generaciones, creado y mantenido por intereses extremadamente poderosos. Necesitamos empujar una evolución social, cultural y política que dará vuelta a la relación entre autoridades y ciudadanos.

Consideren nuestras experiencias en el Foro de la Sociedad Civil sobre políticas de drogas en la Unión Europea, CSF. Creado en 2007 después de años de reclamos, este foro debería ser la oportunidad para la sociedad civil de proveer algún comentario en el proceso de decidir sobre la política de drogas que está teniendo lugar en Bruselas. Un presupuesto de 1 millón euros por año fue reservado para financiar el Foro, que consistiría de encuentros regulares con los representantes de asociaciones europeas que trabajan en el campo de las drogas.

Tres años después, la Comisión Europea solamente puede rendir cuentas sobre una fracción de ese monto. Tres sesiones del CSF han tomado lugar desde 2007, involucrando approx. 50.000 euros cada una. En estas sesiones, la Comisión ha sistemáticamente neutralizado cualquier intento de empezar un diálogo sincero con los que toman las decisiones. Durante la última sesión, en marzo de 2009, la Comisión trató desesperadamente de imponer una campaña uniforme sobre el Foro, una llamada “ Alianza Europea para advertir contra los peligros de las drogas". Sólo una de las 26 organizaciones participantes en el CSF, la "Foundation for a Drug Free Europe" (apoyada por la Iglesia de Cientología) se puso de acuerdo con ella. Luego, se formó un grupo núcleo de 6 organizaciones, ENCOD siendo una de ellas, que redactaría la agenda del próximo CSF.

Después de incontables retrasos, este grupo núcleo se reunió el 15 de junio de 2010->article2487]. Durante la reunión se hicieron propuestas concretas para incluir en esta agenda una discusión sobre el curso de las políticas de drogas como tales, con reglas claras sobre criterios para invitar a participantes y un uso eficaz del presupuesto destinado para ello. Pero nuevamente, la Comisión Europea actuó instatáneamente evitando las conclusiones, posponer las decisiones y prolongar el estatus quo. Al final, la discusión tuvo que postergarse al mes de octubre.

Violando todas las reglas sobre transparencia, representación y uso eficaz de dinero público, la Comisión está destruyendo la credibilidad del CSF y la de todas las organizaciones involucradas. La élite europea demuestra con ello que no quiere en absoluto que tenga lugar un diálogo serio con los ciudadanos sobre la política de drogas, porque tiene miedo que su resultado les hará perder la cara públicamente.

Durante la Asamblea General de ENCOD que tuvo lugar en Francoforto del 18 al 20 de junio, hablamos sobre estrategias para un contra-ataque. Fue interesante ver que países grandes como Alemania, Francia, Italia y el Reino Unido tienen una renovada tendencia hacia políticas represivas, algunas veces camufladas bajo medidas para asegurar la seguridad del tráfico, mientras que en países más pequeños, muy prudentemente, pequeñas luces de esperanza alumbran, especialmente con respecto al cannabis. El próximo gobierno de los Países Bajos bien puede comenzar un experimento con la puerta trasera del coffeeshop, en Bélgica el primer Cannabis Social Club ahora está operando, mientras que en España el número total de esos clubes ya está por los centenares.

Debido a la variedad de contextos políticos y otros en cada país, es difícil acordar sobre una actividad o agenda común para Encod. Algunos propusieron que organizaramos peticiones, o marchas en Bruselas o Viena, o sesiones de entrenamiento para activistas y lobbyistas. La mayoría de estas ideas deben permanecer ideas por la falta de recursos humanos o materiales para ponerlas en práctica.

Pero la Asamblea sirvió seguramente como inspiración a los que temen que nuestras acciones serán siempre simbólicas. Un taller sobre la historia y el desarrollo del modelo del Cannabis Social Club en España fue una oportunidad para aprender cómo se establece y se promueve tal club. Comenzando como una acción simbólica para desafiar la prohibición del cannabis, estos clubes han llegado a ser soluciones prácticas para muchas personas, entre ellas muchos pacientes que no desean más obtener su medicina del mercado ilegal. En cualquier país donde el consumo no está criminalizado es posible comenzar tal club: cualquier abogado o juez debe ser capaz de explicar que si la demanda es legítima, la oferta debe serla. Por lo menos en España y Bélgica, esta línea de razonamiento ha tenido éxito.

De la misma manera se puede encontrar una solución para el tema de la hoja de coca y sus derivados tradicionales. Ambas pueden ser compradas legalmente en Perú y Bolivia, pero la exportación es ilegal debido al hecho de que la hoja de coca figura en la Convención de la ONU de 1961. En el mes próximo, algunos socios de Encod investigarán la posibilidad de establecer una asociación europea de consumidores de la hoja de coca que importará productos de coca legales a tarvés de un circuito económico verde y justo, en acuerdo con las asociaciones de productores de coca bolivianos.

Hace 17 años, nuestra lucha comenzó con esfuerzos para llamar la atención sobre las voces de los que nuca fueron escuchados en el debate de las drogas. Continuó durante años desafiando la superioridad moral detrás de la prohibición. Hoy día se trata de encontrar soluciones eficaces para ciudadanos afectados que pueden funcionar aquí y ahora. Conectando a consumidores y productores que quieren ser parte de un sistema legal sin la innecesaria intervención de intermediaros o autoridades podemos mostrar que es perfectamente viable y posible implementar formas no represivas de control basadas en la aceptación del acceso a cualquier sustancia.

Así estamos escribiendo el próximo capítulo de la historia de la política de drogas, aunque todavía es imposible decir en qué página comienza. Por lo menos una cosa es clara: la prohibición de drogas es un enfoque extremadamente irresponsable. A fines de justificarlo, las autoridades necesitan engañar y mentir. Esa situación no puede durar mucho tiempo más.

Por: Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 64
Publicado el 1ro de junio de 2010 por encod

En marzo último, durante la reunión de la Comisión de Estupefacientes en Viena, el jefe de la Oficina de Naciones Unidas sobre Drogas y Delito (UNODC), Antonio Maria Costa, advirtió que los países en vías de desarrollo podrían ser afectados por un "desastre de salud, si los países ricos no lograran controlar las drogas”.

En su discurso, Costa apuntó a que el problema de las drogas en las naciones pobres está creciendo. Observó que al "mundo en vías de desarrollo - que ya está luchando para resolver problemas de salud, educación y desempleo - le faltan las facilidades para ofrecer tratamiento e interdicción para controlar las drogas". Y continuó: "Los pobres adictos - y hay millones de ellos – han sido empujados hasta las márgenes de la sociedad, deprivados de atención médica, muchas veces expuestos a condiciones, incluyendo el encarcelamiento, que empeoran su enfermedad’.

Costa también ha encontrado a los que tienen la culpa de este destino fatal: "Ello parece haber sido olvidado por la gente en los países ricos que plantea una flexibilización de los controles de las drogas," y concluye: "Porqué condenar al Tercer Mundo, ya de antemano devastado por tantas tragedias, al neo-colonialismo de la toxicomanía?"

El Sr. Costa está hablando a nosotros, desde una posición de superioridad moral, mientras que en realidad está defendiendo la continuación de políticas nefastas que son la mayor causa de la miseria que el trata de culpa a sus oponentes.

Es verdad que los países en vías de desarrollo que tienen importantes conecciones con el mercado de las drogas ilegales, siendo países productores o de tránsito, han estado luchando con problemas relacionados con las drogas durante décadas, y también es verdad que muchos de ellos tienen crecientes niveles de consumo de drogas. Igualmente es bastante obvio que los países en vías de desarrollo supuestamente tienen menos recursos para manejar adecuadamente la adicción a las drogas, como también tienen peores condiciones que los países desarrollados (urbanización, pobreza, migración, déficit educativo, desigualdad en la distribución de riquezas...).

Pero hagamos clara una cosa aquí: cuál fue exactamente el papel de los “neo-colonialistas”o los “países ricos” en este “desastre”? Por cierto, no fue la "flexibilización de los controles de las drogas”. Olvidemos la rétorica y veamos los hechos.

La llamada Guerra a las Drogas, promovida por las naciones ricas lideradas por los Estados Unidos a las naciones en vías de desarrollo, fue impuesta a estas naciones, y está volviéndose cada día más dura. Está reconocido ahora, y admitido hasta por la UNODC, que esta política también ha generado enormes “consecuencias no-intencionadas” tal como un mercado criminal, el desplazamiento de rutas, mercados y sustancias, y la marginalización de consumidores. A pesar de fuertes indicaciones del fracaso de esta política, las organizaciones como la UNODC siguen animando a países a unirse a los esfuerzos internacionales de controlar las drogas.

Considerando la eficacia del actual sistema del "control de drogas", cómo puede Costa anunciar más de lo mismo? Cómo puede mantener que ello podría ayudar a las naciones en vías de desarrollo a escapar de la "tragedia de la toxicomanía"? Cómo es exactamente que más prohibición de drogas y más estrategias anti-drogas pueden salvar a los países pobres de un "desastre de salud"?

Una cosa que probablemente está preocupando al Sr. Costa es el concepto mitológico que el costo del consumo de drogas al individuo y a la sociedad infinítamente supera el costo de la mantención de la prohibición. De acuerdo a este concepto cualquier esfuerzo para reducir la disponibilidad de drogas es justificable. Sin embargo, la realidad sugiere que los costos de la prohibición son muy altos, y los resultados de la eficacia de la prohibición para reducir el consumo de drogas es, a lo mejor, decepcionante.

Incluso si admitimos que los costos del consumo de drogas son en realidad muy altos, no podemos olvidar el papel que la prohibición juega en ello. Es seguro que la criminalización de las drogas está detrás de la mayor parte de los problemas sanitarios y sociales relacionados al consumo de drogas, y también es un factor importante en la perpetuación de la pobreza, la desigualdad, la corrupción, el mal gobierno y la falta de desarrollo en muchas naciones.

La criminalización incrementa los efectos negativos del consumo de drogas

1. La prohibición atraye al tráfico y al consumo de drogas en países en los que este consumo normalmente no estaría frecuente. Los costos de la distribución de drogas dentro de los países de tránsito son menores, puesto que los traficantes ya han construido redes de colaboradores para transportar las drogas. Aunque los países de tránsito son más pobres, y los precios de las drogas por ello más bajos, los bajos costos marginales hacen que estos mercados son altamente lucrativos. El hecho de que los traficantes de drogas pagan a sus colaboradores locales en drogas, puede explicar parte del aumento en el consumo en los países de tránsito.

2. La ilegalidad debilita los vehículos de control de calidad comunes en que se basan los mercados legales. En este contexto, tanto las sobredosis debido a una calidad incierta como el envenamiento debido a la adulteración son más probables a ocurrir.

3. La criminalización de las drogas y del consumo de drogas impide a los esfuerzos de tratar la adicción de drogas y de prevenir la extensión del VIH entre los consumidores. Desde que el consumo es una actividad ilegal en la mayor parte de los países en vías de desarrollo, este tiende a tomar lugar en condiciones lejos de ser ideales, y la transmisión de enfermedades contagiosas y sobredosis ocurren más a menudo. El acceso a los servicios de salud y la reducción de daños puede reducir estos problemas, pero los consumidores no tienden a aprovecharse de estos servicios cuando el consumo está criminalizado y profundamente estigmatizado.

La criminalización mantiene la corrupción, la pobreza y desigualdad.

1. La guerra contra las drogas incrementa el costo de las drogas, generando mayor beneficio y por ello haciendo más atractiva la producción y la venta de drogas - particularmente a los que viven en pobreza. Más riesgos, más ganancias, y hasta más pobres reclutados para esta actividad ilegal.

2. Para obtener y mantener sus ganancias, los traficantes implementan estrategias para responder a los "desafíos" de confrontar al estado, que incluyen la corrupción de importantes funcionarios y policías y la violanecia contra el estado y otros grupos competidores. La corrupción debilita la estabilidad democrática y es un obstáculo serio para garantizar la gobernabilidad y la seguridad nacional de los países.

3. Se estima que unas 4 millones de personas dependen de un ingreso derivado del cultivo de las plantas ilegales. En muchos países, los esfuerzos para eliminar el cultivo y la oferta de drogas tienen un alto costo al bienestar y en vidas humanas. Para los campesinos hay pocos incentivos económicos para cultivar alternativas a las plantas ilegales. Además, una mayor parte de las ganancias termina en las manos de los que controlan las fases posteriores del proceso de distribución (los intermediarios en los países desarrollados).

4. Dos otros costos bien conocidos de la prohibición son las muertes debido a la violencia generada por la prohibición y las pérdidas de productividad debido al encarcelamiento. La mayoría de las personas encarceladas en Brasil debido a crimenes relacionados con las drogas son hombres jóvenes negros, pobres y sin educación, quienes fueron detenidos vendiendo pequeños montos de drogas. Más personas mueren de la violencia relacionada con las drogas que de enferemedades o sobredosis, especialemente en los países en vías de desarrollo.

En resumen, a pesar de las investigaciones y los análisis realizados hasta ahora, los costos sociales e individuales del consumo de drogas y los efectos de la prohibición sobre el consumo son inseguros. Algunos argumentarán que es probable que el relajamiento de la prohibición provocaría un incremento en el consumo de drogas. Sin embargo, existen muchas pruebas (ver por ejemplo el informe de la CE por Reuter y Trautmann) que la influencia de políticas represivas sobre los niveles del consumo de drogas es marginal. Además, la naturaleza del régimen de la “legalización” con la cual se compara la prohibición no está claro. Pero si el comercio de drogas pudiera ser regulado y los recursos destinados a otras políticas, tales como el tratamiento y la educación, con una eficacia probada en la reducción de adicciones y usos problemáticos, es probable que los tipos del consumo de drogas que implican los costos más grandes podrían reducirse.

Las consecuencias negativas sanitarias y sociales relacionadas con la prohibición deberían ser comparadas correctamente cuando se mide la "tragedia de la toxicomanía”.

Por: Marisa Felicissimo


 
BOLETIN ENCOD 63
Publicado el 5 de mayo de 2010 por encod

Ante las constantes deficiencias en la legislación penal española, y de forma previa a la modificación prevista, entre otros textos legales, del Código Penal, existen una serie de propuestas desde distintos ámbitos, unos más legítimos que otros, entre las que cabe resaltar las elaboradas desde la Federación Enlace.

Lejos de tratarse de una problemática de exclusivo ámbito nacional, supone un claro preámbulo para posibles movimientos legislativos de otros Estados miembro de la Unión Europea y, en general, de los sistemas penales de otros Estados de nuestro entorno cultural, aunque sean extra-europeos. En una Europa como la nuestra, en la que somos incapaces de innovar sin el respaldo de otros Estados miembro, y por supuesto, de los Consejos y Directivas con origen en Bruselas, es especialmente importante observar de cerca a quien dé el primer paso.

España, lejos de tener una regulación penal relajada y permisiva, cuenta con uno de los sistemas más represivos de Europa, recurriendo, por defecto, a medidas contrarias, por definición, a la resocialización de las personas inmersas en procesos penales. La prisión es recurso habitual, siendo en la mayoría de los casos casi imposible el acceso a medidas más lógicas e idóneas a las circunstancias personales de las partes envueltas en dichos procesos.

Sin embargo, esta realidad penal no es detectada por la sociedad actual, que influida por los mass-media y algunos partidos políticos apuestan por una radicalización de las penas. Esta situación generalizada en los juzgados y tribunales españoles, se está viendo empeorada de forma progresiva por el afán de legislar en caliente, tras delitos especialmente llamativos que captan de forma inmediata el interés general, alentado por el morbo social.

La intrusión de los medios de comunicación, y en general, de la opinión pública, que en la mayoría de los casos carece de la formación y el conocimiento necesario para poder polemizar y mucho menos opinar sobre asuntos de semejante envergadura, desemboca, normalmente, en la constante demanda de cambios legislativos absurdos, sin base legal, y cada día más alejados de los principios básicos del Derecho penal (principio de intervención mínima, principio de resocilización, etc.) apostando, sin embargo, por el “ojo por ojo” y la “mano dura”.

En efecto, el uso de casos especialmente dramáticos, expuestos de forma grosera e impúdica en mesas y tertulias televisivas, por parte de polemistas cuyo único objetivo es resultar suficientemente agresivos como para seguir siendo convocados por los directivos de los medios de comunicación, está resultando fatal para una evolución razonable y razonada de la legislación criminal.

Pseudodetectives y pseudoperiodistas, con escasa o nula formación en esos campos, se permiten opinar sobre asuntos tan complicados como el de Marta del Castillo o Cristina Martín (niña de 13 años muerta en manos de una compañera de 14). Probablemente una combinación de falta de principios morales y un afán de protagonismo hace que estos personajes se permitan dinamitar un procedimiento penal justo radicalizando las partes involucradas hasta extremos completamente descontrolados.

Si a todo lo anterior añadimos el uso electoralista de este peligroso caldo de cultivo por parte de algunos partidos políticos, encontramos una sociedad absolutamente desinformada y alejada de la realidad social y penitenciaria y demandante de medidas innecesarias y torpes.

Todo lo anterior procura un sentimiento generalizado de inseguridad en la sociedad actual tendente a la sobrecriminalización de situaciones susceptibles de ser solucionadas de forma extrajudicial, como por ejemplo, a través de la mediación penal. El resultado de esta situación se traduce en una sobrecarga de trabajo en los juzgados, derivando en una dilatación exagerada de los procedimientos que realmente necesitan una resolución judicial.

Tras el progresivo fracaso del endurecimiento de las penas, atendiendo a una legislación en caliente, y como consecuencia de la inminente reforma del Código Penal español, desde algunos sectores profesionales y sociales, entre los que encontramos a jueces, fiscales, abogados y catedráticos de derecho penal, con una evidente y contrastada formación y experiencia, se están reclamando alternativas legislativas eficaces y adaptadas a la realidad penal.

Frente a la obsoleta tendencia al endurecimiento de las penas, se apuesta por medidas alternativas al ingreso en prisión, que formen parte de un sistema punitivo dirigido claramente a la resocialización del individuo. Se demanda un sistema que genere soluciones permanentes, tratando el problema de fondo frente a las soluciones a corto plazo, con una clara vocación de fracaso. Se alienta a una política penal que procure respuestas necesarias y proporcionadas a las circunstancias de la persona penada.

Dentro de estas tendencias, la Federación Andaluza ENLACE ha elaborado, como ya hiciera en los años 2002 y 2003 con motivo de otras reformas similares, todo un conjunto de propuestas para modificar nuestra legislación punitiva en un sentido más socializador, humano y útil para la comunidad.

En relación al delito de tráfico de drogas, se propone disminuir su penalidad, actualmente muy desproporcionada. En el Código Penal vigente (aún sin la reforma inminente), se condena con penas de prisión de 3 a 9 años ó de 1 a 3 años a quien trafique con sustancias ilegalizadas según se trate de la que causan o no grave daño a la salud, aumentando dichas penas en supuestos agravados.

La Federación ENLACE propone que estas penas pasen a ser de 18 meses a 3 años ó de 6 meses a 1 año, ofreciendo la posibilidad al juzgador de rebajar estas penas atendiendo a la escasa importancia de la cantidad de sustancia hallada. El Código que se va a aprobar pretende corregir tamaña desproporción “reduciendo” estas penas a las de 3 a 6 años y 1 a 3 años, modificación que nos parece realmente insuficiente.

Otras de las propuestas de esta Federación Andaluza consisten en suavizar el régimen de las suspensiones de la ejecución de penas privativas de libertad, aumentando su campo de actuación, e incorporar otras alternativas diferentes como la mediación penal, no experimentadas en el Estado español con mayores de edad.

En definitiva, la legislación criminal española está causando graves daños a las personas consumidoras de sustancias ilegalizadas y, por lo que sabemos, va a seguir produciéndolos. En estos momentos conocemos que el legislativo español ha hecho oídos sordos a estas y otras propuestas similares, habiendo pactado el partido en el poder con la oposición para que la reforma represiva salga adelante sin problemas.

Por: Enlace


 
BOLETIN ENCOD 62
Publicado el 31 de marzo de 2010 por encod

En este boletín trataré dos temas de interés actual.

En primer lugar, tanto la audiencia en el Parlamento Europeo (el 23 de febrero) como la reunión de la Comisión de Estupefacientes en Viena (8 a 12 de marzo) mostraron la situación "Trampa 22" en la que se encuentra el proceso de decisiones sobre la política de drogas en tanto la UE como la ONU .

Luego, la pregunta es cuál debería ser la posición de Encod en el próximo período, en las capitales nacionales, ante la Unión Europea en Bruselas y en las Naciones Unidas en Viena.

Los días 25 y 26 de febrero representé a Encod en una reunión en Budapest que fue organizada por HCLU, la Unión de Libertades Cívicas de Hungría, para discutir la cooperación y la planificación entre grupos que quieren terminar la prohibición de las drogas. Estaban presentes la Red de Reducción de Daños de Eurasia (EHRN), la Red Internacional de Personas que Consumen Drogas (INPUD), Release, los Abogados de la Calle de Dinamarca y Transform. La idea de organizar una gran conferencia europea, como la Conferencia de la Asociación Internacional para la Reducción de Daños, fue descartada, porque probablemente resultaría en un esfuerzo para convencer los convencidos. En el futuro próximo, queremos enfocar sobre campañas coordinadas, propaganda contraria, abogacía, marcar los temas. Uno de los objetivos de este grupo será crear un tema de campaña de caracter general que puede ser empleado en todos los países, aunque también debe ser adoptable a actitudes públicas y realidades políticas diferentes, y combinable con temas específicamente locales y regionales.

Mucha información ya se ha enviado sobre la Comisión de Estupefacientes (CND) de la ONU en marzo. No fue fácil seguir lo que pasaba allí, pero ya estaba claro pronto que nada de importancia real estaba en juego. El más importante resultado de la CND de 2009 fue una inesperada explosión de desacuerdo. Ella provocó la histórica carta de interpretación (sobre la Reducción de Daños) presentada por Alemania a nombre de la mayoría de los estados miembros de la UE y algunos otros estados. El supuesto "consenso global" sobre la prohibición de drogas se deshizo por primera vez en público.

La buena noticia de la CND de este año es que esta situación se ha institucionalizada. Los desacuerdos se han profundizado y se han endurecido. Los EEUU ha suavizado su posición de alguna manera, más en palabras que en actos, pero la posición prohibicionista de línea dura ya ha sido recuperado por una coalición informal entre Rusia, Japón, China, Pakistán, Malaysia, Nigeria y Colombia. Esos países quieren incrementar aún más la represión, mientras que la mayoría de los países europeos y varios países latinoamericanos abiertamente expresan su crítica a la JIFE y su deseo a políticas más liberales.

Cada vez más, en lo que ha llegado a ser un nuevo ritual en la CND, desde ambos lados aparecen unos países con propuestas opositorias y objeciones estandardizados. Más a menudo ello termina en un compromiso que cambia poco o nada en la situación actual, o con una decisión para hacer más investigaciones.

Esta última opción resultó de la propuesta de Japón para incluir semillas de cannabis en las listas de sustancias prohibidas. Alemania y algunos otros estados tuvieron objeciones, y que consideraban que no había un verdadero problema y no querían limitar el comercio de cañamo industrial. La decisión final fue de estudiar el asunto, a fines de analizar el problema y el daño relacionado con las semillas. Por lo que yo sepa, la impresión general es que ello no provocará una prohibición mundial de semillas de cannabis. Muchos países están conscientes que una prohibición causará más problemas de las que puede solver.

Mi conclusión es que estamos en una situación Trampa 22. En los debates sobre la reforma de las políticas de drogas en las sedes de gobierno nacionales nos refieren a las organizaciones supranacionales. La mantra es que nada puede modificarse sin el consenso de Bruselas y Viena. Sin embargo, cualquier propuesta que hacemos tanto ante la Unión Europea (Comisión, Parlamento) y ante la ONU, nos responden que ellos solamente pueden actuar de acuerdo a su mandato, y puesto que ningún país ha pedido una modificación en las Convenciones sobre las drogas (Bolivia siendo la única excepción, habiendo propuesto la eliminación de la obligación a prohibir la masticación de la hoja de coca en las convenciones) no pueden tomar en cuenta tal propuesta.

Algunas organizaciones bienintencionadas ponen su esperanza y expectativas para el mejoramiento en un nuevo consenso internacional en el que se aplicará el respeto a los derechos humanos y la reducción de daños de forma completa y consistente. Como es la situación ahora, creo que será más fácil y más productivo trabajar en el sentido de provocar el colapso definitivo del consenso.

Lo siguiente está pensado como una propuesta para una discusión dentro de Encod, y sobre todo dentro del grupo de lobby. Esperamos sus opiniones en lobby@encod.org (si no eres miembro del grupo de trabajo de lobby todavía, ver aquí como puede serlo) .

Tratando de mejorar nuestro mensaje, y de acuerdo con las “conclusiones de Budapest”, formularé una línea de pensamientos para uso común, que pueden ser combinados con argumentos específicos de situaciones y problemas locales y regionales.

1. La prohibición debería ser considerada como una violación de los derechos humanos. El consumo de drogas incluye riesgos de salud, pero estos riesgos son de un caracter que requiere un enfoque legal regulatorio “suave y paternalista”. La prohibición es un enfoque injusta e innecesariamente duro, que deja la regulación del mercado de drogas en manos de las mafias.

2. Las convenciones internacionales de estupefacientes jamás tuvieron base científica alguna. Su suposición central es que la prohibición disminuirá el consumo y comercio de sustancias "controladas" de manera significativa.

3. Resulta abundantemente claro que esta suposición es falsa. La relación entre los niveles de consumo de drogas y de adicción por un lado y la intensidad de la represión y a políticas gubernamentales en general por otro es inexistente o casi inexistente. El “Informe sobre los Mercados Globales de las Drogas Ilícitas 1998 – 2007” (versión corta), editado por Peter Reuter y Franz Trautmann, publicado por la Comisión Europea en marzo de 2009 de nuevo lo ha demostrado.

4. Se puede sacar una importante conclusión de todo ello. No hace falta temer una explosión de consumo de drogas luego de que los mercados de drogas serán regulados. Las experiencias en los Países Bajos (con el acceso decriminalizado al cannabis) y en Portugal (con la decriminalización general de consumo y posesión para uso personal) lo han confirmado.

5. Por otro lado, la prohibición de drogas causó y continúa causando daños enormes en una escala mundial, mientras que no se han obtenido resultados realmente positivos.

6. Los esfuerzos para liberalizar las legislaciones de drogas nacionales resultan siendo sistemáticamente bloqueados por referencias a las convenciones internacionales de estupefacientes. Pero la aplicación de la prohibición internacional de drogas normalmente está siendo legitimada por un supuesto consenso mundial. Sin embargo, en las últimas décadas, dentro de las reuniones de la CND han aparecido desacuerdos sobre el carácter y la dirección de las políticas de drogas fundamentales y aparentemente imposibles de resolver.

7. Esta situación no deja a los países individuales o en grupo desarrollar políticas que desean introducir, sobre la base de una larga experiencia y una sana experimentación.

8. La conclusión es que las Convenciones internacionales de drogas han llegado a ser irrelevantes, y peor aún, un obstáculo para el progreso.

9. Las convenciones internacionales de drogas no pueden servir más como base para políticas nacionales e internacionales. El "sistema de control de drogas" a nivel mundial debe ser reemplazado por políticas nacionales. Es probable que estas políticas serán desarrolladas en intensa consultación y cooperación entre países vecinos.

10. La REGULACIÓN debe ser puesta en la agenda política.

Fredrick Polak


 
BOLETIN ENCOD 61
Publicado el 28 de febrero de 2010 por encod

Del 8 a 12 de marzo, 2010, la Comisión de Estupefacientes de la ONU celebrará su reunión anual en Viena, a fines de evaluar los resultados de la actual estrategia de control de drogas. El objetivo declarado de esta estrategia es reducir la producción, el tráfico y la demanda de drogas ilegales. La verdad es que no existe ningún resultado positivo de esta estrategia en absoluto.

El 23 de febrero de 2010, durante la Audiencia Pública sobre la Política de Drogas de la UE co-organizada por Encod en el Parlamento Europeo, Carel Edwards, el Jefe de la Unidad de Coordinación Anti-drogas de la Comisión Europea declaró que : "La represión no funciona. Ahora sabemos suficiente para tomar esta conclusión."

Desde marzo de 2009, la Comisión Europea ha tenido en su posesión un informe sobre el impacto de las políticas de drogas sobre el Mercado Global de las Drogas Ilegales entre 1998 y 2007. Este informe llega a la siguiente conclusión: las actuales políticas de drogas, basadas en la prohibición, no logran disminuir la oferta y demanda de drogas y están causando daños a individuos y a la sociedad en general.

Una delegación de ENCOD también estará presente en la próxima reunión de Viena, para recordar a los delegados gubernamentales que están allí para proteger a sus ciudadanos contra los peligros, no para incrementar estos peligros.

El 4 de marzo, los socios de Encod organizarán protestas frente a las embajadas de Malaysia tanto en Paris como Londres. El mismo día se publicará una carta pública al gobierno de Malaysia en la prensa de este país a fines de pedir un fin inmediato a la pena de muerte para los que violan a las leyes antidrogas.

La verdad del discurso que hemos mantenido durante años, que la prohibición es la verdadera amenaza para la sociedad, está poniéndose como una evidencia tan grande como el hecho de que el sol aparece cada día. La prohibición de drogas resulta en ganancias ilegales enormes, que perturban la economía, corrompen a las autoridades y aliemntan a grupos armados. Genera e incrementa la exclusión social y el estress individual.

El gasto público total que se necesita para mantener la prohibición de drogas solamente en la UE se estima (según cifras conservadoras) en 40 mil millones de Euros, o 80 Euros por ciudadano por año. En tiempos de crisis económica, no podemos más permitirnos un despilfarro de semejante cantidad de dinero en una política que claramente no tiene ningún efecto beneficioso, y que al mismo tiempo genera problemas y daños para millones de personas.

El informe Reuter Trautmann también expone estas verdades. Aquellos que aceptan las pruebas científicas ya no pueden más negar que la prohibición de drogas ha probado ser una teoría falsa. Un marco legal para la producción y distribución de drogas es la única manera razonable y eficaz para reducir los problemas relacionados a las drogas, reducir la criminalidad organizada y recaudar impuestos a fines de invertir en salud, educación y programas sociales.

La pregunta no es si, pero cuando. Para acelerar el fin de la prohibición, tenemos que continuar con determinación cumpliendo dos objetivos: descreditar el régimen prohibicionista, asegurando que no tiene posibilidad para rejuvenecerse, y animar a personas que desean otra política a expresarse y exigir cambios.

Cuando será que el sentido común comenzará a gobernar el mundo de la política de drogas, y el mundo en general?

Léanlo en el próximo boletín de Encod.

Por Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 60
Publicado el 31 de enero de 2010 por encod

A pesar de que cada vez más personas, desde científicos, políticos e intelectuales, reconozcan que la prohibición de las drogas es una mala idea, la verdad es que para el ciudadano corriente, las percepciones comunes continúan siendo las mismas que han sido durante décadas. Las drogas hacen mal y matan, por ello deberían ser prohibidas! Entre el público y en los medios de comunicación no hay nada que contrarresta esa imagen. Existe un gran abismo entre lo que decimos los anti-prohibicionistas y lo que es la realidad según aquellos que votan y eligen los que van a determinar las nuevas políticas!

Pero si las pruebas científicas apuntan a la ineficacia del sistema prohibicionista, porqué es que los comunicadores sociales lo ignoran? Es una situación extraña, al menos porque los periodistas del occidente democrático insisten en mostrar al mundo que son libres, justos y verdaderos y critican los países que tienen censura.

Queramos o no, el criterio para que una noticia salga es que a mucha gente le interesa leer, escuchar o verla. Por ello todos los días somos invadidos con reportajes sobre enormes incautaciones de drogas, los criminales detenidos, las fortunas fáciles en ganar y perder, o sobre el lado triste de la historia, las muertes y enfermedades de las innúmeras victimas que tienen poca responsabilidad, pero sin embargo están perseguidos por la ley.

Entonces porque no somos confrontados regularmente, ni siquiera ocasionalmente, con documentales sobre los resultados efectivos de la política prohibicionista? Porque es que los científicos o los políticos que públicamente contestan este sistema no son visibles?

Es raro! Peor que eso, no es honesto. Sobre todo cuando vemos noticias que transmiten una alteración de la verdad de los hechos.

En el inicio del verano de 2009, un informe del Cato Instituto sobre la política de descriminalización del uso de drogas en Portugal, presentó la conclusión que el consumo no había aumentado, y las enfermedades y muertes relacionadas a las drogas tampoco. Las últimas hasta bajaron significativamente en algunos casos.

Cuál fue nuestra sorpresa cuando poco tiempo después todos los telediarios portugueses abrían con: "Muerte por drogas aumenta 45% en Portugal en 2007!" No podíamos creer esta noticia, la que rápidamente se volvió internacional, sobre todo porque teníamos en mano los datos oficiales del departamento de estadística del Instituto de la Droga Portugués, que en nada parecían confirmar esta comunicación.

La verdad fácilmente fue descubierta: estos resultados sólo mostraron que los medios, los métodos y la cantidad de muertes por drogas comprobadas fueron muy superiores a los obtenidos por previas investigaciones. Es imposible mantener que hubo un aumento de muertes por droga, algo que posteriormente fue confirmado por las autoridades competentes, pero el mal ya estaba hecho! La comunicación anterior que confirmaba el éxito de la politica de descriminalización del uso de drogas ya estaba oscurecida: -“Ah Pero…pero las muertes aumentaron”!

Como todos sabemos, el ciudadano común percibe el mundo de los títulos de los periódicos. No tiene tiempo ni disposición para investigaciones científicas, o meras confirmaciones de la verdad, sobre todo cuando no quiere cambiar de opinión.

Otro punto que no entendemos, es porqué de tantos periodistas defensores de la verdad a todo costo, ninguno avanza contra la corriente y empieza a sistemáticamente publicar la verdad sobre las drogas? Sobre todo cuando muchos consumen drogas regularmente!

Puse la cuestión a muchos periodistas y para mi sorpresa muchos ni siquiera quisieron responder, otros aplazaron y otros fueron vagos, siempre refiriéndose a otros: "El mensaje negativa para los niños. El estigma. El miedo de perder el estatus." Al final a las madres no les gusta que las hijas salgan con junkies y los jefes no les dan empleo… Otros aclararon que la mayor parte de los medios hoy en día son propiedad de empresas que siguen fuertes intereses comerciales y políticas y no hay interés en iniciar esta discusión, al menos hasta a la fecha, quien sabe en el futuro..!

También hubo alguien que dijo que la información que les llega es contradictoria y por veces hasta falsa, o basada en teorías sin comprobación científica. Bien, aquí hay algo que nosotros como activistas podremos hacer. Será que tendremos que aplicar más energía en intentar hacer llegar nuestro mensaje al gran público? Es probable, pero sólo cuando divulgamos los hechos con la razón. Los tiempos han cambiado, hoy en día nadie está más motivado que nosotros en hacer conocer la verdad.

Sin duda que la telaraña del prohibicionismo está tan bien montada, que entre sus innúmeros tentáculos tiene innúmeras cabezas creativas e innúmeras formas de prender la victima hay una que funciona muy bien en las redacciones de este viejo continente: la vanidad!

Yo uso y soy tan inteligente y hábil, que ni mi jefe sabe y por ello mantengo el empleo y en este medio de competencia desleal hasta consigo ser promovido”! Será entonces que la droga es causa y razón de la irreverencia? No, el tema es demasiado serio para ser encarado, o escondido de forma tan fútil.

De un lado los conservadores fundamentalistas, del otro los cobardes ignorantes y en medio nosotros los activistas que gritamos todos los días contra la enorme injusticia y crueldad de un sistema que persiste durante casi medio siglo en torturar, detener y matar millones de seres humanos en todo el mundo.

Estamos solos? Bien, cada día somos más y cada vez nuestras pruebas y argumentos aumentan y son más sólidos. Falta algo? Sí, falta que lleguemos a cada ciudadano, a cada individuo, pues son ellos los que van a elegir y votar en aquellos que deben instalar el sistema. Claro que hoy eso sólo es posible a través de los medíos. A partir del momento en que juntamos nuestras energías y las canalizamos en un sólo objetivo seremos capaces de mover montañas.

Hemos aprendido que en esta lucha sólo podemos dar un pequeño paso cada vez, nada se mueve y altera rápido. Pero cuando por lo menos los pasos son sólidos, no cejarán y muchos otros seguirán.

Nos han dicho que a pesar de todo necesitamos de una sociedad sobria a fines de actuar y pensar. Pero será que la necesidad de sobriedad triunfa en este sistema, o será que este sistema fracasará justamente porque no hay lugar para alterar la consciencia y sensibilidad? Los grandes utopistas del siglo XX defendieron siempre una sociedad mejor, una en que el ser humano podría aprovechar de su “soma”. Pues el cerebro humano necesita estímulos, que más que la mera satisfacción de alimentos y supervivencia, como los otros animales.

Es innegable que todas las sociedades usan desde siempre una sustancia psicoactiva como mínimo. Con el tiempo, otras sustancias aparecen. En sus descubrimientos Europa encontró y adoptó el tabaco, entre otras. Y exportó la droga más fuerte de todas: el alcohol. Con la globalización todo llega a todos, la cuestión es: o el Estado interviene regulando su distribución, o la deja en manos del mercado negro?

El cerebro humano es demasiado complejo y exigente para negarle algo. El hecho de que la salud ha evoluado desde un principio saludable a un concepto a veces terriblemente desastroso por la imposición del sistema, es algo que debe ser considerado, estudiado y cuestionado si no por todos entonces al menos por los que pretenden de comunicar la verdad. O será que debemos todos dejar de fumar, beber, abstraer, imaginar, sentir y ver más allá? Pasar de largo todo lo que fue conseguido bajo la influencia de las drogas..? Abdicar de la mecánica cuántica?

También hubo quien me avisó no ser inocente y pensar que los grandes intereses económicos que aprovechan del trafico, se retirarían suavemente y abandonarían una de las mayores recetas económicas de siempre sin pelea. Tal como en política, quien controla los medios dicta lo que quieren los ciudadanos.

La Guerra a las Drogas tendrá lugar en los medios, a través de la manipulación silenciosa. Pero tal como en las grandes revoluciones en favor de la justicia, aquí estaremos para hablar, denunciar y sobre todo divulgar la verdad!

Por: Jorge Roque


 
BOLETIN ENCOD 59
Publicado el 31 de diciembre de 2009 por encod

EL USO RECREACIONAL DE DROGAS COMO UN DERECHO MORAL

Este año más que nunca hemos visto un creciente apoyo para la legalización de drogas. Importantes figuras políticas, anteriores presidentes y la revista The Economist se juntaron al movimiento internacional por la reforma de la política de drogas que ha estado llamando por un fin a la guerra contra las drogas que ha fracasado durante décadas. Algunos de ellos hasta se atreven a decir que la legalización de drogas beneficiaría a la sociedad en lugar de dañarla.

Muchos argumentos han sido utilizados por estas importantes personajes a fines de convencer a gobiernos, los organismos de la ONU y el público en general de que el enfoque de las políticas de drogas debería pasar de la justicia criminal a la salud pública.

Esos argumentos que podrían llamarse “utilitarios” pueden exponer muchas razones por las que las drogas deben ser legales. Hasta los políticos más conservadores deben finalmente rendirse a los datos que demuestran que el actual sistema no funciona. Muy poco se puede decir contra el argumento que han sido gastados miles de millones para la interdicción mientras las drogas permanecen ampliamente disponibles; que se podrían generar millones por la simple legalización de la marihuana; que se podrían redirigir estos fondos públicos a financiar el tratamiento a miles de adictos; que la descriminalización de consumidores de drogas les empujaría a la salud pública, mejoraría la seguridad pública y prevendría enfermedades contagiosas; que la prohibición de drogas está negando a personas enfermas el acceso a sustancias con importantes propiedades médicas.

Puede haber poco desacuerdo con estos argumentos económicos y sanitarios. Y es probablemente gracias a esos argumentos que el debate sobre la legalización de las drogas ha logrado la corriente principal del debate público que podemos ver hoy día. Tampoco es por casualidad que los defensores más conservadores eligen esos argumentos para legitimar su posición. Quien se emplea de los argumentos “utilitarios” está pisando los caminos seguros de la racionalidad y la evidencia mientras que al mismo tiempo está evitando la confrontación con los valores morales y los conceptos como la libertad, la autonomía y el derecho a elegir.

El consumo de drogas es incomprensible para la mayoría de la gente, muchos lo consideran como insoportable. Es imposible mantener categóricamente que las drogas son buenas o malas. Todo dependerá de cómo y porqué están consumidos. Una cosa, sin embargo, es cierta: las personas consumen drogas por razones específicas. Algunos consumen drogas por curiosidad o para fines religiosas, otros lo hacen para aliviar dolores físicos o emocionales y otros consumen drogas simplemente "para sentirse bien, sentirse mejor y hacer mejor”.

Ningún uso de drogas es tan mal entendido y tan difícil de aceptar como el último, el "uso recreacionale". Esta forma de consumo de drogas, destinada a promover el placer, la felicidad y la euforia, es de lejos la más ampliamente practicada, y hasta bien aceptada cuando se refiere a las drogas legales. Pero en el momento en que se habla del uso recreacional de las llamadas drogas ilegales, el tono de la conversación cambia.

Es fácil de probar que los seres humanos hemos consumido drogas con el solo objetivo de divertirnos durante siglos, y que haciéndolo, no hemos puesto en peligro el futuro de la especie o la sociedad. Por ello no debería ser tan difícil reconocer que las personas adultas tenemos el derecho de continuar consumiendo nuestra droga preferida en la privacidad de nuestras casas, siempre que no dañamos a nadie. Entonces porqué esta forma de consumo de drogas suele ser considerada ilegítima y por ello ignorada como un argumento valioso?

Es porque la búsqueda del placer es entendida como algo tan superficial y trivial que mucha gente se siente obligada a encontrar una base distinta para defender sus decisiones? Es porque muchos consumidores de drogas expresan culpabilidad por su indulgencia, y luego necesitan insistir que las drogas sólo sirven a "fines serios"? O es porque el acto de colocarse es considerado en nuestra sociedad como un pecado y algo "moralmente incorrecto" y el consumo de drogas contradice el “ideal de excelencia humana”?

Todas esas objeciones populares, normalmente expresadas en los términos más fuertes, han sometido al consumo de drogas a la crítica moral durante décadas. Por ello el argumento del uso recreacional de drogas como un derecho moral se ha convertido en un tabú para la mayoría de los defensores de la reforma de la política de drogas.

Si es tan difícil de convencer a otros que las drogas deberían ser legales porque los adultos tienen el derecho de legalmente obtener drogas para el uso recreacional, porque los que defienden la legalización de las drogas deberían utilizar este argumento? Puedo encontrar por lo menos tres buenas razones. En primer lugar, los que usan drogas de forma recreacional no se sentirán atraídos por una defensa que retrata su comportamiento como una respuesta a una enfermedad o síntoma. En segundo lugar, ninguna prueba científica puede contradecir el hecho de que los consumidores sinceramente creen que las drogas son placenteras. Y en tercer lugar por supuesto, siendo este un asunto de principios y respeto para las decisiones de otros, los estados no deberían intervenir en las decisiones que las personas toman sobre sus propios cuerpos.

En 2009 he visto demasiados argumentos “utilitarios” en este debate, pero también he visto muchas personas con el coraje de cuestionar gobiernos y autoridades, simplemente porque creen en el derecho moral de consumir las drogas. Para el año que viene deseo ver más! Deseo ver más Polaks defiando a Costas, más Marchas por la Marijuana y protestas frente al edificio de la ONU, más campañas como la de Nice People Take Drugs en buses, más discursos como los de Marcus Day en la CND, Craig McClure en la IHRA y Ethan Nadelmann y Liese Recke en Reform, más informes e ideas creativas para regular mercados como los de Transform y FAC, más iniciativas audacios de los países en vías de desarrollo y de las personas que consumen drogas.

Es gracias a sus esfuerzos y los de otros miles de activistas anónimos alrededor del mundo, que el debate por la legalización de las drogas está ganando cada día más espacio y alianzas importantes, convirtiéndo el fin a la prohibición de drogas un objetivo alcanzable más que un sueño utópico.

Marisa Felicissimo


 
BOLETIN ENCOD 58
Publicado el 30 de noviembre de 2009 por encod

El consumo de cannabis en el Estado Español goza de cierta tolerancia por parte de la sociedad, sin embargo todavía queda mucho trabajo por hacer, ya que durante tantos años de prohibicionismo, los medios de comunicación han estigmatizado esta planta y su uso.

La ley castiga con penas de cárcel el cultivo o la posesión cuando el fin de los mismos es tráfico de drogas, además impone sanciones administrativas (multas) por tenencia y consumo en lugares públicos. Sin embargo, está permitido consumir y producir para autoconsumo. Esta ambigüedad jurídica tiene consecuencias negativas, no sólo para el que cultiva para su propio consumo, ya que son frecuentes las intervenciones de las fuerzas del orden en pequeños cultivos, sino también para la sociedad; cada vez se producen más robos a los pequeños productores que quedan impunes por el miedo a denunciar, lo que acaba favoreciendo el mercado negro.

Hace unos años la Junta de Andalucía encargó un informe jurídico para establecer los criterios conforme a los que se pudieran abrir establecimientos en los que se pudiera obtener cannabis, con fines tanto lúdicos como terapéuticos, respetando el marco de la legalidad actual. La conclusión del mismo es que esta iniciativa solo tendría cabida en nuestro ordenamiento jurídico si son centros no abiertos al público indiscriminado, sino de acceso restringido a consumidores habituales de hachís o marihuana, en los que se podría adquirir y consumir cantidades que no sobrepasen el límite de un consumo normal. La cantidad de cannabis adquirida debería ser consumida en el recinto.

Es a raíz de este informe cuando surgen en el Estado Español los primeros cultivos colectivos a mano de unas pocas asociaciones, que, con la experiencia acumulada a lo largo de más de una década, han evolucionado dando como resultado los Clubes Sociales de Cannabis (CSC). En éstos, en la actualidad, se dispensa cannabis a usuarios habituales mayores de edad, sin ánimo de lucro y en círculos cerrados.

Una de las incuestionables aportaciones de los CSC es la reducción de riesgos, tanto desde el punto de vista del consumo, ya que los usuarios acceden a sustancias no adulteradas y de calidad, como de los riesgos derivados de la situación legal actual, pudiendo los usuarios acceder a la sustancia sin tener contacto con el mercado negro, problemas con la policía, etc…

Los CSC ofrecen además los servicios normales de cualquier asociación, como asesoría jurídica, asesoría sobre la propia sustancia y su consumo, con el objetivo de promover el uso seguro y responsable.

Por otra parte, el consumidor de sustancias que pertenece a un CSC participa en el activismo antiprohibicionista al ser parte de un proyecto político colectivo y no limitarse a gastarse dinero para obtener la sustancia enriqueciendo el mercado negro.

Con los CSC se pretende además que los usuarios accedan a la sustancia a un precio asequible y sensato, y esta no se convierta en un artículo de lujo de difícil acceso, que los socios puedan elegir sus genéticas preferidas y las que les producen el efecto que deseen o necesiten.

El modelo de los CSC de la Federación de Asociaciones Cannabicas impone un límite de 2 gramos diarios por persona, 60 gramos al mes. De esta forma se intenta evitar que el cannabis llegue a terceras personas no involucradas en el proyecto, y de hecho si un socio deriva cannabis a terceras personas es expulsado del club. Este límite no se aplica en casos excepcionales en los que usuarios terapéuticos necesitan de una dosis mayor. Entre los servicios que se prestan en los CSC está el de información y asesoría sobre autocultivo, de forma que si un usuario lúdico supera los límites de consumo pueda cultivar el cannabis que desee.

En definitiva, los Clubes Sociales de Cannabis son algo más que establecimientos de dispensación de cannabis, son una propuesta de los ciudadanos involucrados a la sociedad y sus instituciones, ya que con el apoyo de estas últimas este modelo podría reducir los principales problemas asociados a las drogas; disminuiría el volumen del mercado negro, los consumidores accederían a sustancias no adulteradas y de calidad, se impediría el acceso a la sustancia a menores de edad, con lo que además se reduciría la probabilidad de futuros malos usos de la misma, y sería accesible para los usuarios terapéuticos.

Este modelo además no genera los problemas de convivencia producidos por el turismo experimentado con el modelo de coffeeshops en Holanda en las últimas décadas, y no contraviene las convenciones de la ONU sobre fiscalización de drogas firmada por todos los Estados Miembros de la UE.

Estas convenciones prohiben el cultivo y la distribución de cannabis, pero lo dejan a los gobiernos nacionales para crear una margen legal para el consumo. Los Clubes Sociales de Cannabis pueden utilizar esta márgen legal para organizar el circuito para consumo personal tal como es considerado más conveniente en el país concernado.

Como parte de este proyecto, el pasado febrero la FAC presentó en la feria Spannabis 2009 de Barcelona una guía para formar CSC. Para poder adquirirla se debe seguir un protocolo en el cual se demuestra que los solicitantes son un colectivo con el objetivo de fomentar la normalización del cannabis que pretende participar en la lucha política. Con el fin de terminar de definir el modelo de CSC y el de perfeccionar algunos aspectos de su puesta en práctica, la FAC organizó el primer encuentro de clubes en Murguía los días 20, 21 y 22 de noviembre de 2009. En él dimos formación a los clubes que están comenzando y consensuar algunas estrategias con ponencias, debates y talleres.

Por otra parte, entendemos que el movimiento cannábico tiene que dar un paso más, y dado que nuestras reivindicaciones son también las del sector empresarial, hemos comenzado una campaña buscando la complicidad e implicación de este, y asumiendo como propias algunas de sus reivindicaciones. Una placa con el logo de la FAC anunciará en los grows shops que participan de esta lucha y nos apoya. Dicha campaña se presentó a principios de noviembre en la feria Expocannabis (Madrid).

Entre nuestros retos a corto plazo está el organizar el Primer Encuentro del Sector del Cañamo en el año 2010, un encuentro donde sentar en la misma mesa a los representantes del mundo cannabico, juristas, activistas, empresarios, filósofos, revistas, etc.

En estos momentos se están dando pasos importantes para los movimientos antiprohibicionistas del Estado Español, la próxima primavera esperamos celebrar junto con las federaciones FAUDAS y ENLACE el Primer Foro de la Sociedad Civil. Dos federaciones con una trayectoria admirable con las que poco a poco y con el esfuerzo de todos consensuamos discursos e intercambiamos experiencias e información.

Consideramos que entre nuestros objetivos es de especial relevancia nuestra pertenencia a ENCOD y la participación y el contacto cada vez más estrechos que tenemos en ella.

Queremos finalizar este boletín con el recuerdo de Gaspar Fraga González, que nos dejó el pasado 17 de octubre y al que recordaremos siempre con cariño, gran activista cannabico que ha contribuido a que el cannabis sea cada vez más aceptado socialmente, a ir despejando el camino hacia la normalización del cannabis.

Federación de Asociaciones Cannábicas


 
BOLETIN ENCOD 57
Publicado el 3 de noviembre de 2009 por encod

Las prisiones son la vergüenza de las sociedades democráticas modernas. Las instancias implicadas saben que las cárceles no sirven para lo debería ser su objetivo, la reeducación y reinserción social de la persona presa, sino para almacenar los conflictos provocados por un modelo social desigual, injusto y excluyente.

En la práctica, las prisiones se utilizan para enterrar en vida a personas en situación de exclusión social. La mayoría de la población reclusa procede de entornos más difíciles de la sociedad, siendo personas que delinquen a causa de su adicción. La mayoría cumple condena por pequeños robos y hurtos, mientras que otra parte lo hace por delitos contra la salud pública (fundamentalmente, “menudeo” de drogas ilegalizadas). En el caso de las mujeres presas, la mayoría está en prisión por delitos contra la salud pública. Estos delitos son versiones artesanales de las estafas en masa o del tráfico de droga a gran escala, sin embargo, la Justicia les tiene destinadas penas desproporcionadas.

Es muy frecuente que las personas con problemas de drogodependencias sean sentenciadas a condenas largas, muchas veces basado en el hecho de que son considerados "reincidentes", lo que se convierte en un obstáculo para acceder a medidas alternativas a la prisión.

Las cárceles son espacios destructivos para una población reclusa con un acusado perfil de vulnerabilidad. De hecho, la incidencia de enfermedades graves en la población penitenciaria es desproporcionada en relación a la población general. Por ejemplo, respecto a la Hepatitis C, diversos estudios españoles muestran una prevalencia situada en torno al 38%, mientras que este porcentaje en la población general se sitúa en el 2’6%.

Asimismo, es alarmante la incidencia cada vez mayor de problemas de salud mental en el medio penitenciario. Las personas presas tienen una probabilidad de 2 a 4 veces mayor que la población general de padecer un trastorno psicótico y una depresión.

La prisión no es un espacio apropiado para que una persona con problemas de drogodependencias realice un proceso de incorporación social y supere su adicción. Hasta las condiciones sanitarias normales son peores dentro de una prisión que fuera de ella. El personal sanitario de las prisiones no está preparado para tratar enfermedades infecciosas ni problemas mentales. Por un lado, el tratamiento de especialistas externos en hospitales resulta ser difícil, y tampoco se promueve la presencia ambulatoria de especialistas en las prisiones, a pesar de que está contemplada en numerosas normativas.

Otra realidad preocupante es la recogida año tras año en los Informes sobre la Tortura presentados por la Coordinadora para la Prevención de la Tortura. Según este informe, un mínimo de 579 personas sufrieron torturas y/o malos tratos durante el año 2008 en todo el Estado español, una parte de ellas bajo custodia de funcionarios de prisiones.

Esta situación de desamparo llega en ocasiones a situaciones extremas, acumulando la prisión entre sus muros más de 1.000 muertes entre los años 2004 y 2008 tan sólo en el Estado español. Gran parte de estas muertes está relacionada con el consumo clandestino de drogas dentro de prisión, por la mezcla de varias sustancias, y con el SIDA. También es alarmante la alta tasa de suicidio entre las personas presas, 10 veces superior a la de la población general.

Es necesaria la integración de la sanidad penitenciaria en los servicios públicos de salud, adoptando todas las medidas necesarias para que las personas presas reciban una atención médica y terapéutica en condiciones de igualdad con el resto de la ciudadanía, garantizando su acceso a especialistas. Y se debe frenar el endurecimiento legislativo y avanzar hacia una Justicia menos punitiva y más resocializadora, a través de una mayor aplicación de medidas alternativas a la prisión y la apuesta por la Mediación Penal.

Las mafias son más poderosas que nunca, mientras que el peso de la ley apenas roza al mercado ilegal de las drogas, pero sus zarpazos afectan casi de forma exclusiva a las personas más débiles en la cadena del tráfico de drogas y a las personas consumidoras de drogas que son criminalizadas y estigmatizadas. Al final, sólo estamos escondiendo una realidad y provocando problemas añadidos al consumo.

Cambiar las bases de la actual política de drogas, abrir nuevos caminos a la regulación y control de las sustancias ahora ilegalizadas, servirá, por un lado, para reducir los daños actuales ligados al prohibicionismo. Y, por otro lado, para que la intervención en drogodependencias se guíe por las necesidades de las personas afectadas y no por las limitaciones e imposiciones de la política prohibicionista.

Por: Federation Enlace, Sevilla


 
BOLETIN ENCOD 56
Publicado el 1ro de octubre de 2009 por encod

Diez meses después de que le encontraron un tumor cerebral, el anterior miembro del Comité Ejecutivo de Encod, Jan van der Tas, falleció el 10 de septiembre de 2009.

Jan van der Tas nació en La Haya en 1928. Como adolescente, vivió los horrores de la Segunda Guerra Mundial, lo que en su caso significó el hambre y el temor de ser capturado y obligado a trabajar en las fábricas alemanas.

Luego de una corta estadía en la Marina de Holanda, Jan comenzó su carrera profesional en 1960 como funcionario en la fuerza diplomática holandesa en Bruselas. Habiendo conocideo los "padres fundadores" de la Comunidad Europea del Carbón y del Acero, que más tarde se convirtió en la Unión Europea, obtuvo amplia experiencia.

"Esperábamos encontrar fórmulas para no sólo evitar una nueva guerra, pero en cambio juntar todos los talentos de Europa y hacerles colaborar constructivamente a fines de diseñar políticas que generarían la prosperidad. Ello parecía una teoría maravillosa, pero con los años hemos visto como los intereses separados de países, empresas e individuos han matado la espontaneidad detrás."

Después de haber cumplido servicios en Indonesia, Francia, México y el Reino Unido, Jan llegó a ser embajador de Holanda en Siria y Alemania, antes de jubilarse en 1993. Fue Rita Süssmuth, miembro del Partido Cristiano Demócrata CDU y presidente del parlamento alemán, quien le inspiró a comenzar su segunda carrera como activista por la reforma de la política de drogas. Refiriéndose a la política liberal de drogas que los Países Bajos practicaban desde fines de los años 70, ella le había dicho que "está bien saber que su país puede ser pionero en la búsqueda de soluciones para asuntos sociales, de lo que los países más grandes y lentos no son capaces."

Las drogas mismas fueron un terreno completamente desconocido para él, pero un profundo interés en el tema de la política de drogas le vino naturalmente durante su estadía en Bonn, la que coincidió con los conflictos diplomáticos prolongados entre Alemania y Holanda. Su sustancia psicoactiva favorita era la cerveza, especialmente las cervezas belgas como Duvel. Repetidas sugerencias para intentar por lo menos una de la gama de otras drogas disponibles, aunque fueran ilegales, no le convincieron.

Su interés en el tema de las drogas fue intelectual y basado en principios. Contínuamente refinaba sus posiciones y declaraciones, que basaba sobre un profundo conocimiento y comprensión del funcionamiento de las burocracias en La Haya, Bruselas, Viena y Nueva York. A muchos de nosotros que planificamos actividades en Bruselas explicaba la estructura complicada de la Unión Europea, añadiendo anécdotas jugosas de sus años en el servicio diplomático.

"No deberíamos tener una política europea de drogas a cualquier precio. Una integración de arriba a abajo de las diferentes formas en que las drogas se consideran en los diferentes países podría significar que se sacrificarían enfoques eficaces orientados a la salud pública para cumplir con una agenda esencialmente destinada para el orden público y la lucha contra el crímen. Al mismo tiempo, sería una buena idea si la Unión Europea comienza a formar un contrapeso a la presión de los EEUU para continuar en el camino actual. Así que necesitamos una serie de principios comunes, en la que aceptamos que no podemos coincidir en todo, pero seguimos respetando el uno al otro."

Jan sirvió como miembro del Comité Ejecutivo de la Fundación para la Política de Drogas de Holanda durante muchos años, y de ENCOD entre 2005 y 2007. Fue una fuerza constante en las actividades de ambas organizaciones, sobre todo con respecto al trabajo de lobby.

"Debemos crear una situación en cada país en la que asociaciones de ciudadanos intentan regularmente a participar en el debate de las drogas dando reacciones bien argumentadas y formuladas sobre cualquier evento o acontecimiento particularmente relacionado con la política de drogas que es comentado en los medios de comunicación. Deberíamos crear un banco de datos común de argumentos confiables que las personas pueden utilizar cuando tengan la oportunidad."

Adiós Jan. Extrañamos muchísimo tu estimuladora presencia y calurosa personalidad.

Por Fredrick Polak y Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 55
Publicado el 31 de agosto de 2009 por encod

En el momento que los medios de comunicación y los que toman las decisiones políticas se darán cuenta del impacto real de la prohibición sobre los problemas relacionados con las drogas, la supuesta legitimidad del régimen prohibicionista se desintegrará completamente. Es esta la razón por la cual Encod y otros grupos que trabajamos por la reforma de la política de drogas continuamos nuestros esfuerzos para desafiar el estatus quo, organizando conferencias y marchas, produciendo publicaciones y sitios web, asistiendo a encuentros internacionales donde hacemos preguntas críticas a aquellos que son responsables para mantener la prohibición de drogas. Aparentemente sin éxito notable, porque tanto las autoridades como los medios de comunicación continúan enfocando sobre las drogas sin ni siquiera cuestionar el hecho de que están prohibidas.

Pero el tiempo está a nuestro favor. En aquellos países donde se ha instalado una política de drogas que no esté basada en la prohibición total, la propia realidad demuestra que la única manera de avanzar es a través de un contínuo desmantelamiento de este régimen. Tal es el caso de los Países Bajos, donde la venta de pequeñas cantidades de cannabis para el uso personal en coffeeshops ha sido tolerada desde 1976. Ello significa que una generación entera ha crecido rodeada por un clima en que el acceso al cannabis para adultos ha estado relativamente normalizado. Practicamente todos los problemas con el cannabis (con respecto a la salud o la seguridad pública) pueden ser reducidos al hecho de que el cannabis sigue siendo un producto ilegal. Por ello el cultivo a gran escala y la distribución comercial fuera de los coffeeshops siguen en manos de organizaciones criminales. Esta verdad está completamente obvia para todos los trabajadores de salud, autoridades locales, políticos y hasta un importante sector de la fuerza policial. Así que uno podría esperar que el país estaría dispuesto para el próximo paso, que sería la legalización total.

El actual gobierno holandés, dominado por partidos conservadores cristianos, en alianza con personajes poderosos dentro del aparato legal, están haciendo todo para evitar que ello suceda. Utilizando todos los trucos manipuladores de la caja de herramientas prohibicionistas, han obligado a la policía a incrementar la lucha contra los pequeños cultivadores, lo que solamente ha aumentado la involucración de grupos criminales en el cultivo de cannabis. Acusan a los coffeeshops en ciudades cercanas a las fronteras junto con Bélgica y Alemania de causar molestias públicas debido a la llegada de turistas extranjeros que prefieren comprar cannabis en un ambiente seguro en lugar de en el mercado negro en sus países de orígen. Allí donde se reducen estas molestias públicas gracias a un acuerdo entre autoridades locales y los coffeeshops (tal como es el caso de Checkpoint en Terneuzen), las autoridades legales nacionales deciden cerrar el shop por tener un inventario que exceda la cantidad tolerada de 500 gramos, una cosa inevitable cuando un shop recibe miles de clientes por día. En varios municipios las autoridades han cerrado a coffeeshops por estar situados menos de 250 metros de una escuela, con el argumento de que ello sería una forma de prevenir el consumo de cannabis entre menores. Con ello ignoran completamente el hecho de que el consumo de cannabis por menores en Holanda es menor que en varios otros países donde no existen coffeeshops.

En los medios de comunicación holandeses de alguna manera se ha creado la ilusión de que las políticas tolerantes están causando problemas que en realidad son creadas por el hecho de que estas políticas no son suficientemente tolerantes todavía. Sin embargo, es difícil predecir como esta situación será resuelta finalmente. Para todo el mundo, que sea a favor o en contra del cannabis, llega a ser claro que algo deberá pasar: después de 33 años de políticas tolerantes, los holandeses deberán optar sea por una legalización sea por una prohibición completa.

Esta elección está acercándose lentamente. En los próximos meses, el parlamento holandés está por discutir una nueva propuesta del gobierno, una que estará basada sobre varios informes incluyendo el del comité de asesoramiento dirigido por Wim van de Donk, presidente el Consejo Científico para la Política Gubernamental (WRR), el más alto cuerpo de asesores en los Países Bajos. El informe, que fue presentado el primero de julio, envía muchos señales positivos sobre los fenómenos del cannabis y los coffeeshops. De acuerdo al comité, la tolerancia con respecto al cannabis no ha fracasado, al contrario: gracias a esta política el consumo de esta sustancia por adultos ha obtenido un lugar legítimo en la sociedad holandesa.

“Este consumo, y las eventuales consecuencias negativas para la salud pública relacionadas a ello, están en un nivel relativamente bajo en Holanda comparado con el de otros Estados Miembros de la UE, donde la prohibición está siendo aplicada mucho más estrictamente”, escribe el comité. “Gracias a los coffeeshops es posible de contactar e informar a los consumidores de cannabis, y ejecutar una política para evitar las molestias públicas. Por ello, una prohibición total de cannabis es indeseable, y la validez del argumento con el que algunos municipios están actualmente cerrando a coffeeshops (la distancia de 250 metros a una escuela) es dudosa”.

El comité presenta tres opciones diferentes para seguir desarrollando el modelo del coffeeshop con una solución para el actual dilema de la "puerta de atrás", en el que el cultivo del cannabis sigue prohibido y el propietario del coffeeshop está obligado de mantener una posición esquizofrénica con una pierna en la economía legal y otra en la ilegal.

La primera opción es la legalización total: los coffeeshops se convertirían en tiendas normales, el cannabis en un producto normal que podría ser sujeta sólo a reglas específicas tales como los límites de edad. De acuerdo al comité esta opción no es deseable todavía porque "no solucionaría todos los problemas relacionados al consumo de cannabis, atraerá a turistas extranjeros y significará que los Países Bajos tendrán que denunciar los tratados de drogas de la ONU”.

Estos argumentos pueden ser neutralizados de manera relativamente fácil. Por supuesto nadie cree que la legalización va a solucionar a todos los problemas, pero es precisamente la experiencia de Holanda que ha mostrado que el acceso seguro al cannabis para adultos no provoca un incremento de problemas de salud. Tampoco provocaría un incremento en el flujo de turistas, porque la situación en la puerta de entrada no cambiaría. Sin embargo, si la oferta a los coffeeshops fuera legalizada sería más fácil de reducir las molestias públicas del truismo cannábico y de desanimar a los que cultivan únicamente para la exportación o la venta fuera de los coffeeshops. Finalmente, varios expertos legales han mostrado que la Convención Unica de la ONU deja suficiente espacio para que las autoridades nacionales elaboren su propia política con respecto al consumo de drogas. Holanda ha utilizado este márgen para introducir la política tolerante con respecto a la venta de cantidades para el consumo personal desde los años 1970. Sería un paso lógico si extendiera esta política a una legalización completa 35 años después.

Sin embargo, en el actual clima política en los Países Bajos, la legalización del mercado de cannabis sigue siendo una realidad lejana. Como en los demás países, esta propuesta más que todo provoca emociones, lo que hace imposible discutirla de forma racional.

La segunda opción es extender la tolerancia hacia la venta en coffeeshops al cultivo para estas tiendas. La sustancia misma seguiría siendo ilegal. El comité también rechaza esta opción, puesto que no pondría fin a la involucración de grupos criminales en este cultivo. Por supuesta es razonable esta observación, pero la única respuesta lógica a ella es que este problema puede ser solucionado exclusivamente aplicando la primera opción.

La tercera opción, la que aconseja el comité, es de convertir el coffeeshop en un "cannabis club" cerrado, con un suministro regulado. Los clientes deberían adherir al club, que organizaría el cultivo de las plantas y ofrecería la cosecha en el shop que solamente sería accesible a los miembros. Mientras que daríamos la bienvenida a este sistema en cualquier otro país, está claro que en Holanda significaría un paso detrás. La registración de consumidores de cannabis es una medida discriminatoria que provocaría mucha resistencia en un país en el que el cannabis ha llegado a ser una parte de la vida normal. Además, existe un serio riesgo que la situación tenebrosa en la puerta de atrás pasaría a la en la puerta de entrada también. Se podría esperar que surge un comercio extenso con los pases del club.

Después de todo, el debate sobre el cannabis en Holanda este otoño poximo promete convertirse en una experiencia interesante. Luego del informe del comité de asesoramiento será muy difícil para los conservadores de línea dura obtener el fin de la política tolerante. El gobierno holandés tendrá que mobilizar todos sus consejeros de comunicación para evitar la conclusión que la legalización es la única opción si se trata de avanzar. Probablemente, no se tomará ninguna decisión clara y el asunto se postergará hasta después de las próximas elecciones, que se celebran en 2011.

Por: Joep Oomen, con la ayuda de Peter Webster


 
BOLETIN ENCOD 54
Publicado el 2 de agosto de 2009 por encod

Portugal simplemente llegó a ser un país más humano y justo

La situación en Portugal ha desarrollado muy positivamente desde 2000, cuando se aprobó la Ley 30, que descriminaliza el consumo de drogas. Por supuesto, la descriminalización está lejos de ser aceptable como arreglo comprehensivo del fenómeno entero de las drogas, porque las drogas siguen siendo distribuídas por traficantes que inflan el precio, imponen métodos mafiosos de distribución y tienen la más mínima preocupación por la calidad del producto o la seguridad de los consumidores.

Actualmente, el Estado no considera al consumo de drogas como un crimen, pero como una simple violación que se contrarresta con nuna sanción administrativa. A las personas que son detenidas con una cantidad de una cierta droga requerida para sus necesidades personales se les considera sea como consumidor esporádico y se les sanciona con una multa de varios cientos de euros. O son considerados como consumidor habitual y dirigidos a la Comisión para la disuasión del consumo de drogas, formada por un juez, un psicólogo y un trabajdor social. Según estos procedimientos, los consumidores de drogas son salvados por la brutalidad y la omnipotencia de la policía, y en cambio son puestos bajo la responsabilidad de especialistas sociales que les dirigen a servicios de salud especializados llamados CAT (Centros de Asistencia a Toxicómanos).

En lugar de ser considerado un criminal, esta persona es vista como un enfermo. La verdad es que esta práctica dirige el consumidor problemático de drogas hacia servicios sociales y de salud. Una vez que sienten que alguien se preocupa de ellos, les apoya y les acompaña en la reconstrucción de su vida, los consumidores comenzarán a responder. En primer lugar se cuidarán más de su propia salud y luego de darse cuenta que son parte de la "totalidad social", se reaizarán que de esta forma, la sociedad ya no es el enemigo pero algo de la que forman parte y en la que pueden ganar siempre cuando siguen ciertas reglas.

Obviamente el Gobierno portugués instaló mecanismos destinados a suplementar a la ley, la que por sí misma no hubiera tenido grandes resultados. Por ello en todas las regiones, provincias y ciudades con comepetencias administrativas, se ha establecido un CAT (Centro de Asistencia a Toxicómanos), formado por médicos, psiquiátras, psicólogos, enfermeros y asistentes sociales.

El personal de estos servicios son entrenados psicológica- y socialmente para tratar con todos los casos, especialmente los más difíciles. Han aprendido que tratar al consumidor de drogas como un ser humano que merece respeto produce resultados casi inmediatos y espectaculares. Alguien que ha sido dañado, conectado a una vida de violencia y crímen, de repente se convierte en una persona respetada y digna de respeto, cortesa y hasta civilizada!

Esa es una forma muy importante para limitar la escalación de violencia y sustirtuirla por la socialización. Alguien quien no tiene nada y sólo ve el desdén de la sociedad y por ello convierte la frustración y el dolor en la revancha social, recibe la oportunidad para realizar la importancia de obtener el respeto social y no se permitirá el lujo de perderlo otra vez.

En el régimen prohibicionista, el sistema opta por discreditar, estigmatizar y criminalizar a personas que consumen drogas consideradas ilícitas (la única droga aceptada, el alcohol, se produce en Europa, Norte América etc).

Pero los seres humanos siempre hemos consumido drogas. Recientes pruebas científicas demuestra el consumo de drogas ha existido en la Edad de Hielo. Mientras que la vida se hace más simple para las personas, el consumo de drogas probablemente continuará a crecer. Entre las personas que consumen drogas se encuentran unos de los mayores talentos en arte y humanidad.

La prohibición jamás ha evitado ello, ni lo evitará jamás. En cambio ha creado mártires en el mismo estilo que muchas otras persecuciones históricas. Arruine la vida de consumidores de drogas, deténgales, tortúreles, infécteles con todo tipo de enfermedades, máteles a todos y el Estado lavará sus manos en inocencia diciendo: ha sido su propia culpa!

Puesto que la relación entre la oferta y la demanda ha sido cuidadosamente estudiada por traficantes y buitres económicos, todos pueden concluir que solamente es por ser prohibidas que las drogas pueden ser un negocio tan lucrativo. Entonces, mientras que siguen ser prohibidas, lo que nos falta ahora es saber porque en el siglo XXI las personas son tan ignorantes como para creer que las drogas son ilegales por un asunto de salud pública?

La peor de las dictaduras es la en que no nos damos cuenta que estamos siendo manipulados.

Son el Sr. Costa, las Naciones Unidas y todos los gobiernos y oficiales que apoyan a la prohibición los Hitlers y Stalins y Caligulas de nuestros días? O simplemente están sufriendo de alguna deficiencia intelectual desconocida? No sabemos la respuesta, pero el resultado es lo mismo: millones de vidas humanas continúan están amenazadas por la muerte y el sufrimiento a causa de ellos! La Verdad ya está obvia: el ejemplo de Portugal demuestra que Criminalizar es una Mentira!

Ahora, la pregunta es a quien le importa la prohibición? Quien tiene el poder de matar a millones en todo el mundo?

El Estado asume que las drogas son malas y por ello deben ser evitadas, pero las personas todavía quieren las alteraciones de conciencia que las drogas oferecen y no terminarán de consumir. El asunto es que nadie desea a sacrificar una vida y una responsabilidad en asuntos de familia y de trabajo sólo para gozar de un sentimiento. Es aquí que el estado fracasa, porque transforma un consumo responsable en una situación desastrosa de crímen, enfermedad, encarcelamiento, sufrimiento y muerte.

Pero la mentira comienza a morir, justo como finalmente, todas las mentiras se convierten en engaños.

La sociedad está comenzando a reaccionar, a considerar y exigir medidas que están opuestas a las de ahora. Estas medidas buscan lo más m’inimo de los cambios, siempre dentro del mismo marco. Los estados optan por cambios modestos, pero definitivos, como el caso de Portugal y su descriminalización del consumo de drogas. Pero también en Suiza, Alemania y otros países, la dispensación controlada de heroína contribuye a la recuperación de mucha gente que vivía en las peores condiciones sobreviendo a través de pequeños crímenes. Ahora que obtienen sus drogas a través del sistema de salud estatal, recuperan su salud, su vida familiar, comienzan a trabajar y pagar impuestos, y han llegado a ser ciudadanos útiles en lo que llamamos la sociedad!

Debido aléxito de la descriminalización del consumo de drogas, la que fue implementada sin causar alarmas sociales (leer el informe del Cato Institute), Portugal ahora está preparando un nuevo paso. El Parlamento está considerando una propuesta para la legalización del cannabis, siguiendo una iniciativa de un pequeño partido llamado "Bloque de Izquierda" (Bloco de Esquerda), que recientemente ha estado creciendo y (de acuerdo a las últimas encuestas) puede llegar a ser una fuerza política significativa en el futuro.

La edición de la ley sobre el cannabis ocurrió en colaboración con Encod, gracias a contactos regulares con el Bloque hasta hoy. El texto de la ley siempre podría ser mejorado, pero según mi punto de vista personal ha sido preparado muy bien y hasta provee formas para prevenir el abuso y contribuir al funcionamiento del estado.

Como señalan noticias de última hora, el Partido Socialista (actualmente en gobierno) no obtendrá una mayoría absoluta luego de las elecciones parlamentarias en septiembre próximo, así que invitará al Bloque de Izquierda a participar en el gobierno! Ello será la mejor oportunidad que hemos tenido hasta ahora para la completa legalización de cannabis, incluyendo el cultivo, la distribución y el consumo.

La verdad es que cuando salieron las noticias sobre la descriminalización del consumo de drogas en Portugal, los profetas más que todo norteamericanos anunciaron caos, prediciendo que las playas portuguesas se llenarían con miseria y narcotraficantes.

Pero nada de eso ocurrió, el estado de derecho está fuerte en su lugar, las playas están limpias y hermosas. Portugal simplemente llegó a ser un país más humano y justo, Todas las enfermedades relacionadas al consumo de drogas se han reducido considerablemente.

Si esa es la prueba real y final que la legalización de las drogas si funciona, entonces quién está detrás de la criminalización?

Por: Jorge Roque


 
BOLETIN ENCOD 53
Publicado el 1ro de julio de 2009 por encod

Es que alguna forma de realismo está finalmente entrando en el debate oficial sobre la política de drogas? El mes pasado observamos las declaraciones liberales que hicieron autoridades federales y estatales en los EEUU con respecto a la reducción de daño y el uso de la marijuana medicinal. En su Informe Mundial sobre las Drogas que fue publicado el 24 de junio, hasta la Oficina de la ONU sobre las Drogas y el Delito ahora abiertamente reconoce que en Portugal, la decriminalización de la posesión de drogas para uso personal "aparentemente ha bajado el número de problemas relacionados con las drogas".

Sin embargo, no deberíamos dejarnos confundir fácilmente por este tipo de declaraciones. Bien pueden ser una parte de una simple estrategia de sobrevivencia por parte de funcionarios que desean mantener su trabajo, aunque ocurriera un inesperado cambio de régimen. Ya hemos visto el mismo tipo de doble discurso entre los representantes de la Comisión Europea tantas veces.

En marzo de 2009, la Comisión publicó un informe de evaluación que concluye que en los últimos diez años, las políticas de drogas en el mundo han sido completamente inútiles. Tres meses después, lanzó una "Acción Europea sobre las Drogas" diseñada a lo largo de las mismas líneas manipulativas y falsas que son tan típicas de la forma oficial de ver la política de drogas.

Es poco probable que los políticos y funcionarios alguna vez serán capaces de solucionar el dilema de la prohibición de drogas, puesto que están demasiado involucrados en las estructuras del poder que dependen de ella como una herramienta para sobrevivir. Por lo menos en el mundo occidental, la élite política y todos que dependen de esta élite, de izquierda a derecha, están interesados en mantener la actual clasificación en la sociedad, o a lo máximo alternandola superficialmente a fines de dar una ilusión de progreso.

Cuestionar las leyes de drogas representa una amenaza a los intereses detrás del aparato de justicia. Gracias a estas leyes, la policía, los abogados, los jueces y el personal de prisión están seguros de contar con una cantidad garantizada de clientes. Siempre habrá suficientes jóvenes, desilusionados y/o marginalizados dispuestos a jugar un papel de intermediario entre consumidores y productores. De la misma manera los países desarrollados siempre estarán capaces de justificar su presencia militar en los países productores, y obtener con esta presencia cualquier objetivo que pueda ocurrir en su agenda, declarado o no.

Por ello, soon necesarias acciones de ciudadanos. Mientras que la discusión continua en las torres de márfil de las instituciones, no tenemos nada que ganar. Necesitamos construir un movimiento que repita un mensaje simple y claro al público: la prohibición de drogas nada tiene que ver con la salud o la seguridad pública, es una de las injvenciones más perversas de la historia del ser humano. La pregunta no es si debe terminar, la pregunta es cómo y cuándo.

La Asamblea General de Encod que se realizó en Barcelona desde 19 al 21 de junio trató de encontrar por lo menos el comienzo de una respuesta a estas preguntas. Decidimos incrementar nuestra presencia, tanto en internet como en el espacio público, acercarnos a las personas, organizar campañas de cartas públicas, publicaciones y flyers que cuentan los mensajes básicos sobre las políticas de drogas.

También planificamos informar tanto a los diputados nacionales como europeos sobre los objetivos más importantes de la reforma de la política de drogas que podrían ser beneficiosos para la sociedad entera. Esos objetivos fueron descritos en el informe Catania de diciembre de 2004, y en las conclusiones más importantes del informe de evaluación de marzo de 2009 (el informe de Reuter). Les exigimos de solicitar una modificación del actual Plan de Acción de la Unión Europea sobre las Drogas, puesto que este plan ignora completamente las recomendaciones mencionadas arriba.

El próximo año, durante la reunión anual de la Comisión de Estupefacientes en Viena, Encod nuevamente jugará un papel prominente en el llamado por la libertad de cultivar cualquier planta que existe en la naturaleza y tiene usos benéficos. Una de ellas, la hoja de coca, seguirá siendo el símbolo del caracter mundial de este llamado, y del hecho de que la razón fundamental detrás de la prohibición ha sido el racismo inducido por el temor de la clase media blanca de perder su control sobre la sociedad occidental. Mientras tanto, la implementación del convenio para comercializar productos derivados de la coca se continuará mediante un organismo separado.

Además, Encod planifica mejorar la coordinación entre los varios grupos en Europa que organizan las Million Marijuana Marchas (que tendrán lugar el 1 o 8 de mayo de 2010) y combinarlo con la promoción de los Cannabis Social Clubs, la única alternativa que puede remplazar el mercado de cannabis ilegal en la actual situación, en aquellos países donde la posesión de cannabis para el uso personal está depenalizada. Es el caso de casi todos los países europeos.

Todo ello sólo puede hacerse con la participación activa de la mayor cantidad posible de socios de Encod. Para facilitar esta participación se ha aprobado una nueva estructura que debería evitar la duplicación y la competencia.

Bajo el liderazgo de un nuevo Comité Ejecutivo que consistirá de Marisa Felicissimo, Jorge Roque, Antonio Escobar y Fredrick Polak, se establecerán a varios grupos de trabajo que se enfocarán sobre las áreas de operación más importantes de Encod: Acción, Información (con la sub-área Internet), Lobby y Organización. Para cada grupo de trabajo, se creará una lista de correo para facilitar la comunicación entre los socios que acuerden de participar en esos grupos.

En segundo lugar, el Comité Ejecutivo solicitará a los socios de Encod para que formen “representaciones-Encod” por país o región (idioma) que reunen los socios más activos de esa región. Las representaciones también pueden elaborar sus propias actividades, y hasta implementar estrategias decentralizadas para obtener fondos, tales como el establecimiento de una membrecía de segunda categría (10 euro) .

Los próximos meses de verano serán utilizados para preparar esta nueva estructura, que ojalá puede comenzar desde septiembre en adelante. A través de los grupos de trabajo (que reunen a personas por área de interés) y las representaciones (que reunen a personas por idioma o país) debería ser más fácil facilitar erl flujo de información entre la coordinación de Encod y los socios. Ojalá ello también contriburiá a una involucración mayor y más activa de todos aquellos que desean y pueden contribuir de forma positiva para terminar la prohibición de las drogas.

Por: Joep Oomen (con la ayuda de Peter Webster)

Ver el informe completo de la Asamblea General en Barcelona


 
BOLETIN ENCOD 52
Publicado el 6 de junio de 2009 por encod

Mucha gente piensa y espera que la era de Obama pueda realmente llevar a cambios en las políticas de drogas de los Estados Unidos. Ello seguramente tendrá repercusiones al nivel internacional. No solamente en los países consumidores, pero también y sobre todo en aquellos países definidos como productores. No solamente los cientos de millones de personas que quisieran fumar su porro en paz piensan de esta forma. Muchos más están comenzando a entender que la prohibición de las drogas ha fracasado.

El propósito que fue anunciado durante la sesión de UNGASS en Nueva York en 1998, y así repetido diez años después, o sea un mundo sin drogas, jamás se realizará. Ha llegado a ser obvio que esta meta no puede ser alcanzada. Ello resultó claramente de la última reunión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU en Viena.

Recientemente, varios eventos que tuvieron lugar al otro lado del océano provocaron el moderado optimismo de las asociaciones y organizaciones que están promocionando una política diferente de drogas en los EEUU, tales como NORML y DPA. De estas señales recordamos los siguientes:

- el anuncio hecho por Eric Holder, Fiscal General y jefe del Departamento de Justicia, de terminar las redadas de la DEA contra los dispensatorios de cannabis medicinal, en aquellos estados donde la ley lo permite. Rhode Island, California y New Mexico han instalado una regulación sobre los dispensatorios, mientras que el número de estados donde se permite el uso medicinal del cannabis iguala a 13;

- las declaraciones de Gil Kerlikowske, el nuevo jefe de la Oficina de la Casa Blanca para la Política Nacional de Control de Drogas, quien ha hablado de un cambio radical de perspectivas en los esfuerzos de la nación para luchar contra las drogas, comenzando a eliminar el término "Guerra a las Drogas”;

- la propuesta de legalizar el cannabis para uso recreacional en California y las declaraciones abiertas del gobernador Schwarzenegger sobre esta posibilidad. Aparecen cálculos económicos como la cantidad de impuestos que podría producir este paso al tesoro nacional; pero también pararía el avance de la violencia relacionada con la guerra entre carteles de narcotraficantes en Méjico a los estados del Sur de los EEUU, y sobre todo, reduciría la densa población de las cárceles norteamericanas.

El apelo a la legalización fue reiterado por los cientos de miles de personas que participaron en las Marchas Mondiales por la Marijuana que tuvieron lugar en más de 250 ciudades en todo el mundo durante las primeras semanas de mayo. También en la prensa y la televisión internacional, se escucharon voces de aquellos que explicaron que poner fin a la prohibición mejorará las condiciones para tratar con el fenómeno global de las drogas.

Desde Sudamérica, los presidentes de algunos de aquellos estados más involucrados en el cultivo de coca y el tráfico de cocaína — tales como Morales de Bolivia, Chavez de Venezuela, Correa del Ecuador y Lugo de Paraguay — han apropiado la hoja de coca como símbolo de su campaña para salvar al planeta y la "madre tierra" a través de un cambio radical de los actuales modelos económicos y de desarrollo.

Se deben revisar las convenciones internacionales, el diálogo debe abrirse sobre temas fundamentales tales como el respeto a los derechos humanos y la diversidad cultural, y en este proceso de cambio los ciudadanos de todos los países deben poder jugar un papel fundamental — ciudadanos de tanto los países productores asícomo de los países donde hay mayor consumo.

Hoy día, Europa está en un lugar muy distante de los altos ideales que inspiraron a los comenzaron a construir la Unión en tiempos remotos. Está reducido a un gigantesco aparato burocrático que sirve los intereses de los ricos y poderosos.

El 26 de junio, la Comisión Europea presentará su próxima iniciativa en el tema, una "Acción Europea sobre las Drogas". Cuando esta iniciativa fue presentada en la última sesión del "Foro de la Sociedad Civil sobre Políticas de Drogas en la UE", un encuentro de 35 representantes de varias organizaciones de la sociedad civil, fue rechazada por todos menos la Fundación para una Europa Libre de Drogas.

Esta Unión Europea que solamente protege intereses financieros pero que no tiene corazón, donde las decisiones son tomadas por una pequeña élite, está a punto de renovar su Parlamento, en sí mismo un símbolo perfecto de la falsedad de su democracia. Giusto Catania, jóven eurodiputado italiano, por lo menos tuvo éxito en los 5 años que están llegando a su fin, en obtener una mayoría de diputados europeos detrás de una serie propuestas claramente antiprohibicionistas. Sin embargo, estas recomendaciones fueron completamente ignoradas por los gobernantes de los Estados Miembros y la Comisión Europea.

Y precisamente de Italia misma, tal vez a causa de la cercanía de las elecciones europeas y administrativas, llegan noticias alarmantes sobre censura real. La "Feria del Mundo Nuevo", que también hospeda la Feria del Cannabis Tipo Forte (una feria de cañamo que llega a cumplir su 5a edición en 2009), no recibió autorización para tener lugar durante las fechas planificadas a fines de mayo. El veto contra la Feria de la municipalidad de Faenza fue iniciado por el Partido Democrático (en teoría, de izquierda), después de presiones de representantes de la U.D.C (Partido Caotólico) y con el apoyo del gobierno central en la persona del vice-ministro encargado con el tema de las drogas, Giovanardi. Satisfecho con la prohibición de la Feria, Giovanardi agradeció al Prefecto y Alcalde locales, por su "sensibilidad demostrada con respecto al caso".

Algunos meses antes, la municipalidad de Bologna había negado a los organizadores el acceso al "centro Palanord" donde la feria fue realizada desde hace 3 años. Aquí se invocaron razones de seguridad. Por "mera coincidencia", el inicio de las actividades de renovación había sido establecido 4 días antes de las fechas en que la feria estaba planificada. Todavía los organizadores siguen creyendo que existe una libertad de expresión en Italia y la feria se organizará en septiembre.

Esperamos que este verano, que coincide con el comienzo de un nuevo ciclo para Encod que renovará su Comité Ejecutivo, contribuirá su luz y calor a fines de producir un otoño lleno de frutas buenas y nuevas perspectivas. También esperamos que los vientos de cambio que vienen desde más allá del océano puedan sentirse en el viejo continente. Que la Unión Europea comience una nueva fase en la que no solamente intereses económicos y superpoderes determinarán sus políticas. Donde los ciudadanos y las organizaciones de la sociedad civil obtendrán un papel central en la toma de decisiones. Esperamos que los gobernantes de varios países pronto logren manejar una nueva realidad internacional.

También para ello, Encod debe continuar su trabajo, tratando de unir las realidades que en Europa trabajan para una política justa y eficaz de drogas. Propuestas concretas deben ser elaboradas que tarde o temprano tendrán un papel en el cambio que debe suceder. Durante la próxima Asamblea General en Barcelona, planificaremos una continuación de nuestras campañas y acciones que hemos promovido en años recientes, tales como los Cannabis Social Clubs. Y en el futuro cercano Encod espera llevar a cabo un primer experimento del comercio justo con mates de coca que serán ecológicamente producidos en Bolivia y comercializados en Europa, basado en un contacto directo entre productores y consumidores, a través de canales completamente legales.

Por Alessandra Viazzi


 
BOLETIN ENCOD 51
Publicado el 2 de mayo de 2009 por encod

Los días 24 y 25 de abril 26 representantes de 13 asociaciones y federaciones estatales y 7 representantes de la Dirección de Drogodependencias del gobierno vasco y personal técnico de drogodependencias nos reunimos en Murgía, Vitoria, para analizar los resultados del informe Drogas y Diplomacia.

Tras dos días de debates y reflexiones colectivas quedó claro que el informe supone una valiosa herramienta para fortalecer los movimientos por la reforma de la política de drogas y mejorar nuestro impacto en el debate político, pero la gran pregunta subyacente era ¿y ahora qué hacemos?

Uno de los objetivos del encuentro era poner en común la experiencia de las asociaciones en tres temas concretos: incidencia política, aplicación de la perspectiva de género y reducción de daños. Este intercambio puso en evidencia el potencial y nivel de conocimiento que reunimos en los diferentes ámbitos de actuación, las lagunas existentes y la necesidad de intercambiar esos conocimientos para fortalecer nuestras capacidades.

Las valiosas aportaciones de las personas que trabajan en la administración pública nos dieron pistas sobre cómo mejorar nuestra incidencia política y las vías formales e informales para incidir en las políticas de drogas, tanto en el nivel práctico como en el teórico.

Para ello, se acordó que necesitamos trabajar en dos líneas: la formación interna y la elaboración de un discurso unificado con propuestas concretas hacia un cambio de paradigma en el régimen prohibicionista. El cómo se traducirá en la creación de un grupo de trabajo que elabore un documento consensuado durante los próximos meses y en la celebración de una reunión conjunta, el año que viene, entre todas las federaciones y organizaciones estatales, en la que se organizarán talleres prácticos y debates políticos. La organización de este evento supondrá un gran avance no sólo en lo que se refiere a nuestro impacto político y mediático sino hacia una mayor cohesión como movimiento social. El gran reto será unir a organizaciones de todo tipo de drogas y usos con diferentes líneas y propuestas de acción en un ambiente de armonía y respeto.

Como ya quedó claro en el informe, la gran laguna en los movimientos antiprohibicionistas es la inclusión de la perspectiva de género. Pocas organizaciones lo incorporan en su práctica organizativa y en su discurso político. Sin embargo, se han iniciado pasos para comenzar a trabajar en esa línea, y en Murgía se formó un grupo de trabajo estatal que unifique las experiencias y preocupaciones y comience una reflexión colectiva sobre qué significa incorporar la perspectiva de género en nuestras estrategias y prácticas.

Queda por aclarar cómo vamos a trabajar las recomendaciones y conclusiones del informe en nuestras propias organizaciones. El informe no sólo es una herramienta para mejorar nuestra capacidad de incidencia política, sino también es un instrumento que nos aporta pistas sobre cómo mejorar nuestro funcionamiento interno, tanto el de cada organización como el de ENCOD como red europea.

Con 15 años de historia, ENCOD ha entrado en la adolescencia. Nacida de la unión de un grupo de ONGs con la Comisión Europea durante el bautismo del Observatorio Europeo de las Drogas y las Toxicomanías (OEDT), pronto se convirtió en la hija bastarda de ambos. Ignorada e, incluso, rechazada por algunos de sus progenitores, con los años aprendió a andar sola por el mundo, se alimentó de la rabia de los oprimidos por las políticas de drogas y supo convertir las protestas en propuestas de cambio para una sociedad más justa y eficaz.

Sin embargo, como a los niños cuando crecen les duelen los huesos, ENCOD se resiente al haber crecido de manera espectacular en los últimos años, pasando de 7 a 175 organizaciones y personas integrantes de la red.

La adolescencia es una etapa de rebelión contra los padres, de búsqueda de identidad e independencia, de fusión con los pares, de necesidad de referentes, de creatividad y valentía... Más cercana a la madurez que a la infancia, la adolescencia osa poner un espejo a los padres en el que se reflejan sus temores y retos. Ese es el papel que debe jugar ENCOD en el ámbito de la política de drogas. Para ello, es necesario que pasemos a la madurez y planteemos propuestas consensuadas y coherentes a nuestros “mayores”, pero sin perder la frescura y capacidad de transgresión de la adolescencia.

La Asamblea General en Barcelona del 19 al 21 de junio será una gran oportunidad para unificar discursos y propuestas. Para ello, debemos controlar nuestras rabietas, trascender nuestros intereses y centrarnos en el interés colectivo: la lucha por un cambio en el paradigma prohibicionista.

Por: Virginia Montañes Sánchez


 
BOLETIN ENCOD 50
Publicado el 1ro de abril de 2009 por encod

El resultado más importante de la reunión de la Comisión de Estupefacientes (CND) de este año (del 11 al 19 de marzo en Viena) es que la pretención de llegar a un consenso sobre una política de drogas única en todo el mundo ha sido neutralizada. Al final del "Segmento de Alto Nivel" de esta CND (atendida por jefes de estado y ministros), fue obvia la profunda divergencia entre los países que firmaron los tratados de drogas.

Después de meses de esfuerzos invanos para llegar a un acuerdo sobre el tema de la Reducción de Daños (RD) durante la preparación de esta CND, en la reunión misma éstos llegaron a un climax en el que la mayoría de los países lograron sacar el término RD de la Declaración Política (DP), el documento final de esta CND. En cambio, la DP emplea el absurdo término de "servicios de apoyo relacionados". Que la actual situación es bastante seria resultó de la decisión de casi todos los países europeos de permitir al gobierno alemán a presentar una declaración en la sesión de clausura el 12 de marzo, en que se aclaraba que estos países interpretaban el término "servicios de apoyo relacionados" como “Reducción de Daños”, de la misma manera en que lo habían realizado durante muchos años.

Ello provocó un número de declaraciones a nombre de Rusia, Japón, Pakistán y otros que no aceptaron este desvío de lo que ellos consideraban como consenso. La posición de los Estados Unidos, al contrario de otros observadores, me pareció razonable, crítica, pero no rechazando la posición alemana.

La ruptura dentro del "sistema de control" de drogas de la ONU no sólo es provocada por el tema de la Reducción de Daños. Los Derechos Humanos pueden generar discusiones más complicadas aún. Durante la última semana de la CND se produjo mucha indignación cuando Singapore oficialmente se defendió contra críticas sobre la violación de derechos humanos, y confirmó su posición. Singapore reclama el derecho a realizar castigos corporales y hasta sentenciar la pena de muerte a personas condenadas por drogas. Muchas organizaciones se oponían a ello porque, de acuerdo a la opinión de la ONU, la pena de muerte es desproporcionada en relación con el crimen.

Yo creo que es mejor señalar que la idea de una política de drogas universal es una ilusión que discutir sobre la pena de muerte. Los avances en la política de drogas que pensamos necesarios (tales como una regulación del mercado de cannabis en los Países Bajos) no deberían depender de si en primer lugar logramos un acuerdo sobre un tema que está dominado por creencias y convicciones culturales y religiosas profundamente diversas.

Algunos países piensan que la real guerra a las drogas todavía está por empezar, otros países quieren terminarla. Los países que están comprometidos con la Reducción de Daños quieren continuar en este camino, pero se encuentran bloqueados por países que prefieren que los consumidores de drogas mueran, o simplemente los matan. Ello demuestra que es imposible mantener una política de drogas universal, y nos provee con un argumento fuerte para terminar la prohibición de drogas universal.

Antes del comienzo de la CND todavía no estaba claro si hubiera una nueva oportunidad para una reunión con las ONGs con Antonio Maria Costa, el Director Ejecutivo de la Oficina de Naciones Unidas sobre Drogas y Delito (ONUDD). En el segundo día del Segmento de Alto Nivel, el 12 de marzo de 2009, se anunció una reunión de este tipo como un “Diálogo Abierto”.

En esta reunión, le recordé a Costa de su anuncio de publicar un informe sobre la disponibilidad de cannabis y su consumo en los Países Bajos, preguntándole qué había hecho con este informe. Su respuesta fue registrada por la Hungarian Civil Liberties Union, HCLU, esta vez desde lejos porque de repente nuevas reglas habían sido introducidas.

Costa dijo que su informe sobre los Países Bajos había sido “invalidado”. No lo escuché suficientemente bien en aquel momento, porque lo que debería haberle respondido era que entonces hubo una diferencia de opinión con el gobierno holandés. Lo que dije era que necesitábamos un informe con fuentes y referencias. Costa simplemente reiteró que ya había respondido en su blog y en la conferencia de prensa el día anterior - la que sólo estaba abierta para la prensa. Respondí que no él estaba haciendo su trabajo propiamente. En ese momento, el moderador quiso continuar con la siguiente pregunta.

El año de reflexión que supuestamente debería terminar en esta reunión de la CND, obviamente no fue utilizado de la manera en que debería. Mike Trace, antes de la ONUDD y ahora la figura central en el Consorcio Internacional sobre la Política de Drogas (IDPC), lo predijo. En un artículo para The Guardian, escribió "estamos a punto de ver la comunidad internacional tomando el camino de la menor resistencia política y diplomática. No hará nada para ayudar a los millones de personas en el mundo cuyas vidas han sido destrozadas por los mercados y el consumo de drogas. Y lo más deprimiente de todo es que podemos todos reservar nuestros asientos para 2019 y pasar por el mismo circo nuevamente ."

La CND de 2009 debería haber sido el comienzo de un real año de reflexión. Tal como ENCOD manifestó antes de la reunión: se debería declarar un moratorio en la política de drogas, por lo menos hasta la CND de 2010. La pretención de que existe un consenso sobre la política de drogas está probando ser falsa. Ahora debemos deshacernos del actual sistema universal. Soy optimista, pero también realista. Estoy convencido que estamos ganando, que nuestros oponentes están en la defensa. Durante muchísimo tiempo, nuestro desafío más grande fue de poner el tema de las alternativas en la agenda. Actualmente, ello está pasando, en Latinoamérica, en los Países Bajos, en los Estados Unidos y muchos otros lugares.

Creo que el golpe definitivo a la prohibición será dado en los Estados Unidos. No en Europa. Es una lástima, pero lo tendremos que aceptar. Existe una prominente tendencia de cambio en la opinión pública en cuanto a la política de drogas en varios países, y sobre todo en los Estados Unidos. Las mejores cosas que pasaron en las últimas semanas eran el artículo y la entrevista en video con el economista de Harvard Jeffrey Miron en CNN. Cuando los EEU terminan la prohibición de drogas, muchos países seguirán rápidamente y con mucho gusto, dijo Miron.

Nuestra tarea es simplemente mantener la presión sobre los políticos y continuar haciendo lo que hemos hecho durante muchos años. Existe un flujo en crecimiento que ya no puede pararse. Quisiera terminar con un mensaje que mandó Chris Conrad a sus amigos el 12 de marzo:

Morales mastica hoja de coca en una conferencia antidroga de la ONU

Estuve tan orgulloso de poder estar en la sala ayer cuando el presidente boliviano Morales desfiaba a la Convención de Estupefacientes de la ONU y masticó una hoja de coca delante de la Conferencia de la ONU. Un aplauso saludó su acción cuando dijo a la ONU que la coca es parte fundamental de la cultura de Bolivia; que podemos prevenir el tráfico, dijo, pero no podemos eliminar a la hoja de coca y su consumo tradicional. Espero vivir el día en que veré a alguien haciendo algo similar con un porro... Sentí como realmente se estaba haciendo historia; el desmantelamiento de la guerra a las drogas. Los manifestantes afuera, Morales adentro y confusión sobre lo que va a ser la política de los Estados Unidos, y luego muchas declaraciones que apuntan a la necesidad de revisar políticas pronto y no continuar para otros diez años. Viva. (Chris Conrad )

Por Fredrick Polak

(La acreditación de Fredrick Polak a la reunión de la ONU fue facilitada por la Red Legal de VIH/SIDA de Canadá)


 
BOLETIN ENCOD 48
Publicado el 4 de febrero de 2009 por encod

En unas cuantas semanas, es probable que veamos una primera e importante señal de que la promesa de Barack Obama sobre un verdadero cambio de gobierno en Estados Unidos comienza a hacerse una realidad. Cuando la Comisión de Estupefacientes (CND) de las Naciones Unidas se reuna en Viena los días 11 a 20 de marzo y se establezcan nuevos lineamientos para las políticas internacionales de drogas de los próximos años, los ojos del mundo entero estarán sobre aquellos nuevos elementos de la casa blanca encargados de representar a EEUU en esta reunión. ¿Seguirá Washington liderando al mundo hacia un callejón sin salida o comenzará a hablar el idioma del dialogo? ¿Como responderán la Oficina de Naciones Unidas sobre las Drogas y el Delito (ONUDD) y la Unión Europea UE a esta gran oportunidad de cambiar el curso de la historia?

¿Cuáles son las posibilidades de que los líderes mundiales finalmente comiencen a debatir una alternativa lógica y racional a la locura de la guerra global contra las drogas?

Como anfitriona del evento anual de la CND, la ONUDD no tiene interés en nada que pueda amenazar el consenso tras el actual status quo. La forma en que Antonio María Costa, Director Ejecutivo de la UNOCD, rehusa discutir los buenos resultados de las políticas holandesas sobre el cannabis nos muestra claramente que la puerta hacia un nuevo enfoque esta firmemente cerrada. En cuanto a la Unión Europea, dependerá mucho de quiénes sean los portavoces, ya que las contradicciones entre los gobiernos de los países europeos y la discrepancia entre las palabras y las acciones de la burocracia de la UE siguen siendo los más grandes obstáculos para el progreso.

En los Países Bajos, donde el cannábis ha estado oficialmente disponible para adultos a través de la venta en los Coffeeshops, el índice de consumo es menor que en los países vecinos, donde sólo existe el mercado negro. Por lo tanto son las políticas sobre el cannábis de aquellos países, no las holandesas, las que tienen que ser cuestionadas primero. Esta es la simple verdad que los políticos de la UE no quieren admitir, y sobre la que los obedientes funcionarios no quieren insistir. Así que mientras, se esquiva cualquier tipo de debate sobre drogas y las políticas de drogas de la UE continúan siendo fachadas huecas diseñadas para engañar al contribuyente.

En diciembre de 2008 la Comisión Europea presentó un nuevo Plan de Acción sobre las Drogas de la UE, lo hizo sin dar oportunidad al Parlamento Europeo de comentarlo, ni al recientemente creado Foro de la Sociedad Civil ni al Foro Publico en Internet, que fue creado específicamente para eso, apenas dos meses antes. Sólo ministros y funcionarios tomaron parte en el diseño de este plan, que irónicamente declara como su segundo punto más importante "la coparticipación ciudadana en el diseño de estas políticas". En un estilo verdaderamente heróico, el plan anuncia la creación de la llamada: "Alianza Europea sobre las Drogas", para junio del 2009. Una alianza de ciudadanos y autoridades para luchar contra las drogas.

El término "Alianza Europea sobre las Drogas", suena como algo salido en una sobremesa de una cena de los líderes de la UE. Ni siquiera la gente que trabaja en la oficina de la Unidad antidrogas de la Comisión Europea, en Bruselas, puede explicar qué pretende esta "alianza" ni en qué consistirá.

Para el próximo "Foro de la Sociedad Civil", Encod trabajará en una propuesta para llegar a un verdadero y efectivo diálogo sobre drogas entre las autoridades y la ciudadanía. Un diálogo basado en el conocimiento de que tenemos intereses comunes. Usando la mejor experiencia y conocimiento disponible para convertir información basada en la evidencia en propuesta racionales y pragmáticas para un mejor enfoque.

La investigación que ha llevado a cabo Encod en los últimos meses entre organizaciones de consumidores en Europa, algunos de los cuales tienen 35 años de experiencia en el diálogo con las autoridades, produjo las recomendaciones básicas sobre cómo construir puentes entre las autoridades y los ciudadanos afectados por las políticas actuales de drogas.

Mientras, Encod sigue construyendo modelos de transición hacia un futuro donde los problemas relacionados con las drogas se traten como un problema social y de salud en lugar de tratarse como un problema de justicia criminal.

Aunque Encod no llevará a cabo ningún evento fuera del edificio de las Naciones Unidas este año en Viena, debido a problemas de organización, enviaremos en su lugar a una delegación dentro del edificio que en conjunto representa las experiencias de algunos de los ciudadanos más afectados por las políticas de drogas actuales en todo el mundo.

Será posible conocer a los miembros de esta delegación en la conferencia que Encod organizará el 4 de marzo, una semana antes del evento en Viena. Llevará el nombre: "Coca 2009 - de la persecución a la propuesta". En esta conferencia, organizada en colaboración con el gobierno Boliviano y las organizaciones de cultivadores de coca y bajo el auspicio de Giusto Catania, miembro del Parlamento Europeo, Encod propondrá un modelo para comenzar a comercializar la hoja de coca tradicional como producto en Europa.

Según este modelo, los productos de coca no estarían disponibles en el mercado libre. La transacción comercial se llevaría acabo entre asociaciones, tanto de cultivadores como consumidores de productos de coca, sin la intervención de las compañías privadas. El modelo está basado en un convenio firmado por Encod y varias federaciones de cultivadores de coca en Bolivia, quienes compartirán la propiedad de esta iniciativa.

La idea es presentar al mundo un uso más sano de las hojas de coca, tal como se ha utilizado en la región Andina. La información que existe sobre los efectos positivos de la coca sobre el cuerpo y mente es impresionante. Según un estudio de Harvard de 1978, consumir hoja de coca en forma de té u otros productos no tiene efectos secundarios negativos, actúa como un estimulante leve, anti depresivo, anestésico local, mejora la función del estomago, músculos y garganta y puede ser usada para tratar obesidad y diabetes.

En la Cumbre de Viena, el gobierno Boliviano presentará una propuesta para terminar con la persecución de la hoja de coca. Al considerar esta propuesta, Obama tendrá que darse cuenta de que sí, él podría terminar con una guerra que ha convertido la región Andina en un Guantanamo para la política de drogas. Al descriminalizar el cultivo de la hoja de coca en la región Andina y permitir el mercado de los productos de hoja de coca, se puede introducir un sistema de control del cultivo más efectivo y justo y crearse perspectivas para un desarrollo sostenible en las zonas de cultivo de esta planta.

Desde el año 1995, Encod ha estado haciendo campaña, junto con organizaciones de cultivadores de hoja de coca de la región andina, para apoyar la legalizacion del uso tradicional de los productos de hoja de coca en Europa, como forma de educar al mundo occidental en el uso correcto de este producto y reducir las posibilidades de que se utilice para la producción ilegal de cocaína. Este llamamiento ha sido repetido por el Parlamento Europeo varias veces. Y desde que el líder cocalero Evo Morales llegó a la presidencia de su país, el gobierno de Bolivia no ha dejado de proponer a las Naciones Unidas que saque la coca de la lista de drogas prohibidas.

La misma teoría se puede aplicar para el uso de cannabis que se cultiva tradicionalmente en Marruecos, de opio en Afghanistan, y para el cultivo y consumo personal de cualquier planta de cualquier tipo en cualquier lugar.

Con la luz verde de la Casa Blanca, la ONUDD y la UE deberían asumir responsabilidades y comenzar el desmantelamiento de las convenciones que han hecho del mundo un parque temático para el crimen organizado. Cada sociedad debería tener del derecho de establecer su propia forma, culturalmente aceptada, de controlar la producción y distribución de substancias que el publico demanda, dentro de un contexto de respeto a los derechos humanos.

Joep Oomen.

Traducido por: LA MACA

Editado por: Virginia Montañés

* Los que no pueden estar en Bruselas el 4 de marzo: pueden participar en la discusión enviando sus comentarios a coca2009@encod.org.

Los que si pueden estar, ir aquí para registrarse.


 
BOLETIN ENCOD 47
Publicado el 1ro de enero de 2009 por encod

Al paso del año 2008 ­al 2009 miramos tanto atrás como adelante. ¿Hemos establecido cambios duraderos en todos los eventos, conferencias, simposios y con todas las otras actividades que realizamos en 2008? Por supuesto es imposible saberlo con seguridad.

Sí logramos enfocar la atención del foro internacional en materia de la política de drogas (es decir, todos los funcionarios, políticos, voluntarios, expertos y ciudadanos con un interés en la política de drogas) sobre los temas más importantes: reducción de daños, derechos humanos, y sobre todo la regulación después de la abolición de la prohibición.

La situación internacional es menos estable de lo que ha sido durante mucho tiempo, tanto económicamente como en el sentido político más amplio. ¿Será ello un apoyo a nuestra causa, o más bien nos frenará? La actual crisis económica no deja de recordarnos a los años 1930 cuando se abolió la Ley Seca en Estados Unidos. Ciertamente esta decisión fue motivada por las necesidades económicas. ¿Veremos una repetición de este escenario al nivel mundial en el teatro de la política de drogas de la ONU? ¿O es que la guerra mundial a las drogas ha llegado a ser intocable debido a su poder corruptivo persuasivo, y sagrado por su reclamo popular pero falso de que es moralmente correcta?

Probablemente obtendremos el comienzo de la respuesta a estas preguntas en marzo de 2009, cuando se concluirá el “Año de Reflexión" sobre los resultados de la UNGASS de 1998. Es verdad, la propia evaluación de la ONUDD era parcialmente honesta: los objetivos de la UNGASS de 1998 no han sido logrados. Sin embargo, la conclusión triunfante de la evaluación de Costa, es decir que el problema mundial de drogas ha sido “contenido” por el control internacional de drogas, es tanto superficial como falsa.

Falsa, porque la supuesta contención solamente ha ocurrido en algunos de los países más desarrollados, mientras que en otras regiones continúan incrementando los problemas relacionados a la prohibición de drogas. Superficial, porque no hay ninguna razón para ver la estabilización de los niveles de consumo, incluso allí donde efectivamente ocurrió, como una consecuencia de cualquier política. Después de la introducción de un nuevo intoxicante o droga eufórica, los niveles de consumo tienden a montar durante algún tiempo, a menudo muchos años, y luego se estabilizan porque la demanda ha llegado al punto de saturación. Obtener esta estabilización no es un éxito de la política de drogas. Ocurre naturalmente.

Este es uno de los cambios que ha tenido lugar en los últimos años en la argumentación, en la línea de razonamiento en el debate sobre la política de drogas: la influencia de la represión sobre los niveles del consumo de drogas definitivamente ha sido expuesto como un mito.

Lo mismo se aplica a otro argumento crucial: el reconocimiento de que los riesgos de salud relacionados al consumo de drogas no requieren la prohibición, sino la regulación. Esta respuesta inversa a una de las más importantes justificaciones de la prohibición se está extendiendo lenta- pero seguramente.

Juntos, estos dos elementos son suficientes para muchos ciudadanos interesados de ver la futilidad y la peligrosidad de la prohibición de drogas.

El problema es que pocos políticos están dispuestos a aceptar esta destrucción de la mitología de la prohibición de drogas. Muchos políticos saben que la represión causa efectos enormemente dañinos, y pueden entender que la prohibición no logrará controlar los mercados de las drogas, pero demasiados de ellos continúan a ver esas políticas como instrumentos esenciales para sus carreras políticas. La gran pregunta es cuánto tiempo durará todavía antes de que ellos logran comprender en su totalidad la verdad inconveniente de que la prohibición de drogas no puede ser más justificada con argumentos razonables.

Ello fue claramente demostrado a principios de 2008 por el Director Ejecutivo de la ONUDC, Costa, que no logró explicar los bajos a medianos niveles de consumo de cannabis en los Países Bajos. Y en el reciente Tribunal del Cannabis en La Haya, los argumentos producidos por los políticos cristianodemócratas fueron formalmente considerados como siendo nada más de sentimientos, impresiones, convicciones morales sin argumentación válida.

En el foro de las Naciones Unidas, como también dentro de la Unión Europea, continuará siendo una batalla en contraviento. En nuestras experiencias en los diferentes países europeos, encontramos suficiente apoyo y avance para mantener la fuerza y la convicción para continuar esta batalla, pero deberíamos estar preparados para unas decepciones serias. El balance del poder político está en constante cambio en todo el mundo, desde la dominación occidental a formas de cooperación entre estados en las que poderes regionales jugarán papeles más importantes que ahora.

Con el cambio esperado de política en los EEUU esto puede llevar a diferentes opciones. La China está abriéndose poco a poco a la reducción de daños por ejemplo,pero ello no implica ninguna mejora en la protección de los derechos civiles de los consumidores de drogas.

En la Unión Europea, la lucha entre los partidarios de mayor centralización o descentralización continúa. Incluso cuando la probable aceptación del Tratado de Lisboa acabará efectivamente con la independencia jurídica de los países individuales, la división de poder entre gobiernos nacionales, regionales y locales continuará siendo área de conflicto. Ello es mostrado por la preferencia por soluciones pragmáticas como los Cannabis Social Clubs en las regiones vascas y catalanas, y por la abierta oposición contra el plan oficial del gobierno nacional holandés para reducir el número de coffeeshops por la mayoría de aquellos gobiernos locales que actualmente tienen los problemas debido al estatus semi-legal del cannabis.

En el año próximo, los esfuerzos de ENCOD continuarán enfocados a demostrar las inconsistencias entre políticas y realidades locales, a proponer la forma de comprender estas realidades, y en fortalecer el movimiento de personas que se dedican a promocionar políticas de drogas más justas y eficaces.

Por Fredrick Polak


 
BOLETIN ENCOD 46
Publicado el 3 de diciembre de 2008 por encod

Algo está pasando. Un aire fresco ha entrado a limpiar el cargado ambiente del debate sobre las drogas. Dicen que las épocas de crisis abonan el terreno para ensayar nuevas formas de organización social... o para sacar a la luz formas de organización invisibilizadas durante siglos. ¿Estamos pasando de la protesta a la propuesta? Definitivamente sí.

Los días 21 a 23 de noviembre tuvo lugar en Murguía, País Vasco, el taller "Drogas y Diplomacia", sobre la participación de las organizaciones de consumidores de drogas en el debate sobre la política de drogas. Este taller, dinamizado por Xabier Arana, de Ekimen, una asociación de prestigiosos investigadores del País Vasco, forma parte de un estudio sobre el tema que ENCOD está llevando a cabo con el apoyo de la Dirección de Drogodependencias del Gobierno Vasco. 24 representantes de 17 organizaciones y redes tan diferentes como GANJAZZ, LA REGADERA, AI LAKET, PANNANGH, COMISIÓN CIUDADANA ANTISIDA DE ÁLAVA, GANJAZZ ART CLUB, PAOTXA, INPUD, LCA, PIC, MDHG, AKZEPT, FAC, FAUDAS, FEDERACIÓN ENLACE y ENERGY CONTROL, se encerraron en un lugar idílico para analizar las debilidades y fortalezas de las organizaciones de consumidores a la hora de incidir en el diseño y aplicación de las políticas de drogas, así como las amenazas y oportunidades que se nos pueden presentar a la hora de trabajar en ese sentido. El informe con las conclusiones del estudio y un reportaje de vídeo serán presentados en los próximos meses.

Además de analizar de manera muy transparente la situación de los movimientos por la reforma de la política de drogas y las estrategias para mejorar nuestra efectividad, en Murguía elaboramos recomendaciones concretas para el próximo plan de drogodependencias del gobierno vasco y un plan de acción alternativo al borrador propuesto por la Unión Europea. Las recomendaciones al gobierno vasco serán presentadas en un informe y una reunión solicitada para el efecto, y el plan de acción alternativo será presentado durante la próxima reunión del Foro de la Sociedad Civil sobre Drogas de la UE.

El taller de Murguía representa un avance cualitativo para el movimiento por la reforma de la política de drogas. Por una parte, nos encontramos en un momento histórico en el ámbito de los movimientos sociales, especialmente en el de aquellos formados por organizaciones de base: estamos pasando de la protesta a la propuesta, y no a la propuesta teórica, sino a la materialización de propuestas basadas en procesos de reflexión profunda. Por otra parte, el hecho de contar con recursos (traducción simultánea, lugar cómodo para la reunión, etc.) ha facilitado mucho el trabajo.

También estamos comenzando a vislumbrar el objetivo global, trascendiendo las miserias locales (egos, protagonismos, luchas internas, etc.) y globales (sustancias sagradas y sustancias estigmatizadas, urgencia versus importancia, etc.) y trabajando en un proyecto común que cada vez está más claro y es más necesario.

Aunque este objetivo común ya estaba claro antes, ENCOD existe desde 1994 y ha pasado de estar compuesta por 20 organizaciones a tener 150 de 26 países diferentes, en Murguía hemos podido constatar que ENCOD somos todos, que todos tenemos algo que aportar a ENCOD, que hay un sentimiento de pertenencia a la red y que queremos trabajar juntos. Algo obvio que a veces es importante recordar.

Todo esto no hubiera sido posible sin el apoyo concreto de dos personas: Iker Val (de Ganjazz Art Club) e Iker Giraldo Cuadrado (La Regadera), quienes asumieron como propia la idea lanzada en la asamblea y han sido capaces de convertirla en realidad en tan sólo cuatro meses.

Las sinergias también están confluyendo en el mundo de los Clubes Sociales de Cannabis. Durante los últimos meses la Federación de Asociaciones Cannábicas del Estado Español está trabajando para consensuar un documento con recomendaciones sobre cómo crear un club de consumidores de cannabis, que contendría desde la normas más básicas (estatutos, cómo registrar la asociación, etc.) hasta temas más amplios como las resoluciones judiciales que ha habido hasta el momento. Este es el primer paso hacia la elaboración de un segundo documento que iría dirigido al gobierno español con recomendaciones sobre cómo regular los clubes. El tercer paso será un reglamento interno para el funcionamiento de los clubes, de manera que haya normas comunes de funcionamiento para todos los clubes federados.

Este proceso no es algo aislado, se produce en un momento en el que al otro lado del Océano Atlántico también nos lanzan cables para mantener el vínculo con el otro extremo de una cadena que cada vez es más difusa (los consumidores nos convertimos en cultivadores y en países productores, los campesinos consumen tradicionalmente desde tiempos remotos). ENCOD está a punto de firmar un convenio con las organizaciones de campesinos cocaleros de Bolivia en el que se promocionarán iniciativas de las comunidades campesinas cocaleras para la realización de una economía de autoabastecimiento con un desarrollo integral y sostenible, se explorarán canales de comercialización legal de los derivados tradicionales de la hoja de coca y se realizarán actos de diplomacia ciudadana con el fin de plantear la despenalización internacional de la hoja de coca en los organismos internacionales.

En este sentido, estaremos organizando una conferencia en el Parlamento Europeo, en colaboración con diputados europeos, a principios de marzo sobre la revalorización de la hoja de coca a través de la comercialización legal de sus productos derivados tradicionales en Europa. Esperamos contar con la presencia de representantes de las organizaciones cocaleras en dicha conferencia para presentar públicamente el convenio, el cual esperamos que esté firmado para esa fecha.

Igual que el revoloteo de una mariposa puede producir un huracán, esperamos que este aire fresco en movimiento trascienda las fronteras físicas e ideológicas adquiera la fuerza necesaria para romper el muro del prohibicionismo.

Por: Virginia Montañés Sánchez

Agradecemos a José Afuera Gómez, de la FAC, la información sobre los clubes sociales de cannabis en España.


 
BOLETIN ENCOD 45
Publicado el 7 de noviembre de 2008 por encod

Mientras los que pueden están empezando a disfrutar de los frutos de su última cosecha, a otros se les sigue denegando incluso el derecho a acceder a lo que para ellos es una fuente esencial de bienestar.

La criminalización de plantas cuyo valor terapéutico está reconocido, está causando las más extremas contradicciones entre leyes, su interpretación, la realidad y el derecho a la salud. Este problema se extiende a toda Europa, donde un ciudadano no puede usar una planta para su propio bienestar personal, si de hecho dicha planta está incluida entre aquellas declaradas ilegales (“controladas”) por las Convenciones Internacionales. Por el contrario, esta persona se arriesga a ser considerada como un criminal.

Mientras en Sri-Lanka el Ministerio de Medicina Indígena se está preparando para cultivar 4.000 kg de cannabis medicinal, la Unión Europea aprueba fondos especiales para el cultivo intensivo de tabaco, que, una vez en el mercado, después de su tratamiento industrial, matará a millones de personas, pero, por supuesto, garantiza saludables beneficios para las Compañías y los Gobiernos.

En Italia, a pesar del clima represivo y nada científico del Gobierno actual en la cuestión de las drogas, en muchas ciudades se siguen celebrando fiestas de la cosecha. La deplorable ignorancia del Gobierno se ilustra muy bien con las declaraciones de Giovanardi, el subsecretario de la Presidencia, con mandato especial en política de drogas, quien recientemente confirmó que “todas las drogas son iguales” y que “incluso un solo consumo podría ‘quemar’ el cerebro del usuario” (disfruta el anuncio).

En contraste, las fiestas de la cosecha intentan que no se pierda lo que en años pasados representaba una posibilidad de llevar a la práctica, y se reclama lo que debería ser un derecho básico de cualquier ciudadano: cultivar para su uso particular una planta, que forma parte de la herencia botánica del planeta. En algunas ciudades, siguiendo una tradición que cuenta con muchos años, se dona parte de la cosecha a los pacientes.

El caso de uno de ellos, Fabrizio Pellegrini, miembro de la Asociación italiana P.I.C. (Pazienti Impazienti Cannabis), es un paradigma de la paradójica situación que afecta a Italia con frecuencia. Como pianista y pintor, sufriendo una artritis reumatoide, Fabrizio está en posesión de una prescripción médica para cannabis medicinal concedida por el Ministerio holandés de Salud, así que él lo importaba a través del servicio ciudadano de salud, corriendo con los gastos, y podía disfrutar sin temor de terapia durante unos pocos meses.

Pero debido al elevado precio que tenía que pagar y a la escasa continuidad terapéutica del cannabis "institucional", cada primavera, intentaba cultivar unas cuantas plantas en su propia terraza, apenas lo suficiente para sus necesidades médicas.

Él nunca pudo ver el final del proceso de floración, desde que cada año su casa se convirtió en el objetivo de una redada policial, con la confiscación de sus plantas y el archivo de un nuevo informe criminal. De este modo, se le sometió a una docena de juicios por cultivo y estuvo cuatro meses en prisión en régimen preventivo como medida de seguridad. Sólo por negarse a comprar cannabis en el mercado negro y por no ser lo suficientemente adinerado para comprar Bedrocan, el sustitutivo legal.

Fabrizio, después de una metódica destrucción de su vida profesional y privada, se enfrenta en la actualidad en Italia a un riesgo concreto de ser sentenciado a muchos años de prisión. Basado en la regulación actual, no se le considera como un ciudadano enfermo con derechos, sino más bien como un criminal reincidente a quien se le debe aplicar una política de tolerancia cero. Él cultivó cannabis y tendría que saltarse la prisión debido a sus necesidades médicas, aunque podría repetir el delito con el objetivo de parar su sufrimiento, ya que lo ha hecho muchas veces y ya ha sido sentenciado a penas definitivas de prisión en dos procedimientos criminales.

En otros países europeos, también estamos enfrentándonos a una discrepancia evidente en cuanto a la garantía del derecho a la salud, que se está convirtiendo, cada vez más, en un derecho sólo para ciudadanos “de primera clase”. Sólo aquellos que poseen grandes recursos económicos y reúne los requisitos de un doctor, tienen “concedido” el acceso a cannabis medicinal legal, mientras que la gran mayoría de pacientes se ven obligados a entrar en la ilegalidad si quieren beneficiarse de las propiedades de una planta que les cura.

El derecho a la salud, reconocido como un derecho fundamental por diversas Constituciones nacionales y por muchos Tratados Internacionales de Derechos Civiles, como la Convención Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de Naciones Unidas (art.12) o la Constitución de la Organización Mundial de la Salud, parece no existir en gran parte de Europa, cuando la sustancia utilizada para mantener o mejorar la salud está incluida en la lista de las plantas “ilegales”.

De hecho, ocurre lo mismo con la planta de la Coca, cuya larga y probada historia de uso cultural y medicinal fue reconocida por Naciones Unidas en la Convención contra el Tráfico de Drogas Ilícitas de 1988, donde el derecho de Perú y Bolivia a cultivar una cantidad limitada para su mercado local fue oficialmente reconocido. La posibilidad de utilización de mate y de otros productos para tratar la adicción a la cocaína podría resultar de gran interés también, desde que se ha observado que al parecer reduce el ansía de cocaína.

Esperamos que la Agencia Europea de Derechos Fundamentales (FRA), cuya tarea es observar la situación de los derechos humanos en toda Europa, lleve adelante la propuesta de la Comisión de Libertades Civiles, Justicia y Asuntos de Interior del Parlamento Europeo (Informe Catania, punto 33rd), de que incluya lo antes posible en sus actividades un estudio sobre el impacto de las políticas de drogas en los derechos humanos. Iniciaremos una fuerte campaña para asegurarnos de que se realiza este estudio.

ENCOD, en cooperación con el Gobierno Vasco, está organizando una investigación con la participación de asociaciones de usuarios de drogas, sobre el diseño de las políticas de drogas en Europa. Esta investigación incluye un cuestionario que las asociaciones de usuarios están invitadas a responder, así como un taller de discusión que tendrá lugar en Vitoria (País Vasco, España), del 21 al 23 de noviembre. En colaboración con otras organizaciones, también está avanzando la preparación del Tribunal de Cannabis en La Haya, los días 1 y 2 de diciembre.

En relación a Fabrizio, se están preparando acciones de apoyo, así como la subasta solidaria de sus cuadros, para reunir los fondos necesarios en esta Campaña. La próxima vista está programada para unos pocos días después del 10 de diciembre, el Día Internacional de los Derechos Humanos, en el que estará presente en la inauguración del monumento "All potential targets", en una de las principales plazas de Roma.

Para no cerrar este boletín con sabor amargo, terminaremos con algunas buenas noticias recientes de Italia, donde dos acontecimientos pueden proporcionar una luz de esperanza en el ámbito judicial. El primero es la reapertura por la Corte de Perugia del caso de Aldo Bianzino] que murió de forma misteriosa en prisión el día después de ser arrestado por cultivar cannabis. El segundo podría llevar a la reconsideración de la sentencia dictada en abril de 2008 por la Corte de Casación, según la cual, la relación equivalente entre cultivo exclusivamente para consumo personal y la simple posesión fue denegada. Pero recientemente, un juez absolvió de cualquier cargo a los miembros de una comunidad inspirada por la cultura india americana, por cultivar 79 plantas de cannabis. Este hecho puede provocar nuevas oportunidades para reabrir el debate sobre los Cannabis Social Club a nivel nacional.

También llega una importante sentencia desde los Países Bajos, donde la Corte Suprema absolvió del cargo de cultivo a un ciudadano holandés que sufre esclerosis múltiple. Pero allí, la apelación del paciente fue contra una multa de 250 €...

Por: Alessandra Viazzi


 
BOLETIN ENCOD 44
Publicado el 30 de septiembre de 2008 por encod

El otoño ha comenzado. Tiempo de cosecha, por lo menos en Europa. Deseamos a todos buena suerte y éxito. El otoño también es el tiempo para tomar precauciones para el frío, para asegurarse un lugar acliente a pesar de todas las adversidades. Para asegurarse un lugar calientes mientras que sobre todo los lugares calientes son amenazados, entre otros en Holanda, donde los días de los coffeeshops parecen contados. Informamos sobre la manera en que ENCOD apoya la resistencia. A pesar del tiempo tormentoso tratremos de traer la cosecha en Suiza. Aquí, el 30 de noviembre, habrá una votación nacional sobre un referendum acerca de una nueva ley de sustancias psicoactivas, de un iniciativa para legalizar el cañamo y por otro lado, una prohibición completa. Posiblemente algunos pueden servir de ejemplo para Europa?

Los días 6 y 7 de septiembre tuvo una reunión del Comité Ejecutivo de ENCOD en Amsterdam. Aquí decidimos de apoyar las acciones en los Países Bajos contra la nueva línea dura del gobierno. También fueron definidas las prioridades para el futuro cercano: la participación de organizaciones de consumidores de drogas en el disno de la política de drogas en Europa, la conferencia de drogas de la ONU en Viena la próxima primavera y la publicidad para el modelo de los Cannabis Social Clubs. También se han iniciado varias reorganizaciones internas.

Varias empresas y organizaciones cannábicas de Holanda realizarán una serie de eventos desde el 24 de noviembre y 4 de diciembre en Amsterdam y La Haya. El objetivo es dirigir la atención nacional sobre el fracaso del actual estado holandés para establecer una política racional sobre cannabis y cañamo. Encod en la persona de Joep Oomen colaborará para organizar un tribunal en La Haya los días 1 y 2 de diciembre. Otros organizarán manifestaciones y un festival de película en Amsterdam.

El 30 de noviembre tendrán lugar dos votaciones nacionales en Suiza: una sobre la nueva ley de drogas, la otra sobre una iniciativa popular que intenta obtener una mayoría por la legalización del cañamo a ser reconocida a nivel de la Constitución suiza.

Después del fracaso de una propuesta para revisar la ley de estupefacientes que no fue aprobada en las dos Cámaras del Parlamento suizo, se preparó una nueva propuesta que si cuenta con el apoyo de las dos Cãmaras. Está basada sobre todo en el principio de los 4 pilares (prevención, tratamiento, reducción de daños, represión), incluyendo entre otros la dispensación controlada de heroína.

La Unión Democrática de Suiza (EDU) ha juntado las firmas para un referendum en contra de ello. Sobre todo la dispensación de heroína está mal vista por la EDU. La abstinencia y la represión es la solución correcta para este partido!

Otro elemento en esta propuesta de revisión de la ley es una razón para otras personas de votar en favor de este referendum: la revisión contiene también una prohibición de la planta de cañamo, que hasta ahora no ha sido prohibido en Suiza; solamente es el caso de su uso psicoactivo y medicinal.

También con respecto a la dispensación de heroína, uno puede pensar en mejores soluciones que aquella que está siendo implementada en este momento. Para participar en estos programas, las personas deben estar muy enfermas y probar que no han tenido éxito en tratamientos de desintoxificación en que han participado. Si tiene sentido de dejar que las personas consuman heroína adulterada durante muchos años y solamente ayudarles si sufren daños físicos permanentes, también es discutible.

Más información sobre esta propuesta puede ser encontrada en www.admin.ch.

Suiza: esperanza para el cannabis?

la iniciativa "Por una política del cáñamo sensata con protección eficaz de la juventud"“ contiene lo siguiente:

La constitución federal se cambiará como sigue:

Art. 105 (nuevo) cáñamo

1. El consumo de sustancias sicoactivas de la planta del cáñamo así como la tenencia y la adquisición para el consumo propio son impune.

2. El cultivo de cáñamo sicoactivo para el consumo propio es impune.

3. El estado federal promulga reglamentos sobre cultivo, producción, importación y exportación, así como el comercio con sustancias sicoactivas de la planta del cáñamo.

4. El estado federal asegura con medidas oportunas que la protección de la juventud sea considerada adecuadamente. Publicidad para sustancias sicoactivas de la planta del cáñamo así como la publicidad para el manejo con esas sustancias queda prohibida

Cuando la mayoría de ciudadanos y estados federales aprueban la propuesta, será parte de la Constitución Suiza. Lo que es interesante es que muchos políticos, también de partidos conservadores, han hablado a favor de la propuesta.

• ¡La iniciativa crea orden, le pone fin a la arbitrariedad del derecho, fija vallas protectoras claras y hace posible actuar de manera preventiva e intervenir temprano!

• La iniciativa posibilita el cultivo controlado con certificado de calidad y de origen, por ejemplo por agricultores suizos, y el comercio controlado en puntos de venta reglamentados.

• ¡ La iniciativa emplea el dinero de manera útil para la prevención en vez de dejar fluir cada año millares al mercado negro, quitándole así al estado cientos de millones del dinero de los impuestos!

Se puede obtener más información en el Comité de Iniciativa.

Esta propuesta es un ejemplo para toda Europa, porque demuestra cómo la actual situación puede cambiarse de una manera razonable y deseable, con soluciones constructivas.

Esta propuesta, con sus argumentos, también podría servir pra una petición o proposición de ley que ENCOD podría lanzar en varios países europeos.

En relación con este referendum, el excelente trabajo de la Comisión Federal Suiza para Asuntos de Drogas (EKDF), la que ha propuesto, después de años de preparaciones un nuevo modelo para la política de drogas, fuera de la prohibición de drogas y hacia una política sobre sustancias psicoactivas.

Se puede encontrar más información sobre ello en varios idiomas en www.psychoaktiv.ch.

Por: André Fürst


 
BOLETIN ENCOD 43
Publicado el 30 de agosto de 2008 por encod

El fin de verano de 2008 es un momento oportuno para reflexionar sobre la pregunta cómo hemos de continuar nuestros esfuerzos como plataforma de ciudadanos europeos dirigida a terminar la guerra global contra las drogas. Tanto los resultados de un sondeo entre los socios de ENCOD, las conclusiones de la Asamblea General de Vitoria que tuvo lugar en junio, como las experiencias del representante de ENCOD Fredrick Polak en el Foro “Más Allá de 2008” que se realizó en Viena entre 7 a 9 de julio producen una imagen confiable de nuestras futuras oportunidades para obtener una reforma fundamental de las políticas de drogas.

Es bastante evidente que estas oportunidades son limitadas. No existe ningún signo en ninguna parte del mundo de que algún gobierno estuviera preparando un paso significativo hacia la implementación de "políticas justas y eficaces" en materia de drogas, o sea, políticas que enfocarían a temas sanitarias y sociales en lugar de la interdicción.

Por una parte ello se debe al clima neo-conservador que domina los sectores políticos y económicos del occidente, y sus cómplices en los medios de comunicación, después de declararse la llamada Guerra al Terrorismo. Por parte de la culpa también se puede atribuir a aquellos que en los últimos diez años hemos tratado de desafiar el consenso detrás de las Convenciones de Drogas de la ONU, puesto que no hemos sido capaces de desarrollar una estrategia coherente que puede unir a todos. l

Cuando las Naciones Unidas en 1998 declararon que iban a reducir significativamente la oferta y demanda de drogas en los próximos diez años, mucha gente estaba convencida de dos cosas: esa estrategia resultaría un gran fracaso, y el año 2008 se convertiría en un año de cambio crucial en la historia de la política de drogas. Tenían razón en el primer punto, pero no en el segundo. Por consecuencia, hoy día, muchos activistas para la reforma de la política de drogas se encuentran divididos y/o desmoralizados.

Some participants at the GA in Vitoria

Incluso entre los 150 socios de ENCOD, muchas voces e intereses diferentes están representados, y esto es uno de los problemas que estamos enfrentando en este momento. Nuestros socios coinciden en que aunque nuestras acciones y participación en eventos oficiales puedan producir muy poco impacto directo, continúan siendo necesarias y valiosas. ENCOD es reconocida como la única red europea que representa las voces de los que cuestionan la prohibición como causa principal de los problemas relacionados con las drogas. ¿Sin embargo, cómo podemos realizar una estrategia eficaz, utilizando métodos que de manera contundente mejorarán la calidad y la visibilidad de nuestro trabajo?

En la Asamblea General logramos formular nuestra estrategia como la de “elaborar propuestas realísticas para políticas justas y eficaces de drogas", es decir pasos que tanto ciudadanos como autoridades podrían tomar hacia la sustitución gradual de la prohibición con políticas que están dirigidas hacia la promoción de la salud y el bienestar de las personas. Estas propuestas pueden ser tanto globales como en el caso de desarrollar respuestas serias a los reclamos de los campesinos productores de tanto cannabis, hoja de coca y opio en Asia, Africa o Latinoamérica, que desean tener un mercado legal para sus productos en lugar de ser atacados o manipulados por las autoridades de su país o las organizaciones criminales. O pueden ser locales, como el modelo de los Clubes Sociales de Cannabis, que de acuerdo a posibilidades legales y logísticas, incluso puede ser extendido a otras sustancias.

Pero mientras que las discusiones antes y durante la Asamblea General estaban enfocadas sobre asuntos de relativamente menor importancia, no logramos tomar algunas decisiones cruciales, tales como dar instrucciones concretas a nuestro representante Fredrick Polak al Foro “Más Allá de 2008” que tenía lugar en Viena dos semanas después.

El objetivo de los organizadores de este Foro, siendo el Comité de ONGs aliadas a la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (ONUDD), con sede en Viena, fue de obtener el consenso de approx. 300 ONGs participantes para el texto de una resolución dirigida a la Cumbre de Ministros que en marzo de 2009 aprobará una "nueva" estrategia con respecto a las drogas para los próximos (10, 20, 25?) años.

A fines de participar en esta reunión, las ONGs debería pasar un trámite burocrático complicado y por supuesto juntar el dinero para pagar los gastos de viaje y acomodación de su(s) representante(s). Ello lo hizo difícil para no decir imposible para las organizaciones de base atender a esta reunión. Por consecuenica, la gran mayoría de organizaciones presentes en Viena en realidad estaban financiadas por gobiernos o instituciones privadas que están en favor de las Convenciones de Drogas de la ONU o por lo menos están dispuestos a aceptarlas como legítimas. Casi nadie en la sala estaba directamente defendiendo los intereses de aquellos ciudadanos que más sufren de las actuales políticas de drogas: cultivadores de plantas o consumidores de sustancias prohibidas.

Además, el Foro estaba organizado como una copia de las reuniones de de la Comisión de Estupefacientes (CND) a las que atienden las delegaciones gubernamentales en marzo de cada año. Las conclusiones están preparadas previamente. Si de la discusión surgen puntos de vista mutuamente exclusivas, dejando poco o ningún espacio para el compromiso, el moderador trata de forzar concesiones. Si ello es imposible, el menos voluminoso de los dos grupos simplemente es presionado para aceptar el "compromiso". Romper el consenso es posible, pero lleva a que uno es excluído del grupo de los que están siendo considerados como "responsables".

"Así que acordamos con nueve votos contra uno que decimos nuestro previo voto fue unánime"

Organizado de esta manera, este tipo de consultaciones parece servir sobre todo a aquellas organizaciones que operan dentro de la caja, es decir cuya actitud hacia las políticas de drogas corresponde con la forma moderada de pensar: la prohibición es un instrumento legítimo para reducir el uso "ilícito" de drogas, que incluye todo uso no reconocido como médico o científico. Entre esta forma moderada de pensar pueden haber diferencias que producen discusiones sobre palabras o frases, pero jamás se toca el asunto crucial. La prohibición se mantiene firme en su lugar, incluso será legitimada por una supuesta “consultación” a la supuesta "Sociedad Civil".

El Foro acordó un texto final. que reconoce que las politicas actuales en materia de drogas tienen efectos dañinos y solicita una adopción completa de los principios de Reducción de Daños y Derechos Humanos en estas políticas. Sin embargo, la mayor causa para el daño y las violaciones de derechos humanos relacionados con las drogas, el hecho de que están prohibidas, ni siquiera se discutió.

Para organizaciones que esperan tener algún financiamiento u otro beneficio de su relación con las Naciones Unidas, este Foro fue un éxito. Pero para aquellas organizaciones que tienen un objetivo político, tales como ENCOD y otras que están formadas por personas que están diariamente afectadas por el fracaso de las políticas actuales, no es fácil encontrar la mejor forma de utilizar este tipo de encuentros. No somos ni seremos jamás como los lobbyistas profesionales, quienes tienen poco conocimiento de la realidad vivida por las personas afectadas, o como los que incluso si lo tienen, prefieren guardar sus intereses personales o políticos y callarse en el momento de tomar una posición basada en la realidad en lugar de en ideologías.

El objetivo central para ENCOD y sus 150 socios fue, y sigue siendo, de poner las alternativas a la prohibición en la agenda de la CND y de los países individuales. Nuestros esfuerzos para introducir este punto en el ’Foro “Más Allá de 2008” han fracasado, sobre todo por la forma en que este foro estaba organizado. Si Fredrick Polak se hubiera retirado de la reunión en ese momento, los demás participantes simplemente hubieran seguido y obtenido un consenso, con solamente nosotros o un grupo pequeño de organizaciones similares en desacuerdo.

De esta manera, la experiencia de Viena demuestra los límites de una estrategia de "lobby ciudadano". Debemos continuar de encontrar nuestro camino con otras acciones también, a pesar de la enorme oposición que enfrentamos, de la falta de recursos y hasta de aliados políticos. El hecho de que desde la fundación en 1993 hemos sobrevivido hasta ahora puede llevar a la conclusión de que nuestra asociación tiene un valor importante. Por lo menos significa que es posible seguir pensando fuera de la caja en búsqueda de soluciones. Hay tres formas de envejecerse: ponerse más sabio, o más testarudo. Pero la mejor forma es, aparentemente, una combinación de las dos.

Por: Joep Oomen (con ayuda de Peter Webster)

Para un informe video del Foro Más Allá de 2008 Forum, ver Drugreporter de HCLU.


 
BOLETIN ENCOD 42
Publicado el 5 de junio de 2008 por encod

Estamos enfrentados a una política malintencionada disfrazada de una fachada de buenas intenciones. La seguridad y la salud pública son empleadas como argumentos para mantener políticas que resultan en el aumento de daños en estos mismos áreas. La real reducción de daños es incompatible con la prohibición.

Esto lo sabe el ministro de Salud Pública de Holanda, Ab Klink. Su propuesta de prohibir 168 especies de hongos psicoactivos en Holanda fue otra vez postergada el 29 de mayo, luego de que varios Miembros de Parlamento holandeses, apoyados por activistas, pusieron preguntas críticas al ministro que él debe responder en las próximas semanas. Todos los consejos de expertos (incluyendo la Junta Internacional de Fiscalización de Estupefacientes, de manera notable) han recomendado al ministro a no imponer una prohibición, puesto que ello muy probablemente causará un incremento de los riesgos para la salud pública y un aumento en el número de incidentes.

Cultivar tu propio cannabis como una forma de reducir el daño a la salud y la seguridad fue aceptado hace tres años por el parlamento belga. Una pieza de legislación fue introducida entonces que permitiría a cada ciudadno adulto a cultivar una planta de cannabis para uso personal sin que haya circunstancias agravantes. Sin embargo, las autoridades belgas no respetan esta legislación. Cuando los miembros de Trekt Uw Plant, una asociación legal de productores y consumidores de cannabis plantaron la semilla de su planta personal en la vía pública el 3 de mayo, Día de la Marcha Mundial de Marihuana en Amberes, fueron detenidos y acusados de “cultivar cannabis en la posible presencia de menores”. Dos días después, cuando repitieron la acción en un campo público sin presencia de menores, la policía intervino contra lo que se llamó la "privatización del espacio público". En la prensa la portavoz de la policía de Amberes dijo: "no es porque el cultivo de cannabis es tolerado que efectivamente vamos a permitir a que la gente lo haga."

Hasta el Director Ejecutivo de la ONUDD Antonio Maria Costa ahora ha abrazado a la reducción de daños y se ha presentado a la Conferencia Anual de la Reducción de Daños que se realizó entre el 10 y el 14 de mayo en Barcelona. La reducción de daños es un concepto con el que todos pueden estar de acuerdo siempre que se ignoran a ciertas implicaciones lógicas de esta política. A través de un manifesto para una verdadera política de reducción de daños algunas asociaciones españolas de consumidores de drogas asícomo ENCOD han tratado este asunto en la Conferencia de Barcelona.

Cuando resulta que el daño no solamente se produce por las drogas mismas pero también por el hecho de que son ilegales, se pone más difícil encontrar cualquier acuerdo universal. Y cuando las propuestas para reducir daños relacionados a las políticas de drogas son hechas fuera del alcance de la industria de salud pública y privada, el ambiente se llena de nerviosismo y verguenza. De repente las personas se dan cuenta que en el sistema actual la reducción de daños es un acto de resistencia que puede poner sus carreras en peligro.

La única forma de avanzar es cuando se introduce esta realidad al debate sobre las drogas. De hecho las experiencias de ENCOD en la segunda sesión del Foro de la Sociedad Civil sobre la Política de Drogas de la UE los días 20 y 21 de mayo demuestra que a veces puede haber una discusión real con las autoridades, hasta con personas que representan organizaciones proihibicionistas. En este foro puede ser que hemos empezado ser aceptados como un problema necesario, gente cuyas propuestas radicales no pueden emplearse para nada sin romper el marco general, pero gente quien contribuye, en realidad, con asuntos interesantes

Al nivel de la ONUl,el representante de ENCOD Fredrick Polak está jugando un papel similar, repitiendo su pregunta al Director de la ONUDD Costa por tercera vez en barcelona durante la Conferencia de la IHRC: cómo se puede explicar el consumo relativamente bajo de cannabis en los Países Bajos donde esta sustancia es legalmente accesible para adultos. Actualmente, tal como escribimos antes, Costa ahora ha visitado a Holanda para encontrar una respuesta a esta pregunta. En los días después de la Conferencia en Barcelona, público un documento en su sitio web con el título: "Amsterdam, ciudad de tolerancia, que endurece las reglas”. Luego de algunos días despareció del sitio, aparentemente después de que el gobierno holandés se había rechazado de aceptarlo. El documento de Costa es meramente uno de mantras repetidas interminablemente de prohibicionistas, completamente careciendo de prueba científica alguna.

La Asamblea General de ENCOD en Vitoria, organizada en cooperación con el gobierno regional del país vasco, llega al momento justo de tomar el próximo paso en el desarrollo de ENCOD como una red de acción para extender la semilla de duda entre la población general a fines de sugerir que tal vez la prohibición a lo mejor no es la mejor respuesta al final.

Es posible desafiar la prohibición de drogas con pocos recursos pero con una actitud determinada y con profesionalidad creciente en como formular un mensaje a difundirlo. El uso de plantas y sustancias siempre ha sido una parte esencial de las sociedades humanas por todas partes, algo que no se puede prohibir por gente en uniformes negros ni monopolizar por gente en uniformes blancos. Manteniendo la idea de un mundo en que las personas pueden manejar la producción, distribución y consumo de sustancias de una manera responsable, se pone en marcha un treno colectivo de pensamientos hacia el fin de mejorar la situación actual.

En Marruecos se formó una plataforma de ciudadanos para la legalización de cannabis, consistiendo de profesores universitarios y activistas de derechos humanos. Han juntado suficientes pruebas para poder mantener que cultivar cañamo para fines industriales y cannabis para fines terapéuticos es una opción sostenible para desarrollar las áreas pobres en las montañas del Rif. Los actuales programas destinados a erradicar el cañamo, ejecutados bajo presión de la Unión Europea, solamente contribuyen al incremento de la pobreza e ingresos más altos para las organizaciones criminales.

En el Perú, la diputada y anterior dirigente cocalera Elsa Malpartida ha juntado las pruebas de un alto número de violaciones de derechos humanos cometidas durante las operaciones de erradicación de hojas de coca en los últimos 8 años, y ha denunciado al gobierno peruano ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Por primera vez en 30 años, esta Comisión ha aceptado los reclamos y los investigará.

Al mismo tiempo nosotros en Europa deberíamos continuar a desafiar la prohibición como política de "negligencia criminal" que está causando dos daños mayores a la sociedad:

El control del mercado de las drogas en manos de sindicatos criminales con todo lo que consigue, incluyendo violencia entre bandas rivales, corrupción de oficiales, un despilfarro significante de esfuerzos y presupuestos de policía y aduanas, problemas bancarios y monetarios relacionados al blanqueo de dinero etc.

La imposibilidad del control de calidad, que causa la prevalencia de productos de mala calidad, muchas veces mezcladas con productos muchos más peligrosos, que resultan en serios problemas de salud.

Por Joep Oomen (con la ayuda de Peter Webster)


 
BOLETIN ENCOD 41
Publicado el 5 de mayo de 2008 por encod

La reforma de la política de drogas está en camino, pero está yendo en cámara lenta. Después de la reunión de las Naciones Unidas que tuvo lugar en Viena el mes pasado, para todos los involucrados está haciéndose cada vez más claro que la prohibición es una política en bancarrota. Hasta el director ejecutivo de la ONUDD Antonio Maria Costa descubrió que su cruzada mal asesorada está fallando cuando su dirección email se llenó con mensajes en que le pusieron la misma pregunta que le había hecho Fredrick Polak de ENCOD en Viena: "Porqué será que en Holanda, donde la marijuana es accesible para cualquier adulto que estaría dispuesto a consumirla, el consumo de marijuana es actualmente más bajo que en los países alrededor entre adultos asícomo también entre los que 15/16 años?"

Este hecho obviamente contradice la asunción que la prohibición reduce el consumo de la sustancia prohibida.

Costa no respondió a esta pregunta, sea porque no podía, sea porque no quería. Pero por lo menos le ha inspirado a hacer una visita de trabajo a Amsterdam el 22 de abril, y a incluir en su agenda una visita al coffeeshop De Dampkring, en el centro de la ciudad. Aquí le dijo el dueño de "de Dampkring", Paul: “Si, Usted podría considerarme un criminal, de acuerdo a la ley puede ser que lo soy. Pero no es así que me siento. Me siento más como un vendedor de vinos. Estoy orgulloso de lo que vendo a la gente, soy consumidor de cannabis yo mismo y quiero aue mis clientes gozan de un producto sano.” Por lo menos Costa ha escuchado estas palabras. Sabremos pronto si también ha entendido su significado.

El día después de la visita de Costa otro soldado en la línea de frente en la "guerra contra las drogas", el presidente del más grande sindicato de oficiales de policía Hans Van Duijn, declaró públicamente que cree que la guerra contra las drogas debería terminarse. Los recursos que los oficiales de policía invierten en la lucha contra las drogas no son justificados por sus resultados, dice Van Duijn, mientras otras formas de criminalidad reciben demasiado poca atención. Por supuesto Van Duijn se aprovechó del hecho de que está jubilándose en un mes, as´que el ministro de Justicia Hirsch Ballin (cristianodemócrata) podría dejar que la declaración pasó sin causar ningún debate.

Del fracaso completo de los gobiernos en producir una respuesta decente a la pregunta porqué sus políticas no corresponden con la realidad surge una nueva pregunta: cómo es que han podido llegar a ese extremo? Nuestros sistemas democráticos deben estar en un estado de gran crisis si los representantes electorales no son capaces de corregir una política basada en mitos, hasta cuando se enteran de ello por las personas quienes son directamente responsables para llevar a cabo esta política?

El 22 de abril, el Parlamento Europeo aprobó un informe sobre la iniciativa de la Comisión Europea para empezar un diálogo con organizaciones de la sociedad civil con respecto a la política de drogas de la UE. El propósito de este diálogo, de acuerdo al PE, es el de "producir un contacto directo con asociaciones en la línea de frente de la lucha contra las drogas al nivel de tanto la prevención y la rehabilitación."

Incrementar la involucración de los ciudadanos en el debate oficial soibre las drogas en la Unión Europea fue la razón por la que ENCOD se fundó en 1993. Durante los últimos 15 años hemos tratado de organizar un diálogo efectivo, entre funcionarios, parlamentarios y organizaciones de la sociedad civil activos en el campo de las drogas en Europa, a fines de hacer una evaluación común de lo que generalmente se concibe como el “problema de las drogas”.

Estos momentos de diálogo jamás existieron. O algunos de "nosotros" fuimos invitados a "sus" conferencias, o algunos de "ellos" aparecieron a las "nuestras". Pero en los momentos en que efectivamente tuvo lugar un diálogo concreto, lo mínimo que podría concluirse fue que al discurso oficial se le está fatando credibilidad. Tales experiencias llegan a ser parte de la memoria individual y colectiva, y así ayudan a crear la mase crítica que es necesaria para obligar a los tiempos de cambiar.

La pregunta es: será que los momentos que teníamos en mente have 15 años algún día tendrá lugar? ENCOD continuará a participar en el Foro de la Sociedad Civil (cuya segunda sesión que está planificado para los días 20 y 21 de mayo). Sin embargo, la manera en que la Comisión está preparando gastar los 3 millones de EURO por año destinados a financiar la involucración de la sociedad civil en la política de drogas demuestra claramente el destino de estos diálogos.

Entre el 10 de marzo y el 14 de abril, las organizaciones tuvieron menos que 20 días para editar una propuesta de 25 páginas a fines de solicitar fondos del la línea presupuestaria para la Prevención e Información sobre las Drogas. Todos los que conocen estas propuestas saben que solamente los profesionales en buscar fondos son capaces de tal operación en tal corto tiempo, y de esa manera, sólo las organizaciones profesionales, que ya operan con apoyo del estado, tendrán la oportunidad de beneficiarse de este apoyo. La mayoría de estas organizaciones son adictas a la droga más peligrosa de todas: el dinero público. Por ello no están inclinadas a molestar la Comisión Europea con preguntas difíciles.

El Parlamento Europeo ha declarado que lamenta el hecho de que el proceso de selección al diálogo ha sido intransperente, y recomienda a la Comisión de resolver este problema. Pero en una carta a ENCOD, el Jefe de la Unidad Antidrogas de la Comisión, Carel Edwards, limpia sus manos en inocencia: “el espacio de maniobra de la Comisión es limitado por el hecho de que los Estados Miembros tienen más poder de decisión cuando se refiere a la política de drogas.”

Por el resto, el informe del Parlamento Europeo es bastante confuso. Parece más un esfuerzo en ser lo más políticamente correcto: el PE quiere que “la sociedad civil explore caminos para promocionar el uso de sustancias derivadas de la hoja de coca para el uso legal”, pero también desea “explorar las posibilidades de combatir plantaciones de opio ilegales a través de la fumigación que no cause daño a seres humanos, animales y el medio ambiente”.

El más interesante punto del informe parece ser el “llamado para que la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE elabore una análisis de los efectos de las políticas anti-drogas y evalúe su efectividad, y si y hasta qué punto tales políticas han representado una violación de los derechos individuales.

Si cada consumidor de drogas ilegales en Europa presentaría un caso por el hecho de que la ilegalidad de su producto viola sus derechos individuales para tener salud pública, religión y una vida digna, y para no ser discriminado, la Agencia de Derechos Fundamentales pronto tendría que alquilar mãs espacio de oficina. Está basada en Viena. Puede ser que hay algún espacio libre en las oficinas del Sr. Costa…

Por Joep Oomen (con la ayuda de Peter Webster)


 
BOLETIN ENCOD 40
Publicado el 2 de abril de 2008 por encod

Sin contradicciones sería imposible vivir. Una situación dominada por una sola verdad que jamás es cuestionada, finalmente resulta insoportable. Los que defienden esta verdad comenzarán a negar la realidad, comportarse de forma arrogante y humillar a los que se atreven a cuestionarles. Este es el destino de la Organización de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), cuya tarea es legitimar la guerra universal a las drogas. Por otra parte, los que se oponen a esta guerra solamente pueden ganar en fuerza, credibilidad y determinación al exponer las mentiras en las que está basada.

Quizás la más importante lección que puede hacerse de los eventos en Viena (las Jornadas por la Paz a las Drogas de ENCOD del 7 a 9 de marzo y la Comisión de Estupefacientes de la ONU del 10 a 14 de marzo) es que no llegará ninguna ayuda desde arriba. Si queremos una política de drogas diferente, no debemos hablar solamente, sino también actuar, combinar activismo político con soluciones inovadoras y prácticas para personas con necesidades, como la única forma de dar fuerza a un movimiento de ciudadanos determinado a poner fin a una política que invierte billones en una represión inútil en lugar de educación y salud.

La Marcha por la Paz a las Drogas al Vienna International Centre, la sede de la ONUDD, contó con 400 participantes. Fue sobre todo un gesto simbólico. Pero con cada paso que dimos sobre los puentes que atraviesan el río Danubio, sabíamos que millones de personas, que por varias razones no pudieron llegar a Viena, estaban marchando con nosotros. Nuestras huellas se hicieron más pesadas por las tragedias que ocurren diariamente debido a la prohibición de drogas, y cuando finalmente llegamos al edificio de la ONU, la imagen de los delegados que se reunirían allí la semana siguiente se había convertido en la de una minoría pequeña que necesita cometer crimenes con el fin de proteger sus privilegios. Por supuesto, debemos atraer a mucha más gente la próxima vez. Con una campaña de publicidad y prensa mejor planificada, así como una comunicación más eficaz, tendríamos que ser capaces de levantar a la gente de sus sillas y levantarnos contra las mentiras que justifican la guerra a las drogas.

Aquellos que carecen de inspiración para hacer esto último tuvieron bastantes oportunidades para informarse en la Conferencia por la Paz de Drogas que tuvo lugar en el auditorio C de la Universidad de Viena el sábado 8 y domingo 9 de marzo. En 7 sesiones de 2 horas cada una, los ponentes presentaron sus últimos conocimientos sobre las razones por las que las drogas son prohibidas así como los beneficios de un mundo en el que dejarían de serlo.

Peter Webster (The Psychedelic Library) comenzó explicando cómo las drogas psicodélicas pueden haber jugado un papel decisivo en el proceso evolutivo del mono a ser humano. Las autoridades religiosas, y luego también políticas, han utilizado a la prohibición de drogas para activar deliberadamente un instinto colectivo xenófobo en la población, un reflejo natural para definir al "otro". Hoy, la prohibición de las drogas no es nada más que un instrumento para controlar el mundo, una base dogmática para políticas que repetidamente fallan en cumplir con sus objetivos declarados. Mientras que la concepción general de las drogas es la de una amenaza externa, hay muy poca esperanza para mejorar. Al fin y al cabo, la experiencia de unidad, del conjunto de todo lo que vive, puede resultar siendo el único remedio contra el instinto "prohibicionista".

Clifford Thornton (Efficacy) elaboró su teoría de la guerra a las drogas basada en tres pilares: codicia, temor y racismo abierto. La codicia se encuentra entre la mayoría de los que comercializan las drogas, pero también entre los que luchan en contra de ellas, sea como médicos, policías o políticos: en las últimas 4 décadas, casi 1 trillón de dólares han sido gastados en la interdicción de drogas solamente en los Estados Unidos. El temor se siembra por aquellos que exageran los peligros de las drogas, sin tomar en cuenta las razones básicas por las que las personas deseamos tomarlas: incrementar las experiencias positivas y reducir las negativas. Y el racismo abierto es el resultado concreto y práctico de la guerra a las drogas: por ejemplo en los EEUU, las personas negras forman el 12 % de la población, y más del 50% de la población prisionera; 2 de cada 3 están con sentencias relacionadas con las drogas. Si la población blanca esuviera afectada por la prohibición de drogas de la misma manera, no pasaría mucho tiempo antes de que una protesta popular estuviera reclamando su fin inmediato. Pero en la situación actual, el dinero se gasta en represión en lugar de educación y bienestar, así que un grupo de personas son deliberadamente mantenidas en una esquina de la sociedad donde tienen pocas alternativas a un estilo de vida disruptivo.

El racismo abierto parece estar detrás de las declaraciones de tanto el Director Ejecutivo de la ONUDD Antonio Maria Costa y el presidente de la Junta de Fiscalización de Estupefacientes Philip Emafo, quienes la semana anterior a la reunión de la CND habían advertido a los gobiernos boliviano y peruano a prohibir el consumo tradicional de hojas de coca, puesto que podría ser considerado como una forma de dependencia a las drogas. La antropóloga boliviana Beatriz Negrety Condori explicó cómo este tipo de declaraciones en realidad son un insulto a los pueblos indígenas que han consumido hojas de coca por lo menos durante los últimos 5.000 años. Para los habitantes originarios de los Andes, las hojas de coca no son solamente un suplemento nutritivo, una fuente de energía y una medicina. Más que todo forman un elemento central en sus relaciones sociales e identidad cultural. El actual presidente boliviano Evo Morales ha comenzado una política activa de apoyo a la industrialización de las hojas de coca en productos beneficiales. Si la coca fuera sacada de la lista de drogas prohibidas, podría convertirse en una opción para el desarrollo sostenible en lugar de lo que ser, como lo es ahora, una causa de violencia constante en la región andina.

Si los burócratas de la ONU no tienen ningún problema en provocar a gobiernos tales como el boliviano, entonces ¿qué oportunidades tenemos las asociaciones de ciudadanos para que nos tomen en serio en los niveles más altos del debate sobre las drogas? Virginia Montañes y Joep Oomen (ENCOD) describieron las perspectivas de la llamada “consulta con la sociedad civil” que ha sido recientemente establecida por tanto las Naciones Unidas y la Unión Europea, en un esfuerzo de abrir la discusión a las voces que representan a los actores no-gubernamentales en el terreno de las drogas. La agenda de estas reuniones es impuesta por la ONUDD y un pequeño grupo de ONGs (prohibicionistas) que tienen relaciones muy cercanas con esta oficina. A estas consultas no participan los representantes de productores de cannabis, coca u opio, y casi ninguna organización de base. La forma en que son organizadas garantiza que no podrán discutirse cuestiones esenciales. ENCOD bien puede continuar atendiendo a estas reuniones con el fin de saber lo que está pasando, pero no debemos esperar demasiado de ellas tampoco. Solamente construyendo la masa crítica detrás de soluiones concretas y prácticas a solicitudes urgentes podremos establecer desde la sociedad civil verdaderas alternativas a las políticas actuales, altamente ineficaces y caras.

Una de estas alternativas fue presentada por Martín Barriuso, de la asociación Pannagh de Bilbao. Con 230 socios registrados, el 60% de los que consumen con propósitos terapéuticos, Pannagh es capaz de producir cannabis de buena calidad por un precio justo y al mismo tiempo pagar un salario decente a Barriuso, impuestos, gastos de oficina etc. Las autoridades legales españoles han aceptado la existencia de esta y otras asociaciones establecidas por adultos que cultivan cannabis para su uso personal. Los Cannabis Social Clubs son una iniciativa que promueve la salud y evita la criminalidad, y que no viola las Convenciones de Drogas de la ONU. Estas Convenciones no refieren al consumo personal – son los gobiernos nacionales los que pueden decidir si prohibir o reglamentarlo. En todos los países europeos donde se ha dejado de perseguir el consumo personal, se pueden establecer Cannabis Social Clubs. Uno de estos países bien puede ser la República Checa, que de acuerdo a Bushka Bryndova, está cerca a flexibilizar las la legislación sobre el consumo personal de cannabis, bajo la presión de una creciente aceptación del fenómeno por la población general.

Las formas de cultivar cannabis que pueden ser toleradas por las autoridades son especialmente interesantes para aquellos que lo consumen para propósitos medicinales. El médico Kurt Blaas de Viena describió la historia y las aplicaciones del uso medicinal para una larga lista de problemas de salud. Sobre todo las propiedades del cannabis para mejorar el sistema de inmunidad y el apetito no necesitan más evidencia científica. Por supuesto se puede obtener legalmente el cannabis sintético tal como el sativex, dronabinol y marinol en varios países europeos, y nuevos productos se están desarrollando. En los Países bajos, hasta hay una compañía que cultiva cannabis para su venta oficial a pacientes en los Países Bajos e Italia. Sin embargo, la solución más barata y eficaz sigue siendo el autocultivo de cannabis, y será sólo cuestión de tiempo que en el ámbito local, los jueces y fiscales comiencen a entender esta situación.

La presentación de Raimondo Pavarin (investigador de drogas de Bolonia) ayudó a neutralizar algunos mitos sobre el daño del cannabis. En sus estudios no ha encontrado ninguna base para el reclamo de que el cannabis sea una droga de paso a otras drogas con mayor riesgo de efectos negativos sobre la salud. Tampoco existe un riesgo de sobredosis o incremento de mortalidad. Su colega Peter Rausch (Nektar.at) explicó que sin el efecto de endocannabinoides (elementos activos del cannabis que los seres humanos tenemos dentro de nuestros cuerpos) no podríamos existir, puesto que ayudan a regular nuestra capacidad de mover físicamente, relajarnos, estimular apetito y creatividad, así como regular nuestra memoria y estado de ánimo general. Según Peter es sólo una cuestión de tiempo que el cannabis sea reconocido como una solución a varios problemas que afectan el bienestar y la salud de las personas, y con ello terminará la guerra a la hierba.

Algo similar puede suceder con la ibogaína, el elemento activo de la iboga, que se encuentra en la raíz de una planta que crece en Africa central. Los expertos de iboga Dana Beal, Boaz Wachtel y Patrick Venulejo explicaron los detalles técnicos de cómo esta sustancia es capaz de minimizar las síntomas de abstinencia y los deseos de consumir drogas como la nicotina, el alcohol, pero también los opiáceos y la cocaína. Su efecto regulatorio sobre el nivel de dopaminas en el cerebro (que son suprimidos por varias drogas) introduciendo un factor de crecimiento (gdnf) se refuerza a sí mismo, puesto que la ibogaína deja informaciones en el cuerpo que le indica qué hacer a fines de producir aún más gdnf.

Las terapias de iboga han resultado ser exitosas en el tratamiento de adicción así como de otros desórdenes causados por traumas o problemas psicológicos. Sin embargo, resulta que no existe ningún interés de compañías farmacéuticas para considerar su introducción en el sistema formal de salud. Es muy probable que ello se deba a que la iboga no tiene potencial financiero alguno, puesto que el verdadero interés de nuestro sistema de salud no radica en el esfuerzo de solucionar problemas de adicción.

El periodista francés Jacques de Schryver explicó su experiencia personal con la iboga en Francia y Africa. Estas experiencias le enseñaron a incrementar su capacidad de manejar contratiempos y reconocer perspectivas futuras hasta en situaciones difíciles. Las cosas se sienten nuevas, claras y simples después de tomar iboga, que ayuda a amplificar la personalidad de uno, así que refuerza tanto sus lados positivos y negativos. No es una droga que puede tomarse de una manera recreacional.

El impacto directo de todo ello sobre la reunión de la Comisión de Estupefacientes (CND) que tuvo lugar del 10 al 14 de marzo fue, tal como se esperaba, limitado. En la reunión de la CND, las decisiones se toman por consenso. Ello significa que los EEUU, completamente dispuestos a utilizar su poder económico y amenazar a países que necesitan ayuda para el desarrollo, simplemente pueden obstaculizar la formación de consenso y forzar a países a unirse a sus propuestas. Ya antes de la reunión, estaba claro que el "consenso" consistiría en explicar el fracaso de la estrategia de los últimos diez años para reducir el fenómeno de las drogas con la palabra ‘contención’, y establecer un “año de reflexión” para considerar qué decisiones se tomarán en el futuro, en la reunión de la CND en 2009.

“Durante el evento de cinco días, podía verse cada vez más grupos de hombres y mujeres muy bien vestidos de pie y en los asientos cerca del bar y la cafetería, discutiendo papeles, borradores de comunicados y resoluciones, puesto que se estaba acercando la fase en la que se debería lograr consenso sobre cada uno de estos textos. En su mayoría estos textos se referían a detalles, pero dentro de todos estos papeles, unos pocos contenían cosas serias”, notó el representante de ENCOD a esta reunión, Fredrick Polak de la Fundación de Política de Drogas de Holanda, en su informe.

Por su propia cuenta, Polak hizo todo para obtener una respuesta clara del director de la ONUDD Costa sobre el hecho de que aunque existe un acceso abierto al cannabis en Holanda, su consumo es más bajo que en muchos otros países. Costa se negó a responder, y luego emitió una declaración en que caracterizó a los participantes de una Conferencia para la reforma de la Política de Drogas en los EEUU como “locos” y llamó a la sociedad civil "a promover boicoteos de consumidores contra las casas de moda, compañías discográficas y empresas deportivas que emplean a personas celebres que están orgullosos, en lugar de avergonzados, de su adicción a las drogas."

Ahora que la ONUDD está mostrando su verdadera cara, insultando a ciudadanos que hacen preguntas críticas o solamente atienden a conferencias, haciendo lo que pueden para solucionar los problemas relacionados con las drogas, queda claro que no sólo los esfuerzos diplomáticos bastarán para reformar las políticas de drogas. Debemos hacer todo lo posible para lograr que el debate sobre las alternativas a la prohibición se incluya en la agenda. En caso contrario, la mayor parte de las desastrosas consecuencias de la prohibición de las drogas continuará, un poco suavizada en algunos países, pero aún más represiva en otros.

Nuestros planes para Viena 2009 partirán de la conclusión de que a la ONUDD le haría bien un verdadero oponente de la sociedad civil. Mientras que las Naciones Unidas reflexionan sobre su futuro camino, ENCOD y sus socios continuarán actuando por el derecho de elegir las sustancias que las personas consideramos necesarias para mantener o mejorar nuestro bienestar.

Por Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 39
Publicado el 29 de febrero de 2008 por encod

A nombre de ENCOD, el siguiente mensaje será presentado a los delegados en la reunión anual de la Comisión de Estupefacientes de la ONU que tendrá lugar de lunes 10 a viernes 14 de marzo de 2008, en Viena.

FUMIGACIONES EN COLOMBIA

UNA CABEZA FRIA, POR FAVOR

Estimados/as delegados/as:

El propósito de esta reunión es evaluar los resultados de una estrategia de diez años que fue acordada en Nueva York en 1998, y cuyo objetivo fue “eliminar o reducir significativamente la producción, comercialización y tráfico ilícito de sustancias psicotrópicas”.

En esta reunión, el director ejecutivo de la ONUDD Antonio Maria Costa les presentará los siguientes resultados:

“la producción mundial ilícita de opio ha ascendido a 8.800 toneladas en 2007, que es el doble del monto producido en 1998.”

"la producción mundial de cocaína estaba en 984 toneladas en 2006, un incremento de más de 19% desde 1998.”

“aprox. 42.000 toneladas de cannabis fueron producidas en 2005, un aumento de 40 % comparado con 1998.”

"la demanda mundial de drogas ilegales se ha estancado en el caso de los derivados de coca y opio, mientras que se ha incrementado en el caso de cannabis y anfetaminas."

Mientras tanto, en los últimos 10 años, la prohibición de drogas ha hecho aumentar la marginalización de consumidores de drogas y de campesinos que cultivan plantas prohibidas, así como de otros sectores pobres de la sociedad involucrados en la producción y el tráfico de drogas ilícitas.

Les deseamos a Ustedes y a todos los delegados y delegadas gubernamentales en la reunión de la Comisión una cabeza fría. Así tendrán la oportunidad de hacer una contribución histórica a mejorar las condiciones de vida de millones de personas, y al mismo tiempo atacar la fuente más importante del crimen organizado.

Los últimos diez años han mostrado - nuevamente - que la prohibición de drogas es una operación costosa, ineficaz y contraproducente. Maximiza los problemas para los que tienen poca o ninguna participación en el mercado de drogas, mientras que carece de impacto mensurable alguno en la dimensión global de este mercado. En realidad, la prohibición de drogas aumenta la dimensión y las repercusiones negativas de este mercado.

De acuerdo a las estimaciones de la ONU, el mercado mundial de drogas ilícitas pone 400 a 500 mil millones de euros en los bolsillos de las organizaciones criminales cada año. Puesto que los costes de producción son menos del 1 % del precio callejero, las ganancias netas de la industria de las drogas pueden ser calculadas en aproximadamente 10.000 euros por segundo. El ingreso de las organizaciones criminales que se dedican al tráfico de drogas excede el PIB de muchas naciones.

Es tiempo de aplicar estrategias no-represivas en la política de drogas, estrategias que no amenacen la subsistencia de campesinos en países en vías de desarrollo, que no causen daño a la salud de los consumidores y que respeten los derechos de los ciudadanos, tal como el derecho de cultivar y utilizar plantas naturales para el consumo personal. Se deberían implementar estrategias para crear medios legales para la producción y el uso de cañamo/cannabis, opio y coca, plantas que han servido a la humanidad durante miles de años.

Es obvio que sólo la regulación de la producción y el comercio de drogas dentro de un marco legal quitará el control sobre el mercado de las drogas de las manos de las organizaciones criminales.

Les rogamos a Ustedes y a todos los delegados gubernamentales en la Comisión de Estupefacientes que cambien el curso de la historia poniendo fin a la prohibición como base fundamental de la legislación internacional de drogas.

Con saludos cordiales,

Coalición Europea por Políticas de Drogas Justas y Eficaces


 
BOLETIN ENCOD 38
Publicado el 31 de enero de 2008 por encod

Del 10 al 14 de marzo de 2008, los delegados de 53 gobiernos, formando la Comisión de Estupefacientes (CND), se reunirán en Viena a fines de discutir el progreso de los esfuerzos para “eliminar o significativamente reducir la producción, comercialización y tráfico ilícito de sustancias psicotrópicas”. En junio de 1998, la Sesión Especial sobre Drogas de la Asamblea General de la ONU en Nueva York acordó prolongar la guerra mundial a las drogas con otros diez años, luego de que el gobierno de los EEUU con la ayuda del entonces director ejecutivo de la Agencia de Control de Drogas de la ONU, Pino Arlacchi, había logrado neutralizar los esfuerzos de ONGs y países como México para que se realizara una evaluación seria del impacto de esta política que ha estado en vigor desde 1961.

Las cifras en el informe que la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito, ONUDD presentará a la reunión de la CND en marzo no dejan duda alguna: la estrategia de 10 años ha fracasado. Desde 1998 la producción global de cannabis, cocaína y opio ha crecido en los tres casos. La de opio hasta ha logrado un tamaño récord desde que la invasión de los EEUU en Afghanistán acabó con el régimen de los Taliban en 2001.

Pino Arlacchi fue probablemente la única persona quien, aparte de los Taliban, creyó seriamente que los metas de 1998 podrían ser alcanzados. Fue despedido en 2002 después de que una larga serie de escándalos de corrupción y nepotismo había descreditado gravemente la reputación de su agencia. Al resto del mundo, los objetivos del plan de 1998 para un mundo más libre de drogas en 2008 se parecían en mucho a las órdenes militares de los generales de la primera Guerra Mundial (1914 - 1918): durante años, ellos insistieron en continuar una guerra de trincheras, mientras que cada soldado después de estar dos días en el terreno ya sabía que esa estrategia era completamente inútil. Pero a diferencia de la primera guerra mundial, en la guerra a las drogas no hay muchos soldados que arriesgan su vida. Al contrario, arriesgan su estatus e ingreso si comienzan dudar de la credibilidad de la operación, la cual, según Ethan Nadelmann de la Drug Policy Alliance, cuesta a los contribuidores del mundo una cifra global de 70 mil millones de euro por año. Ello representa más de 2.000 euros por segundo.

El sucesor de Arlacchi, Antonio Maria Costa, introdujo el término “contención” para describir lo que según él debería ser considerado como el objetivo real del control global de las drogas. Olvidémonos de reducir, lo que queremos es establizar el fenómeno. El término contención proviene de otra guerra del siglo XX: durante años fue la estrategia de la Administración de los EEUU “contener” la Unión Soviética dentro de sus propias fronteras, actuando rigurosamente contra lo que se concibió como los esfuerzos soviéticos de incrementar las áreas bajo su influencia.

“Contención” no es necesariamente menos sangriente que la guerra abierta: fue esta estrategia que mantuvo la guerra de Vietnam por muchos años después de que la mayoría de los analistas la habían categorizado como operación inútil. Pero de cierta manera suena más simpático, y lo que es más importante, evita las preguntas pesadas, puesto que es mucho más fácil mantener que un problema ha sido "contenido" que "reducido".

Formalmente, la reunión de la CND en marzo marcará el inicio de "un año de reflexión" sobre el curso de las políticas de drogas futuras. Sin embargo, la ONUDD no ha vacilado de presentar ya el 4 de enero de 2008 una estrategia "para proteger el mundo de las drogas" para los próximos 4 años. El documento repite las mismas frases vacías de siempre. Acercándose la fecha crítica de marzo de 2008, el objetivo de la ONUDD es claramente el de mantener un empate diabólico: podemos hablar de las drogas, pero no podemos discutir, ni siquiera pensar en el problema real que debe ser solucionado: una legislación pasada de moda cuya implementación es cada vez más imposible sin tener que recurrir a violaciones masivas de los derechos humanos.

Los delegados viajarán a Viena para repetir los mismos discursos sin sentido que han estado escuchando durante años, con perspectivas de futuro que todos saben son completamente irrealistas. Cuando se trata de políticas de drogas, nuestros gobiernos se convierten en una especie de agencia ejecutadora de una política más que todo destinada a mantenerse a sí misma. Sus acciones no están inspiradas por las situaciones que enfrentan, sino que resultan de una dependencia, o mejor dicho, una adicción a las actitudes mantenidas por las mayores concentraciones de poder político y económico en el mundo. Si éstos considerarían que la legalización de drogas serviría a sus intereses, la prohibición terminaría prácticamente de la noche a la mañana.

ENCOD tiene el orgullo de organizar un llamado masivo por el fin de la guerra a las drogas, una de las más absurdas empresas en la historia de la humanidad. El fin de semana antes de que empieza la reunión de la CND, enviaremos un mensaje destinado a penetrar los muros del Vienna International Centre. El viernes 7 de marzo, una Marcha por la Paz de Drogas (se esperan a miles de participantes) reclamará la Libertad para Cultivar: el derecho de cada adulto en el mundo de cultivar cannabis, coca, opio y otras plantas con aplicaciones beneficiosas para su uso personal y objetivos no-comerciales. A fines de romper el consenso detrás de la guerra a las drogas, sólo se requiere un gobierno corajoso para terminar la prohibición de las plantas. Como consecuencia, se abriría toda una gama de oportunidades diferentes para construir nuevas políticas de drogas basadas en la razón y la compasión, en el respeto a la dignidad humana y el futuro del planeta.

El sábado 8 de marzo el programa continúa con una conferencia que reúne a expertos prominentes en materia de las políticas de drogas globales. Peter Webster describirá los motivos escondidos detrás de la prohibición de las drogas, sacando a luz los aprendizajes que los seres humanos deberemos hacer antes de que podamos volver a vivir en un mundo más sano. Peter Rausch, Christian Rätsch y Jochen Gartz resumirán los efectos de las sustancias psicoactivas ilícitas sobre la mente, dejando en claro exactamente qué tipo de procesos mentales son declarados ilegales cuando se prohibe a las drogas. Después de la cena, Beatriz Negrety Condori describirá el movimiento político indígena que puso fin a 500 años de colonialismo blanco en Bolivia, con la hoja de coca siendo el corazón y el alma de esta revolución remarcablemente pacífica. Después, Virginia Montañes y Joep Oomen comentarán las posibilidades de que el movimiento a favor de la reforma de la política de drogas pueda algún día provocar un efecto similar en Europa. La noche se cerrará con música jazz por la cantante austríaca Alex asícomo la ethnobeat de Peppe Voltarelli de Italia.

El domingo, 9 de marzo, comenzará con una sesión protagonizada por Dr. Kurt Blaas, el mayor promotor del cannabis medicinal en Austria asícomo por Martín Barriuso, portavoz de Pannagh, el primer Cannabis Social Club que opera con autorización de las autoridades legales del País vasco, España. Después, Clifford Thornton (foto) planteará que la guerra a las drogas es parte esencial de una enorme mentira: en realidad se trata de una guerra a los pobres, más que todo a los que no son blancos. Y Raimondo Pavarin ilustrará lo que ello significa en la situación local de una ciudad del Norte de Italia.

Luego del almuerzo, Dana Beal, Jacques de Schrijver y Boaz Wachtel explicarán los últimos acontecimientos en el uso de iboga e ibogaína, o cómo un milenario ritual africano puede ser adaptado a las necesidades modernas occidentales. Finalmente los micrófonos se abrirán para todas las voces que deseen hacer una declaración. Cada participante será capaz de expresarse en alemán, inglés y español.

Nos alegra mucho verle en Viena. El viaje puede arreglarse de manera económica a través de compañías de bajo costo con servicio a Bratislava (que está a distancia de un viaje en tren de 50 minutos de Viena). Encontrará en Viena, una de las ciudades más hermosas de Europa, hoteles y pensiones con condiciones razonables por precios justos.

Asúmase al esfuerzo de romper el empate diabólico.

Por Joep Oomen (con la ayuda de Peter Webster)


 
BOLETIN ENCOD 37
Publicado el 2 de enero de 2008 por encod

Tras años de promesas y compromisos de iniciar un proceso sincero de consulta a los ciudadanos sobre la política de drogas, finalmente el gran día había llegado el jueves 13 de diciembre de 2007. La Comisión Europea invitó a los representantes de 26 organizaciones a Bruselas para participar en la primera reunión de lo que se llamaría “Foro de la Sociedad Civil sobre Política de Drogas en la UE“.

De las 26 organizaciones, 2 representan a autoridades locales, mientras 17 han sido formadas por organizaciones de servicios de reducción de daños, tratamiento y prevención, en su mayoría financiadas por agencias estatales y europeas. No más de 7 son organizaciones creadas por ciudadanos, con financiación más o menos independiente.

La organización de la reunión fue tan caótica, que 4 de las 26 organizaciones invitadas no consiguieron llegar a Bruselas. Los documentos que cada participante debería haber leído antes del comienzo de la reunión llegaron por e-mail la mañana del martes 11 de diciembre (dos días antes de la reunión). Incluían un documento de 90 páginas en inglés y 7 enlaces a sitios web para ser estudiados en las siguientes 46 horas, teniendo en cuenta que la gente debía viajar a Bruselas y dormir. Como resultado, ningún representante había podido prepararse, ni hablar de consultar a sus socios.

La reunión misma tuvo lugar en el marco de la "hospitalidad estilo UE": materiales impresos en carpetas lujosas, un almuerzo copioso y un cuarto de hotel de 5 estrellas. Por otro lado la Comisión dejó claro que no iba a suceder nada que escapara de su control.

Los representantes de la Comisión nos informaron que la forma en la que el foro había sido organizado y los participantes seleccionados fue definitiva: no había ninguna posibilidad de cambio. Y nos avisaron que dejáramos cualquier debate ideológico fuera de la sala, puesto que ello haría la reunión "ineficaz". Luego nos dividieron en grupos de trabajo para hacer recomendaciones sobre textos que no habíamos leído ni consultado con nuestros socios y sin que existiera ninguna obligación para que las autoridades las implementen.

En los grupos de trabajo, por supuesto, no había ningún tipo de diálogo. La mayoría de los participantes de la "sociedad civil" estaban felices de editar comentarios que bien sabían iban a ser ignorados de todas maneras, asumiendo su papel de "experto profesional" más que “ciudadano interesado". La mayoría de los participantes no cuestionaba las instrucciones de los representantes de la Comisión Europea, que también hizo grandes esfuerzos para explicar que ellos mismos no tenían ninguna responsabilidad en las políticas de drogas en absoluto.

Obviamente, el verdadero interés de los participantes estaba en la línea presupuestaria que la Comisión Europea ha ofrecido a organizaciones de la sociedad civil (un partenariado de dos socios como mínimo) para trabajar en proyectos de ““Prevención e Información de Drogas””. Desde enero de 2008 en adelante, las organizaciones pueden enviar sus solicitudes que, en caso de ser aprobadas, resultarán en apoyos concretos en diciembre de 2008.

Las posibilidades de recibir un pedazo de ese pastel redujeron cualquier esfuerzo de los participantes para proponer algo que la Comisión no aprobara. Cuando el responsable financiero de la Comisión informó a los participantes que la revisión de las solicitudes sería "considerablemente dura", sonó como una advertencia absurda. Mientras que los ciudadanos se enfrentan a un aparato que opera a un nivel profesional extremadamente bajo, ellos mismos deben cumplir las normas más altas de profesionalización cuando se trata de solicitudes de financiación.

Dada la reputación de la Comisión sobre la transparencia, es poco probable que cualquier organización cuya solicitud sea rechazada alguna vez reciba una explicación adecuada para ello. Esta es la forma más simple en que las maniobras políticas frustran enfoques de abajo hacia arriba.

Los días 24 y 25 de enero de 2008, tendrá lugar en Budapest otra consulta de la sociedad civil, esta vez en relación con el foro de las ONG ““Más allá de 2008””, que propone organizar el Comité Oficial de ONG sobre drogas de la ONU en julio de este año. El foro será parte del "año de reflexión oficial" que debería comenzar después de la reunión del próximo mes de marzo de la Comisión de Estupefacientes de la ONU en Viena.

Igual que la reducción de daños, la implicación de los ciudadanos podría convertirse en un nuevo instrumento para hacer más “sexy” la imagen pública de las políticas de drogas. Los organizadores de este tipo de consultas se aseguran que se involucra sobre todo a organizaciones cuyos representantes están felices solamente por el hecho de ser invitados, sin ninguna intención de utilizar estos encuentros para discutir sobre cualquier cosa. Como resultado, el concepto de la “consulta a la sociedad civil" puede utilizarse fácilmente para legitimizar sus políticas.

Por otro lado, este tipo de diálogos quizás es una de las pocas posibilidades de “contaminar” el debate oficial. Cualquier mensaje bien preparado podría llevar a mejorar la situación de algunas personas, o, al menos, a evitar daños a nadie.

De momento ENCOD continuará participando en las consultas en el ámbito de la UE y la ONU. También organizaremos nuestros propios eventos, con el fin de proporcionar a la ONU algo para reflexionar. Del viernes 7 al domingo 9 de marzo de 2008, los días anteriores a la reunión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU que comienza el 10 de marzo, invitamos a todos aquellos ciudadanos que desean enviar una señal clara de esperanza para que la guerra a las drogas se termine algún día a participar en los eventos que ENCOD organiza en Viena. El programa, que se hará público a finales de enero, incluirá tanto un gesto simbólico a la ONU como también una conferencia sobre los daños de la prohibición y los beneficios que resultarían cuando se termine.

Por Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 36
Publicado el 29 de noviembre de 2007 por encod

La Unión Europea alberga casi 500 millones de habitantes, 23 idiomas oficiales y 27 países con cada uno sus propias tradiciones culturales, políticas y sociales. La cooperación entre estos países ha sido crucial para asegurar la paz y la prosperidad en el continente en los últimos 50 años. Todavía, mucha gente suele mirara a "Europa" como una construcción más o menos artificial de los burócratas, con estructuras difusas para tomar las decisiones e insuficiente control democrático. Los esfuerzos para dar a la UE una base legal sólida para desarrollar políticas comunes son considerados por mucha gente con escepticismo y temores de que sus vidas serán "gobernadas por Bruselas".

En teoría, la Unión Europea ofrece una excelente oportunidad para comparar el impacto de políticas diferentes y facilitar el intercambio de información y experiencias que resultan en prácticas buenas y malas. Como tal, la cooperación en el área de la política de drogas, tanto entre países e instituciones como entre organizaciones de la sociedad civil, podría ser extremadamente útil para elaborar políticas eficaces sin hacer demasiados errores evitables en el proceso.

Sin embargo, en la práctica, la falta de control democrático sobre las decisiones relacionadas a las drogas hechas a nivel de la UE contribuye aún más al concepto de un super-estado totalitario .

BZP

Desde 2005 El Consejo Europeo de Ministros (de Justicia e Interior) ha tenido el poder de someter las drogas sintéticas a provisiones criminales en la Unión Europea entera si el Comité Científico del OEDT diera el consejo de hacerlo. En julio de este año, el Consejo y la Comisión Europea propusieron prohibir la droga sintética 1-benzylpiperazine (BZP). Actualmente, esta sustancia no está prohibida en varios países europeos (entre ellos Alemania, Irlanda, los Países Bajos y el Reino Unido).

El 14 de noviembre, el Parlamento Europeo aprobó una enmienda a la resolución en la que se pide adaptar las medidas de control a los riesgos para la salud de la sustancia, que todavía no han sido investigadas ni probadas. Pero puesto que este asunto pertenece al área de la justicia, en el que la opinión del Parlamento Europeo no es mandatoria, queda por ver si esta enmienda tendrá efecto alguno sobre la decisión que los ministros de justicia ya resultan haber tomado: criminalización a pesar de la falta de estudios y pruebas sobre los riesgos.

De acuerdo al último informe anual del OEDT, el monto total del gasto público relacionado a las drogas por los Estados Miembros de la UE se calcula entre 13 y 36 mil millones de euros por año, es decir entre 35 y 98 millones de euros por día. Cualquier política pública con este tipo de gasto debería ser evaluada debidamente, así que se pueden aprender lecciones a fines de corregir enfoques con un efecto negativo e reforzarlos que tienen un efecto beneficioso.

EU DRUG POLICY

Sin embargo, las instituciones de la UE tienen grandes problemas para implementar tal evaluación, ni hablar de publicar sus resultados. Una mirada más cercana al informe de la última reunión del Grupo de Trabajo Horizontal de las Drogas (compuesto por representantes gubernamentales de los Estados Miembros asícomo de la Comisión Europea), que tuvo lugar en septiembre de 2007 en Lisboa, demuestra que los Estados Miembros de la UE no son capaces de producir un sólo indicador concreto con el que pueden medir el impacto de sus políticas de drogas. Tampoco es posible encontrar una visión clara sobre el tema, que no sea el propósito de mantener un estatus quo político en el que "todo continúa siendo como era y ninguno de los burócratas supersalariados tiene problema alguno". (Peter Cohen, Universidad de Amsterdam)

No obstante hay acontecimientos interesantes para discutir. El 19 de noviembre, la BBC informó sobre los resultados iniciales de un proyecto piloto en Londres en el que usuarios de heroína han podido inyectarse con heroína en una clínica durante los dos últimos años. Los resultados sugieren que ha reducido el consumo de drogas y la criminalidad significativamente. Los médicos y las enfermeras quienes trabajan en el proyecto dicen que las vidas de los involucrados han estabilizado porque ya no están comprando en la calle o cometiendo crímenes. Igualmente, el ministro danés de salud Lars Rasmussen anunció que desea empezar la dispensación de heroína a usuarios en Dinamarca, siguiendo una mayoría parlamentaria que se expresó a favor de esta medida. Ello establece el número de Estados Miembros de la UE en los que la dispensación controlada de heroína es una parte integrada de la política gubernamental en un total de 6.

Mientras tanto, investigaciones de los EEUU sugieren que los cannabinoides pueden ser responsables para obstaculizar el paso de los genes que provocan el cancer de mamá, entre otros. La investigación había sido realizada por el Instituto de Investigación del Centro Médico de California Pacífico y publicada en la edición de noviembre de Molecular Cancer Therapeutics Adicionalmente, la MedWire News publicó un estudio de científicios británicos que concluyen que no existe ninguna prueba de alguna relación causal entre el uso del cannabis y el riesgo de esquizofrenia.

Finalmente, una fuente aún menos sospechosa, el primer ministro británico Gordon Brown, declaró en The Independent que propondrá que serán pagados los campesinos afganos un monto más alto del que pueden ganar con su opio, a cambio de que paren de cultivar la planta, en un esfuerzo de contener la influencia de los Taliban. De acuerdo al informe anual de la Oficina de la ONU sobre las Drogas y el Crimen (ONUDC), la campaña británica para destruir el cultivo de amapolas ha sido un terrible fracaso. Las declaraciones de Brown pueden causar tensiones con la administración de los EEUU, que que prefiere la implementación de fumigaciones aéreas para destruir las amapolas. Pere esta medida encuentra oposición del presidente afgano Hamid Karzai y "Downing Street" ha dicho claramente que Sr Brown propondrá una política más simpática a los campesinos. "Tenemos que colaborar intensamente con las comunidades involucradas," dijo.

"Colaborar con aquellos que están más involucrados" ha sido el mantra oficial de la Unión Europea desde que comenzaron las primeras reflecciones sobre una política de drogas común en 1986. En todas las declaraciones oficiales sobre las políticas de drogas de la UE publicadas en los últimos 20 años ha sido reiterado que la sociedad civil debería ser consultada e involucrada en el diseño y la implementación de la política. Sin embargo, el gran interrogante ha sido cómo realizar esta consultación en un área en el que la transparencia y el control democrático está ausente.

Diego Rivera: Los explotados

El 13 & 14 de diciembre, la Comisión Europea ha invitado a 26 organizaciones de la sociedad civil, entre ellas ENCOD, a la primera sesión del llamado Foro de la Sociedad Civil sobre las Políticas de Drogas. Nuestra presencia es legítima: la propuesta de un debate serio sobre las políticas de drogas ha sido nuestro mayor objetivo de los últimos 15 años. Sin embargo, a fines de que sea una experiencia fructífera, la organización de este foro necesita cumplir con criterios profesionales de transparencia y participación. Si cumple, ello creará un excelente punto de partida para el diálogo. Si no, puede resultar difícil de continuar a creer en las buenas intenciones detrás.

Hasta el 10 de diciembre Usted puede dar su opinión sobre lo que debería ser el papel de ENCOD en este foro.

By Joep Oomen (with the help of Peter Webster)


 
BOLETIN ENCOD 35
Publicado el 31 de octubre de 2007 por encod

En una entrevista reciente en un documental austríaco (ver www.war-on-drugs.com), Kevin Whaley, Jefe de Programas Internacionales de la Drugs Enforcement Administration de Estados Unidos, declaró: “No me gusta el término ‘guerra a las drogas’. Sabe porqué? Porque las guerras siempre suelen tener un comienzo y un fin. Nuestra lucha contra las drogas terminará jamás.”

Estas palabras lo dicen todo. La guerra a las drogas no está para ganarse, está para ser librada eternamente. Lógicamente, los que dirigen esta guerra harán todo para mantener ignorantes a los que pagan los impuestos con respecto al impacto real de una operación mundial que, de acuerdo a Ethan Nadelmann (Drug Policy Alliance) está costando por lo menos 100 mil millones de dólares por año. Por esta razón, en cuanto más personas estén informados y mobilizados para públicamente cuestionar la prohibición como respuesta a los problemas de drogas, más contados estarán los días de este monumento a la estupidez humana.

En la historia de la humanidad, los argumentos moralísticos casi siempre han perdido su valor cuando se vieron neutralizados por un incremento de conocimientos. Por supuesto, puede tomar más tiempo desmantelar estos argumentos cuando estén basados en intereses económicos considerables. Hasta puede haber un retroceso, tal como está ocurriendo actualmente en Holanda. El 12 de octubre, el ministro holandés de Salud Pública Ab Klink finalmente decidió proponer la prohibición de la venta de hongos frescos de psilocibina, a pesar de las recomendaciones de sus propios asesores.

De acuerdo al Centro de Coordinación Evaluación y Monitoreo para drogas nuevas (CAM), el más importante órgano de consultoría del ministro Klink, el uso de hongos psicoactivos‘produce un riesgo tan bajo para la salud individual y la sociedad en general que prohibirlos es una medida demasiado dura en relación con los problemas y el daño causado por el uso actual’. En junio, Klink todavía coincidió con este análisis. Sin embargo, luego de un verano en el que la prensa holandesa repetidamente exageró y manipuló informes sobre accidentes con turistas en Amsterdam quienes habían (o no) comido hongos, combinado con el grito constante por una prohibición de los hongos hecho por el parlamentario conservador Fred Teeven, un anterior fiscal que llegó a ser famoso luego de haber hecho algunos casos de drogas importantes, Klink ahora considera que sus propios asesores son ‘irrealistas’.

La decisión implica que varias ’smartshops’ holandesas tendrán que cerrar sus puertas pronto. Algunos activistas holandeses hasta creen que dentro de algunos años lo mismo sucederá con el cannabis y que en 10 años de ahora ya no habrá más coffeeshops. Por el momento resulta difícil imaginarse que una sociedad democrática aceptaría tal demolición de libertades conseguidas que negaría por completo las pruebas científicas y prácticas disponibles. Pero al tratarse de la guerra a las drogas, todo parece ser posible.

En Suiza, el productor cañamero Andre Fürst comenzó una huelga de hambre el día 27 de octubre a fines de protestar contra la continuación de la detención preventiva en la se encuentra luego de su arresto del 9 de septiembre. Las autoridades siguen investigando si le pueden conectar a otros casos diferentes del que le produjo una sentencia de 29 meses, la cual está dispuesto a cumplir. El juez había ordenado la liberación de Fürst el 26 de octubre, puesto que las regulaciones legales suizas prescribían el fin de la detención preventiva después de esa fecha. Normalmente le hubiera sido permitido gastar unos días en libertad a fines de arreglar algunas cosas prácticas antes de comenzar su sentencia de 29 meses en prisión. No obstante, el fiscal está oponiéndose a esta decisión. A todos les pedimos firmar y mandar cartas a las autoridades suizas pidiéndoles de revisar el caso de André Fürst.

La noche es siempre más dura justo antes del amanecer. En Italia, hay aspectos muy oscuros a la historia de Aldo Bianzino, 44 años, quien fue detenido el 12 de octubre por una plantación menor de cannabis. Bianzino, viviendo una vida pacífica con su compañera y 3 hijos en un pequeño pueblo de Umbria, fue tomado a la prisión de Perugia en perfecto estado de salud. Dos días más tarde, había muerto. Informes no confirmados de la causa de su muerte hablan de heridas masivas en el estómago y el cerebro, posiblemente unas costillas rotas, aunque el cuerpo no demostraba signos de sangre o contusiones. ENCOD ha preparado una carta a las autoridades italianas pidiendo que se investigue el caso.

Antonio Maria Costa

Las atrocidades que se cometen cada día en la guerra a las drogas solamente pueden cubrirse si las autoridades responsables, tales como Antonio Maria Costa, Director Ejecutivo de la Oficina de la ONU sobre Drogas y Crimen (UNODC), están dispuestas a manipular la verdad de forma grotesca. De acuerdo a Costa, que produjo un discurso a la ONU el 10 de octubre, el mundo entero está siendo atacado por los narcotraficantes, y los gobiernos necesitan reforzar tanto el aparato legal como el desarrollo socio-económico a fines de defenderse.

Este argumento puede resultar razonable a cualquier persona que no conoce la miseria de los campesinos colombianos fumigados con químicos letales hechos para matar a sus cocales, o el desarrollo socio-económico de los prisioneros que sirven condenas perpetuas en los EEUU debido a pequeñas violaciones no-violentas a la ley de drogas. Pero en cuanto empieza a conocerse la verdad en el debate público, las declaraciones de Costa serán comparadas a las de Joseph Goebbels, el jefe de propaganda de Hitler.

Desde el 10 de marzo de 2008 en adelante, la Comisión de Estupefacientes de la ONU se reunirá en Viena para evaluar los resultados de la estrategia de 10 años adoptada en 1998 para obtener una reducción significativa de la oferta y demanda de drogas ilícitas. En la misma línea de pensamientos expresados por Kevin Whaley de la DEA, los portavoces de la UNODC han remplazado la palabra “reducción” con “contención” en su comunicación oficial sobre la fecha tope de 2008. Obviamente esta formulación está dirigida a dificultar el proceso entero de la evaluación, puesto que es mucho más difícil definir éxito o fracaso cuando uno intenta "contener" que cuando uno intenta "reducir".

Por ello, ENCOD planifica presentar nuestra propia “evaluación” en un evento de tres días que tendrá lugar los días 7, 8 y 9 de marzo de 2008 en Viena. El programa incluirá una conferencia sobre las razones de la prohibición de drogas, una manifestación delante del edifico de la ONU y una exposición sobre el uso beneficioso de plantas ilícitas. Esperamos dar la bienvenida a muchos socios de ENCOD en Viena, y podemos ofrecer acomodación gratuita o barata durante estos tres días a aquellos socios que se registren antes del 20 de noviembre de 2007.

Los tres días en Viena serán una expresión de tristeza y esperanza, dirigidos a todos los que piensan que la prohibición de las drogas permanecerá para siempre con nosotros, porque no debería o no podría ser modificada. Una guerra contra las drogas solamente puede ser mantenida por los que son inconscientes de los hechos, o los que no se preocupan de ellos. Mientras que haya personas dispuestas a hablar en contra de la prohibición de forma digna, sigue habiendo esperanza que un día prevalecerá la inteligencia y la dignidad humana.

Por Joep Oomen (con la ayuda de Peter Webster)

VIENNA 2008


 
BOLETIN ENCOD 34
Publicado el 1ro de octubre de 2007 por encod

’Si el efecto invernadero fuera invertido por una prohibición de todos los combustibles fósiles y sus derivados, y si se prohibiera cortar árboles con el fin de impedir la deforestación, habría entonces un recurso natural capaz de satisfacer la mayoría de las necesidades mundiales relativos a los productos como los combustibles, el papel, la alimentación, las industrias textiles y los materiales de construcción." Mientras tanto, el suelo y la atmósfera del planeta podrían reconstituirse y la contaminación se reduciría. Este recurso potencial sirve para todo: es el cáñamo’.

En el año 1998, la compañía Hempflax de Holanda apostó un importe de 100.000 euros a quienes podría proporcionar la prueba del contrario de esta afirmación. Hasta hoy nadie ha podido lograrlo. Mientras, el resultado de investigaciones y prácticas dan la prueba que el cáñamo podría ser la respuesta a nuestra "adicción al petróleo". Se puede cultivar en casi todo el mundo, en tierras donde otras cultivos no pueden desarrollarse y sin necesidad excesiva de abono y pesticidas artificiales. Es renovable, biodegradable y no causa ningún subproducto tóxico a de. El cáñamo podría crear empleos en la agricultura y la industria sostenible y a pequeña escala, su transporte es sencillo y no conlleva riesgos de seguridad.

Si nuestros Gobiernos y las Naciones Unidas realmente se preocuparían sobre el calentamiento de la tierra, podríamos esperar a que invierten en la producción y el uso del cáñamo industrial como posible solución a este problema. Al contrario, esta actividad es frustrada activamente por la mayoría de las autoridades, una consecuencia de la prohibición del cannabis, que ha sido instalada por el Gobierno de EE.UU después de presiones enormes de compañías de petróleo y fibras sintéticas en los años 30.

Por consecuencia, los que promocionan la utilización de esta planta están criminalizados. Uno de ellos, André Fürst, propietario de la compañía CHANVRE-INFO en Suiza, fue detenido el 9 de septiembre. Fürst ha sido condenado a 29 meses de cárcel por la fabricación de derivados del cáñamo (como té, aceite esencial etc...) con niveles de THC más altos que los autorizados.

Si hubiera actuado como un narcotraficante y mantenido el silencio, es muy probable que no lo habrían hayan molestado. Su "crimen" consistió en favorecer un uso responsable e inteligente del cáñamo, y en fortalecer una voz independiente proponiendo un enfoque razonable a las drogas en los medios de comunicación, en conferencias oficiales, en audiencias parlamentarios dentro y fuera de Suiza. A fines de silenciar esta voz, las autoridades suizas optaron por aplicar la condena más dura posible. Aqui pueden firmar la carta a las autoridades suizas pidiendo que se revise esta condena.

Mientras que la guerra sobre el cannabis y el cáñamo se intensifica en Europa, el apoyo político a la dispensación controlada de heroína está en aumento. El 21 de septiembre, las autoridades regionales alemanas, incluido el partido de la cancillera Angela Merkel, la Unión Cristiano Demócrata, expresó su apoyo a la expansión de los ensayos con la dispensación controlada de heroína que tienen lugar en 7 ciudades alemanas desde 2002. Las autoridades han concluído que los ensayos han reducido el consumo global de drogas han permitido a los consumidores involucrados reducir su contacto con camellos. También en Dinamarca, el apoyo político para los ensayos a la dispensación de heroína aumenta.

Por supuesto son excelentes noticias para los miles de usuarios de heroína que se beneficiarán de estos ensayos. Sin embargo, demuestran el extraño razonamiento detrás de la prohibición de las drogas. Por una parte, los gobiernos emplean el argumento que la prohibición del cannabis es legítima porque la sustancia se ha puesto más potente. Por otra, reconocen que el acceso legal a la heroína, que siempre se ha considerado como una droga potente, ayuda realmente a las personas a reducir los riesgos relacionados al consumo. En resumen, la cuestión si las drogas son más o menos nocivas ya no parece ser primordial. La cuestión importante parece ser cómo mantener la prohibición de drogas como dogma político.

Para mantener la prohibición de drogas, el monto de gastos públicos para la interdicción policial y legal, las operaciones militares y los servicios de empresas privadas de seguridad en los Estados Unidos y Europa juntos se estima en más de 15 miles millones de euros al año ( más de 40 millones de euros al día). Además la prohibición de cannabis, hojas de coca, opio y sus derivados sirve a los intereses de las compañías farmacéuticas, petrolíferas y del alcohol, cuyos productos podrían perder su atractividad el día en que se permiten mejores alternativas al mercado.

En ausencia de un verdadero debate político sobre "los pro y los contra" de la prohibición de drogas, ésta se mantiene actualmente por un grupo relativamente minúsculo de funcionarios gubernamentales y de la ONU. Estas personas tienen la responsabilidad de decidir sobre políticas de control de drogas que afectan a la población mundial entera. A estas personas les afectan muy poco las consencuencias negativas del "fenómeno de las drogas" mientras se aprovechan sobre todo de las ventajas de la situación actual. En la planta baja de la pirámide, donde se encuentran los ciudadanos afectados por estas decisiones, la situación es exactamente al revés. Los que más sufren del fenómeno de las drogas tienen menos acceso a las decisiones.

En marzo de 2008 tendremos una ocasión de llamar la atención de los medios de comunicación sobre esta situación. En la reunión de la Comisión de Estupefacientes de la ONU (CND) en Viena, se presentarán los resultados de la estrategia de la ONU, acordada en 1998, a fines de obtener "la eliminación o la reducción significativa" del cultivo de plantas como el cáñamo, la coca y el opio en el mundo.

Mientras tanto, la ONU efectúa una consulta "de la sociedad civil" para examinar estos resultados. El Comité de ONG de Viena sobre los Estupefacientres aliado a la Oficina de la ONU sobre las Drogas y el Crimen de la ONU (ver foto) organizará un foro de ONG’s de tres días llamado "Más allá del 2008" en julio. A este acontecimiento, se invitarán a 300 representantes de lONG’s de todo el mundo para que presenten sus observaciones sobre la estrategia de la ONU.

Se elegirán estos representantes en varios encuentros de consulta que se financiarán básicamente por el gobierno canadiense y de algunos países europeos asícomo también por fondos privados como la Open Society Institute. Los encuentros se limitarán a organismos que pueden mostrar "resultados reales en el ámbito del control de las drogas, haciendo hincapié especialmente en contribuciones a la estrategia de 1998". El objetivo del diálogo es "examinar las mejores prácticas vinculadas a los mecanismos de colaboración entre ONGs, gobiernos y organismos de la ONU" y "para adoptar una serie de principios de carácter superior, extraídos de las Convenciones y de sus comentarios que servirán de guía a futuros debates sobre las políticas de drogas".

Es bastante obvio que esto no es el diálogo que esperábamos. Como consta de los objetivos mencionados arriba, la consulta deberá garantizar que saldrá un mensaje que apoye la estrategia global contra las drogas. Si fuera un verdadero diálogo, lo que se debería analizar es la base de las políticas de drogas, es decir, la prohibición. Estos últimos años, hemos visto demasiado ejemplos de la manera en que la burocracia de la ONU, los gobiernos y los partidarios de la prohibición exageran la realidad, utilizan estadísticas falsas, ciencia falsa, superstición, engaños y manipulaciones puras para evitar esta cuestión crucial.

Por lo tanto, el plan de ENCOD sigue siendo la organización de un evento público en Viena en marzo de 2008, en el momento en que se produce la reunión de la CND. El objetivo de este evento será unir a los ciudadanos del mundo entero que desean terminar la prohibición de las drogas. Está condenada al fracaso una política que niega a las personas la libertad de elegir sus propias sustancias para mejorar su salud y su bienestar. Esta política necesita reformarse, no refinarse. En el caso del cáñamo, el futuro del planeta podría estar en juego.

Por: Joep Oomen


 
BOLETIN ENCOD 33
Publicado el 6 de septiembre de 2007 por encod

Está la prohibición de drogas basada en algún tipo de desorden mental? Porqué continúan los políticos y funcionarios con una política a pesar de la enorme cantidad de pruebas que ha sido un fracaso total? Para algunos bien podría ser un reflejo basado en la ignorancia, pero para aquellos que han estudiado el tema, no es más el caso. La obsesión irracional y casi desesperada con prohibir las drogas puede llevar a la sugerencia de que hay un aspecto traumático a esta actitud. Y tal como sucede con los traumas, uno puede esconderlos, pero solamente cuando está dispuesto a verlos de cerca es posible una cura.

En las varias sesiones de la improvisada "Universidad de Verano" organizada por ENCOD durante los días 19 y 26 de agosto en la finca de Chanvre-Info en Murten, Suiza, activistas de Austria, Bélgica, Alemania, Francia, Italia, Polonia, España y Suizase reunieron para discutir nuestros planes para "Vienna 2008". En Marzo del año próximo, la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas (CND) se reunirá en Viena, Austria, para revisar los resultados de una estrategia de 10 años acordada por la ONU en 1998 con fines de eliminar o significativamente reducir la oferta y demanda de drogas ilegales antes de 2008.

La campaña para Vienna 2008 comienza en Suiza, donde en agosto, se iniciaron las acciones para apelar la sentencia de 29 meses a la que fue condenado en julio el dueño de Chanvre Info André Fürst, por la producción de cañamo. La sentencia contra André Fürst es una expresión de la lamentable curva tomada por la política de drogas en Suiza desde 2004, cuando terminó la política de tolerancia con respecto a la venta de cannabis para el consumo personal. Desde entonces, casi todas las tiendas canábicas suizas han cerrado, y la mayoría de sus dueños se han retirado. Aquellos como André Fürst quienes continuaron a promocionar el uso benéficial de esta planta han sido buscados por las autoridades. Pedimos a todos a mandar la carta pública a las autoridades suizas sobre el caso de André Fürst.

Desde el corazón de Europa, la campaña se difundirá por Europa. En los próximos meses, varios socios de ENCOD en Europa planifican iniciativas para promover el establecimiento de un Cannabis Social Club en su país, a fines de proveer a las autoridades locales una opción sana para permitir a sus ciudadanos continuar una tradición milenaria sin tener que violar la ley. En octubre, se producirá un flyer en varios idiomas para promover la propuesta de los CSC. En el sitio de ENCOD, se pondrá a disposición información útil para establecer un club. Mientras tanto, la Legalise Cannabis Alliance del Reino Unido ha comenzado una Petición Internacional en apoyo de la propuesta que durará hasta la reunión de Viena.

Antes del fin de 2007, la Comisión Europea se ha comprometido a organizar la primera sesión del “Foro de la Sociedad Civil sobre la Política de Drogas” – un encuentro exclusivo entre los oficiales de la política de drogas de los Estados Miembros de la UE y la Comisión por una parte y 30 representantes de la sociedad civil europea por otra. En agosto, varios socios de ENCOD mandaron una aplicación para este foro. Si uno de nosotros será invitado, el o ella será capaz de verificar el verdadero valor de este nuevo diálogo bastante pronto: su posible impacto sobre la preparación de la posición oficial de la UE en Viena 2008 será una excelente prueba.

Varias organizaciones de expertos e instituciones de reducción de daños tales como el International Drug Policy Consortium, la International Harm Reduction Association y el Senlis Council también preparan para Viena 2008. Ellos intentarán convencer a los delegados gubernamentales dentro del edifico de la ONU a cambiar el enfoque de sus esfuerzos. En septiembre, participaremos en una reunión con algunas de estas organizaciones para ver si sería posible realizar una acción coordinada.

No debería ser demasiado difícil explicar a los delegados que su estrategia ha resultado en un fracaso. La oferta y demanda de las drogas están incrementando sistemáticamente, a veces hasta de forma espectacular como en el caso de Afganistán. Un informe de las Naciones Unidas declaró a fines de agosto que en 2007, se cosecharán 8.200 toneladas de opio en ese país, que es más de 10 veces más que antes de la invasión occidental en 2001.

El problema real será hacerles entender a los gobiernos que continuar esta política es la peor decisión que pueden tomar, y que cambiarla podría crear perspectivas significativas para mejorar el bienestar humanitario y planetario. En vista de los actuales desafíos ecológicos, económicos y sociales del mundo, la guerra a las drogas sin duda alguna puede considerarse como una de las mayores estupideces del ser humano.

Por ello nuestra mejor oportunidad es de ir a Viena en un esfuerzo de abrir el trauma y curarlo. En las próximas semanas, ENCOD lanzará una llamada amplia y mundial a todos los que están dispuestos a contribuir a un fin a la guerra a las drogas para colaborar con nosotros en la organización de un evento de 3 días durante la reunión de la ONU en Viena en 2008.

El objetivo sería organizar un “Pueblo Global" en Viena, donde podríamos organizar una exposición sobre la cultura y el uso beneficial de plantas prohibidas por las Convenciones de Drogas de la ONU, una conferencia interactiva con el objetivo de hacer una psicoanalisis de las políticas de drogas mundiales, y una manifestación delante del edificio donde se decidirán estas políticas.

Si obtenemos suficiente apoyo, este sería nuestro plan A. Si no, ya está en preparación un plan B también. Todo dependerá de cómo se desarrolla la situación.

Por Joep Oomen, coordinador ENCOD (con la ayuda de Peter Webster)


 
BOLETÍN ENCOD 32
Publicado el 1ro de agosto de 2007 por Virginia

En el ojo del huracán todo es quietud. El tiempo y el espacio parecen haber llegado al acuerdo de pararse, mientras alrededor la vida se mueve a una velocidad increíble. Cuando el verano se acabe, entraremos en una fase crucial del movimiento contra la prohibición de drogas en Europa. Los gobiernos insisten en medidas que aumentan la criminalización y la marginación de millones de personas, en un esfuerzo desesperado por evitar una evaluación honesta de los impactos de estas medidas. Los ciudadanos que quieran incluir en la agenda propuestas constructivas para políticas alternativas tendrán que combinar determinación y paciencia, fuerza con sutileza, y confianza con alerta para medir las oportunidades que se abren.

En otras partes del mundo, la gente no tiene el lujo de pensar sobre diseñar propuestas políticas. A principios de julio, Amnistía Internacional y otras organizaciones anunciaron que 16 países de Asia y el Pacífico continúan aplicando la pena de muerte por tráfico y posesión de drogas, en un momento en el que la tendencia mundial es abolir totalmente este castigo [1]. El gobierno de Marruecos, que ha rebajado drásticamente el cultivo de cannabis a casi la mitad durante los pasados cuatro año, anunció su deseo de erradicar la principal zona de cultivo que queda en las montañas del norte del Rif [2]. Y el gobierno de los Estados Unidos aumentó la presión sobre el presidente y cocalero boliviano Evo Morales para que traicione a sus antiguos compadres, al indicar la ONUDD que ha habido un alarmante aumento del 8% de los cultivos de coca en Bolivia durante el pasado año [3]. Mientras tanto, durante el mismo periodo, el cultivo de opio en Afganistán ha aumentado un 50%, y un asombroso 900% desde la invasión de EEUU en noviembre de 2001 [4].

Europa también está en camino de fomentar una guerra civil sobre la prohibición de drogas. Las medidas que el nuevo gobierno neerlandés planea poner en marcha para “proteger al público de sustancias dañinas” no son más que respuestas impulsivas al pánico que algunos medios sensacionalistas apoyados por un aparato represivo han sembrado. Algunos incidentes en Ámsterdam con turistas que podrían haber consumido, o no, hongos alucinógenos son ahora usados como argumento para reforzar la prohibición de su venta, algo a lo que se ha opuesto el Ministerio de Salud Pública y que ha sido descrito por expertos como “una completa catástrofe.”

También llegan tiempos duros para el modelo de coffeeshops en los Países Bajos. Rótterdam parece tener el honor de convertirse en la primera ciudad en la que las autoridades intentarán efectivamente reducir el número de coffeeshops a la mitad, basándose en el argumento de que la existencia de los coffeeshops aumenta el uso del cannabis entre los menores. Este razonamiento ignora completamente el hecho de que el uso de cannabis entre gente joven no está relacionado con la proximidad del coffeeshop. Datos europeos demuestran claramente que el uso entre menores (y la disponibilidad de cannabis) en los Países Bajos es menor que en muchos países europeos que no tienen coffeeshops. Como dice el siquiatra holandés Frederick Polak, “la razón real por la que las autoridades quieren cerrar los coffeeshops es porque son la prueba viviente de la inutilidad de la prohibición” [5].

También en otros países los principios morales prevalecen sobre la sabiduría. El gobierno de Reino Unido, que reclasificó el cannabis de la clase B a la C en 2004, está ahora considerando revertir aquella decisión, como una “forma de mejorar la educación sobre drogas en nuestro país”. El gobierno de Reino Unido está también convencido que “la legalización del cannabis enviaría una señal errónea a la gente joven”. En la misma línea, el gobierno alemán respondió a una solicitud para tomar medidas que reduzcan el daño causado por los adulterantes en el cultivo y producción de cannabis: “no queremos tomar estas medidas, ya que el cannabis es siempre dañino”. Se calcula que el número de consumidores regulares adultos de cannabis es mayor de 3 millones en Reino Unido [6] y de 4 millones en Alemania [7].

¿Qué hacer con esta gente? ¿Qué hacer, por ejemplo, con los que, entre ellos, consumen cannabis como medicina, para los que el mismo uso del cannabis está reduciendo daños? ¿Qué clase de mensaje se les enviará? Quizás uno con el símbolo del dólar: sin duda las multinacionales farmacéuticas están siguiendo de cerca los resultados del debate sobre la creación de “canales legales para el opio afgano,” tal como ha propuesto el Senlis Council [8].

Las compañías farmacéuticas pagan millones de euros para “educar” a doctores en los beneficios de sus productos por encima de los de sus competidores. Han pagado a doctores para aparecer como autores en artículos de prensa escritos por escritores fantasmas, una práctica documentada extensamente en el sumario de un juicio contra la corporación Pfizer. En tal ambiente, es poco probable que ningún estudio sobre los efectos de una sustancia se pueda llevar a cabo de manera independiente, no hablemos si la sustancia es ilegal. E incluso si huele a independencia, la investigación puede ser usada para objetivos políticos. En enero de 2006, Reino Unido defendía la reclasificación de B a C [9] basándose en el mismo material científico con el que hoy se opone [10].

Ningún médico experto profesional dudaría del hecho de que la reducción de daños sólo puede suceder en un medio legal, que garantice la seguridad de los usuarios y su entorno. Es un reto para nosotros probar esto en la práctica. La introducción del modelo de Clubes Sociales de Cannabis en la campaña hacia Viena 2008 puede ser usado como ejemplo de cómo el futuro de los colectivos sociales de consumidores de drogas pueden organizar su propio sistema, independiente tanto del sistema comercial como del médico.

La vida de varios pioneros de ese modelo ha sido golpeada por una tormenta que todos debemos resistir. Han sido arrestados y condenados porque han tratado de seguir el sentido común tras la filosofía de la reducción de daños que fue introducida en los ‘90. A finales de julio, la policía española destrozó la plantación de Ganjazz Art Club (un club social de cannabis de San Sebastián), mientras que el dueño de la respetada compañía suiza Chanvre-Info, André Fürst, miembro del comité ejecutivo de ENCOD, ha sido sentenciado a 29 meses de prisión por cultivar y producir productos de cáñamo.

ENCOD nunca aceptará una pena de cárcel para gente por promover el uso de una planta. Continuaremos luchando por una solución transparente al dilema creado en 1961, cuando los poderosos gobiernos decidieron encarcelar al mundo en la cárcel de la guerra a las drogas. En agosto pediremos un lugar en el foro de la sociedad civil sobre política de drogas que la Comisión Europea está a punto de crear. En octubre, la campaña sobre los Clubes Sociales de Cannabis será lanzada, siguiendo la hoja de ruta de actos dirigidos a la reunión de la ONU en Viena, en marzo de 2008.

¡Necesitamos tu ayuda!

Por Joep Oomen (coordinador de ENCOD) con la ayuda de Peter Webster.

P.D.

ENCOD NECESITA TU APOYO:

Cuenta corriente nº: 0081-0193-81-0001263736
- Banco Sabadell
- Gran Vía de les Corts Catalanes, 549
- 08011 Barcelona
- IMPORTANTE: Al hacer el ingreso, poner en CONCEPTO: "Apoyo para ENCOD".


 
BOLETIN ENCOD 31
Publicado el 1ro de julio de 2007 

Del 22 al 24 de Junio se celebró en Amberes (Bélgica) la Asamblea General de ENCOD. Más de 40 delegados procedentes de 12 países participaron durante los tres días en esta verdadera maratón de ideas y posibles acciones para los próximos 9 meses hasta abordar los eventos que planeamos organizar en Viena.

Nuestro principal mensaje deberá seguir siendo la campaña “Libertad para cultivar”. En Europa el eje de la campaña se centrará en el cannabis, pero ante la sesión de la ONU. en Viena (Austria) también debemos hacer referencia a otras plantas. La acción puede llegar a ser más concreta y precisa con la implantación de los Clubes de Consumidores de Cannabis, (Cannabis Social Clubs) un modelo que propone el cultivo y la dispensación de cannabis, dentro de unos círculos controlados, ecológicos y sin ánimo de lucro.

En los casos donde estos Clubes de Consumidores de Cannabis han sido enjuiciados (España y Bélgica) los jueces han aceptado este modelo como válido. En el País Vasco, la experiencia de Pannagh no llegó a ser sancionada penalmente. En Flandes (Bélgica) el caso de “Trekt Uw Plant” solo se castigó con una multa simbólica. Además, las autoridades locales se muestran comprometidas con estos Clubes Sociales de Consumidores. Han comprobado y comprendido que esta solución es algo que los ciudadanos necesitan y demandan. Los organismos que abogan por las políticas de reducción de daños deberían aceptar estos Clubes como una propuesta legítima, especialmente ahora que se extienden por doquier en Europa muchos relatos que confirman la peligrosa adulteración de la yerba. Ambos casos son importantes precedentes para establecer nuevas iniciativas con esta formulación.

Los CCC/Clubes Sociales de Consumidores, se pueden establecer en cada caso de acuerdo con las legislaciones y normas locales. Incluso en países donde el cultivo es todavía legalmente imposible se podrían fundar clubes “virtuales” sencillamente para promover la idea. En lugar de plantas, podrían ofrecer servicios legales o de cualquier otra clase a sus asociados. Existen experiencias en este sentido en el Reino Unido (LCA) y España (Amigos de María – Marianen Lagunak). Otras acciones de la campaña consisten en la distribución gratuita de semillas de cannabis, como la experiencia del lobby polaco del cáñamo.

No debemos tener expectativas harto importantes. Los activistas del Cannabis aún no se encuentran muy bien organizados y por causa de la estigmatización es preciso un determinado nivel de valentía política para organizar acciones públicas. Además muchos usuarios del cannabis no se topan con grandes problemas y no cuentan con la necesidad real de impulsar el debate por la regulación.

La creación de un CCC/CSC que funcione realmente como proveedor de cannabis no es sencilla. Deberían controlarse estrictamente las normas internas de la asociación para imposibilitar cualquier desvío de producto al mercado ilegal. Obviamente tal desvío podría ser usado artera e inmediatamente en contra del concepto de los CCC/CSC. También afirmar que, naturalmente jamás podría ser considerado responsabilidad de ENCOD garantizar que no se desarrollan actividades ilícitas en todos y cada uno de los CCC-CSC que tomen parte en la campaña.

Podemos conseguir un fuerte impacto mediático si presentamos públicamente los CCC-CSC en diferentes países siguiendo una ruta impresionante en un proceso de varios meses que culminaría con los eventos en Viena en Marzo del 2008.

Nuestro plan para empezar en Octubre sería utilizando una “hoja de ruta” que salte de país a país, publicando un flyer (moderno y efímero pasquín) en diferentes idiomas, señalando las principales características de nuestra propuesta: sistema cooperativo, restringiendo la producción al consumo necesario para los miembros: sin sobre-producción de excedentes para exportar, sin desvíos al mercado ilegal, sin acceso a menores, sin negocio de tráfico en manos de mafias.

Todos los grupos que deseen participar en esta campaña y constituir un CSC-CCC (virtual o real) deberían planificar un acto en su país, comarca, o zona de influencia entre el 1 de Octubre de 2007 y el 15 de marzo de 2008 e informar al Secretariado de ENCOD antes del 1 de Septiembre de forma que se pueda incluir la información en el flyer que sacaremos en Septiembre.

Ya en la misma Viena, nuestro reto será impulsar la reflexión sobre la manera en que se deciden las políticas de drogas para forzar a nuestros gobiernos a debatir las conclusiones de UNGASS 1998 con sus propios ciudadanos. En el encuentro de la ONU en Viena se elaborara un informe sobre las proezas logradas tras 10 años de control internacional de drogas y hasta Marzo de 2009 los gobiernos tendrán tiempo para plasmar sus conclusiones en este informe.

Viena 2008 será un evento político si nosotros lo convertimos en un evento político. De acuerdo que promover el debate entre las delegaciones de los paises miembros será mas efectivo que hacerlo en las calles de Viena. Pero el momento Viena 2008 debería ser el punto de partida para toda nuestra actividad.

Los planes para las acciones en Viene incluyen la propuesta de elaborar conjuntamente con otras organizaciones un informe alternativo de alto nivel sobre la situación global de las drogas, que sea, al menos, tan correcto y serio como el oficial. La organización de un evento de tres días incluyendo una conferencia con expertos, una acción en la calle como demostración pública de presencia y propuestas / (manifestación-sentada p. ej.), la inauguración de un monumento y la celebración de una Asamblea General de ENCOD durante la reunión de la Comisión de las Naciones Unidas sobre Estupefacientes.

Podríamos usar Viena 2008 para reactivar la Coalición Internacional por unas Politicas de Drogas más Justas y Eficaces, creada en 1998 y preguntarnos las cuestiones esenciales: ¿Cuál es la razón de la gente para consumir drogas? ¿Qué papel han jugado (las drogas) en la historia de la humanidad?

Asimismo, se ha constituido un nuevo Comité Ejecutivo. Además de Virginia Montañés, Marina Impallomeni y Joep Oomen los nuevos miembros son Fredrick Polak, Andre Fürst y Jan Ludewig. Timothy Gluckman colaborará asumiendo el papel de persona de contacto para canalizar las posiciones críticas de todos los miembros de ENCOD con el Comité Ejecutivo, pero que, por cualquier razón, no desean contctar directamente con el Comité.

Por último hablamos del inminente proceso de dialogo que se organizará por la Comisión Europea a finales del 2007. Antes del 17 de Agosto las organizaciones que deseen participar en dicho proceso deberán completar un formulario. Nosotros lo haremos y pediremos a todos los miembros que lo hagan. Trataremos ser positivos, pero igualmente críticos. Cabe la posibilidad de que el dialogo final no derive en algo más que un nuevo club de Chat, pero en tal caso deberemos estar preparados para actuar igualmente fuera del mismo.

Se han establecido grupos de trabajo para continuar y desarrollar estos planes. Una versión completa de las actas estará disponible muy pronto.

Por: Joep Oomen (traducción: Vigente Orlegi)


 
BOLETIN ENCOD 30
Publicado el 31 de mayo de 2007 por encod

La política es esencialmente un juego de pensamientos, jugado por personas que pretenden tener soluciones para probemas sentidos en la sociedad. Si es jugado de manera honesta, debería ayudar a la gente que no tiene tiempo para estudiar los detalles de estos problemas a elegir concientemente en el momento en que deben expresar su apoyo a una de las soluciones propuestas.

El juego de pensamientos sobre el futuro de la política de drogas sólo puede ser ganado por aquellos que desean terminar la prohibición. Es una cuestión de tiempo antes de que la información sobre el gigantesco fracaso de las actuales políticas de drogas llega a la opinión pública. Con el tiempo, crecerá el conocimiento público de que los enfoques alternativos basados en la aceptación del consumo de drogas por adultos pueden abrir una ventana entera de nuevas oportunidades. Oportunidades para hacer las cosas justas, no sólo para consumidores de drogas y sus entornos, sino también en una gama amplia de otras áreas tales como el desarrollo sostenible, la cohesión social, la economía sana, la lucha contra la corrupción, el déficit democrático etc. La historia demuestra que este conocimiento público puede aparecer de repente y hasta espontáneamente, a través de una nueva corriente de pensamientos que solamente puede ser provocada por una cadena de eventos, no por uno solo.

Nuestra misión es de cruzar el abismo entre el mundo de los ciudadanos y el de los políticos. En el primero, los problemas concretos se sienten pero no se pueden tomar decisiones para solverlos. En el segundo, los problemas se ven desde una distancia, bajo la influencia de grupos que representan ciertos intereses. La ausencia total de un debate serio sobre las drogas en la arena política, a pesar del hecho de que el problema afecta a virtualmente todo el mundo, demuestra que los intereses detrás de mantener el estatus quo son bastante sobrerepresentados en esta arena.

Hay que provocar el corriente de pensamientos que pueden hacer la diferencia, yendo y viniendo entre los dos extremos. En el uno están la gente, la realidad cotidiana y el sentido común. Es el lugar donde se inventan soluciones prácticas para crear una pequeña márgen de tolerancia dentro del actual marco legal, como por ejemplo los Cannabis Social Clubs.

En el otro extremo, encontramos el aparato político y burocrático, los parlamentos nacionales, las reuniones de las Naciones Unidas y la Unión Europea, donde operan fuerzas de manera escondida, para asegurar que las drogas se mantengan ilegales. Así aseguran que el gasto público a los enfoques represivos a las drogas puede continuar sin obstáculos. Las raras declaraciones de los políticos sobre la política de drogas demuestran que la mayoría de ellos ni siquiera ha considerado el hecho de que los "problemas de drogas" bien podrían ser el resultado de sus políticas. Sin embargo, en los casos en que están enfrentados con la realidad, tal como ocurre con los políticos locales, tienden a cambiar de idea.

A fines de cruzar el abismo necesitamos buenos equipos y determinación. Las personas deben pasar de uno a otro extremo sin correr el riesgo de ahogarse en el camino. Deberían sentirse bienvenidos en ambos extremos y no tener un motivo el aparato político entero desde una posición marginalizada, o llegar a ser parte del discurso oficial y "representar" a los del otro extremo sin saber realmente lo que está ocurriendo allí.

El próximo paso en el juego de pensamientos es la reunión de la ONU en Viena, 2008. El propósito de esa reunión es evaluar la estrategia de diez años acordada durante la UNGASS sobre Drogas de 1998, para “eliminar o significativamente reducir la oferta y la demanda de drogas ilícitas”. En la preparación oficial de este evento ha sido bastante decepcionante ver la forma en que los gobiernos occidentales y las instituciones internacionales han tratado de evitar que haya ninguna discusión sobre posibles cambios en la estrategia, a pesar del creciente monto de pruebas de que no funciona.

En resumen: Viena 2008 es la perfecta oportunidad para aquellos ciudadanos que desean contribuir activamente al fin de la guerra global contra las drogas para unir fuerzas y mostrar al mundo que hay mucho más de temer de la prohibición que de una alternativa tolerante. En los próximos meses haremos un llamado a miles de activistas para viajar a Viena en marzo de 2008, a fines expresar allí, de manera pacífica pero contundente, el llamado por el cambio.

Si trabajamos juntos como representantes de ciudadanos afectados por la prohibición de las drogas en sus vidas profesionales y personales, podemos ser capaces de compartir nuestros conocimientos sobre cómo construir puentes, y el resultado final será mucho más fuerte.

En espera del proceso de diálogo en la Unión Europea, ENCOD ha propuesto a otras redes de ONGs europeas sobre drogas, sobre todo operando en el sector de la salud, a considerar la elaboración de una solución común al dilema actual creado por el rechazo por ciertos gobiernos de la UE para comenzar este diálogo. La diferencia esencial entre ENCOD y las otras redes es que nosotros favorecemos un enfoque horizontal (el conocimiento sobre las drogas está justamente en los que están diariamente confrontados con la realidad) mientras que las demás redes han expresado su deseo a limitar el diálogo a los "profesionales".

El proceso de diálogo en la UE, la campaña Viena 2008 y los Cannabis Social Clubs serán los temas más importantes en la próxima Asamblea General de ENCOD que tendrá lugar los días 22 a 24 de junio 2007 en Amberes, Bélgica. La reunión es abierta a todo el mundo aunque se recomienda registrarse antes.

Por: Joep Oomen - www.encod.org


 
BOLETIN ENCOD 29
Publicado el 1ro de mayo de 2007 por encod

El NO a la Constitución Europea por una mayoría de los votantes franceses y holandeses en junio de 2005 implicó una lección para los dirigentes políticos de la Unión Europea. Hasta entonces habían pensado que unir a países era una cuestión de reuniones y buffets. Para poder sacar adelante el proyecto europeo, los ciudadanos de la UE deben estar convencidos del hecho de que la cooperación es necesaria para enfrentar los desafíos de mañana. Si las autoridades no son capaces de facilitar a los ciudadanos una voz en el proceso de decisiones políticas, “Bruselas” continuará siendo considerada como un sinónimo para un gigante extremadamente cara, ineficaz e innecesaria.

GIF - 2.2 KB
dialogue

El diálogo con los ciudadanos sobre la política de drogas en la UE está llegando a ser un triste ejemplo de la forma en que la Europa oficial se esconde en torres de marfil, elevados sobre cortinas de humo gris, basándose en procedimientos complicados y en constante modificación, imposibles de captar por los expertos, ni hablar por los ciudadanos comunes y corrientes, que pagamos los impuestos.

Ya no nos quedan muchas soluciones políticas. Desde 1986, las autoridades europeas han hecho promesas claras para crear un diálogo serio y abierto con ciudadanos involucrados sobre la política de drogas en Europa. He aquí sólo unos ejemplos recientes:

- "Se debe desarrollar una estrategia para fortalecer la cooperación con los ciudadanos en el área de las drogas " (Evaluación interina del Plan de Acción sobre las Drogas de la UE para 2000-2004, octubre de 2002).

- "Un enfoque equilibrado del problema de las drogas requiere una consulta adecuada a un grupo amplio de representantes de ONGs relevantes y de la sociedad civil." (Estrategia de Drogas de la UE para 2005-2012, diciembre de 2004).

- "En 2007 se establecerá una línea presupuestaria para la financiación de los esfuerzos para involucrar las demandas de los ciudadanos y sus organizaciones en la política europea" (Palabras de clausura del representante de la Comisión Europea Francisco Fonseca, Conferencia sobre “Sociedad Civil y las Drogas”, enero de 2006).

La línea presupuestaria, así nos informaron durante una visita a la Unidad de Coordinación Anti-Drogas de la Comisión Europea el 6 de noviembre de 2006, se iniciaría en septiembre de 2007. La aprobación definitiva la darían los ministros de Justicia e Interior de los Estados Miembros de la UE en abril de 2007. Ello no ha sucedido. No sucederá pronto, debido a ‘desacuerdos sobre ciertos pasajes de la propuesta”, tal como supimos de la Comisión Europea el 19 de abril.

Seguramente seguirá siendo secreto el motivo de estos desacuerdos, que provoca un nuevo retraso en un proceso que ya dura 20 años. Después de todas las promesas rotas y engaños este nuevo paso para involucrar a los ciudadanos en la política con respecto a un tema social extremadamente importante está llegando a ser un gesto vacío. Otra vez.

No se trata de dinero. Aunque sería bienvenido algún apoyo a nuestras organizaciones, no sería conveniente si las organizaciones no-gubernamentales fueramos dependientes de fondos gubernamentales para sobrevivir. Nuestro verdadero interés está en que en una sociedad abierta y democrática como la que Europa pretende ser, los ciudadanos afectados deben ser reconocidos como partenarios con pleno derecho en el proceso oficial en que se toman las decisiones.

Se trata aquí de establecer un diálogo serio entre funcionarios y responsables políticos por un lado y representantes de organizaciones que defienden los intereses de consumidores de drogas, sus parientes, científicos, trabajdores de salud y sociales, el sector comercial legal y otros actores por otro. Basado en referencias a hechos, a lo largo de una lista de temas concretos, acuerdos y fechas tope que deben ser respetados por todos los participantes. Con el solo objetivo de llegar a una mejora de la eficacia de la política de drogas implementada en Europa.

Cuanto más postergan los Estados Miembros de la UE este diálogo, más fuerte se pondrá el llamado por una alternativa. Es la tarea de ENCOD, en cooperación con otros grupos europeos y sobre todo el Parlamento Europeo, que hasta ahora siempre ha apoyado la posibilidad de un diálogo auténtico sobre la política de drogas, desarrollar esta alternativa.

A veces las acciones directas son más eficaces que los métodos convencionales. Los Cannabis Social Clubs como los de Pannagh en España y Trekt Uw Plant en Bélgica son pasos pequeños pero significativos en la dirección de la normalización del consumo de cannabis y otras drogas en Europa. El 25 de abril, Pannagh en Bilbao recibió de vuelta las plantas de cannabis que fueron confiscadas en octubre de 2005 durante una intervención policial contra la plantación colectiva. Un juez local consideró que Pannagh debería ser considerada como una asociación legal y que las plantas deberían ser devueltas. El mismo día, Trekt Uw Plant ganó un triunfo moral en Amberes luego de ser absuelta de la acusación de “asociación criminal”. Las 6 plantas de cannabis con las que fueron encontrados los socios de Trekt Uw Plant cuando fueron detenidos en diciembre de 2006 siguen siendo ilegales de acuerdo al juez, pero la asociación va a apelar esta sentencia.

En la Asamblea General de ENCOD los días 22, 23 y 24 de junio en Amberes, estas y otras estrategias de acción serán ampliamente discutidas. Todos los socios son muy bienvenidos.

Por: Joep Oomen - www.encod.org


 
BOLETIN ENCOD 28
Publicado el 21 de abril de 2007 por encod

UNA CUESTION DE PRINCIPIOS

Los reformadores de la politica de drogas tratan de cambiar leyes que están basadas sobre principios ideológicos, no en la realidad. Por ello nuestra lucha es tan difícil. Partiendo de una posición en la que somos considerados a lo mejor como idealistas, a lo peor como criminales, tenemos que contrarrestar argumentos morales con hechos, prejuicio con transparencia, ignorancia con información. A fines de establecer un pequeño hueco en el muro de la prohibición internacional de drogas que podría provocar la destrucción de la estructura entera tenemos que guardar la paciencia, la creatividad y sobre todo, el positivismo.

En la 50a sesión de la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas que concluyó el 16 de marzo en Viena, se tomó una decisión para incluir los comentarios de ONGs a la Sesión Especial de la Asamblea General sobre Drogas que tendrá lugar en 2009, y para la que se realizará una evaluación "objetiva, científica y equilibrada" de la situación global de drogas. Por supuesto las organizaciones y personas que tendrán el permiso oficial de dar estos comentarios serán cuidadosamente seleccionadas por la Oficina de la ONU sobre las Drogas y el Crimen (ONUDC). Uno de los interlocutores preferidos de la ONUDC en Europa es la plataforma Ciudades Europeas Contra las Drogas (ECAD), creada por unos agentes de policía sueca y compuesta por autoridades locales que son todos partidarios de una política de tolerancia zero.

La inclusión de ONGs es actualmente aceptada como un principio de buen gobierno. Pero mientras que esta participación comparte los mismos puntos de partida erróneos de los gobernantes, deberemos buscar otras formas de hacer llegar nuestro mensaje.

En el próximo mes, la Comisión Europea presentará su marco para un diálogo con la sociedad civil sobre la poltica de drogas en la UE. Antes de que comienza el diálogo (en la segunda mitad de 2007) habra una discusión sobre ello en el Parlamento Europeo, donde Giusto Catania será el responsable del informe. ENCOD está actualmente trabajando sobre un borrador de una propuesta para la estructura de este diálogo, que debería ser lo mas inclusivo y accesible posible.

En toda Europa, ciudadanos que desean obtener un sistema transparente y regulado a fines de proveer cannabis a consumidores son tratados como criminales. El 6 de marzo, cuatro socios de la asociación francesa Barracanna tuvieron que aparecer en juicio por haber vendido semillas de cannabis, haber presentado el cannabis bajo luz favorable y haber consumido. Barracanna había distribuido las semillas y otros materiales para cultivar cannabis esencialmente a personas que cultivan para su propio consumo. El fiscal pidió 15 meses de prisión para el presidente de la asociación y 12 meses para los 3 demás socios. La sentencia se dará el 3 de mayo.

JPEG - 11.4 KB
Cannabis Gran

El 9 de marzo la "Abuela de Cannabis" Pat Tabram (68 años) fue sentenciada a 250 horas de trabajo comunitario y 1.500 euro de multa por cultivar y proveer cannabis para consumidores medicinales en el Reino Unido. El juez informó al jurado que no se podía ni considerar el uso medicinal del cannabis, así que se debía pronunciar el verdicto ’culpable’ basándose unicamente sobre las pruebas.

El 28 de marzo, el fiscal de Amberes, Olivier Lins, demandó la disolución de la asociación "Trekt Uw Plant", establecida por activistas canábicos belgas para facilitar el establecimiento de una plantación colectiva para cultivar dentro de un ambiente seguro y sano. "Trekt Uw Plant" opera sobre la base de 1 planta por socio adulto, lo que está permitido por una directiva ministerial de enero de 2005. Sin embargo, Lins quiere que Trekt Uw Plant será condemnada como una asociación criminal, establecida con el propósito de violar la ley. La sentencia se sabrá el 25 de abril.

Cómo entender la reacción de las autoridades legales en estos tres casos? Quién se beneficia del castigo a las personas que están tratando de crear una alternativa sana y segura al mercado ilegal de drogas? Quién se aprovecha de la constante falta de regulación y control, cúyos bolsillos se llenan con los approx. 400 mil millones de EURO generados por la economía ilegal de drogas cada año? Es que la criminalización de activistas que obviamente carecen de cualquier intención criminal corresponde a una agenda oculta?

Más confusión se genera por los medios de comunicación tradicionales, que resultan tener ningún problema vendiendo informaciones dudosas y manipuladas cuando se trata de las drogas, siempre que se presenta el mensaje "correcto". El 18 de marzo, el periódico británico "Independent on Sunday" publicó un editorial en el que ofreció "disculpas" por su posición crítica con respecto a la prohibición de cannabis tomada hace diez años. De acuerdo al IOS, "las pruebas" les habían llevado a concluir que la potencia del cannabis habia incrementado dramáticamente y ello justificaría su estatus ilegal

El IOS se equivoca gravemente. Los riesgos para la salud se causan y se empeoran precisamente debido al hecho de que las drogas son ilegales. Todo consumo de drogas conlleva riesgos y justamente por ello necesitan ser apropiadamente reguladas y controladas.

Finalmente hay opiniones contradictorias sobre la peligrosidad del cannabis. La revista medical britanica The Lancet publicó el Prohibition23 de marzo un estudio que concluye que el alcohol y el tobaco son mas dañinos. Alguien se atrieve argumentar que estos productos deberían ser prohibidas? La prohibición no ha funcionado jamas, siempre ha llevado al incremento de la potencia de la sustancia prohibida y la violencia asociada con su comercialización. Bajo la ’Ley seca’ en los Estados Unidos en los años 20, el alcohol llegó a ser una sustancia terriblemente dañino y explotó su peligrosidad. Cuando aprenderemos verdaderamente de este error?

ENCOD continuará a oponer el discurso moral con razonabilidad, enfoques represivos con alternativas positivas. Seguiremos el debate en torno al diálogo con la sociedad civil en la Union Europea. Varios socios de ENCOD estarán involucrados en la organización de la Marcha Mundial de Marihuana que tendrá lugar este año en approx. 200 ciudades de todo el mundo, los días 5 o 6 de mayo. La Asamblea General de Socios de ENCOD tendrá lugar en Amberes los dias 22, 23 y 24 de junio. Todos los socios recibirán una invitación en abril.

Por: Joep Oomen - www.encod.org


 
BOLETÍN ENCOD 27
Publicado el 21 de abril de 2007 por encod

VIENNA UNODC

UN AÑO MÁS

En marzo del año próximo, la Comisión de Estupefacientes de las Naciones Unidas (CND) debe presentar los resultados de una estrategia para ‘eliminar o reducir significativamente la oferta y la demanda de drogas ilícitas’, acordada durante la Sesión Especial de la Asamblea General de la ONU (UNGASS) de 1998. Los que hemos seguido la situación en la década pasada sabemos que la única cosa que los gobiernos han logrado reducir significativamente ha sido la atención pública al facaso enorme que las políticas de drogas oficiales han causado. No ha sido difícil para las autoridades burlarse de mucha gente (entre otros los medios de comunicación oficiales) durante mucho tiempo. Pero es imposible burlarse de todo el mundo todo el tiempo.

De acuerdo a las Convenciones de la ONU de 1961 y 1988, el mundo ya debería haber sido libre de drogas en resp. 1986 y 2000. Justo como era el caso entonces, los esfuerzos para combatir las drogas a nivel internacional no habrán sido capaces de producir ningún progreso significativo. En 2008, la explicación oficial va ser que ‘no se ha hecho suficiente para obtener este progreso’. Los delegados gubernamentales y los burócratas de la ONU aplaudirán el consenso internacional detrás de la prohibición de drogas, pondrán una nueva fecha tope en 2020 y se tomarán una copa.

ENCOD ha siempre mantenido que Viena 2008 podría ser la oportunidad perfecta para que los ciudadanos opuestos a la guerra a las drogas reunan sus fuerzas en un esfuerzo para cambiar el curso de la historia. Pero qué probabilidad tiene esta colaboración y qué es lo que se necesita para iniciarlo, un año antes?

Algunas organizaciones estarán involucradas en la iniciativa de la Vienna NGO Committee, un grupo con estrechas relaciones con la Oficina sobre las Drogas y el Crimen de la ONU (ONUDC), para organizar una serie de consultaciones regionales a fines de preparar “2008”. Las consultaciones serán financiadas por la Comisión Europea y el gobierno del Reino Unido. Las organizaciones deben suscribir el Plan de Acción de la UNGASS de 1998, y deben ser “orientados a la abstinencia” o “no solamente orientados a la abstinencia” o representar “jóvenes”, y para ser invitado a ellas, uno. En otras palabras, la ONUDC mantendrá un control firme a fines de no dejar pasar nada de estas reuniones que podría desafiar el consenso.

Otras organizaciones, tales como la International Drug Policy Consortium, una red global de 25 ONGs y centros de investigación, están concentrando su enfoque sobre gobiernos individuales a fines de promover una revisión académica independiente y rigurosa del sistema de control de drogas de la ONU. Si tuviera lugar tal revisión, es bien posible que sus conclusiones podrían servir para cuestionar la lógica básica detrás de las políticas actuales de drogas. Sin embargo, los gobiernos nacionales en Europa no parecen dispuestos a mostrar la voluntad política para sacar esta conclusión. Los diplómatas no están realmente interesados a cuestionar las convenciones internacionales, no importa el sujeto.

Cannabis Social Club Algunas personas concluyen que sería mejor no prestar ninguna atención a la fecha tope de 2008. Ignorarla sería más sano que hacer esfuerzos inútiles para influenciar el proceso. Sería mejor concentrar nuestra energías en acciones locales – tales como los esfuerzos para cambiar la clasificación de sustancias en la legislación local o hacer crecer la aceptación entre la población del concepto de la regulación de las drogas. Las propuestas concretas para mejorar la situación (tal como el concepto de los Cannabis Social Clubs) pueden ser rápidamente negadas por las autoridades con el argumento de que las obligaciones nacionales e internacionales no las permiten. Pero pueden ser aceptadas por la opinión pública, y así el apoyo para la reforma de la política de drogas incrementará de abajo hasta arriba, como uno de los elementos decisivos en un proceso de transformación cultural hacia una sociedad más abierta y tolerante.

En los 14 años de su existencia, ENCOD ha tratado siempre de promover tanto las acciones locales, mediante el intercambio y la comunicación entre los socios, como también actividades de lobby internacional, mediante nuestra presencia a los niveles más altos de la elaboración de las políticas de drogas. En nuestro mensaje, defendemos el derecho de cultivar todas las plantas naturales para el uso personal y fines no-comerciales, como el inicio de una política de drogas de tolerancia zero punto uno, la que podría ampliarse por gobiernos locales y/o nacionales en caso de que deciden hacerlo. También insistimos en el hecho de que las políticas de drogas deben promover la salud y la seguridad para todos los involucrados y sus entornos, y que la prohibición de drogas está logrando precisamente lo contrario.

Este mensaje no es nuevo. En realidad es una cuestión de sentido común. El grupo de burócratas que todavía está dispuesto a representar el ‘consenso’ detrás de las actuales políticas de drogas, es cada vez más pequeño. Y la frustración de las autoridades locales que deben sufrir las consecuencias es cada vez más grande. Deben ser invitados a hablar, justo como también varios miembros de parlamentos nacionales y el europeo que piensan de forma similar.

Viena 2008 es una oportunidad para plantear el comienzo de una nueva política de drogas a través de la organización en toda Europa de eventos locales con cultura y humor, eventos informativos con la participación de políticos y expertos, y en Viena de una feria con productos legales y sanos hechos a base de plantas prohibidas y una manifestación grande alrededor del cuartel general de la ONU. No hay límites a lo que podríamos imaginarnos colectivamente.

Los próximos meses serán cruciales para definir si y cómo ENCOD puede jugar un papel en la preparación de la campaña para Viena 2008. El secretariado de ENCOD está concentrando sus esfuerzos para asegurar la financiación del presupuesto para 2007 – asi que la organización para Viena 2008 podría comenzar en junio. Contamos con todos los actuales socios de cumplir con sus obligaciones e invitamos a todos los ciudadanos, organizaciones, tiendas o compañías europeas que deseen apoyarnos a hacerse socio.

Antes del primero de julio se organizará una Asamblea General de Socios donde se tomará una decisión final con respecto al futuro de ENCOD y la campaña de Viena.Se necesitarán propuestas prácticas y realísticas. Hagamos todo para que no nos burlarán una vez más.

Por: Joep Oomen - www.encod.org


 
BOLETINES 1 A 26
Publicado el 10 de febrero de 2007 por Webmaster

05. Prensa
Informe sobre la Comisión de Estupefacientes de la ONU
Publicado el 14 de marzo de 2014
Un grupo de quince activistas de Austria, Alemania, Eslovenia, República Checa, Italia, Países Bajos, Francia, España, Irlanda y Bélgica estuvieron y repartieron pegatinas, recordando a los delegados lo que pensamos acerca de la guerra contra las drogas y el derecho a elegir su propia medicina y su fuente de energía y cultura . La autorización (...)

The European Coalition for Just and Effective Drug Policies, is a pan-European network of currently 140 NGO’s and individual experts involved in the drug issue on a daily base. We are the European section of an International Coalition, which consists of more than 200 NGOs from around the world that have adhered to a Manifesto for Just and Effective Drug Policies (established in 1998). Among our members are organisations of cannabis and other drug users, of health workers, researchers, grassroot activists as well as companies.


Secretariat: Haantjeslei 213 | 2018 Antwerpen | Belgium | Tel: +32 (0)495 122 644 | E-mail: office@encod.org
© Encod.org 2014 :: Design by: Navetrece.com